X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Pasaremos la varicela, pero ya no seremos los mismos

Publicada 28/10/2017 a las 06:00 Actualizada 27/10/2017 a las 21:15    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 7

¿Cuántos días históricos, histéricos e histriónicos puede soportar el ser humano sin que estos interfieran en su vida?

¿Cuánta impotencia ante la resolución de un conflicto puede asumir un individuo sin contraer frustración?

¿Cuántos minutos decisivos y sucesivos seguidos es capaz de vivir una persona sin padecer angustia?

¿Cuántos días de discusiones cargadas de acritud puede aguantar una relación sin quedar tocada?

¿Cuántos momentos de silencio tenso para esquivar “el asunto” puede resistir una amistad sin pérdida de complicidad?

¿Cuántas embestidas a cada chiste puede aguantar el humor sin morir en el intento?

Ayer se proclamó la declaración unilateral de independencia de Cataluña en un Parlament incompleto y con voto secreto, extraño modo de mostrar la convicción de estar haciendo lo correcto. Unos minutos después, el Senado aprobó la aplicación del artículo 155 y a continuación tuvo lugar el Consejo extraordinario de Ministros.

Esto puede parecer un final pero no lo es. No estamos, desde luego, en la presentación de la historia pero tampoco en el desenlace, en todo caso seguimos en el nudo. El nudo en la garganta.

Los que padecieron la varicela en la infancia recordarán el proceso:

Primero aparecen unas manchas rojas que causan comezón, después se convierten en vesículas parecidas a gotas de agua, estas se transforman en costras que provocan un picor aún más intenso y finalmente desaparecen.

En la fase aguda, el paciente tiene que contenerse para no rascar sin contemplaciones –es lo que te pide el cuerpo–, se trata de aminorar los efectos del desastre para evitar que aparezcan heridas que acabarán dejando marcas profundas y permanentes en la piel.

Antes o después, si no surgen complicaciones, la pesadilla  del virus varicela-zoster termina pero, casi siempre –por inquebrantable que haya sido tu contención y por firme que te hayas mostrado ante la tentación de tirar de rastrillo jardinero– deja huella en la piel. ¿Quién no tiene una marca de la infección infantil en algún lugar del cuerpo?

Cuando lleguemos al presunto final de esta varicela política y social que nos tiene encamados y febriles desde hace semanas, cuando creamos que lo peor ha pasado, cuando miremos atrás y podamos ver lo sucedido bajo la estructura argumental de la presentación, el nudo y el desenlace –sea el que sea– podremos hacer balance.

Entonces apreciaremos, con toda claridad, las marcas que nos ha dejado este proceso en la dermis y comprobaremos que ya no somos los mismos.

Este episodio de nuestra Historia dejará dolor, romperá historias de amor, algunos cogerán un billete solo de ida y como en cada desastre, puede que también sea el comienzo de alguna hermosa amistad. Siempre nos quedará Marichalar.

NOTA DE LA AUTORA: La frase original de Casablanca es “siempre tendremos París” (We’ll always have Paris), la otra solo existe en nuestra cabeza. Es curioso, todos vimos a Humprey Bogart pronunciar esa frase en español, incluso en inglés y, sin embargo, nos hicieron creer que habíamos escuchado otra. Día a día, seguimos insistiendo en citar la frase inventada (yo acabo de hacerlo) sabemos que no es cierta pero nos gusta más cómo suena. Es un dato para la reflexión...
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



7 Comentarios
  • nietanigal nietanigal 31/10/17 12:43

    Ayer justo lo pensé: ¿Cómo se veremos esto dentro de un año? y no supe qué contestarme.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • GK GK 30/10/17 11:46

    ¡Ay, Raquel! Casi lloro. Pensar que teóricamente eres/eras una "payasa". Has sintetizado lo ocurrido, lo que está ocurriendo y lo que ocurrirá con una nitidez que me ha provocado un bajón enorme. Particularmente creo que estos estados de ánimo nos ayudan a mejor interpretar nuestro alrededor.
    Creo que como yo, tú y la gran mayoría de españoles tenemos fe ciega en la condición humana. Queremos creer que sólo lo bueno, lo cariñoso, lo simpático, lo amable ocurrirá y en eso nos refugiamos.
    No dejemos que otros nos condicionen, demostremos que nosotros tenemos [la] razón. Seamos valientes y decididos: no al odio, no a la prepotencia, no al pensamiento único, no al frentismo.
    "Libertad, Igualdad y Fraternidad"
    "Todos iguales, todos diferentes"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JOSEJ JOSEJ 28/10/17 17:22

    Si al menos inmunizara... y no hubiera que volver a pasarla... algo se sacaría en positivo. Espero que nadie se rasque en demasia...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Damas Damas 28/10/17 12:29

    Una semana más, esta columna me reafirma en lo mucho que conecto con ella y ¡cuánto me gusta leerla!. Se dice de daños en la dermis, y frida56 comenta la dificultad para arreglarlo (ni con cirugía estética) y a partir de ello pienso en otro sitio donde los "daños" y su "arreglo" me parece mucho más complicado y difícil de paliar, y menos de arreglar, esa especie de Unidad Central humana: el cerebro.  

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Bacante Bacante 28/10/17 11:36

    Pasado el triste día de ayer,  esperemos pasar el rastrillo por la caspa y las telarañas del setenta y ocho.  Ya tocaba. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • platanito platanito 28/10/17 08:15

    Deseo que nuestra joven democracia imperfecta salga reforzada de este sarampión, y que su convalecencia nos traiga de regalo la tricolor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • frida56 frida56 27/10/17 23:51

    Creo que el rastrillo jardinero nos lo hemos pasado sin piedad por el cuerpo entero. Esto no se arregla ni con cirugïa estética! Me ha gustado mucho su artículo. Ha sintetizado muy bien la sonrisa,la tristeza y la preocupación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20

Lo más...
 
Opinión
  • Muros sin Fronteras Ramón Lobo Ramón Lobo

    El peligro de hablar idiomas

    Ser racista, xenófobo y supremacista está de moda; tanto que el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española va a incluir la última, que las otras dos ya estaban. 
  • ¡A la escucha! Helena Resano Helena Resano

    Monitorizando el acoso

    Para aquellos y aquellas que ponen en duda que salir por la noche para una mujer es una tortura aquí va una demostración científica: un estudio tecnológico que lo demuestra.
  • Telepolítica José Miguel Contreras José Miguel Contreras

    El punto ciego de Irene y Pablo

    Es inconcebible que ambos no fueran capaces de vislumbrar la que les iba a caer encima cuando se conociera la compra de su ya famoso chalé.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre