X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Esa gente que sólo pone su grano de arena si es para enterrar a otro

Publicada 03/05/2017 a las 06:00 Actualizada 03/05/2017 a las 01:30    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 100

“No hay peor sed que la que se tiene en un desierto con vistas al mar”.


En un país devorado por los saqueadores, la corrupción tiene mil rostros, los de quienes planean juntos el golpe y se reparten el botín, los de quienes encubren, callan y otorgan, miran para otro lado o se llevan su parte; gente tóxica, cínica, pérfida y, en resumen, esdrújula en el mal sentido de la palabra; altos cargos de bajos instintos, cuyos nombres y apellidos repiten los medios de comunicación "igual que los espejos rotos muestran / cien caras más pequeñas" del que se mira en ellos, como dice el escritor John Donne en uno de sus poemas, una vez más puestos a mano del lector gracias a la Antología bilingüe que acaba de publicar la editorial Alianza.

El autor londinense, que publicó su obra en la misma época que Shakespeare y Cervantes, compuso muchos versos memorables, en los que hay expresiones que han hecho fortuna, como “por quién doblan las campanas” o “ningún hombre es una isla”, y si en lugar de inglés hubiera sido español, no desentonaría entre sus contemporáneos del Siglo de Oro, lo mismo que la propia España no lo haría entre los Gruyere, Valle d'Aosta, Emmenthal y otros quesos con agujeros, gracias a la plaga de ladrones que a menudo nos gobierna. Sólo en el Partido Popular, hay más de ochocientos casos, según ellos, todos aislados.

Hay un proverbio que dice que se puede impedir que alguien robe, pero no que sea un ladrón. Seguro que es verdad y lo que está en la naturaleza de las personas no se puede evitar, pero también es cierto que la falta de honradez es una enfermedad contagiosa y muchos meten la mano en la caja fuerte del dinero público tal vez porque se lo han visto hacer a sus jefes sin que les pasara nada.

¿Qué iban a hacer algunos en Cataluña, por ejemplo, cuando allí cualquier hijo de vecino sabía de sobra lo que estaba haciendo el clan Pujol mientras su patriarca repartía desde el altar en el que le habían puesto lecciones morales, agitaba banderas y se ponía medallas en la solapa? ¿Qué tentaciones no iban a sufrir quienes veían que a un individuo como Rodrigo Rato se le bañaba en oro igual que al becerro ante el que los israelitas se postraban al pie del monte Sinaí, se le sacaba en procesión como autor de un milagro económico, se le premiaba con puestos deslumbrantes en el Fondo Monetario Internacional, en Bankia o en el Santander? Un fantasma recorre los despachos de Europa: se llama impunidad.

Sin embargo, y por encima de las presiones y palos en la rueda que llevan poniéndole a la Justicia durante tantos años los dos partidos hegemónicos y una serie interminable de banqueros, empresarios y pícaros de mil clases que exigían sacrificios a los demás al tiempo que les cavaban una tumba, porque esos bribones sólo ponen su grano de arena si es para enterrar a otro, al final los tribunales hacen su trabajo y, aunque sea con cuentagotas, los delincuentes terminan entre rejas.

Los últimos casos aislados de Génova, tras Rato, Matas, Mato, Fabra, Granados, Bárcenas y el larguísimo etcétera que marca la historia de esta legión de patriotas evasores, son los de los hermanos González, que tras su paso imponente por la Comunidad de Madrid y la compañía Mercasa, han dado con sus huesos en la misma celda de una prisión, donde estarán pensando con otras palabras lo que pensaba melodramáticamente John Donne, al verse caer tan bajo desde tan arriba: “ya privados de aire los dos, / en una misma tierra estamos ambos, / los dos a los que un fuego devoró / y el mismo agua ha ahogado”.

La pregunta de estos días es: ¿lo que han hecho e intentan tapar, confundiendo los votos que inexplicablemente reciben con alfombras bajo las cuales barrer sus vergüenzas, merece o no merece una moción de censura? La sucesión de escándalos que demuestran a todas luces que han arrasado el país para enriquecerse de manera obscena, al mismo tiempo que desahuciaban a las personas decentes, las mandaban al paro o dinamitaban la sanidad y la educación, ¿es motivo para exigirles que se vayan? ¿Es tolerable el ataque feroz del PP a la independencia de los magistrados, que ha puesto al número uno de Anticorrupción bajo la lupa de la sospecha, por hacer cosas como torpedear la Operación Lezo o por el motín que está causando en su departamento, con episodios como la petición de amparo que han tenido que hacer tres de sus subordinados, a los que él pidió investigar tras la denuncia de unos imputados por corrupción, y que han firmado veintiún fiscales?

La iniciativa de Podemos no tendrá éxito, naturalmente, entre otras cosas porque para eso tendría que contar con el apoyo de los mismos grupos que le han servido en bandeja las llaves de la Moncloa a Rajoy, pero la cuestión no debería ser tanto si prosperará o no como si es o no es lógico que el número uno de una formación plagada de malhechores y que ha saqueado el país, deba pasar por ese trago que, por amargo que le pueda parecer, no es nada comparado con lo que han padecido y lo siguen haciendo millones de mujeres y hombres a los que sus políticas y el latrocinio de sus compañeros de viaje han arruinado. Tarde o temprano, alguien iba a rebelarse, porque el pavoneo de los canallas era ofensivo y no hay peor sed que la que se tiene en un desierto con vistas al mar.

Mientras tanto, en las sedes de algunos ya empiezan a llegar cajas de seda, alfileres y bolillos, para que puedan hacer encaje en sus discursos y encontrar argumentos que justifiquen que lo indeseable y lo aconsejable pueden ser la misma cosa. "Podría disputar y vencer, si quisiera, / más me abstengo de hacerlo / pues mañana podría pensar igual que tú", dijo John Donne en el siglo XVII y, por desgracia, parece que lo hubiera dicho ayer.
Relacionados


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • sapere_aude sapere_aude 07/05/17 11:20

    Benjamín, como corolario de tu artículo dejo unos versos de Antonio Gamoneda en si libro "Descripción de la mentira"" Los que sabían gemir fueron amordazados por los que resistían la verdad, pero la verdad conducía a la traición.Algunos aprendieron a viajar con su mordaza y éstos fueron más hábiles y adivinaron un país donde la traición no es necesaria: un país sin verdad." La postverdad totalmente retratada hace casi 40 años. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • V de vendeta V de vendeta 05/05/17 15:14

    Querido Benjamin, quien te escribe, como dijo en gran Jose Luis Lopez Vazquez: un admirador,un siervo, un esclavo, un amigo, pero desde el cariño te lo digo, tuby algunos como tu que sois unos referentes morales para muchos de nosotros, entre otros el director de este periodico por el cual me hice socio, vais a tener que bajar de vuestos pedestales y mancharos las manos, por quu muchos os estamos esperando, la jente buena de este pais de paises, y si tardais mucho solo quearan las cenizas y cuando todo lo que conociamos solo sea cenizas de que os valdra ser los mas listos del cenizero, quien leera tus libros o quien comprara este periodico, mientras tanto nosotros seguiremos peleandonos que si Venezuela, que si Susana que si Pedro, que triste

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Müller Müller 04/05/17 22:49

    Que razon tiene Aznar cuando dijo eso  de que si governara Podemos el y Esbone estarian en la carcel. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Juana fernandez Juana fernandez 04/05/17 15:52

    Precioso articulo que pone una antorcha y luz en un cenegal de mierda,, gracias por el periodismo valiente en tiempos que eso no cotiza sino más bien castiga. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • MarcOpolo MarcOpolo 04/05/17 14:54

    Hay que echarlos!!!No hay mas opciones.Pongan el candidato que quieran, el programa que quieran, pero hay que echarlos.Salud y República.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Trap Trap 04/05/17 13:28

    Pues claro que la merecen, pero la forma de hacerlo de Podemos es insuficiente. Sin programa, ni candidato. Si quisieran desbancar al PP de verdad, no tendrían previamente que hablar  con el PSOE? Están en su derecho de querer ser la única oposición por la izquierda pero. que no lo vendan como un bien para el pueblo e Iglesias de salvador. Yo por lo menos estoy harta de salvadores. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Delgiot Delgiot 04/05/17 14:43

      Como Podemos no es suficiente fuerza para hacer efectiva la moción, ha ofrecido a PSOE y C's proponer candidato a la presidencia. Es decir, les pone la presidencia en bandeja. Hay que leer bien las noticias.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Satva Satva 04/05/17 10:35

    Benjamin, ademas de un mal trago para Rajoy, la moción tiene sentido para que pasen un mal trago TODOS los que apoyan a Rajoy y no apoyan la moción de censura. Todavía estoy esperando que alguien y no digo solo gente de la política, que esta claro que se les esta complicando el trabajo, sino periodistas como tu, y quizás Wyoming sea la única excepción, digaís claramente que Podemos ha sacudido los cimientos de nuestra política arcaica, corrupta y decadente. Aunque gusten mas o menos las formas y se pueda hacer crítica a sus estrategias o individualidades, hay que reconocer a Podemos su papel imprescindible en airear y ójala en regenerar, pese a quien pese, el panorama decadente y falso que tenemos ante nosotros. Por favor, periodistas, intelectuales, artistas, POR QUE OS DA TANTO MIEDO POSICIONAROS?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • JOSEMAR JOSEMAR 04/05/17 08:03

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 04/05/17 07:45

    «… gente tóxica, cínica, pérfida y, en resumen, esdrújula en el mal sentido de la palabra» como por ejemplo: «Las veces que 'La Razón' de Marhuenda dejó la “presunción de inocencia” para otro día»: http://www.publico.es/tremending/2017/05/03/la-prensa-seria-las-veces-que-la-razon-de-marhuenda-dejo-la-presuncion-de-inocencia-para-otro-dia/ – Y ese individuo está todos los días y en «todos» los medios dándonos clases de civismo. Parece ser que muchos le hacen caso. Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El chipionero El chipionero 04/05/17 05:45

    Muy buen artículo, señor Prado, pero ante tantísima corrupción y tolerancia por otros partidos(algunos se venden por un tractor, como Aitor). ¿Qué hacer?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    España, fin de ciclo. ¿Reiniciamos?

    Si el marco político y jurídico del que nos hemos dotado no es capaz de garantizar la convivencia, tenemos la obligación imperiosa de modificarlo por procedimientos democráticos.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Bajo los escombros de la política

    Debajo de la ingenuidad y el descrédito, de la demagogia y la verdad, acompañada sólo por un fatigado instinto de supervivencia, espera la política.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre