X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Muy fan de la pasión del expresidente de Murcia

Publicada 10/04/2017 a las 06:00 Actualizada 09/04/2017 a las 20:00    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 9

Semana Santa, los pasos procesionales escenifican la pasión de Cristo y yo caigo en la cuenta de que, durante todo el año, creyentes y no creyentes, asistimos al desfile de la imaginería política –ellos esculpidos en carne mortal– por las calles, por las radios, por los diarios, por las televisiones. Los representantes públicos, a golpe de corneta, de pínfano, trompa y tambor, nos hacen partícipes de su pasión y se nos pone la piel de gallina al presenciar la escenificación de tanto sufrimiento en su sacrificio por el pueblo. Muy fan.

En las últimas semanas, el vía crucis de Pedro Antonio Sánchez ha sido uno de los pasos más concurridos. El paisanaje ha seguido, asomado al balcón de los medios y movimiento a movimiento, su recorrido hacia la dimisión.

El que firmara un pacto con Ciudadanos para gobernar, acuerdo que incluía la inmediata dimisión de aquel que cayera en el pozo de la imputación, se vio en la tesitura de hacer aquello tan poco propio de la política que acostumbramos a ver, adecuar los hechos a la palabra dada:

"Si al final la Justicia dictaminara una imputación por el 'caso Auditorio', yo dimitiría. Porque cumplo lo que firmo y cumplo mi palabra, y no esperaría que nadie me lo pidiera", dijo Pedro Antonio.

En aquel tiempo, sonó su afirmación mucho más solemne, pero igualmente cargada de buenos propósitos, que aquella declaración de intenciones de Los Sirex: “Si yo tuviera una escoba, cuantas cosas barrería”. Pero, llegada la hora de la verdad, ni con la susodicha escoba del revés, junto a la puerta de la calle –costumbre que practicaban las abuelas para librarse de las visitas con resistencia a marchar–, había quien desalojara a Pedro Antonio del trono murciano.

A todo esto, en la mitad del camino de Pedro Antonio hacia el calvario, sonaron estruendosas las palabras de José Antonio Martínez-Abarca, asesor de Cultura –ojo al dato– del Gobierno murciano.

Poseído quizás, José Antonio, por el demonio de la tertulia encendida y, viendo que se estaba poniendo en duda el decoro de una escena acaecida en territorio murciano: un dirigente del partido regional de cañas con Pérez Templado, el juez instructor de uno de los casos que afectan a su presidente, se dirigió al contertulio de Podemos, taza en mano, en una versión murciana del fenómeno Grey, 50 sombras sado-oscuras de Martínez- Abarca para exclamar:

“Usted quiere que le estampe esto en la cabeza. Quiere usted eso”.

Y, tras explicar a la audiencia que media Murcia es del PP, hizo Martínez-Abarca a pulso una levantá, de voz, para defender enérgicamente la normalidad del aperitivo cuestionado:

“¡Se puede tomar copas con quien le salga de los huevos, de los huevos. Pero esto qué es!”.

Para este momentazo cultureta del asesor cultural vendría muy bien, de nuevo, la banda sonora de Los Sirex con su canción Brindis:

“Por la vieja amistad
a brindar, a brindar
los amigos de ayer
a beber, a beber”

De vuelta al viacrucis y alcanzada la fecha ultimátum de Ciudadanos, llegó la hora. Pedro Antonio, con esas dos causas, Auditorio y Púnica, que le atraviesan como clavos las palmas de las manos, fue empujado al sacrificio injusto, a la dimisión voluntaria– sin pedírselo Génova para amarrar el gobierno de la comunidad, ni nada de eso, malpensado el que lo piense– y lo hizo casi en el último minuto antes de la mocioncica de censura, cual Sergio Ramos.

Después de sufrir tanto martirio mediático, político y judicial, el líder renunció al poderío para sacrificarse por los murcianos –ellos lo hacen todo siempre por los ciudadanos– y tomó, motu proprio, la decisión que con tanto fervor había aplazado.

Pedro Antonio no se fue porque lo hubiera prometido, no por coherencia con su propia declaración, no por responsabilidad política, no, él abandonó el puente de mando para librar a su pueblo del tripartito herético.

Pero, conservando, eso sí, el escaño y la presidencia del partido en la región y dejando su cargo, además, en manos de un apóstol de confianza, López Miras. Pedro Antonio dimitió con la esperanza de la resurrección política.

El de Murcia ha sido el vía crucis más sonado de las últimas semanas, pero no es el primero ni será el último. Esta película la hemos visto mil veces y no es de romanos. La historia trata de la flexibilidad extrema para alterar el contenido de lo declarado, de la laxitud para decir una cosa y hacer otra, de la frescura para prometer algo y no cumplirlo con ese donaire para exigir de los demás una reacción inaplicable en la experiencia propia, seguro que han visto este clásico que se repite una y otra vez, es parte de nuestra tradición, como las torrijas.

Y, tantas veces hemos asistido ya a la pasión de un político en el calvario de tener que dar explicaciones, que nos sabemos el recorrido de memoria, cada arrancada, cada parada, el ritmo con el que los suyos harán bailar a la imagen y el balcón desde el que le cantará una saeta el creyente más fervoroso, al que la voz emocionada le saldrá de… las tripas, que no de aquel otro lugar mencionado por Martínez-Abarca. Dejemos los huevos para la Pascua.

Con lo fácil que sería para estos representantes dejar de improvisar y seguir al pie de la letra su propio guión para dar imagen de coherencia y van y se lo saltan por amor al pueblo… No se puede ser más bueno. Al cielo con ellos. Muy fan
LA AUTORA Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



9 Comentarios
  • monchofer monchofer 12/04/17 20:26

    Como bien dices ya hemos y seguiremos asistiendo a pasiones protagonizadas por politicos,pero muy pocos han sido crucificados politicamente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • dlemadevesa dlemadevesa 11/04/17 10:05

    Gracias por Tú artículo, una bocanada de humor en estos tiempos oscuros políticamente siempre bine muy bien

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • crrumo crrumo 10/04/17 11:56

    Raquel los lunes al sol en Murcia se hacen mas llevaderos tras tus articulos, y no veas lo que me ha gustao este, solo comentarte que el tal Martínez Abarca en su alocución con taza en mano, se dirigió a un contertulio del PSOE, es lo de menos. Gracias por tu articulo y palante.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • estovamal estovamal 10/04/17 10:19

    Sería horrible soportar un lunes, y el martes y asi hasta el domingo por la noche, sin tus fan-tásticas ironías.                                                                    (Si me lo permites, chirría un poco eso del "pínfano". Lamento molestar con un comentario así).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Delgiot Delgiot 10/04/17 10:06

    Muy fan tuyo, Raquel. Gran artículo como siempre. Me encanta el enfoque humorístico, aunque me temo que ya no importa cuál le demos: si mañana se presentase este sujeto a las elecciones volvería a ganar. Somos asi de idiotas y ya nos hemos acostumbrado a la corrupcion (palabra, por cierto, que ha perdido todo su significado por desgaste de uso: cuando oyes esa palabra, ni fu ni fa).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jositochema jositochema 10/04/17 10:06

    Hola.Por escritos como este y por otros muchos más, merece la pena seguir siendo socio de INFOLIBRE.Que grandes de verdad.LO PEOR ES QUE TODOS LOS VOTANTES FERVOROSOS DE TODA ESTA PANDA DE CHUPONES IGNORANTES, NO LEEN ESTAS COSAS, Y ASI NO PIERDEN LA FE.A nosotros nos queda cargar con esta cruz.Gracias a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Isleña Isleña 10/04/17 08:09

    "cada arrancada, cada parada, el ritmo con el que los suyos harán bailar a la imagen......."El problema Raquel es que no son "los suyos",somos todos los españoles contra nuestra voluntad los que tiramos del paso,a los que nos hacen por la fuerza bailar a esa virgen aunque no creamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • abitalola abitalola 10/04/17 08:00

    Muy bien por el artículo. Solo desde la ironía se puede enfrentar esta realidad caricaturesca

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Losvaize Losvaize 10/04/17 07:40

    Desde el artículo de "recuerdos del verano", el que más me ha gustado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Necesitamos salir de Matrix

    La idea de cómo la percepción puede construir realidades paralelas ha sido un clásico en la historia del pensamiento. Conforme la escalada de tensión vivida en Cataluña ha ido aumentando, hemos tenido la sensación de vivir en la caverna platónica.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    La ley como contrapoder

    La necesidad de impedir que el mundo se deshaga cobra de nuevo actualidad en el vértigo de estos años.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La sequía

    La sequía de información acerca de lo que no es el asuntazo ha robado protagonismo a algunos personajes que otrora nos arrebataron el corazón, las portadas y el dinero público.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre