X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Madrid arcoíris

Publicada 02/07/2017 a las 06:00 Actualizada 01/07/2017 a las 14:19    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 29

Me gusta el espectáculo. Paseo por la ciudad y compruebo el orgullo tumultuoso de la gente que pasa. Parejas de hombres que caminan de la mano, mujeres que se besan, cuerpos vestidos de forma provocativa, grupos que se reúnen bajo la bandera arcoíris, balcones y fachas LGBT.

Me gusta el espectáculo, el orgullo de la libertad y la felicidad. En esta alegría, en este azul de verano altivo, quizá me pesa el recuerdo junto a la reflexión. Sí recuerdo a Federico García Lorca, a los niños que en sus poemas se sientan en el último pupitre, a los muchachos que sufren en los colegios la vigilancia furiosa de los directores. Ser afeminado fue para él una cicatriz; tuvo que idear mil formas distintas de convivir con “su defecto”. Comprendió que la explotación y la desigualdad no sólo tienen causas económicas: El hambre está en las carnes desgarradas por la sed, / en la choza diminuta que lucha con la inundación, / el amor está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre / y en el oscurísimo beso punzante debajo de las almohadas.

Recuerdo también a Luis Cernuda, su carácter fruncido y susceptible, su deseo de cantar los placeres prohibidos y la obligada costumbre de vivir a la defensiva. Cuando mataron a Federico García Lorca, escribió una elegía. Tuvo problemas con sus camaradas. No estaba bien que una víctima de la República, un héroe internacional de la lucha contra el fascismo, se identificase en público con la homosexualidad. Y Cernuda borró algunos versos, no quiso entorpecer con palabras incómodas los dignos afanes de la guerra y la conciencia de los comisarios: Aquí la primavera luce ahora. / Mira los radiantes mancebos/ que vivos tanto amaste…

Después de la derrota de la República, en la que tuvo mucho más que ver el machismo de Hitler y de Mussolini que el afeminamiento de Lorca y Cernuda, las cosas empeoraron. Los “defectos” republicanos eran incomparablemente mejores que las certezas del franquismo. El amor homosexual ocultó otra vez su nombre, aunque siempre quedó un resquicio para la ironía y el juego. Recuerdo a Gloria Fuertes: Por entonces empecé con los amores / –no digo nombres– /, gracias a eso, pude sobrellevar mi juventud de barrio. En aquella España de todos los demonios, claro, no resultaba conveniente pronunciar el nombre de las mujeres que Gloria había amado. Mejor evitar el escándalo. Lo mismo pensó Jaime Gil de Biedma a la hora de sortear la censura: Para ti, que no te nombre, / amor mío –y ahora hablo en serio–, / para ti, sol de los días / y noches, maravilloso / gran premio de mi vida… En un poema titulado En el nombre de hoy y lleno de nombres de poetas amigos, debió silenciar el nombre de su amor.

Por todos estos recuerdos, me gusta el espectáculo de la libertad arcoíris que veo en las calles de Madrid. Saber de dónde venimos ayuda a comprender los caminos para decidir adónde vamos. Y tengo la sensación de que los obispos han sido expulsados de las camas de España. Cuanto más orgullo público, menos retorno posible al silencio oscurísimo. Una vez expulsados de nuestras camas, el paso siguiente será expulsarlos de nuestras declaraciones de la renta. ¡Vaya Cruz! Cuando los obispos dejen de mirar a las camas de la gente, a los palios de los dictadores y a los edificios públicos que han privatizado, tal vez vean en las calles, con sus propios ojos, a los sacerdotes y a los cristianos de base que trabajan por amor junto a los pobres del mundo y los refugiados, junto a las carnes desgarradas por la sed y el hambre.

El espectáculo arcoíris me gusta también por Madrid, una ciudad solidaria, libre, llena de energía, que fue capaz durante tres años de resistir al fascismo internacional. La caricatura cortesana y los hombres grises de chaqueta y corbata intentan reducir su imagen a la estampa oficial de la soledad, el anonimato y la mordaza.

Esta fiesta es un verdadero acontecimiento en la España de las culpas y la sacristía. Pero la felicidad, era previsible, no es compartida por todos. Hay críticas al Ayuntamiento y a Manuela Carmena por las dimensiones de esta perturbación. Los obispos, los comisarios políticos, los matrimonios decentes y la izquierda puritana no están de acuerdo con semejante espectáculo. Una vez más coinciden los intereses de la derecha con la mirada de los revolucionarios de sotana, todos molestos al ver que el espíritu original se roza con las tentaciones de la vida.

Bueno, poco a poco avanzamos. Cernuda sufrió a los puros en medio de una guerra civil y de la amenaza de una dictadura. Nosotros y nosotras los sufrimos en la sociedad del consumo y de la libertad.


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Pichi Pichi 08/07/17 10:20

    Yo no soy obispo, ni creyente siquiera, ni soy comisario político ni de derechas. Soy homosexual y estoy casado con un hombre. Y, sin embargo, tampoco estoy de acuerdo con estas pantomimas exhibicionistas, estas pachangas, este bullicio insoportable y este negocio global. Estoy, para empezar, en contra del nombre del festejo: "Orgullo", ¿de qué? No me avergüenzo para nada de mis inclinaciones, pero de ahí a estar "orgulloso" por nacer así... El término DIGNIDAD me parece mucho más adecuado. No estoy por el derecho a la diferencia (¿somos la mayoría de los homosexuales tan diferentes?) sino a la INdiferencia. La sexualidad, del signo que fuere, es una cuestión personal y privada, y cada cual (hombre o mujer, gay, lesbiana o bisexual) tiene derecho a hacer con su culo lo que quiera. Ya basta de mascaradas ruidosas y estúpidas gracias a las que se forran tantos homófobos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Caminante Caminante 06/07/17 20:53

    Para ArktosUrsus
    De acuerdo con tu escrito al 100%. Me permito añadir que esta intransigencia y persecución a los comportamientos sexuales( inherentes a cualquier ser vivo, para cumplir el ¿mandato divino? de crecer y multiplicaros), vienen ya "malogrados y turbios" desde el origen de las religiones; y muy en concreto la "nuestra" creadora del nefasto "celibato". Algo que es natural (el sexo), al no darle un tratamiento adecuado con las normas sociales y jurídicas, acaba convirtiéndose en un problema, un gran problema, y al final una tragedia. En este último apartado podemos incluir el abuso y uso sexual de menores indefensos, entre ellos retrasados, y todo ello con el silencio cómplice de la jerarquía de su organización (Caso de los Romanones en Granada, y mil mas). Realmente los censores que quieren privar el uso sexual lógico y necesario, son unos enfermos. Para ellos es mas grave que 2 seres humanos del mismo sexo - se quieran - que los crímenes sexuales cometidos por ellos con menores y gente indefensa. Tienen la desfachatez de ocultar y negar lo que es tal vez el valor o regalo máximo que han tenido, tienen y tendrá cualquier ser humano, y es sentir y compartir el AMOR por una persona, y formar un proyecto común de vida. Si la naturaleza con sus errores genéticos, hacen que se nazca hembra/ varón, pero mentalmente (que es el verdadero sexo) se sienten varón/hembra, ¿que hacemos?. Los "eliminamos" como los Nazis hacían con muchos?.
    Fuera cuentos y sermones de reprimidos. El sexo tiene una función atractiva para "atraer" a personas, pero por encima de el y de todos los comentarios que se quieran hacer, existe un derecho fundamental por encima del sexo y de otras consideraciones y es el AMOR, al que tienen derecho todas las personas incluidas los "reprimidos".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • frida56 frida56 03/07/17 22:47

    "Revolucionarios de sotana",muy buena su definición.Através de mis padres,que militaron comunistas gran parte de su vida,conocí a muchos revolucionarios de sotana. Desgraciadamente,cualquier tipo de fundamentalismo (y no son las ideas las fundamentalistas) deriva en el mismo río y enfangan el mar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 03/07/17 09:37

    La sexualidad es el gran demonio de todas las religiones y por supuesto de todos los conservadores. Si encima es homosexualidad, la demonización alcanza niveles insuperables. O casi porque los transexuales o los bisexuales ni son entendidos ni se intenta siquiera entenderlos. Todo lo que al ser humano le dé placer (en este mundo) le quita "clientes" a quienes porstergan el placer y la dicha "al otro mundo". Y ese es el problema. Como la gente empiece a pensar que no hay otro mundo, igual le da por reivindicar todo en este, y se acabó el chollo de los políticos, sacerdotes y demás caterva guardiana de las esencias sociales. No nos debemos olvidar que estos mandan por delegación de todas y cada una de nuestras voluntades. Y ellos han conseguido dos cosas. La primera, hacernos creer que esa delegación no existe. Desde ser rey (o caudillo) "por la gracia de Dios" hasta ser político por el mandato sacrosanto de la urnas, como si eso fuera una especie de nuevo mantra divino para legitimar los actos de los políticos, que por otra parte se apresuran en su gran mayoría a rendir pleitesía a los poderes que mandan de verdad. Así que todo lo que sea quebrantar esas normas infames acerca de lo que es "normal" (en el sentido de "derivado de la norma" que claro está no es normal, y debe ser contranormal) es un beneficio para todos: descarna las mentiras como que masturbarse te deja ciego o que dios castiga a los que tienen sexo "extranormal". Y cualquier persona con dos dedos de frente debe ver lo mucho que estas manifestaciones hacen por su propia libertad de elección. Por desgracia en este país sigue habiendo meapilas hasta entre los más "progresistas". El problema es que hay muchos apuntados a ese carro del "progresismo" que sin embargo son nacionalistas, homófobos, anticulturalistas, etc., bajo una cobertura de izquierdismo de café. Luchar por los derechos de todos no significa que haya que todos tengan que hacer lo que se permite y respeta, sino que todos respetan y permiten las opciones de cada uno que sean libremente aceptadas y que no causen daño a terceros. Bien por esa lucha. Y mejor si es en una fiesta. Diversión y lucha es lo que más daño hace a los bienpensantes.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • frida56 frida56 03/07/17 22:51

      Me ha gustado mucho su comentario,ArktosUrsus!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Ciro2 Ciro2 02/07/17 23:56

    Lo que no entiendo es porque si Maroto iba en nombre de Rajoy no lideraba en lugar preeminente la manifestación del orgullo gay y no en uno de sus extremos. Ya, ya, que no importa tanto el lugar. No me lo creo, fíjense el rey emérito cómo se ha puesto por querer llevarle al gallinero en la fiesta del 40 aniversario de la democracia. No, noe creo el giro homófilo del PP. Su base electoral es homófoba y su cúpula también. No están cómodos con los gays quienes disfrutan de la compañía de la jerarquía católica, que les considera pervertidos y enfermos. No puede comulgarse con semejante disparate.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • El chipionero El chipionero 02/07/17 18:31

    Buen artículo, Luis. No te extrañe que, en la próxima cabalgata LGBT, salgan los obispos encabezándola y pidiendo que pongan la X en la casilla de la Iglesia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Bic Bic 02/07/17 14:59

    Dejame Luis que lo repita : " Cuanto mas orgullo público, menos retorno posible al silencio oscurísimo ". Eso es.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Bic Bic 02/07/17 14:59

    Dejame Luis que lo repita : " Cuanto mas orgullo público, menos retorno posible al silencio oscurísimo ". Eso es.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • amparo st amparo st 02/07/17 13:58

    Yo tb estoy muy orgullosa de much@s de nosotr@s,antigu@s y modern@s...me gusaría poder reenviar tu artículo al autor de "SILLÓN DE OREJAS" ...su artīculo de ayer quejåndose de sus molestias me dio mucha rabia y mucha vergüenza....por suerte hoy te he leído y se me ha pasado...Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • pobla pobla 02/07/17 13:47

    Esta manifestacon me parece bien,pero exagerada,la gente tendría que manifestarse mas por la situación que vive el país,y no tanto por esta,no vamos bien!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    8

    2

    • paco arbillaga paco arbillaga 02/07/17 18:57

      Estoy de acuerdo con lo que dices sobre que deberíamos manifestarnos más, mucho más, por la situación que vive el país. Sin embargo discrepo de ti y opino que sí vamos bien si el colectivo LGBT sabe plantear sus reivindicaciones, teniendo en cuenta que en España hasta hace cuatro días estaban acosados por la ley (en muchos países del mundo hoy son perseguidos hasta con pena de muerte). Si quieres, ahí tienes alguna información sobre alguno de sus padecimientos:

      https://hipertextual.com/2015/06/homosexualidad-en-espana-historia

      Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2



Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    Trump no es gallego como Rajoy

    Rajoy es gallego, un título nobiliario fuera del alcance del presidente de EEUU. Consiste en parecer que no se hace cuando no se deja títere con cabeza.
  • Buzón de Voz Jesús Maraña Jesús Maraña

    Rajoy: testigo con cargos

    El presidente dejó sin respuesta cuestiones principales de la Gürtel, soltó lastre en las espaldas de Esperanza Aguirre y abrió también algún que otro enigma que podría traer cola.
  • @cibermonfi Javier Valenzuela Javier Valenzuela

    Cada vez más 'noir'

    Suicidio, desaparición de expedientes, robos a fiscales, conjuras entre políticos y procesados… La corrupción española es una novela negra.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre