x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Caníbales

El negocio de la felicidad

Publicada el 06/05/2017 a las 06:00 Actualizada el 06/05/2017 a las 20:27
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Durante los últimos diez años, todos hemos sufrido a algún pelma bienintencionado que se empeñaba en repetir el tópico más cansino del siglo: “Tranqui, crisis significa ‘oportunidad’”. Después llegaron los pedantes: “¡Sois unos incultos! El ideograma chino de crisis jamás ha incluido la oportunidad, sólo el peligro”.

Y los incultos nos negamos a googlear el auténtico significado de crisis en chino por rebeldía, por pereza y porque bastante teníamos con nuestra crisis tan peligrosa, tan inoportuna.
 
***

Lo recordamos en una reunión con Alberto y a los pocos días me envía un libro de mi admiradísimo Toño Fraguas: ¿Existe la felicidad?. Toño es culto y divertido, dos calificativos aparentemente contradictorios que él reconcilia con buen rollo. Además me deja copiarle una cita con pedigrí (Fernando Birri, cineasta, recordado por Eduardo Galeano, escritor): “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Por mucho que camine nunca la alcanzaré. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.
 
***

El pedante, el del ideograma chino, me advierte: “eso ya lo decía Machado”.

– ¡Mira qué listo! ¡Sin googlear!– le contesto. Pero a las señoras de los parques no les gusta mi sarcasmo.
– ¡El sarcasmo no es compatible con la cultura!– me regaña “una de esas viejitas generosas que dan chuches a los perros” (la definición es de la perra, que se resiente de su dieta).
– Tiene usted razón, señora.

Últimamente todo el mundo tiene razón. Es más fácil. Pero mis cachorritas lo quieren saber todo:

– Mamá, ¿qué es sarcasmo?
– Qué susto. Pensaba que me ibas a preguntar qué era cultura…

A mi hija le han pedido en el colegio seis frases sobre la creatividad. Cinco deben ser citas de genios y la sexta una frase de su madre. “Diles que tu madre no habla, y que eso ya es señal de talento”.

– Eso vuelve a ser sarcasmo, mamá.
– Podría ser cinismo…
– ¡Mamá! Que además el silencio no es creativo.
– Depende…
– A ver, ¿qué se crea en la nada?
– ¿Paz?
– ¡Mamá!

Sus profesores hacen mindfulness, las madres del colegio hacen mindfulness, su entrenador hace mindfulness… Y están todos de los nervios. La paz no les parece creativa, ni siquiera realista.

– Mamá, en serio, ¿qué es la creatividad?
– ¿No hacer mindfulness?
– ¡Controla el sarcasmo, mamá!

Pongo cara de pensar y pienso.

– La creatividad es atreverte a ser tú misma.
– Eso es el coraje, mamá.
– Es que el coraje es creativo, hay que reinventarlo cada día.
– El coraje, mamá, es agotador.
– Eso también.

Seguimos hablando de creatividad. De crear para ti o crear para otros, de tener algo que decir o querer sólo ocupar espacio. Y luego encontramos una conversación de Ernesto Caballero y Carmen Machi. “Artista es quien pone un plus de excelencia en lo que hace, ya sea el arte o su vida”, afirma Caballero. “Supone entrega, sacrificio… eludir el cualquiercosismo, el hacer por hacer”. Y la Machi añade: “Tiene que ver con buscar un destinatario, con no ser tú el receptor (…). El artista nunca está conforme, siempre está insatisfecho…”. Y Caballero remata: “El artista sabe que no hay axiomas, que todo es provisional, y eso le genera un desasosiego muy productivo”.

Todo lo que dicen tiene muchísimo que ver con el coraje, la verdad. Y también es agotador.

– Pero entonces, mamá, ¿es mejor vivir con creatividad o hacer mindfulness?

Se acerca la viejecita de las chuches, cargada de provisiones y sonrisas. Confío en que me salve con un cambio de tema, pero mira a las cachorritas y sentencia: “Vosotras, a creatividad”.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • nietanigal nietanigal 06/05/17 22:30

    Me parece que leer tus artículos me lleva mucho tiempo. Pero creo que es bueno porque soy de esas que no pierde el tiempo. Y por cierto quiero una perrita como la tuya y una hija también como la tuya

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambón Ambón 06/05/17 11:40

    La felicidad es comprender intimamente el significado de todos esos conceptos y sonreir, o disfrutsrlos sin comprenderlos y sonreir

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • M.T M.T 06/05/17 09:43

    Todos los libros de autoayuda y esas corrientes tan modernas de autoayuda dicen que la felicidad se encuentra dentro de cada uno. ¿ Será ardua tarea detenerse a buscarla? Creatividad ¿ exige inteligencia?, ironía, sarcasmo...¡ qué cosas tan interesantes, Paloma! Las mencionas tú en tu excelente artículo y a mí me dan que pensar. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.