X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Telepolítica

Nunca conocí a un idiota divertido

Publicada 03/04/2017 a las 06:00 Actualizada 02/04/2017 a las 21:55    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 76

Ha nacido una estrella

José Miguel Contreras analiza las declaraciones del asesor del Gobierno de Murcia.

José Miguel Contreras
Desde hace unos días se ha extendido un intrincado debate político en España respecto a los límites del humor, tras la ridícula condena de la tuitera Cassandra Vera. En realidad, lo complejo de la discusión viene por la permanente inclusión de argumentos que poco o nada tienen que ver con los contenidos humorísticos. Por esta deriva, nos hemos apartado demasiado de la cuestión original y acabamos hablando de libertad de expresión, de enaltecimiento del terrorismo, del impacto de las redes sociales, de la estulticia humana y, como siempre, apagamos las luces cada vez que necesitamos aclarar un asunto al introducir el debate partidista e ideológico en mitad de todo. Da la sensación de que cada vez que los medios abordan el debate, cada uno de los contertulios habla en un idioma diferente. Independientemente de que lleven o no razón en sus argumentaciones, lo cierto es que no hay quien se aclare. Me permito intentar aportar mi personal punto de vista sobre la polémica planteada respecto al humor y a los posibles límites que se le pudiera imponer:

1. El humor es uno de los más apreciables signos de inteligencia. La historia de la literatura y el cine está repleta de personajes capaces de, en los momentos de mayor tensión en los que el ser humano tiene justificado derecho al decaimiento, recurrir a encaramarse al humor como una pequeña atalaya desde las que divisar el problema desde una mejor perspectiva. Lo malo es que es común encontrar a solemnes estúpidos creerse capaces de ser graciosos.

2. El humor es una aspiración, no una constatación. Que alguien diga que hace humor no guarda relación alguna con que en realidad lo haga. Hacer humor es aspiracional, aunque en la mayor parte de los casos acaba en intento frustrado.

3. El límite del humor sólo existe en quien lo encaja mal. Es absurdo pretender censurar o limitar a un cómico. Su faceta creativa tiene que ser un pasapuré en el que se introduce la realidad cotidiana. O se utiliza el pasapuré o no se utiliza, no cabe estado intermedio. No hay marcha atrás. El resultado no se conoce hasta que no acaba el proceso. Dicho en términos gastronómicos actuales, el humor es la deconstrucción de la realidad. Que te guste más o menos cómo queda el plato es cuestión del gusto del comensal.

4. El humor ayuda a la justicia social.  Una de las grandes virtudes del humor es que nunca funciona bidireccionalmente. Carece de toda gracia el que los poderosos intentaran hacer comedia de los desfavorecidos, que los machistas pretendieran hacer chistes de las mujeres, que los racistas quisieran burlarse de los inmigrantes, etc.  A la inversa, sin embargo, es una gozada. ¡Qué divertido resulta reírse de los abusos de los poderosos, de los que practican la desigualdad o de los delincuentes que se aprovechan del ventajismo!

5. El precio a pagar del poder y la fama. La atracción que provoca en muchos hombres y mujeres el acceso al poder, a la fama y a profesiones con amplia proyección social es comprensible. Se gana más dinero, la vida resulta más cómoda y fácil y se accede a todo aquello que se desea por la vía más directa. La fama, en realidad, solo tiene un pequeño elemento negativo. Convierte a la persona en un personaje público sometido a escrutinio público y al juicio crítico de los humoristas. Me parece un precio muy bajo teniendo en cuenta las injustas ventajas de las que disfrutan.

6. El efecto demoledor de la crítica humorística. En mi experiencia profesional de más de 30 años dedicado a los contenidos de comedia en los medios de comunicación, aún hoy me sigue sorprendiendo el impacto que supone en muchos “ciudadanos VIP” el verse sometidos a la sátira pública. He escuchado a alguno de los políticos más importantes de España, a alguno de los periodistas más conocidos y a alguno de los banqueros más poderosos de la historia suplicar árnica al darse cuenta de que su capacidad de influencia no era suficiente para frenar el cachondeo generalizado provocado por alguna pieza humorística. En todos los casos, se produce siempre una coincidencia. Lo que más les hunde es el impacto que el humor produce en su entorno más cercano, acostumbrado a las tensiones que surgen en la lucha por el poder, pero descolocado ante la irrefrenable fuerza del ridículo social.

7. Los motivados megafoneros de Twitter. La irrupción de las redes sociales ha permitido la aparición de nuevas voces que han roto el reduccionista modelo mediático tradicional. La pena es que ese interesante fenómeno ha conllevado algunos efectos colaterales.  Lo cierto es que se nos ha facilitado a la ciudadanía un megáfono por el que decir lo que veníamos repitiendo toda la vida, aunque ahora suena más fuerte y, a menudo, con un tono y un timbre no siempre agradables. Antes, los que no tenían capacidad alguna de difundir sus puntos de vista se limitaban a hacerlo en la barra de un bar, en mitad del bocadillo en la oficina o en el comedor de casa. Han aparecido nuevos grupos de animosos provocadores a base de insultos, humillaciones, reprobaciones, amenazas, … amparados en el anonimato. En realidad, su capacidad de comunicación es tan escasa como lo era hace años, pero han encontrado un curioso y fiel colaborador en quienes amplifican los más lamentables comentarios para justificar su teoría del proceso de deterioro social del que se convierten en su más firme colaborador desde ese instante. Desgraciadamente, muchos de estos motivados megafoneros han pensado en convertirse en agudos cómicos imparables. Encomiable esfuerzo. Sólo les falta tener gracia.

8. El abismo entre el humor y el sarcasmo. El castellano permite encontrar interesantes aclaraciones a problemas aparentemente difíciles de desenmarañar. Una curiosa diferencia que marca el diccionario en relación al humor tiene que ver con la abierta grieta que separa términos que habitualmente utilizamos como sinónimos. Por ejemplo, la ironía marca la utilización del humor en estado puro. Hablamos de burla disimulada, de jugar con el doble sentido, con sacar la realidad fuera de su contexto para buscar su vertiente cómica. Por el contrario, el sarcasmo utiliza el humor no como fin, sino como instrumento. El fin real es la ofensa, el daño. A veces, resulta complicado distinguir la intención de origen de quien busca el humor como fin o quien lo instrumentaliza para provocar dolor. Pero hay multitud de ocasiones en las que la mala fe en la intención es manifiesta, notoria y debe ser reprobada y castigada, pero siempre desde el humor.

9. El humor bestial. Me encanta el humor desaforado que provoca impacto en quien lo escucha. Es sin duda uno de los subgéneros de la comedia más difíciles de poner en práctica. El problema, de nuevo, lo resuelve la gramática. No nos liemos. El humor es el sustantivo y bestial es el adjetivo calificativo. Es decir, ante todo y primordialmente tiene que haber humor, lo que nos devuelve al principio, tiene que ser gracioso. El hecho de usar el exceso puede garantizar el efecto impactante en quien nos escucha, pero en ningún caso conlleva comedia alguna. El mal gusto, la zafiedad, la barbaridad, la escatología pueden tener vertiente cómica, pero, por desgracia, es muy habitual que carezcan de ella.

10. Una materia prima inagotable. Hay que reconocer que, pese a que en España contamos con un extraordinario plantel de cómicos y humoristas, se mantiene un impresionante y extendido intrusismo profesional. No hay día en el que nuestro colectivo de VIP (políticos, artistas, periodistas, famosos en general, etc.) no nos ofrezcan material de humor de primer nivel que no necesita aditivo alguno. Como los mejores alimentos naturales, no hacen falta salsas ni condimentos. A la plancha y con un poquito de sal. ¿Cómo se supera el grandioso sketch televisivo emitido la pasada semana en la televisión murciana? Me refiero al protagonizado por el asesor de prensa del gobierno de Murcia, José Antonio Martínez-Abarca. Ninguna dramatización hubiera nunca alcanzado tal nivel de comedia. Sus movimientos, su dicción, su lenguaje no verbal y sus exquisitas declaraciones, con sus güevos siempre presentes, suponen un ejemplo inequívoco de la permanente e inagotable materia prima de comedia con la que contamos en este país. Somos muy afortunados.

Nota final:  Condeno abiertamente la sentencia de cárcel de un año de la tuitera Cassandra Vera. Carece de todo sentido considerar enaltecimiento del terrorismo los textos juzgados y más aún si se tiene en cuenta la falta de intención criminal de la autora. Firmaría abiertamente una petición ciudadana de anulación de la resolución judicial. También firmaría una carta aconsejándole que renunciara a su ingreso en el gremio del humor. Creo sinceramente que la intención de sus tuits no es delictiva, ni de mala fe. Pero me parece indudable que no son humor. Ni por asomo. Gracia, lo que se dice gracia, no tienen.


Hazte socio de infolibre



37 Comentarios
  • La mosca La mosca 05/04/17 10:06

    A lo largo de mi vida he conocido españoles de casi todas las regiones, también murcianos y mi en trato con ellos he comprobado que son generosos y amables. Para encontrar un espécimen como el de la foto hay que buscarlo, y en el PP son genios encontrando  semejantes energúmenos, los tienen de todas las regiones para sacarlos a decir sandeces y amenazas cuando les falla el argumentario. Tienen como ejemplo al señor Hernando, maestro de la estulticia y la amenaza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 04/04/17 09:17

    Sólo un apunte personal: el humor depende tanto del emisor cuanto del receptor. No comparto por tanto la afimación 4ª. Según el entorno donde se cuente un chiste, por ejemplo, es o no gracioso. He visto cafres (y no tan cafres) riéndose de chistes machistas, racistas, reduccionistas. Aún recuerdo el chiste de infinito mal gusto en la película "Philadelphia". Hubo a mi alrededor quien se rió. No mucho. Como dice el gran Krahe "un "je" chiquitín, de media comisura". Pero un "je" al fin y al cabo. Reírse del diferente es tan fácil como esbozar una sonrisa cuando alguien tropieza y se trastabilla. Conozco gente que no se ríe de/por nada. Y quién se ríe de/por cualquier cosa. Se suele acusar de falta de sentido del humor al receptor, no al emisor (a quien se le dice de forma más castiza que no tiene ni p... gracia, ojo que no p... humor) porque en el fondo humor es descarnar la vida y ver si somos capaces de reínos de los huesos. Yo tampoco le veo la gracia a algunos chistes o comentarios. Pero con otros me parto aunque sean políticamente incorrectos. Soy hijo de mi educación, pero prefiero seguir teniendo el fiel de la balanza muy escorado hacia las cosas de las que me río, aunque no sea del todo correcto hacerlo. Empiezo por mí cada mañana. Es sanio. Y ayuda a desdramatizar la vida que ya es bastante jodida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 20:57

    A ver quién confiesa a un Papa, perdón. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Damas Damas 03/04/17 20:40

    Leñe, acabo de darle al "enviar " al mío anterior y veo el de jorgeplaza, en caso de coincidir en algo con el de él, todavía no lo he leído, aseguro que no he copiado, ni de reojo, de verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    0

    0

    • jorgeplaza jorgeplaza 03/04/17 20:42

      No hay de que extrañarse, Damas: como la verdad es única, todos los que estamos en lo cierto coincidimos. (Es broma... hasta cierto punto).

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      0

      0

      • Damas Damas 04/04/17 01:07

        jorgeplaza, no es con ánimo de vengar correcciones pasadas (por un acento en un caso similar) hasta es posible que mi duda sea infundada, pero pregunto: ¿en la frase del com. 64: "No hay de que extrañarse" no debería ir acentuado el -qué-? Sólo pasaba por aquí y releía un comentario afable.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • Damas Damas 03/04/17 20:51

        ¿Es una característica de la añada del 53, o sólo coincidencia puntual?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        0

        0

        • jorgeplaza jorgeplaza 03/04/17 20:54

          Tampoco se puede estar en desacuerdo en todo. Y la cosecha del 53 fue buenísima.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 03/04/17 21:03

            Sobre lo de la añada del 53 ¡sí lo sabré yo! No, no tengo abuela, ni tan siquiera pudieron conocerme.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

          • Damas Damas 03/04/17 20:57

            Pues esta vez ¡bingo! en el comentario 68.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

  • phentium phentium 03/04/17 18:06

    Los arboles no nos dejan ver el bosque.................el tema Cassandra, aun siendo lamentable, no es lo peor. Lo peor es que en este siglo, despues de 40 años de haber dejado atras (creo....) una dictadura, existan jueces con esa mentalidad de censor. Y aun peor, leyes en las que esos administradores de esas leyes (un juez es alguien que administra justicia, no leyes) se pueden apoyar para argumentar sentencias que le hacen a uno sentir verguenza de manifestarse como español. El debate autentico no esta en si Cassandra tal o Cassandra cual. El debate autentico esta en si magistrados de esa "sensibilidad" deben estar administrando las leyes (insisto en que un juez es otra cosA). Y ya ampliando un poco el foco tambien deberiamos debatir acerca de si un magistrado con carnet de partido politico puede o no puede administrar justicia. Los jueces tienen sus propios partidos o grupos de poder dentro de la magistratura y a traves de ellos es como deberian canalizar sus preferencias politicas. Este pais atrasa a marchas forzadas hacia un sistema mas propio de Africa -con excepciones- que de Europa. Gracias Rajoy y PP por hacernos ir hacia atras.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 03/04/17 17:09

    Defender el humor al tiempo que se practica la censura.... hummmm.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AML AML 03/04/17 15:12

    Me parece justo decir que hoy el artículo del Sr Contreras me ha parecido bien y que valoro positivamente su esfuerzo neuronal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 21 Respuestas

    0

    0

    • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 15:37

      Ya no me acuerdo. Lo que no quisiera que le pasara inadvertido son los dos hechos fuera de lo común,  por lo excepcional,  de que han sido testigo estas páginas durante su ausencia. Por vez primera hablé ex-cathedra: nombré a Mariano Rajoy "persona imbecillis cum stultitia plena". Y, hablando de infalibilidades, el otro suceso excepcional (es de chivato, pero me da igual) es que jorgeplaza se equivocó de preposición en un verbo con complemento de régimen. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 20 Respuestas

      0

      0

      • jorgeplaza jorgeplaza 03/04/17 20:17

        Supongo que el error en el verbo con complemento de régimen se refiere a la frase "estemos solos al no ser capaces" y que la preposición debería ser "en" y no "a".

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 6 Respuestas

        0

        0

        • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 20:26

          No. Me refería a cuando usted escribió, hace unos días, "ocuparse en". Lo correcto sería "ocuparse de". Ya ve a qué extremos hay que llegar para pillarle en un renuncio. Espero no haberle molestado: he hecho broma a su costa, pero no mofa. Saludos. 

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 5 Respuestas

          0

          0

          • Damas Damas 03/04/17 20:37

            Con miedo al ridículo (al mío), pienso que si puede ser que dependa del significado acepción del "ocuparse", por favor las correcciones con suavidad, que sí no, no aprendo, sentido de entretenerse, pasar el tiempo, ejemplo: haga usted el favor de ocuparse en hacer encaje de bolillos ¿sería correcto "en"? en el sentido de hacerse cargo, preocuparse, ejemplos: preocuparse de encargar las magdalenas, preocuparse de la salud espiritual de la congregación ¿correcto?. ¡¡¡ M.T ayuda !!!

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 2 Respuestas

            0

            0

            • M.T M.T 03/04/17 20:57

              Damas, querida, estoy ocupada en y seriamente preocupada por si con la progración religiosa on line desaparecen las hermanas torneras y me privan de las deliciosas dulzainas con las que acompaño mis cafetuelos, aunque luego me obligue a la penitencia correspondiente por tales desmanes. Un abrazo.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              0

              0

              • Damas Damas 03/04/17 21:10

                Tranquila, M.T no creo que las nuevas tecnologías nos priven de las delicias que citas y de otras. Su Santidad debió de retirarse de los comentarios al citado artículo antes de leer nuestra humilde aportación-sugerencia sobre la Telequinesis (además de la Telepatía). Ya verás como de todas formas, se pongan como se pongan las nuevas cosas esas, nos las podremos ingeniar ya sea con la doble Tele...... o visitando algún escondido reducto dulzainero. Otro abrazo.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

          • jorgeplaza jorgeplaza 03/04/17 20:33

            No me ha molestado en absoluto... pero discrepo. Copio íntegro más abajo el artículo del Panhispánico de dudas. Aunque no recuerdo exactamente el comentario, es casi seguro que el caso cae en el apartado a) y entonces se pueden usar tanto "de" como "en". Sigue artículo: "Ocupar(se). Como pronominal, presenta dos significados, a los que corresponden construcciones distintas:a) Cuando significa 'dedicarse a un trabajo, ejercicio o tarea', se construye con un complemento encabezado por en o de: «Sara se ocupa en desempacar las copas» (Leñero Mudanza [Méx. 1979]); «Se ocupaba de repartir consignas» (Rojo Matar [Esp. 2002]).b) Cuando significa 'prestar atención o cuidados a alguien o algo', se construye con un complemento introducido por de: «En lugar de ocuparse de su cliente, se acerca a la ventana» (Gambaro Sí [Arg. 1981]); «Tengo que ocuparme de los geranios de la cocina» (Vilalta Nada [Méx. 1975])."

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 20:52

              Lo cierto es que no recuerdo ya qué seguía al "ocuparse en", pero juraría (aunque está feo) que se trataba de un caso en que era incorrecto. Le confieso (es también una manera de hablar porque a ver quién confiada a un Papa) que también lo hube de consultar en su momento. En todo caso, esté quien esté errado, gracias. 

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

      • Laila Laila 03/04/17 17:13

        Excelsa santidad, he revisado atentamente los comentarios 10 y 17 y no encuentro la susodicha preposición. Debe ser que soy de ciencias, jajaja. ¿Podría indicar a sus abnegados súbditos donde se ha cometido tamaña ofensa a nuestra gloriosa lengua? /// Sobre el tema que nos atañe, encuentro espantoso que sentencien prision por escribir unas frases que no son amenazas ni mentiras, que creo que  es el único límite que debería existir.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 8 Respuestas

        0

        0

        • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 18:40

          Es que no ha sido hoy. El hecho es tan excepcional que no se ve todos los días. Lo digo en serio. Espero que jorgeplaza tenga buena mandíbula, como decimos en el boxeo, y no se ofenda. Me llamó la atención, simplemente. Como siempre que se enfada parece ocuparse en la estricta corrección ortográfica y sintáctica de sus contertulios me resultó simpático constatar que todos somos falibles. Y ya debería haber encontrado usted el gazapo. Salut.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 7 Respuestas

          0

          0

          • AML AML 03/04/17 18:46

            Santidad: Déjese de mandíbulas, golpee en el hígado. Los entendidos siempre dicen que "en el hígado no las toma nadie". Es un consejo de hereje fullero.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 6 Respuestas

            0

            0

            • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 18:48

              No, si lo del boxeo lo he puesto para acojonar. Por si acaso. Yo qué leches voy a boxear.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 5 Respuestas

              0

              0

              • Damas Damas 03/04/17 18:57

                La aspirante al puesto de avispa (a su bola, mejor a su aire) apunta si en lugar de boxeo, por haber creído oír campanas lo que procedía era la esgrima. Su Santidad, sobre lo del nuevo puesto, si hay que renunciar al obrador, al torno, o a las dos actividades, usted tiene la decisión.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 2 Respuestas

                0

                0

                • Inocencio XIV Inocencio XIV 03/04/17 20:21

                  Si tomó nota de la  excelente colaboración de Ángel Lozano " Hackers a la ayuda de Dios", o algo así, lo que debemos hacer es sacarnos un máster en programación y empezar a repartir hostias (Gambas de Palamós en nuestro caso), administrar sacramentos, etcétera a través de La Red. Se han acabado tornos, convertidos ahora en "call-centre" y repostería, con lo que engorda.  

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 1 Respuestas

                  0

                  0

                  • M.T M.T 03/04/17 20:50

                    Discúlpeme Su Santidad Inocencio, pero además de no descartar esos nuevos aprendizajes en programación litúrgica online, no sé si podré prescindir de la repostería monjil o conventual  y de los tornos correspondientes en los que puedo adquirirla, con independencia de que deba someterne a continuación a la debida penitencia tras el goloseo de la dulzaina. Guardo buen recuerdo de los hojaldres de esa tierra ampurdanesa que Su Santidad tan bien conoce. Siempre habrá fieles hermanas que nos abastecerán, aunque sea virtualmente, de tales exquisiteces..

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    0

                    0

              • AML AML 03/04/17 18:51

                Yo tampoco, pero he aprendido de los perros pequeños que hay que ladrar mucho para hacerse respetar,  y correr más por si la cosa se pone fea.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                0

                0

                • Sancho Sancho 03/04/17 20:21

                  ¡¡Jajajajajaja, que me troncho!!

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  0

                  0

      • Sancho Sancho 03/04/17 15:43

        Jajajajaja!!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • AML AML 03/04/17 15:43

        Me preocupa en gran medida que jorgeplaza esté a régimen. Ya decía él que era gordito y feo, pero no creí que la cosa fuera tan grave. ¡Convoque urgentemente un solemne gambeum!. Paga Cepeda.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        0

        • Jesc Jesc 03/04/17 17:15

          Jajajajaja. Han estado ustedes ustedes sembrados.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

        • Sancho Sancho 03/04/17 15:44

          ¡¡Jajajajaja!!, por favor...apiádense de mi próstata...¡¡que me meo de risa!!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

  • Makoki-2 Makoki-2 03/04/17 14:08

    No me ha hecho ninguna gracia los twits de Casandra, pero me ha hecho "menos puta gracia" el chiste del tribunal ese. Porque lo de impartir Justicia, debe ser un chiste, ¿no? Como el del Urdangarín, que tampoco me ha hecho puta gracia, ni el de los pájaros de Bankia que vuelan libres, ni el del pabellon para el "funcionario" del PP, ni tantos otros casi siempre protagonizados por los "humoristas" del PP. ¿Os acordais de Hernando y sus gracietas?...Es pa tirarle al pilón, o aplicarle lo de la cámara de gases entre carros y sin techo que inventó Gila. ¡Ese sí que era un humorista!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vibebilbao vibebilbao 03/04/17 14:00

    Pues yo me he reído de muchos idiotas.Lo que pido es que pongan algún tipo de remedio para que los idiotas no se dediquen a la enseñanza, por lo menos la pública. Por ejemplo elevar el listón y la preparación para ser profesor de niños y jóvenes.El otro debate difícil definir es hasta dónde la comunicación en internet es pública y ataca las libertades ajenas, o una expresión libre en una conversación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • R12 R12 03/04/17 13:59

    Los tuits de Cassandra son humor, y no lo digo yo, sino tú mismo en el punto 3, porque, ¿Quién te dice a ti que a nadie le parecieron graciosos esos tuits? ¿Quién te dice a ti que a un mocoso de 13 años no le hizo gracia, por ejemplo, o a un abuelete que sufrió a Carrero Blanco en sus tiempos? Recuerdo un graffiti escrito en los baños de mi facultad que decía "Arriba Franco como Carrero Blanco", y a mi me hacía gracia... También hay que entender la edad de Cassandra cuando escribió esos tuits... algunos de ellos de cuando tenía 16 y 17 años, donde el humor es más infantil y desmedido. Ninguno de nosotros podríamos asegurar qué es humor y qué no, tal y como se intuye de tu punto 2 del artículo, así que no me parece bien ir por ahí repartiendo carnets de "humorista". Por lo demás, me ha gustado mucho tu arlo. Enhorabuena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre