X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Tres claves para entender la geopolítica del desastre y buscar soluciones en Siria

Pablo Iglesias | Julio Rodríguez | Pablo Bustinduy Publicada 09/04/2017 a las 06:00 Actualizada 08/04/2017 a las 19:28    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 28

1ª) El ataque de EEUU es ilegal y contraproducente

Donald Trump ha lanzado su primer ataque militar de envergadura. Lo ha hecho marcando estilo: primero se lo insinuó a la prensa y después bombardeó una base aérea del ejército sirio. Al parecer EEUU habría alertado a Rusia para que retirara su personal militar. El ataque ha sido unilateral, sin autorización del Consejo de Seguridad, contraviene la Carta de la ONU y representa una violación flagrante del derecho internacional. Las declaraciones del secretario general de la ONU, António Guterres, alertando del riesgo de una “escalada” tras el ataque de EE.UU. y pidiendo contención han sido inequívocas. Para llevar a cabo el ataque se han usado dos destructores con base en territorio español sin que nuestro gobierno haya cuestionado que se utilicen bases militares de soberanía compartida para lanzar operaciones ilegales.

Trump ha justificado su operación como respuesta al ataque con armas químicas que se produjo el martes durante unos bombardeos de la aviación siria en la localidad de Jan Seijun, en la provincia de Idlib en el norte del país, que causó la muerte de más de 70 personas, entre ellas 20 niños y niñas. Los organismos competentes para investigar el bombardeo con armas químicas son la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y las Naciones Unidas, que debían identificar a sus responsables directos e indirectos. Esa era la respuesta que estaba obligada a dar la comunidad internacional. Reaccionar con más violencia y más violaciones del derecho internacional sólo entraña un riesgo grave de escalada militar que, como siempre, paga la población civil. Fuimos el primer partido político que lo dijo en España al tiempo que el Gobierno de Rajoy respaldaba a Trump. Después fue el propio secretario general de la ONU el que intervino para decir algo muy parecido.

2ª) La complejidad del conflicto sirio no permite soluciones “quirúrgico-militares”

La pluralidad de actores en el conflicto sirio no permite ninguna simplificación y desde luego no aconseja pensar en ninguna solución “quirúrgica”. Bashar al Assad y Rusia han buscado legitimidad internacional señalando al ISIS como su principal enemigo, pero el principal objetivo militar del régimen son los grupos de la llamada oposición siria, cuyas ambiciones democráticas iniciales han quedado sepultadas entre los bombardeos de Assad y el auge progresivo de los grupos yihadistas. La “democrática” Turquía directamente no combate al ISIS, sino a los independentistas kurdos que son los que de verdad se enfrentan al ISIS en busca de un espacio vital en Siria que les permita enfrentarse a Turquía. Los kurdos son conscientes de que la división del mundo árabe es su oportunidad para soñar un Estado propio. Arabia Saudí y EEUU tampoco tienen en el ISIS su principal enemigo; en el pasado lo financiaron y promovieron, identificándolo como radicalismo sunita que les era útil frente a su verdadero enemigo: Irán. Los iraníes sí pretenden contener al ISIS pero no destruirlo del todo, para evitar así la vuelta de una cierta coalición sunita que ya les dio problemas con Irak en tiempos de Sadam Hussein. Mientras, Israel disfruta del colapso de Siria viendo a Hezbollah peleando contra árabes, a Irán entregado a una guerra de resultados inciertos y a todos ellos olvidándose de la causa palestina. Cada actor persigue una agenda diferente. Todas se entrecruzan en una guerra multinacional cuyas consecuencias sufren, como siempre, los más vulnerables.

Con semejante escenario, pensar en soluciones quirúrgico-militares en una u otra dirección es de una enorme miopía (por no hablar de quienes presentan el conflicto sirio bien como una suerte de choque de civilizaciones, bien como una guerra imperialista). Lo que es evidente es que una vez más las apuestas netamente militaristas, como las adoptadas contra Al Qaeda en Afganistán e Irak, en nada garantizan que no se sigan usando armas químicas (el 90 por ciento de las cuales, por cierto, están en manos de las cinco potencias que forman el Consejo de Seguridad de la ONU), ni desde luego van a poder aportar una solución viable y justa al conflicto en Siria. Han sido estrategias fallidas que, al no abordar las causas que lo alimentan y financian, tampoco han podido afrontar con garantías la lucha contra el terrorismo internacional, generando una enorme inestabilidad en la zona. La militarización de la política es un fracaso, pues lo que pueden parecer victorias a corto plazo acaban en desastres.

3ª) Frente a la geopolítica del desastre sólo puede haber soluciones políticas

Tras seis años de guerra abierta, seguimos asistiendo a la destrucción de Siria y a gravísimas consecuencias para su población. Desde 2011, casi 500.000 personas han muerto como resultado del conflicto y 640.000 viven asediadas sin acceso a ayuda humanitaria. La mitad de la población siria ha tenido que desplazarse por la guerra, incluyendo cinco millones de personas refugiadas. Hemos visto bombardeos indiscriminados, uso de barriles dinamita contra la población civil, la utilización del asedio y la inanición como método bélico, falta de atención médica, bombardeos de hospitales (Médicos sin Fronteras denunció en 2015 94 ataques a 63 de sus instalaciones) y todo tipo de episodios de violencia, que constituyen gravísimas violaciones del derecho internacional humanitario.

La guerra de Siria es la punta de lanza de una espiral de barbarie y destrucción que, desde las invasiones de Iraq y Afganistán en 2001, arrasa las poblaciones de varios países de Oriente Medio y el Sahel. Tras décadas de colonialismo, regímenes autoritarios e intervenciones militares extranjeras, los alzamientos populares de 2011 fueron arrasados por un ciclo de guerras con apoyo y participación de potencias regionales y mundiales, el auge de grupos yihadistas que aprovechan el caos en Iraq y Siria para crecer y expandirse, la inacción de la comunidad internacional para frenar los flujos ilícitos de capital, personas y armas que alimentan estos conflictos, los poderosos intereses que entraña la rearticulación geopolítica de los mercados de materias primas, y el retorno de todo este desastre a Europa bajo forma de atentados indiscriminados.

¿Qué hacer para frenar esa espiral desenfrenada de barbarie? Es urgente que entre todos los países involucrados en la guerra se ponga fin de una vez al padecimiento de la población civil, sin esperar a que sus opciones triunfen por la fuerza en una lógica que ha arrasado Siria e incendiado, aún más si cabe, otros conflictos. Tienen una responsabilidad específica los países miembros del Consejo de Seguridad; ni Rusia ni Estados Unidos pueden seguir amparando o justificando acciones que estén fuera de la legalidad internacional. Es más urgente que nunca que se respete el alto el fuego de diciembre de 2016: que cesen los ataques contra la población civil, se abran urgentemente corredores de ayuda humanitaria, se garantice de una vez que los hospitales y los trabajadores humanitarios no serán atacados. Los países garantes del alto el fuego –Rusia, Turquía e Irán–, apoyados por el resto de miembros de la comunidad internacional, deben ejercer influencia sobre las partes para evitar violaciones del alto el fuego y asegurar que llegue de inmediato ayuda humanitaria a la población civil.

Sólo un proceso de negociación política puede poner fin a esta espiral de atrocidades y crímenes de guerra y permitir una salida del conflicto en el marco de la resolución 2254, que incluye un proceso de transición política que establezca un nuevo sistema de gobernanza creíble, la redacción de una nueva Constitución, y la celebración de elecciones plurales, libres y justas bajo supervisión de la ONU. Esa resolución fue adoptada unánimemente por el Consejo de Seguridad en diciembre de 2015, y fue aceptada por las partes. Sólo en ese marco será posible impulsar mecanismos de justicia transicional para juzgar todos los crímenes cometidos en el país durante estos años y ofrecer un horizonte viable de solución del conflicto para el largo plazo.

El Gobierno español y la diplomacia europea, en vez de permitir que fuerzas extranjeras lancen desde nuestro territorio ataques militares que violan el derecho internacional y solo van a hacer peor el conflicto, deberían contribuir con todos sus medios a ese objetivo. España podría y debería ser un baluarte frente al tenebroso avance de esta geopolítica del desastre.
_________________

Pablo Iglesias es secretario general de Podemos; Julio Rodríguez fue Jefe del Estado Mayor de Defensa de España y es el responsable del Área de defensa de Podemos; y Pablo Bustinduy es secretario de Internacional de Podemos


Hazte socio de infolibre



11 Comentarios
  • Arouet Arouet 11/04/17 10:11

    To er mundo e bueno. Buenismo militante para arreglar con cubitos de agua un incendio de petróleo y nunca mejor dicho. En un área inestable desde Nabucodonosor. Persas, babilonios, kurdos, turcomanos, nómadas, desiertos sin fronteras, petróleo, minerales. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Rosales Rosales 10/04/17 14:53

    Análisis certero. Totalmente de acuerdo. Un saludo republicano compañeros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • SANEV SANEV 10/04/17 11:33

    Completamente de acuerdo con los planteamientos de este articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • FPF FPF 10/04/17 09:32

    Un buen artículo que trabaja en favor de la Paz y contra la escalada bélica que tantas muertes y desgracias causa.No hay conflicto que no pueda ser resuelto en una mesa de negociaciones.La OTAN es el medio para frenar las iniciativas que desencadenan rupturas y generan espacios de odios y guerras. La OTAN debe ser el árbitro y no EE.UU. unilateralmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Larrutan Larrutan 10/04/17 12:48

      La OTAN es una corporación militar que ha asimilado e interiorizado el carácter del imperialismo yanqui. La OTAN no puede ser arbitro en la resolución de conflictos y guerras, sencillamente porque es arte y parte, los árbitros deben ser objetivamente neutrales y con una visión táctica y estratégica de pacificación, no de acción militar para imponer sus criterios de dominación geoestratégicos. Y para ejemplo fragante, la intervención en Libia con el pretexto de proteger a la población civil, ahora hay una guerra y violencia permanente entre grupos de poder, con un estado fallido totalmente inestable y con muchísimas posibilidades de que e medio plazo se extienda a países de África y empiece a "salpicar" de forma importante desde el sur a toda Europa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • mcn mcn 10/04/17 09:09

    ¿Qué puede hacer el españolito de a pie? Pues por ejemplo boicotear los productos fabricados con dineros de países del golfo que supuestamente financian cómo mínimo el Real Madrid y el Barça... O sea dejar de ver fumbo podría ser una buena terapia para no participar de esa barbarie.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • karls sanchz karls sanchz 10/04/17 01:00

    Larrutan y Coyot. Muy de acuerdo con lo expuesto por ambos. Solo añadir, dos piezas que encajan a la perfeccion en este puzle de lo que acontece y " ACONTENCERÁ " . ----------------------------------------------------------La primera pieza, se llama LA TEORIA DEL CAOS de Leo Strauss ------------------------------------------------------ (en google ** http://lugrogeopolitica.blogspot.com.es/2015/05/eeuu-y-la-conquista-silenciosa-de.html ** ) y la segunda , denominado COMPLEJO INDUSTRIAL MILITAR -------------(en Google **https://es.wikipedia.org/wiki/Complejo_industrial-militar ** ) . Es tan clarificador que merece la pena este pequeño esfuerzo, adelantar que nuestras elites europeas traidoras y sumisas a los dictamenes del gringo nos abocan a la inmolacion sin siquiera guardando una minima dignida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Coyot Coyot 09/04/17 22:36

    Creo que no es realista esperar que el conflicto no afecte a la población. Desgraciadamente nadie ha inventado aún las guerras “buenas” donde la población civil no sufre.Tampoco es realista pedir que se respete el alto el fuego. Mientras Siria y Rusia respetan el alto el fuego, los yihadistas se expanden, masacran a la población y fortifican sus posiciones. Desgraciadamente el alto el fuego sólo beneficia a los yihadistas y lo que a corto plazo es un pequeño alivio, temporal, para la población, se transforma inevitablemente en una prolongación de la guerra que, como es obvio, prolonga el sufrimiento de la población.Sobre negociar una solución política, nuevamente creo que esto está fuera de la realidad. A los yihadistas no les interesa negociar, la oposición política siria ya está en el parlamento y apoya al Assad. El resto de opositores son mercenarios al servicio de dictaduras wahabies (un eufemismo que se usa ahora para hablar de los terroristas) como Arabia Saudi y Qatar, y países imperialistas como Israel y Turquía. Hablamos de un ataque conjunto a un país más pequeño, con una guerra que jamás llegará a ninguno de estos 4 países, y por lo tanto estos países no tienen absolutamente nada que perder, ergo ninguna necesidad de negociar nada. Su agenda implica eliminar la soberanía Siria, los derechos de sus ciudadanos, y a cualquier líder que los defienda. Una vez conseguido esto, Arabia Saudi habrá asegurado su monopolio petrolífero impidiendo a Irán la construcción de su gaseoducto al mediterráneo. Erdogan que se cree la reencarnación de un Califa Otomano erradicará a los kurdos y se anexionará partes de Siria. E Israel dejará a Hezbola y Palestina sin su principal soporte.La única solución que honestamente creo que vosotros podéis aportar, es que deis un apoyo mediático CLARO al gobierno sirio en su lucha contra el terrorismo y desmontéis el relato de “dictador salvaje” que se le está dando a Bashar, cuyo gobierno hasta el momento no se ha demostrado culpable de ninguna de las barbaridades de las que se le acusa. Si vosotros lo hacéis esto, mucha gente que os apoya y respeta se lo pensará dos veces antes de creerse los titulares basura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • FedeMartinez FedeMartinez 09/04/17 19:10

    Muy esclarecedor. Un buen escrito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • FedeMartinez FedeMartinez 09/04/17 19:10

    Muy esclarecedor. Un buen escrito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • FedeMartinez FedeMartinez 09/04/17 19:09

    Muy esclarecedor. Un buen escrito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre