X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Verso Libre

Cataluña

Publicada 10/09/2017 a las 06:00 Actualizada 09/09/2017 a las 20:37    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 159

La verdad es que hay muchos asuntos sobre los que me gustaría escribir esta semana para dialogar con los lectores de infoLibre. La utilización de Trump de los jóvenes sin papeles, la tragedia de nuestras fronteras y las devoluciones en caliente, la precariedad laboral, el dinero que nos ha costado rescatar a la banca… Tantas, tantas cosas.

Pero siento la obligación de escribir sobre Cataluña. Ya sé que se han publicado miles de artículos, que se ha dicho todo, que la radio y la televisión son estos días animales rumiantes que dan vueltas al asunto en sus bocas insaciables. ¿Qué puedo aportar yo? Un sentimiento, el sentimiento personal de la tristeza. Es poca cosa, pero no está fuera de lugar. Al fin y al cabo el nacionalismo es una cuestión de sentimientos. Me atrevería a decir que el nacionalismo en el siglo XXI sólo es respetable porque los sentimientos son respetables.

La unificación tecnológica y económica del mundo es la realidad impuesta por el capitalismo avanzado. Esta realidad genera diversas dinámicas que podemos resumir en dos: la vuelta nostálgica a las identidades cerradas o el esfuerzo por crear estados abiertos que recuperen la soberanía cívica frente al imperio de la especulación y permitan al mismo tiempo la libertad y la integración de la gente. El discurso de las identidades cerradas está en la base de los nuevos caminos de la derecha. El discurso que llama a la flexibilidad de las fronteras —Estados fuertes contra la avaricia del dinero y solidarios con el dolor humano—, supone el esfuerzo difícil por mantener la ilusión política ante las devastaciones del neoliberalismo.

Por eso me identifico más con los conflictos sociales (los viejos y nuevos aspectos de la lucha de clases) que con los asuntos territoriales. Pero si respeto el discurso independentista catalán es porque creo que los sentimientos son respetables en política. Creo también que el derecho a la autodeterminación forma parte indispensable de la democracia. Hay momentos en los que un conflicto debe resolverse en las urnas.

Escribo “hay momentos”. Ya sé que los partidarios del naturalismo esencial, los amigos de los genes y las determinaciones biológicas, pueden situar unas raíces nacionales permanentes a través de los siglos. Son fieles a la virgen de Covadonga o a la de Montserrat. Yo me limito a observar la historia. Hace 30 años una parte mayoritaria de la identidad catalana podía sentirse segura de ella misma sin la necesidad de independizarse de España. Eso forma parte de mi vida y de mi amistad íntima con Cataluña.

¿Qué ha ocurrido? La catástrofe se llama Partido Popular. De todas las herencias de los años de gobierno del PP (corrupción, manipulación de las instituciones públicas, apuesta por la desigualdad galopante), la más grave es sin duda la estrategia consciente de alentar las ofensas a Cataluña en su propio beneficio electoral. Las ofensas innecesarias a su Estatuto, a su lengua, a sus escuelas, le han servido a la derecha para ganar votos en la España profunda y para crearle problemas a las alternativas de izquierdas que pretenden centrarse en los asuntos sociales, pero respetando al mismo tiempo la singularidad política de los territorios. La irresponsabilidad del PP ha hecho que los debates propios de la crisis económica española se encarnen, desde los intereses más diversos y extremos, en el independentismo.

El bochornoso espectáculo de esta semana fue la consecuencia final de ese proceso. El gobierno catalán ha entrado en el juego comportándose de forma bananera, violando sus propias leyes y violentando a sus funcionarios. La situación es triste porque durante años Barcelona ha sido para mí la ciudad cultural más progresista de España, un ejemplo a seguir. No sólo es la ciudad de muchos de mis escritores (Espriu, Gil de Biedma, Vinyoli, Marsé, Goytisolo, Margarit…), sino también la del republicanismo cívico del honorable Tarradellas que volvió del exilio y fue capaz en pocos años de darle a la Generalitat una dignidad institucional llena de sentido y de raíces sociales.

De todos los comportamientos de esta semana, sólo puedo identificarme con Joan Coscubiela, un viejo camarada de CCOO e Iniciativa. Joan se vistió de Voltaire. La misma persona que está dispuesta a romperse la cara por defender el derecho democrático a votar la independencia, no puede consentir una violación de la democracia tan impudorosa y autoritaria como la que representaron los gobernantes catalanes en el Parlament.

Estamos a punto de entrar en un desierto. ¿Qué hacer? El conflicto catalán no pueden resolverlo políticos como Aznar, Rajoy, Pujol o Mas, atrapados en la demencia de sus propias corrupciones. Sólo es imaginable una solución colectiva de la gente con su voto. La democracia no es inmovilidad, pero sí tiene mucho de paciencia. La esperanza no está en unas rabietas inmediatas y manipuladas que sigan alimentando el fuego de las cavernas. Hace falta esperar a unas próximas elecciones, en España y Cataluña, que cambien el panorama. Tal vez entonces las cosas puedan hacerse de otra manera aquí y allà.


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • Ángel S.B. Ángel S.B. 18/09/17 11:52

    Creo que te falta algo que ya ha comentado tu mujer... qué hacen la oposición de izquierdas y progresistas tanto de Cataluña como del resto de España, que no Pactan para echar a los herederos franquistas que nos gobiernan o que están en lo publico para robarnos, y se pueda hacer una reforma profunda de la Constitución..La izquierdas deben espabilar y hacer correlación de fuerzas osea política...Haber si hacen política en vez de tanto protestar que la culpa es del PP. y dale a la misma burra...Que hagan política....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Carmen47 Carmen47 17/09/17 13:07

    Señor García Montero, su artículo es muy bonito como siempre. Estoy incluso de acuerdo con usted en que lo mejor que ha pasado en días pasados fue esa revelación de Coscubiela disfrazado de Voltaire. Sin embargo discrepo en su argumento de fondo de que "La catástrofe se llama Partido Popular". Y eso a pesar de que, con ciertas actuaciones o falta de ellas, la política del PP haya alentado el sentimiento nacionalista catalán en ocasiones. Pero como bien dicen algunos comentaristas -cito por ejemplo a Jorge Plaza, y hay otros-, ese sentimiento viene de muy lejos en su historia y ha sido alentado fundamentalmente por una poderosa élite catalanista antes y después de Franco. He leído la entrevista Lobo-Borrel que ha colgado Jorge Plaza, a propósito del libro de Borrel sobre el tema, y creo que el entrevistado pone muy adecuadamente los puntos sobre las íes. No seamos ingenuos, por favor. Y, en cualquier caso, ¿por qué esa especie de solidaridad culpable con el sentimiento nacionalista catalán de una parte de la izquierda española cuando los catalanes no son precisamente un pueblo oprimido por el estado español, si no acaso, lo contrario, y tampoco pueden darnos lecciones de democracia? Vamos, que no estamos hablando de albaneses y mucho menos de la minoría Roghingya a la que habría que defender con un ejército entero del genocidio que se está perpetrando contra ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • POZO POZO 15/09/17 16:10

    Pedirle a Rajoy y Felipe que dialoguen es algo que produce hilaridad. Buscando estos dias en la historia he encontrado a los que mas se parecen al PP, y son los Requetés, soldados de Cristo Rey y el sagrado corazón de Jesús. "Por Dios, por la Patria y el Rey", "ESPAÑA ,UNA ¡¡¡¡"

    Maza, no, es de los que piensan que las cosas de las justicia y la patria, se tratan como decía la falange , con "la dialéctica de los puños y las pistolas" Prohibirlo todo.

    Dicho esto, ya es hora que ante el cumulo de agresiones, la Generalitat, descombóque el referendum y llame a elecciones para que los catalanes pongan en el sitio que se merecen a Ciudadanos, Albiol, y sobretodo al PSC, cuya actitud,está siendo vergonzosa. Esa sería la jugada, y mas tarde obligar al cambio constitucional que catalanes y millones de Españoles apoyamos, ahora vehementemente.

    Me estoy frotando las manos con la subida que va a tener Colau, hoy, luz y guia de muchos españoles de bien, que como yo, la vemos no como presidenta de la Generalitat sino como la alternativa para la expulsión de los Hispano nacional catolicistas que detentan el poder con el apoyo del Partido Socialista y Ciudadanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    3

    • POZO POZO 15/09/17 16:14

      Se me olvidó decir que la manifestación de la Diada, fué una verdadera pasada. Ciudadanos ,PP y PSC
      quedaron en el mas absoluto ridiculo. Los del NO, no pintan ni pintaran nada en Cataluña.

      Responder

      Denunciar comentario

      8

      3

  • RODELU RODELU 14/09/17 22:06

    que dolor. un brillante intelectual como UD. usando la expresión"bananera" . Es muy treiste porque Ud. debe conocer el genocidio que supuso a las repubicas latinoamericanas, que cultivaban el maldito fruto, la acción del IMPERIALISMOI con la UNITED FRUIT como Gran jefe de los ejércitos y sus trágicas consecuencias. Seguro que ha oído hablar alguna vez de ello saliendo a la calle a solidarizarse con estos pueblos castigado, es decir "LOS BANANEROS". Por favor le pido, como en su momento le pedi a IGLESIA, MONEDERO ETC, que quitaran esta expresión de su vocabulario, impropia de luchadores progresistas. De todas formas lo seguire leyendo y admirando, aunque con cierto cabreo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • Bonanzero Bonanzero 13/09/17 12:51

    Hola Luis, que la consabida culpa es, del (PP) y en estos últimos años del Sr. Rajoy, no lo ponemos en duda muchos españoles, (no hablemos de catalanes) pero probablemente, la acritud que molesta más es la jugar con los sentimientos ajenos, como estamos viendo con toda estas "batallitas" por todos los políticos de ambos gobiernos, (el central y el autonómico)¿cuántos problemas hay por solucionar en Cataluña antes, que jugar y ensalzar con toda socarronería ese orgullo de sentirse catalán, (el cual con todo derecho pueden expresar libremente, como yo, él andaluz) pero no, manipulado por los políticos de turno en pos de unos supuestos "beneficios" para los catalanes.¿cómo los Pujol, Más, liceo, ect...? ¿Serán amnistiados, en una Cataluña independiente? Hay tantas cosas de que hablar, en toda España antes de jugar con los sentimientos del pueblo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    7

    • Carmen47 Carmen47 17/09/17 11:55

      Perdón, nada de acuerdo con Rodelu. Yo estoy de acuerdo con Bonanzero, cuyos argumentos poco tienen que ver con los de Rodelu

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Carmen47 Carmen47 17/09/17 11:53

      Muy de acuerdo, Rodelu

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Raúl Suárez Raúl Suárez 14/09/17 16:20

      La culpa ha sido tanto de PP como de PPSOE, oiga. Del "aprobaré el estatuto que salga del parlamento de Cataluña" de ZP al "nos lo hemos sepillao" del Hermanísimo Guerra. Si hay que colocar culpables los colocamos a todos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • lisboa lisboa 13/09/17 10:31

    He podido leer hasta "¿Qué ha ocurrido? La catástrofe se llama Partido Popular." Hasta ahí, puedo compartir la mayor parte de lo que comenta el autor, pero inevitablemente el Sr. García Montero cae en el recurso fácil de culpar de todo al PP. Lo que ocurre en Cataluña, ¿no será más bien, en primer lugar, un problema entre catalanes? Si fuera así, ¿no estarían entre los catalanes los principales responsables de lo que sucede? Cataluña tiene un nivel de autogobierno elevadísismo, y el PP cuenta con muy poca influencia en él. Supongo que el autor se refiere al comportamiento del PP a nivel nacional, y como habitualmente ocurre, quien no ha sufrido a los nacionalistas catalanes tiende a confundirlos con el conjunto de Cataluña. Un pequeño detalle: el autor dice que el PP ha ofendido a "su lengua", cuando Cataluña tiene dos lenguas. Ser generoso y amable con Cataluña no significa asumir las premisas de los nacionalistas catalanes. La mitad de la población catalana tiene el castellano como lengua materna.
    Quizá lo que ocurre en Cataluña tiene que ver con el dominio hegemónico que ha ejercido el nacionalismo durante décadas. Y no me refiero solo al Gobierno de la Generalitat (que siguió siendo nacionalista incluso en manos del PSC), sino a que el nacionalismo controla la práctica totalidad de resortes del poder, especialmente los que más opinión crean: instituciones culturales, sinditatos (se manifiestan con la bandera catalana), medios de comunicación, universidades, entidades deportivas (el segundo equipo de Cataluña se ha cambiado el nombre de Español por el de Espanyol, qué ironía, y el Barça apoya un referéndum que podría conducir a su desaparición de la élite del fútbol), y un largo etc. Y sobre todo, controlan la educación. Desde todos lados se ha repetido hasta la saciedad que Cataluña está maltratada por España, y este discurso no ha tenido contestación desde Cataluña, en parte porque se ha creado un mecanismo de estigmatización del disidente. ¿No es extraño que una sociedad bilingüe cuente con un modelo educativo monolingüe sin que ninguna entidad relevante, salvo partidos políticos, haya levantado la voz contra ello? No sale a cuenta discrepar.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    19

    16

    • pobla pobla 13/09/17 11:38

      El PP.tiene poca influencia con L' ESTATUT,ya se ha visto,ley que hacen,ley que tumban los tribunales por mandato del PP.que son los que mandan,que no es lo mismo que governar.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

  • Mayor Al Mayor Al 13/09/17 09:10

    Creo muy acertado su análisis. Y sí, los sentimientos deberían tener más peso en la elaboración de las leyes (¡los buenos sentimientos!). Legislar mejor, gobernar mejor, son los retos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • individualiberal individualiberal 11/09/17 22:32

    Buenas noches Luis. Estoy de acuerdo con lo que dices al final: hace falta esperar a unas próximas elecciones, en España y Cataluña, que cambien el panorama. Tal vez entonces las cosas puedan hacerse de otra manera aquí y allà.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    5

  • robes_pi_r robes_pi_r 11/09/17 12:13

    Es importante recordar el obsceno y nefasto uso que el PP ha hecho de la cuestión catalana. En estos días, muchos políticos y líderes de opinión no se atreven hacerlo por miedo a convertirse en dianas. Pero el PP ha hecho lo mismo con otros temas muy importantes, por ejemplo, el terrorismo. Cuando ellos negociaban una tregua, ETA era un movimiento de liberación vasco, pero terroristas delincuentes comunes si lo hacía el PSOE. Madina, según sus voceros, cuando ya estaba en el congreso, era un abducido colaborador de ETA. Recordemos la inmundicia que arrojaron sobre las víctimas y todos los ciudadanos españoles el 11-M. Y etc, etc. El PP ha alentado las ofensas a Catalunya para conseguir votos, pero muchos se han apuntado a esto por "deporte". Baste recordar la máquina de odio del canal 13, homilías, declaraciones de autoridades eclesiásticas, etc. Algún día alguien estudiará la contribución de la iglesia católica española a la degradación de la convivencia y a la indecente, vergonzosa y antidemocrática impunidad legal y electoral del PP. Este partido, sólo por su propio interés, ha envenenado y viciado el debate y la solución de cuestiones fundamentales de este país. Si imponen su estrategia, si consiguen amedrentar y acallar otras visiones, no habrá solución buena.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    62

    • jorgeplaza jorgeplaza 11/09/17 14:46

      No, si ya digo: el PP controla tantos Ministerios que maneja hasta el del Tiempo y por eso el PP fue también responsable de los fallidos golpes de Macià en 1931 (le comieron tanto las prisas al teniente coronel que ni empezar tranquila dejó a la República) y de Companys en 1934.

      Que el PP haya gestionado de una manera torpe e irresponsable (como es cierto que lo ha hecho: eso es innegable) , no debería cegarnos hasta el punto de olvidar lo esencial: las intentonas separatistas catalanas vienen de mucho antes que existiera el PP y se han caracterizado entonces y ahora por su insolidaridad y falta de lealtad al resto de los españoles. Creo que lo mismo se podría decir hasta de la Crisis de 1640 en tiempos de Felipe IV (un rey Austria y no Borbón, oído al parche, separatistas), pero por no remontarnos a unas circunstancias tan distintas de las modernas, dejémoslo en los años 30 del siglo pasado.

      El cáncer es el separatismo catalán. El PP no es más que un tratamiento equivocado que ha acelerado todavía más la evolución funesta de la enfermedad, pero no es su causa.

      No conviene confundir la realidad con el deseo ni el culo con las témporas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      33

      27

      • Raúl Suárez Raúl Suárez 14/09/17 16:24

        Tú si que te tienes que haber dado un buen golpe... Cada día te superas más con tus sandeces, súbdito unionista.

        Responder

        Denunciar comentario

        6

        2

  • La Valenciana La Valenciana 11/09/17 11:24

    Sr. Garcia Montero, en su artículo usted toca muchos puntos a considerar en unas partes estoy de acuerdo y en otras discrepo. Sin embargo, hay un sentimiento en el que coincido “Tristeza” pero mi rio de pensamientos van en la siguiente dirección: por ejemplo, ¿Cómo es posible que un poeta tan importante como Antonio Machado, nacido en Sevilla, después de 40 años de supuesta democracia, sigua enterrado en Cotlliure, France? ¿Cómo es posible que un intelectual y político de la talla de Manuel Azaña, nacido en Alcalá de Henares, uno de los presidentes de la II Republica española, sigua enterrado en Montalban, France?. Jamás he oído hablar a nadie de la izquierda española, de la que usted forma parte, incluido Joan Coscubiela, de lo importante que sería dignificar y enterrar al poeta y al político en tierra española. Francamente no lo pillo!!!. Igual es mi ignorancia? ¿Entonces porque siguen en Francia?

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    14



Lo más...
 
Opinión
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
  • Muy fan de... Raquel Martos Raquel Martos

    La política de hartura

    Pensando en el 'monotema' del 1-O, me pareció envidiable la imagen de los peces esperando a que amaine el temporal para poder volver a practicar natación y disfrutar de la sal de la vida.
  • La Mirada Internacional Fernando Berlín Fernando Berlín

    Cambiar de interlocutores

    Fernando Berlín explica cómo ve la prensa internacional la escalada de tensión entre la Generalitat y el Gobierno central.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre