X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

Constatado el fracaso, sólo queda votar

Publicada 23/10/2017 a las 06:00 Actualizada 23/10/2017 a las 21:33    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

La aplicación del artículo 155 de la Constitución española supone el reconocimiento de un doble fracaso. La constatación de que no se ha sido capaz de solucionar el problema por las vías del diálogo y la política, y lo que es peor: la evidencia de que no se tiene un plan viable y eficaz capaz de sacarnos del atolladero (a ser posible, mejorando nuestra democracia). Quizá por eso cada una de las partes lleva meses jugando a que el contrario le legitime su siguiente movimiento como “inevitable”, culpándole de dejarle sin posibilidad de hacer otra cosa. Salvo el paréntesis de la declaración de independencia no votada ni proclamada pero anunciada y firmada al margen, y la puesta en marcha de las aclaraciones previas a la entrada en vigor del 155 sin nombrar el precepto en ningún momento, el resto de movimientos parecen hechos para hacer avanzar al otro hacia un lugar donde supuestamente ninguno de los dos quieren llegar.

El pasado sábado Rajoy, en su declaración, olvidó a Lakoff y su clásico “No pienses en un elefante”, y se saltó la primera regla de toda comunicación: jamás empieces una frase con un no. Cuando el Presidente afirmó con tono solemne que “No se suspende la autonomía ni el autogobierno en Cataluña” mentó al elefante. Rajoy sabe perfectamente que las medidas aplicadas en un 155 de lo más hard suponen, de facto, una suspensión de la autonomía y del autogobierno, como han señalado diversos juristas. En caso contrario no lo hubiera negado. Ahora bien… ¿Es consciente de cuáles pueden ser las repercusiones de esta aplicación? ¿Sabe cuál es el siguiente movimiento? Frente a los que piensan que todo esto es fruto de una oscura estrategia diseñada en reservados privados, me temo que no hay ni estrategia, ni táctica siquiera. La reacción de culpar al otro de que te obligue a hacer lo que (supuestamente) no quieres hacer desvela la debilidad de cada cual.

A partir de este momento, pueden pasar dos cosas: que algo o alguien consiga detener la puesta en marcha de estas medidas (para lo que quedan escasamente cuatro días), o que, por contra, el precepto siga su curso y se aplique tal cual está planteado. Si finalmente esta versión del 155 se lleva a efecto, con o sin DUI, ¿hasta dónde está Mariano Rajoy dispuesto a llegar para garantizar su efectividad? El análisis de los hechos pasados y las primeras reacciones desde Cataluña, tanto del Govern como de la parte más independentista de la sociedad, dibujan un escenario donde no es descartable que veamos a los ministros o a sus delegados entrar a las consellerías acompañados de efectivos de la Policía Nacional. O a los nuevos directivos de Catalunya Ràdio nombrados desde Moncloa arrancando el micrófono a los periodistas que ya han anunciado que no reconocerán a los nuevos responsables. Y si al cabo de unos meses –seis como máximo–, Rajoy convoca elecciones en Cataluña, ¿qué ocurrirá si las fuerzas nacionalistas las boicotean? ¿Y si no las boicotearan y las ganaran, reforzadas y cohesionadas como nunca por un relato de víctimas que el propio Rajoy les ha regalado? Todos estos escenarios nos dibujan un panorama desolador que cualquier responsable político debería querer evitar.

Lo único que puede paralizar el desastre, al parecer, es la convocatoria de unas elecciones. Elecciones que el propio Puigdemont, para salvar la autonomía, debería convocar, aunque para contentar a la CUP y a parte de ERC las llamara “constituyentes”, sabiendo como sabemos que serían unas elecciones autonómicas de máxima importancia en clave destituyente.

Ahora bien, la convocatoria de estas elecciones por sí mismas tampoco resuelve nada. Si las encuestas no se equivocan, el bloque nacionalista no se vería desgastado; más bien al contrario, podría ir hilando otras alianzas que hicieran que, al término de la noche electoral, se comprobara la división de la sociedad catalana y la profundidad del conflicto. Para que estas elecciones cumplieran su papel de catarsis, tendrían que ir acompañadas de un acuerdo para poner en marcha un nuevo proceso que cada cual apellidaría como quisiera, pero que inevitablemente pasaría por el diálogo, la negociación, y una expresión popular de aceptación o rechazo por parte de la sociedad catalana.

Pero no podemos olvidar una cosa: el desafío que supone el conflicto en Cataluña, y lo que tiene de ruptura con el edificio institucional y su encaje territorial recogido en la Constitución de 1978, requiere de un debate en profundidad y de un posicionamiento por parte del conjunto de la sociedad española. En democracia esto supone una convocatoria de elecciones generales donde cada cual plantee su modelo. Sobre todo, si se cuenta con un gobierno en minoría apoyado en alianzas débiles que a día de hoy no le permitiría, ni siquiera (salvo inmolación del PSOE), aprobar los presupuestos del 2018. Así las cosas, tanto para actuar en un sentido como en otro, o no hacerlo, el Gobierno necesita de un apoyo estable y un respaldo de la sociedad española que a día de hoy no tiene. Quizá así podamos tener un debate a la altura de las circunstancias, y la izquierda, alguna posibilidad de salir de ésta con vida.

Pensar que el conflicto surgido en Cataluña es algo puntual y transitorio que puede restablecerse a fuerza de medidas coercitivas y sentencias es, una vez más, desconocer la naturaleza política y altamente compleja del conflicto. La realidad nos muestra lo contrario: el sistema de organización territorial diseñado en la Transición se ha agotado, y el Estado no ha sido capaz, a lo largo de cuarenta años, de gestionarlo con la suficiente flexibilidad para que siga en pie. Como todo el mundo sabe, en los países con riesgo sísmico, cuando sacude el terremoto los buenos edificios oscilan lo suficiente para mantenerse en pie, en contra de lo que les pasa a los que están mal pensados o mal construidos, que se derrumban. Eso es lo que le ha pasado a nuestro modelo de organización territorial (y a otras cosas también).

Si ampliamos el foco veremos cómo la segunda transición, cuyo comienzo podemos simbolizar con la modificación del artículo 135 de la Constitución española poniendo en jaque el Estado de Bienestar, puede estar acabando con la aplicación del 155, que supone reconocer el fracaso del modelo de organización territorial vigente durante cuarenta años. Si esto fuera así, la segunda transición la habría ganado la derecha. Conviene tener presente en qué momento histórico se enmarca este conflicto para no perder la perspectiva ni la trascendencia de las decisiones.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



15 Comentarios
  • Cim Cim 24/10/17 02:00

    Si podemos y todos los grupos democratas se unieran , sacariamos a todos estos partidos corruptos y de derechas. Pero somos unos mierdas

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Silk Road Silk Road 23/10/17 20:47

    ¡Qué poco ha tardado Soraya en darme la razón! Hoy mismo ha dicho que, bueno, que lo que dijo Rajoy de los seis meses como máximo para convocar elecciones en Cataluña, a lo mejor tenía que ser un poco más.

    A Sánchez y a Rivera los engañó como a chinos diciéndoles que las elecciones serían en enero. En cuanto salió de la reunión con ellos, la cosa se alargó a seis meses y hoy, sólo tres días después, ya dice Soraya que se alargará hasta cuando haga falta.

    Embustero descarado.

    Y Pedro Sánchez lo apoya.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    20

  • svara svara 23/10/17 19:26

    Me ha encantado el símil sismico para decir que la constitución del 78 es una vieja ley que no sirve para los tiempos que corren. 
    Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Coquemorado Coquemorado 23/10/17 17:53

    Si doble fracaso
    . Ambos gobiernos no se ponen de acuerdo en el Marco de Negociación.
    Como dos Trileros.
    No quieren llegar a ningún acuerdo y se retraimientan en cada paso.
    Uno porque le da votos en el resto de España
    y otros porque siguen creciendo en
    Independentistas y Víctimismo.
    La salida debe ser por más Democracia el problema es que quien le pone el Cascabel a ese gato.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • estovamal estovamal 23/10/17 13:26

    Estoy completamente de acuerdo en lo del doble fracaso, y por tanto, con todo el artículo.
    Pero encuentro un par de lagunas, algo que contribuye a aumentar la sensación de fracaso que percibimos los ciudadanos. Una, la referencia necesaria a la modificación del Estatuto por el Constitucional en 2006, origen en buena parte del conflicto y comienzo, en mi opinión, de ese fracaso de la segunda transición famosa. Y otra, la sensación de vergüenza que estos fracasos nos provocan ante el mundo exterior, realmente la imagen que estamos dando es lamentable.
    No obstante, me parece que es uno de los mejores análisis que he leído en estos días. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    20

    • jorgeplaza jorgeplaza 23/10/17 17:17

      La letanía de la modificación del re-Estatut por parte del TC no es más que eso: una letanía que, a base de repetir este particular "kyrie eleison" ha conseguido que la gente se crea como una verdad revelada algo que es bastante falso. Baste recordar que Mas colaboró con el PP después de la sentencia: "En 2010, tras la sentencia del Constitucional, ni CiU ni Artur Mas parecían especialmente molestos con el PP, ya que, tras derrotar en las elecciones al tripartito, gobernaron durante dos años con el apoyo de los populares y gracias a ellos aprobaron los presupuestos. Presupuestos que al igual que en el resto de España contenían fuertes recortes." La frase está extraída del último artículo de J.F. Martín Seco en Republica.com, artículo tan bueno como casi todos los suyos y que, por tanto, recomiendo a los que prefieran leer argumentos bien hilvanados a repetir consignas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      11

      6

      • Queso Tierno Queso Tierno 23/10/17 21:00

        Un ejemplo más de la manipulación interesada de la información. Cuando se acabó la colaboración, volvió a salir el Estatut, que estaba bien aparcado, a la paletra pero como ejemplo de anticatalanismo. Por la otra parte, tampoco se quedan cortos; p.e. El rescate bancario no nos iba a costar nada a los ciudadanos.
        Los politicos españoles no se preocupan en absoluto de lo que dicen, ni de mantener ninguna verdad. Simplemente como no dimiten, todo vale y mantienen la versión adecuada al momento, sabiendo que la cultura del odio ideológico es tan latente en este pais, que los suyos se la van a creer, o como mínimo, la dejaran pasar y hasta la utilizarán como propio argumento en las tertulias de familiares y amigos. Nos consideran idiotas y se rien de nuestra tolerancia en la intimidad.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        13

  • Haiku Haiku 23/10/17 12:37

    Muy acertadas reflexiones Cristina. Enhorabuena esta semana también.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • jositochema jositochema 23/10/17 11:18

    Hola, de los artículos, 137 al 155 se habla de la organización territorial de Estado, pero sí creo en lo que dices, parece el comienzo y el fin de algo. Todos ellos hablan de cuando se ivan a crear los estatutos correspondientes a cada una de las autonomías, para su posterior desarrollo. Casi todos más antiguos que la tos, hoy las automias están ya creradas, funcionando y los estatutos refrendados.
    El 155 aplicandose ya, dice textualmente, que en caso de incumplimeimto, o se atente gravemente en contra del interés general de España se PODRA, por el gobierno de turno o la mayoria absoluta del senado, obligar previa comunicación, a atender las intrucciones dadas a las autoridades de la comunidad en cuestión.
    Conociendo a estos del gobierno actual, ya parece que más que dar intrucciones van a liar un follon por todo lo alto, primero por que ellos van a desarrollar los dos capítulos del artículo, como les plazca, no tienen mucho contenido, y segundo, con la falta de conocimiento y profesionalidad de la que hacen gala. Total que otros muchos días ayudando a dar malas noticias para después volver de nuevo a la casila de salida, sin cobrar las doscientas pesetas, y pagando un pastón para mandar a Cataluña todo tipo de chupones, y fuerzas y porras de seguridad del estado.
    A todo ésto, desde hace una decada por lo menos, seguimos, siguen, pasándose por el arco del triunfo, montones de artículos con su número también, de la carta magna, referentes a la vida real de las personas, ( economía, vivienda,medio ambiente, sanidad, trabajo, cultura.....) y aquí no
    pasa nada. Creo que Cataluña lo que necresita es que se lo hagan ver, pero entre ellos.
    ¿O no se puede hacer un referendum interno para que ellos se lo aclaren, con o sin cambio en la Canstitución?

    Ahora muchos ciudadanos que son autonomistas, tiene su autonomía capturada e intervenida, por un gobierno de derechas español y un gobierno de derechas con apoyos de minorías de izquierda en Cataluña. A alguien se le ocurre un guión mejor para una peli de Berlanga, que se puede llamar: los unos por los otros y la casa sin barrer.
    Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    18

  • MASEGOSO MASEGOSO 23/10/17 11:01

    2/2
    El PP de Mariano Rajoy Brey ha estado esperando la oportunidad de establecer el art. 155 de la CE para terminar de quitarle a Cataluña y, por ende a los catalanes, la autonomía. Derogar todo su entramado social y, de paso, con el miedo y un decreto urgentísimo, desplazar las mejores empresas catalanas fuera de su entorno histórico. Caixa Bank y Banco de Sabadell aprovecharon las “ayudas a la banca” de un crédito (más tabla de salvación de la CE) que estamos pagando TODOS LOS ESPAÑOLES VIVOS Y LOS AÚN POR NACER con nuestros impuestos. Deberían, pues, ambas entidades bancarias ser respetuosas, tanto con los ciudadanos catalanes como con los del resto de España.

    Si Puigdemont convocase ahora unas elecciones en Cataluña estoy, en la completa seguridad que serían calificadas, por el PP y sus acólitos PSOE y C's como ilegales por considerarlas constituyentes pero sin definir de qué.

    Ud. está bien documentada, mejor que el resto de quienes accedemos a infoLibre, y muchos le agradeceríamos que, en uno de sus acertados artículos, expusiese la verdad de la raíz de los acontecimientos catalanes y, a ser posible, alguna idea que ilumine a estos políticos de pasillo que tenemos en España. Cordiales Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    28

    • charopa69 charopa69 24/10/17 07:32

      Aunque Intereconomía no sea santo de mi devoción, no está de más la lectura de este artículo y reflexionar sobre su contenido

      https://intereconomia.com/economia/politica/fin-del-secreto-bancario-andorra-detras-del-proces-20171013-1715/

      Y más información al respecto:

      https://jesaal.wordpress.com/2017/10/06/el-final-del-secreto-bancario-en-andorra-dispara-las-regularizaciones/

      http://www.lavanguardia.com/economia/20161211/412533819276/final-secreto-bancario-andorra-dispara-regularizaciones.html

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • MASEGOSO MASEGOSO 23/10/17 11:00

    1/2
    “Quizá por eso cada una de las partes lleva meses jugando a que el contrario le legitime su siguiente movimiento como “inevitable”, culpándole de dejarle sin posibilidad de hacer otra cosa.”

    Sra. Monge: lo inevitable, después de la jugada anticonstitucional de 2006, por parte de Mariano Rajoy Brey y su PP, no era ni evitable ni imprevisible.

    Siendo oposición, se proveyó de cuatro millones de firmas (según el PP) que afirmaban que el Estatut, desarrollado por las fuerzas políticas catalanas, aprobado por mayoría en su Parlament y refrendado por el Congreso de los Diputados, organismo de representación del Pueblo Español, soberano, en sus decisiones. Denunciado en un Tribunal Constitucional en base a aquellas firmas que, no representaban la mayoría de españoles que representa el Congreso. Admitiendo la denuncia sin que, los españoles sepamos la razón de su admisión salvo que, al hacerla el PP, el Tribunal Constitucional y sus magistrados se pusieron de espalda a la Ley aprobada por el Congreso. Pues esta acción si que puede tenerse como un golpe de Estado larvado entre el PP, con Mariano Rajoy Brey a la cabeza y los magistrados del Tribunal Constitucional que, esperando la consecución del poder en la legislatura siguiente retuvieron la sentencia, SEIS AÑOS para darla a conocer siguiendo la voz de su amo: el PP.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    31

    • phentium phentium 23/10/17 11:08

      Perfectamente explicado.

      Esa zancadilla del PP de Mariano el Inepto con la complicidad de sus jueces marioneta es el inicio de todo este feo asunto.

      Y todo por un puñado de votos.

      Con esa accion Mariano demostro su nulo interes por los asuntos de Estado -o quizas incapacidad- y que su prioridad iba a ser siempre el PP.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      27

  • bidebi bidebi 23/10/17 11:00

    ¿Será Cristina Monge una peligrosa independentista catalana, una peligrosa comunista, una persona que odia a España?. Seguramente que no. Es sencillamente una demócrata, una persona culta y no fanatizada.
    Esto, o estas personas, es lo mínimo de respeto que creo nos merecemos los lectores de Infolibre y no los cantañanas que sufrimos.

    Sobre una lectura rápida destacaría dos cosas importantes que dice :
    - La violencia indiscriminada del estado, como es la que se viene produciendo sobre los catalanes, siempre es como consecuencia de una ausencia de propuesta política. Se recurre a la violencia represiva cuando falta alternativa política. El españolismo, como totalitarismo que es, carece de otro discurso alternativo que no sea su ideología única.
    El estado español carece de alternativa política que presentar al pueblo catalán y por eso se niega a dialogar y por eso emplea solamente la fuerza bruta.

    - Estamos en la segunda restauración borbónica y en la tercera transición, como muy bien dice Monge. Y todo indica que si alguien no lo remedia volverá a ganarla la derecha neofranquista. Solo cabe, como también dice el artículo, no solamente elecciones en Catalunya si no en todo el estado para delimitar voluntades y poderes.
    El llamado PSOE, sin embargo, está consolidando con su proceder el probable triunfo de esa derecha tal como ocurrió en la primera llamada transición. Sigue cavando su tumba y el de toda la izquierda española. Repito lo que he repetido demasiado : solamente un ciego no ve que esto no es solo una crisis catalana si no que es una crisis tremenda del estado y del régimen en la que se decide el futuro de todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    31

    • Haiku Haiku 23/10/17 12:36

      Eso ha escrito Cristina? He leído tres veces el artículo y no hay apenas correlación de su relato con el de Cristina. Si correlaciona bastante con su postura, repetida hasta la extenuación, pero no por ello menos subjetiva y particular de usted. En una cosa tiene razón, " un mínimo de respeto que creo nos merecemos los lectores de Infolibre y no los cantañanas que sufrimos". Seguramente no coincidimos en quien es cantamañanas y quien no.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      4



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre