X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

Trump no es gallego como Rajoy

Publicada 27/07/2017 a las 06:00 Actualizada 26/07/2017 a las 20:14    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 26



Uno de los principales objetivos periodísticos hace seis meses era evitar la normalización de una anomalía llamada Donald Trump. En España no tuvimos suerte porque nuestra anomalía sigue campante con toda su cohorte de ministros reprobados. Los medios de comunicación son esenciales para asentar una narrativa u otra. Trump lo sabe, por eso inventó la cruzada contra el fake news. Para él noticia falsa es toda la que no le beneficia.  Solo le gustan tipos como Sean Hannity, cualquier cosa menos un periodista.

 

Un amigo que vive en EEUU sostiene que un medio de investigación como ProPublica hubiera creado en España un espacio interactivo en el que cualquier ciudadano, periodista o no, pueda entrar para saber al detalle quién está mencionado en qué sumario, de qué se le acusa y si se ha producido una condena, algo que tampoco es determinante: solo una quinta parte de los condenados está en prisión.

Hay listas, claro, sucedáneos, pero no aprovechamos las posibilidades de Internet. No es un problema de incapacidad, sino de manos. Aquí queremos un periodismo cada vez más barato. Tampoco hay tantas personas dispuestas a pagar por rigor e independencia.

 

También sería interesante saber qué hacen nuestros diputados y senadores. Existe una web excelente con este nombre, de visita obligada. No sólo nos interesa saber su trabajo, cuántas iniciativas presentan en cada periodo de sesiones, con qué frecuencia acuden al trabajo, etc. Es esencial conocer sus gastos, desde aviones a taxis. Hablamos de nuestros impuestos.

Solo una transparencia real, por aquello de que la democracia debe ser una casa con paredes de cristal, puede garantizar una verdadera lucha contra la corrupción. Solo en una democracia tan poco sana como la nuestra es posible mantener ministros reprobados por el Parlamento porque, como dice Rajoy, la ley no le obliga a reemplazarlos. Pues habría que cambiar la ley.

 

Rajoy no es Trump, eso hay que reconocérselo. Al menos en Twitter, porque en su incapacidad para entender y respetar la separación de poderes no le anda a la zaga. Pero Rajoy es gallego, un título nobiliario fuera del alcance del presidente de EEUU. Consiste en parecer que no se hace cuando no se deja títere con cabeza.

A Trump le encantaría mover jueces al gusto hasta lograr que las causas prescriban o se pierdan los papeles. La falta de custodia de documentos públicos, y más si tienen relevancia judicial, debería ser delito y causa de dimisión inmediata. Es cierto que Cristina Cifuentes representa una modernización dentro del PP: ella no usa martillo con los discos duros, le basta la magia para que desaparezca todo.

 

Sigo convencido de que Trump no acabará su mandato, pero no estoy tan seguro en los plazos. Es posible que pueda ganar unas nuevas elecciones, como sucedió con Richard Nixon y tener que dimitir meses después. Es muy difícil que nada se mueva antes de noviembre de 2018, que es cuando se renueva la totalidad de la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. El Congreso resultante (la suma de las dos cámaras) tendrá que lidiar con la patata caliente del impeachment (el proceso de destitución).

Aunque ya he escrito del asunto en estos meses, recordaré la esencia del problema. Trump se enfrenta a una triple investigación:
 
  1. ¿Qué sabia de la llamada pista rusa, de la supuesta colusión de miembros de su equipo con el Kremlin para perjudicar electoralmente a Hillary Clinton?
  2. ¿Ha intentado bloquear la investigación con el despido del director del FBI James Comey, y con presiones a otros funcionarios?
  3. ¿Se está lucrando en el ejercicio de la presidencia?

Muchas de las respuestas dependen de la investigación del fiscal especial Robert Mueller, que fue nombrado por Rod Rosenstein, número dos de la Fiscalía del Estado, institución que no equivale al Ministerio de Justicia porque es independiente, no forma parte del Gobierno.

Rosenstein, a quien Trump ha dedicado virulentas críticas vía Twitter, es el responsable de los asuntos relacionados con el Rusiagate porque su jefe, el ex senador ultraconservador Jeff Sessions se inhabilitó a sí mismo. Tiene un buen motivo: también se reunió con el embajador ruso (ya retirado de Washington DC por Vladimir Putin), algo que negó ante el Senado.

 

En las últimas semanas el entorno de Trump ha lanzado varios globos sonda:
 
  1. Ha atacado a su antiguo aliado Seassons por autoexcluirse en el Rusiagate. Dijo que si lo hubiera sabido no lo habría nombrado. La presión se centra en conseguir su dimisión.
  2. Existe una campaña en marcha para desacreditar a Mueller, al que solo puede destituir el Congreso o quien lo nombró, pero el equipo de Trump considera que el presidente tiene potestad para destituirle. Sería un escándalo mayor que la destitución del jefe del FBI.
  3. Se juega con la idea de que Trump tiene poderes presidenciales para perdonar a sus colaboradores, su familia y él mismo llegado el caso. Sería ilegal porque las materias de impeachment no son perdonables. Una vez que deje el cargo, sí. Pero dependería de su vicepresidente Mike Pence.

¿De qué tiene miedo Trump?, se pregunta Vox y ofrece en este enlace una buena dosis de información. Los últimos datos sobre la un reunión en junio de 2016 en la Trump Tower de Nueva York deja tocado a su hijo, a su yerno y al ex jefe de campaña. Esto no ha hecho más que empezar.

Hay que añadir al clima de crispación el desastroso intento de enterrar el Obamacare, en el que el presidente ha vuelto a dejar patente su incapacidad para entender qué es una democracia, al considerar que los senadores republicanos le deben obediencia, incluso los que estaban en el escaño antes de que él fuese elegido.

En este enlace del The New York Times se explica cómo el asunto de la sanidad le puede costar el cargo a algunos senadores, cuyo colchón de votos no permite jugar con asuntos que dañan a sus votantes.

Otro dato interesante: los índices de aprobación de Trump empiezan a moverse por debajo del 50% en Texas y el Medio Oeste, dos de sus caladeros. Los nacionales son un desastre.

 

En España carecemos de muchos de los mecanismos que tiene la democracia estadounidense. Nos falta, además, una sociedad civil combativa, como decía la semana pasada. De EEUU deberíamos aprender que en una democracia es esencial la efectiva separación de poderes y que cargos como el fiscal general del Estado deben estar protegidos de la injerencia del Ejecutivo. La mejor manera de proteger su independencia en España es nombrarlo con una mayoría de dos tercios en el Parlamento y que solo el Parlamento lo pueda destituir por dos tercios.

Hay que aprender de las comisiones de investigación en EEUU y Alemania, de su capacidad para proponer soluciones concretas a problemas, y que tengan respaldo de los dos partidos. Porque ¿seguimos creyendo que este sistema tiene a la ciudadanía y no a los poderes económicos como piedra angular? (Se admiten risas).

 

No sé cuándo caerá Trump, cuando su anomalía será inaceptable para los republicanos y para sus votantes. Tendrá que ver con la pérdida del poder en cualquier nivel. Lo mismo en España. Solo si la corrupción y el mamoneo de las instituciones pudiera costar las elecciones, el PP sentiría la necesidad de cambiar. De momento no hay prisa, todo sigue atado y bien atado.

 

Y nos queda el humor:

 


Hazte socio de infolibre



26 Comentarios
  • Ipí Ipí 29/07/17 13:58

    Las alusiones a la "galleguidad" de Rajoy, empiezan a "tocar las narices" por varias razones. Rajoy representa a la burguesía gallego-pontevedresa, intermediaria del poder central, trepa, que reniega de sus orígenes, habla siempre español, veranea en Sanxenxo... ( Sanjenjo para él, aunque la traducción sería San Ginés)
    Se cuenta que el propio Fraga lo instó a aprender a hablar en gallego, a ganar las elecciones en Pontevedra, que nunca logró, y a casarse ( a Fraga no le gustaban las habladurías de que había gays entre los suyos) Se casó, pero no aprendió a hablar en gallego. Responde a la patología de "autoodio" por su procedencia, fenómeno corriente en Galicia, por el cual se trata de disimular el orígen cambiando registros en el habla. Véase Pepe Blanco, que habla como hacían los curas gallegos para " neutralizar" la palabra divina, o al magnífico Luís Tosar, que, sin complejo, no disimula ni su acento ni su orígen.
    Curiosamente se atribuyen a Rajoy características, supuestamente "gallegas" , como la indecisión ( ¿es indeciso un pueblo que tiene la mitad de su población en la diáspora? "O galego non protesta, emigra" - Castelao)
    No contestar, a la primera o con otra pregunta, es mecanismo de defensa del agravio secular.
    Pasado el trance, la hospitalidad, hoy traducida a la acogida de extranjeros, es peculiar en una normalidad cotidiana asumida por la mayoría, sin aspavientos, pese a las dificultades de los gobernantes.
    RAJOY NO ES PROTOTIPO DE GALLEGO, NO EJERCE DE GALLEGO, SE AVERGÜENZA DE SERLO Y NO NOS REPRESENTA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • paco arbillaga paco arbillaga 28/07/17 12:05

    «Los brutales insultos del director de Comunicación de Trump arrastran por el fango a la Casa Blanca - Anthony Scaramucci llama al jefe de Gabinete “jodido paranoico esquizofrénico” y arremete contra el estratega jefe, Bannon: “Yo no intento mamármela como él''»:

    https://elpais.com/internacional/2017/07/28/estados_unidos/1501202776_938365.html

    ¿Estamos igual en España? ¿O aquí se utiliza más el dinero de la propaganda institucional y los soplos de información para comprar medios de desinformación y a periodistas desinformadores? Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Bacante Bacante 28/07/17 00:30

    Rosalía Castro. Emilia  Pardo Bazán. Valle Inclán. Torrente Ballester. Darío Núñez. Fernando Rey. Julia Otero... 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    4

    • Orlinda Orlinda 28/07/17 00:37

      Castelao.....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Arroutado Arroutado 28/07/17 11:32

        Si los gallegos conociéramos más profundamente la obra de don Alfonso Castelao otro gallo nos cantaría.... Sólo él ha representado de forma meridiana la idiosincrasia gallega.

        Como offtopic, un gran dibujo donde dos ancianos están hablando y uno le dice al otro:
        - Boeno, aghora que xa o sabes, voucho dicir.

        Lo que en castellano viene siendo:
        - Bueno, ahora que ya lo sabes, te lo voy a contar.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        3

  • Arroutado Arroutado 27/07/17 11:32

    Siento discrepar, pero los gallegos no somos gilipollas. Precisamente toda esta "gente" es antigallega: Rajoy, Franco, Fraga...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    16

    • Ferdinand30 Ferdinand30 27/07/17 13:21

      Cuando decimos que los españoles somos gilipollas, y los gallegos, madrileños o castellanos, o valencianos o baleares son gilipollas, no se está aludiendo a usted, que se supone que se suscribe, o al menos lee un medio de periodismo independiente como es éste. Cuando hablamos de gilipollas, término que yo suelo utilizar en primera persona, toodos sabemos que nos estamos refiriendo a esa mayoría que se presenta en la urna a votar PP/Ciudadanos con todo lo que está cayendo. Y en esa gilipollez tienen orgullo propio gallegos, madrileños y valencianos. Sin que tal calificativo sea extrapolable a lo individual, afortunadamente. Un saludo desde Canarias.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      9

      • Antonio-Gil Antonio-Gil 28/07/17 17:55

        Por qué GILypollas y no LOBypollas? Por ejemplo.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

    • Bacante Bacante 27/07/17 12:09

      Jo,  qué gentuza ha dado Galicia al mundo.  ¿Con qué fumigarán ustedes? Porque eso deja rastro. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      6

      4

      • Antonio-Gil Antonio-Gil 28/07/17 17:58

        Joven, los gallegos (se lo digo como vallisoletano NO gallego) se malician en cuanto se madrileñizan, es decir, se hacen ESPAÑOLES fetén... Lo que hay que fumigar es MADRID, como residencia de los Austrias y hoy de los Borbones... por cierto, todos ellos ni gallegos y ni siquiera espaÑoles...

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        6

      • Arroutado Arroutado 28/07/17 11:36

        Pues mire usted (como diría el bigotes), esa gentuza nunca se ha sentido gallega y precisamente no han sido empapados con la bondad que nos caracteriza. Esa es precisamente la razón de su monstruosidad, su distanciamiento de nuestros ideales más intrínsecos. El problema es que la población gallega es demasiado anciana y en su mayoría ignorante (hasta hace 30 años era muy común tener familiares analfabetos, a que esto no es así en pleno Madrid?). Mi propia abuela hizo primaria con 67 años en el año 2007, pues sólo conocía los números necesarios para ir a la tienda.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4

      • Orlinda Orlinda 27/07/17 13:17

        Bueno, también ha dado a Pablo Iglesias. Pero parece que los legados venenosos son más duraderos y capaces de infiltrarse en todos los ámbitos.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        4

        • Orlinda Orlinda 27/07/17 13:26

          Fumigadores, haberlos haylos.
          Cómo fumigar gallegos y no gallegos para llegar algun día a eliminar lo que envenena, esa es la cuestión.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          3

  • Bacante Bacante 27/07/17 09:52

    ¡Y yo que me he temido desde el comienzo un magnicidio contra el bufón! Los americanos no se andan con zarandajas:  usar y tirar.  

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • MASEGOSO MASEGOSO 27/07/17 08:53

    2/2
    Entonces si existía una sociedad civil que se lanzaba a la calle por propia iniciativa en apoyo de aquellos partidos y, exigiendo, sin paliativos una democracia que de una puñetera vez n os uniese a todos, nos igualase,, nos diese oportunidades, tanto para nosotros, como para nuestros hijos. Se realizó el sueño. Conseguimos democracia pero sin tener conocimiento de los acuerdos a que se llegó con el ejercito y las fuerzas del “movimiento”. Un tupido velo cubrió, para el pueblo, todo aquello. En principio no nos importó,, pensamos que el paso dado ya era de por si espacioso; el tiempo iría asentando la democracia e iríamos ganando derechos. El video de la enfermera británica nos demuestra que hacer cuando nos imponen deshacer.

    Ahora, Sr. Lobo no hay sociedad civil, entre PSOE, PP, MONARQUÍA , PODER ECONÓMICO, UP, IU, SINDICATOS DE CLASE y SINDICATOS AMARILLOS y demás basura la han cercenado. ¿Se pide a esa sociedad que se movilice? ¿Con que motor? ¿Partidos políticos, sindicatos, asociaciones ciudadanas no existen? ¿Nuevos partidos políticos como PODEMOS y sus derivados? Los partidos políticos solo miran su ombligo y ese mirar solo lleva a una conclusión; ocupar una poltrona y a vivir que son dos días. Esto es lo que piensa un pueblo abandonado a su suerte por quienes nos piden a voces los votos.

    Mi pregunta a esos partidos, nuevos, renovados o viejos de izquierdas es ¿Qué narices hacen Uds. señor@s políticos que no mueven al pueblo? CCOO, UGT, CGT ¿Qué coño hacen Uds. para mover a las masas laborales? Yo se lo diré, nada. Han caído tan bajo que no son capaces de levantar su mirada y exigir un llamamiento popular ala protesta que, no es otra cosa que una huelga general. ¿No es posible hacerla ahora como se le hizo al POE de Felipe González en el 88? Pues ya estamos tardando. Gracias Sr. Lobo por su artículo y cordiales saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Antonio-Gil Antonio-Gil 28/07/17 18:01

      Hala, todo revuelto y sin discernis... Usted se pondrá a la cabeza de ese conjunto disjunto, no? Pues comience a diferenciar: LO DE TODOS SON IGUALES es el lema de la extrema derecha o, si prefiere, del fascismo. Confío en que Vd. no lo sea... o no lo sea mucho.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • MASEGOSO MASEGOSO 27/07/17 08:48

    2/2
    Entonces si existía una sociedad civil que se lanzaba a la calle por propia iniciativa en apoyo de aquellos partidos y, exigiendo, sin paliativos una democracia que de una puñetera vez n os uniese a todos, nos igualase,, nos diese oportunidades, tanto para nosotros, como para nuestros hijos. Se realizó el sueño. Conseguimos democracia pero sin tener conocimiento de los acuerdos a que se llegó con el ejercito y las fuerzas del “movimiento”. Un tupido velo cubrió, para el pueblo, todo aquello. En principio no nos importó,, pensamos que el paso dado ya era de por si espacioso; el tiempo iría asentando la democracia e iríamos ganando derechos. El video de la enfermera británica nos demuestra que hacer cuando nos imponen deshacer.

    Ahora, Sr. Lobo no hay sociedad civil, entre PSOE, PP, MONARQUÍA , PODER ECONÓMICO, UP, IU, SINDICATOS DE CLASE y SINDICATOS AMARILLOS y demás basura la han cercenado. ¿Se pide a esa sociedad que se movilice? ¿Con que motor? ¿Partidos políticos, sindicatos, asociaciones ciudadanas no existen? ¿Nuevos partidos políticos como PODEMOS y sus derivados? Los partidos políticos solo miran su ombligo y ese mirar solo lleva a una conclusión; ocupar una poltrona y a vivir que son dos días. Esto es lo que piensa un pueblo abandonado a su suerte por quienes nos piden a voces los votos.

    Mi pregunta a esos partidos, nuevos, renovados o viejos de izquierdas es ¿Qué narices hacen Uds. señor@s políticos que no mueven al pueblo? CCOO, UGT, CGT ¿Qué coño hacen Uds. para mover a las masas laborales? Yo se lo diré, nada. Han caído tan bajo que no son capaces de levantar su mirada y exigir un llamamiento popular ala protesta que, no es otra cosa que una huelga general. ¿No es posible hacerla ahora como se le hizo al POE de Felipe González en el 88? Pues ya estamos tardando. Gracias Sr. Lobo por su artículo y cordiales saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    2

    • txako txako 27/07/17 13:20

      Hay otra gran diferencia, en la transición tras una guerra los jóvenes son mayoría, ahora no y por mucho. Por mucho que se movilicen los jóvenes como no los apoyen a su vez sus mayores llegan las urnas y adiós. Los sindicatos están dominados también por gente nacida antes de la transición que por ejemplo aprueba escalas salariales para los jóvenes que entran nuevos para si poder mantener sus sueldos. Con todo el respeto a los mayores que aun son combativos y solidarios como nuestro queridisimo Paco arbillaga, si el resto no mueve ficha no hay nada que hacer.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      5

      • paco arbillaga paco arbillaga 27/07/17 20:23


        «La plantilla del Metro de Barcelona acepta un nuevo convenio por mayoría en una votación asamblearia»:

        http://kaosenlared.net/la-plantilla-del-metro-de-barcelona-acepta-un-nuevo-convenio-por-mayoria-en-una-votacion-asamblearia/

        Ni el Gobierno, ni los partidos, ni los sindicatos dejan otro camino: ¡hay que volver a las asambleas de fábrica, a la movilización! Osasuna y República Libertaria. (txako: gracias por tus palabras; ya me gustaría ser lo que a ti te parezco.)


        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4

    • paco arbillaga paco arbillaga 27/07/17 13:10

      ¿Una huelga general? Eso ¿qué es? ¡PPaíiiiiiiiissss! Osasuna y República Libertaria.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • MASEGOSO MASEGOSO 27/07/17 08:47

    1/2
    Hoy, Sr. Lobo incluye Ud. un video en el que se habla del ejemplo que dio al mundo el movimiento del 15M, madrileño en un principio, extendido a todo el país como la pólvora y reflejado en todo el mundo como el movimiento de la juventud en la decadente democracia española

    Desde la muerte del dictador hasta el inicio de la Transición es sabido que hubo movimientos de jóvenes y no tan jóvenes que peleábamos por que de una vez por todas se conociesen y enterrasen los actos que, durante cuarenta, años desunieron y aniquilaron españoles

    En esos años la juventud recibimos palos, de todos los colores y para todos los colores. Pero esos colores prosperaron y se convirtieron en partidos políticos, sindicatos y asociaciones que dieron pie a los acuerdos para restablecer la democracia en España. Lo dudábamos, no era posible pensar que los militares aceptasen los hechos. Parece que se impuso la razón y poco a poco los partidos políticos fueron admitidos, incluso los que lucharon contra la sublevación militar de 1936. He comentado en más de una ocasión el as que el Sr. Suárez se sacó de la manga derecha para, un Viernes Santo, legalizar al PCE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 27/07/17 07:05


    «Nos falta, además, una sociedad civil combativa.» Ahí me parece que radica el principal de nuestros problemas: que solamente hay que votar y no se piensa en botarlos.

    Para botarlos, como dice Masegoso en un comentario en otro artículo, entre otras cosas hay que salir a la calle a demostrar nuestro desacuerdo con tant@ sinvergüenza, con tant@ canalla.

    Ayer solo faltaron unos cuantos fans de Rajoy en la puerta del juzgado para pedirle autógrafos o hacerle la ola. ¿No tendremos lo que nos merecemos? Osasuna2 salu2.


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    9

    • Bacante Bacante 27/07/17 09:55

      Vale de estado depresivo y de cocernos en el caldo sucio pepero.  También hubo indignados  contra el delincuente presidente.  ¡Salud,  Paco! 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      5

      • paco arbillaga paco arbillaga 27/07/17 11:59

        De momento, el menda de depresivo, nada, ni tampoco me cuezo en ningún mal caldo. Pero tampoco esconder la cabeza debajo del ala ayuda mucho; vivir lo más de acuerdo posible con la forma de pensar relaja bastante. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        5

    • MASEGOSO MASEGOSO 27/07/17 08:58

      Botarlos significa que todo lo decente cherente y detector de vergüenza ajena se una para ponerles la cara verde de vergúenza o morada de guantzaos. ¿Quien se mueve, el publo o eso que llamamos partidos políticos de izquierda?

      Salud y República Libertaria

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Antonio-Gil Antonio-Gil 27/07/17 00:59

    Sr. LOBO, que Rajoyete alardee de "gallego", solo significa que alardea sin razón y sin motivo, comenzando por su negativa a aprender (sic) y usar la LINGUA DA GALIZA. Será como mucho un GALLEGO BASTARDEADO, es decir, digno hijo del reino bubónico de espaÑa. XXXXX Esperaba de Vd. mayor precisión en su comentario, aunque sea periodístico y publicado en INFOLIBRE. (La verdad es que, siendo socio, me están "llegando"... bastantes textos de los publicados en este medio...)

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    La Internacional del Odio

    La mayoría de los atentados yihadistas en Europa los han cometido ciudadanos europeos. Las propuestas de cerrar las fronteras son inútiles. Es un hagamos algo porque no sabemos qué hacer. Son inútiles porque los terroristas no vienen de fuera, están dentro, han nacido aquí.
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    Sin garantías no hay democracia

    La democracia, compleja y resbaladiza como ella sola, puede nombrarse y apellidarse de muchas maneras, pero todas tienen un elemento común: la articulación de un sistema de poderes y contrapoderes que actúan como garantía.
  • Cobarde con causa Juan Herrera Juan Herrera

    El wéstern, género de Trump

    El día que Trump, Kim-Jong-un o Maduro no hacen un duelo de pistoleros tuiteros, en el telediario hay un sheriff corrupto o un juez prevaricador.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre