X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

¿Qué sucederá el día siguiente a la elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE?

José Sanroma Aldea Publicada 05/05/2017 a las 06:00 Actualizada 04/05/2017 a las 22:20    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 66

Permítanme antes de contestar un preámbulo necesario.

A comienzos de octubre de 2016, en un sábado negro para el PSOE, triunfó por las bravas un proyecto político en su Comité Federal. Tal proyecto cristalizaba en una decisión. Lo llevó a efecto la Gestora, asegurando a Rajoy su investidura al final del mes. Así fué: las 68 abstenciones de la bancada socialista fueron decisivas. Ahora la Gestora da continuidad a la aplicación de aquel proyecto, a la espera de que sea elegida Susana Díaz como
SG.


En aquel CF la línea política divisoria pasaba por la cuestión de cómo resolver la crisis de gobernabilidad abierta en España tras las elecciones del 20-D de 2015. Cuestión que quedaba difuminada por el deslumbramiento cegador de una lucha por el poder interno que planteaba la disyuntiva solo en torno a decisiones "orgánicas".  Los responsables principales de que eso sucediera así fueron la propia Susana Díaz y los barones (salvo la honrosa excepción de Fernández Vara) que habían venido cometiendo un continuado "delito de silencio" (Fernández dixit) ocultando su posición política; y al tiempo activando el proceso que culminó con el derrocamiento (Fernández dixit) del SG sobre la sola idea de que Sánchez había obtenido los peores resultados electorales.


El principal líder político de ese triunfo (del proyecto "abstencionista-pro bipartidista") fue Felipe González. Este siempre expresó su posición, incluso antes del resultado del 20-D. El principal brazo ejecutor, Susana Díaz, quid prodest.

El coste de credibilidad para el PSOE fue enorme. Quedó rendido ante el PP de Rajoy, situado en una posición subalterna.

La militancia socialista pasó del estupor a la indignación. Esa batalla (política y orgánica) se había librado ante sus ojos, en el seno de su máximo órgano de dirección, sin su participación. Ahora le toca participar y decidir.

Al elegir a la persona que ocupe la SG la militancia tomará una decisión de gran trascendencia: para el curso de la política española, para la suerte del propio PSOE. No es sólo una cuestión personal que mida las cualidades y las trayectorias personales de los candidatos. Lo más importante es, en las presentes circunstancias, la lucha de ideas sobre los proyectos políticos que –más o menos elaborados programáticamente, pero "destilados" en las decisiones políticas fundamentales– representan.

Esos proyectos que libraron una sorda y fratricida lucha en el seno del CF y que ahora se vuelven a confrontar. En un nuevo escenario: ahora ya es presidente Rajoy. En sede distinta: ahora deciden 180.00 personas (el censo de afiliación) antes 300 (los integrantes del CF).

Dos interrogantes se plantean las filas socialistas y la opinión pública: ¿Quién resultará elegido? ¿Qué sucederá al día siguiente de la elección?

Responderé sólo a la segunda, suponiendo que resultará elegido Sánchez. Pero esta suposición no es un pronóstico, es sólo mi opción como votante, mi previsión personal del significado de la elección de Sánchez y mi apuesta personal por ella.

Si Vd. lector, lectora, considera que lo que vendrá a continuación es mera propaganda, carente de cualquier valor, puede evitarse perder el tiempo, está en su derecho de dejar ya la lectura. Si continúa le doy las gracias por anticipado. Leeré con atención cualquier comentario que tenga a bien hacer.

Paso a responder.

1. Ese día se darán diversas explicaciones de la sorpresa

Ese día estará marcado por la sorpresa del resultado de la elección.

Porque lo cierto es que a día de hoy, en el conjunto de la opinión pública, predomina la idea de que Susana Díaz ganará. La vieron acompañada por el aparato del partido, con el despliegue de una fuerza avasalladora, el number one ("dios" que dijo Txiqui Benegas), Zapatero y tantos otros de cuyo nombre no quiero acordarme... La ven ensalzada como lideresa ganadora, a través de los grandes medios de comunicación, aunque por algunas rendijas se cuela el fiasco en alguna de sus comparecencias. En estos medios, incluso los que siempre han hecho bandera del desprecio a la Andalucía gobernada por el PSOE y metido los ERES hasta en la sopa de la Gürtel, se dan una "tregua controlada" para cualquier crítica que pueda perjudicar las posibilidades de Díaz. En cambio a Pedro Sánchez lo ven abandonado por los notables de su equipo (Patxi López, Hernando, Luena, Óscar López...que le acompañaron hasta su derrota... pero no al destierro. Y evitan reconocer que precisamente, desterrado, encuentra un apoyo y un entusiasmo mayor que en los actos de las campañas electorales, cuando se debía suponer que todo el partido, y no sólo sus partidarios, le estaban apoyando.

Pero ni para la militancia socialista ni para las otras candidaturas será una sorpresa su triunfo.

En el PSOE se sabe que Sánchez puede ganar limpiamente. El voto secreto se libra de las presiones y cada militante decide con su personal criterio.

Los analistas darán todo tipo de explicaciones al sorprendente acontecimiento.

La de Sánchez podrá decir:

A) Que queda acreditado que la mayoría de la militancia estaba contra la abstención y contra el derrocamiento del SG, requisito de la vía libre a la investidura de Rajoy.

B) Que si un partido tiene mecanismos y un funcionamiento democrático la participación de sus afiliados puede revocar el rumbo político erróneo impuesto por la dirección. En este caso mediante la elección directa del SG.

Conviene añadir que esta experiencia permitirá  trasladar este mensaje a la opinión pública española: la afiliación a un partido ("instrumento fundamental para la participación política", reza el artículo 6 de la Constitución) permite tomar decisiones trascendentales, más allá de votar cada cuatro años, mientras se asiste impotentemente a las promesas electorales incumplidas.

Este elemental mensaje es hoy más efectivamente democrático que la denuncia más sesuda de la partitocracia.

Claro está que para eso el partido tiene que tener un funcionamiento democrático. El PP, por ejemplo, no lo tiene. Rajoy, que nos gobernaba desde la indecencia, no gobierna ahora porque así lo hayan querido los españoles, tal como él mismo proclama y como repiten los abstencionistas del PSOE.  Gobierna porque fracasó el Congreso de los Diputados como órgano de la democracia representativa en dos ocasiones. La primera no evitando lo que Rajoy quiso: repetir elecciones. La segunda cuando le invistió tras las del 26-J de 2016.

Pongo en duda que ahora mismo pudiera seguir gobernando si tuviera que apoyarse en la voluntad libremente expresada de los afiliados del PP. Eche el lector mucha imaginación para suponer que el PP somete a la decisión de sus afiliados la cuestión de si Rajoy debe dimitir y ser sustituido por otro/otra de su mismo partido. Apostaría a su derrota.

2. Habrá quedado derrotado el proyecto político abstencionista-probipartidista y el PSOE se abrirá a un nuevo rumbo

Cierto será que, despertados del mal sueño de la abstención, el dinosaurio seguirá ahí: en el Gobierno. Pero no tan seguro como estaba. Ya no puede manejar a su antojo la manecilla del reloj electoral. El colchón de su investidura y la derrota de sus adversarios le otorgó una capacidad de iniciativa que, inopinadamente, se le ha desestabilizado. El tiro le ha venido de la Administración de Justicia, porque su sillón presidencial está sobre el cráter del volcán de la corrupción, cuyas erupciones no puede controlar como quisiera, a pesar de Catalá, de Zoido,de Moix... no le ha venido de la oposición parlamentaria: ni Rivera tiene los arrestos regeneracionistas a la altura de la degradación institucional que denuncia, ni el GPS le "cruje", ni Iglesias quiere enterarse todavía de qué va esto. El líder de Podemos se había ido al autobús y vuelve al Congreso: de la idea de que el parlamento vale para poco a intentar manejar, él solito, el instrumento más poderoso de la democracia representativa: la articulación de una alternativa que permite quitar un presidente y poner otro. Está en su derecho. No le importa un pimiento que Rajoy, tras gastar el Congreso esa baza, siga ahí. Le basta con la propaganda que quiere conseguir  para su tesis de la "triple alianza" (C's, PSOE, PP) a la que él se enfrenta desde "la otra orilla". Iglesias, la novia en la boda, el niño en el bautizo... no quiere aprender que su omnipresencia ayuda a escaparse al gran Houdini de la política española, ese al que él llamó, en el debate de su investidura,"tipo estupendo". En esa ocasión ya no estaba Pedro Sánchez. Ni podrá estar en el debate de esa anunciada moción de censura, porque dimitió de ese Congreso que pudiendo evitar la investidura de Rajoy no lo hizo. Pero aunque no esté, Sánchez seguirá siendo el símbolo de la oposición frontal a Rajoy.

De nuevo al frente del PSOE le tocará darle el nuevo rumbo que se apunta en el documento"Somos socialistas".

En el ámbito parlamentario el GPS, bajo una nueva dirección, podrá recuperar el crédito necesario para empujar a C's y a Podemos a una oposición parlamentaria más efectiva. Aunque Iglesias se siga empeñando en aislar a Podemos, torpísima actitud  que perjudica la suerte inmediata de sus cinco millones de votantes, a cambio de la promesa  del paraíso para 2020. Y aunque C's, en su afán por agrupar al PP y al PSOE para situarse en el eje de todas las decisiones, ingenua pretensión, colabore en la tarea de aislar a Podemos.

En el ámbito de la sociedad civil el SG podrá llamar a la imprescindible participación cívica. La militancia socialista, con su movilización contra la abstención y con su voto habrá ganado un crédito para un PSOE que no se resigna ante el PP que pugna por bloquear la renovación democrática y el rescate social.

3. El PSOE emprenderá su renacimiento

Posiblemente lo hará entre los dolores del parto. Es decir de las confrontaciones que acompañan a una decisiva batalla política.

Pero se habrá cerrado la brecha de distancia política entre la dirección y la base. Mayoritariamente esta nunca creyó el cuento de que con la abstención el PSOE hacía un gran servicio a España, que le sería después reconocido. Todo lo más algún sector admitió que aquello era un mal menor. De modo que la militancia, liberada del fardo abstencionista, permanecerá en el partido. Asunto no menor pues aunque escasa, está llena de experiencia y cultura política que no le basta, pero que no le sobrará a generaciones jóvenes cuando vayan al PSOE.

Un partido de izquierdas, sin militancia, difícilmente puede ganarle a la derecha la hegemonía electoral. La estrepitosa caída del PS francés (que viene de ganar las presidenciales en 2010 a hundirse en un  6,4% en las siguientes, 2017) no se explica sin tener en cuenta también el dato del insignificante número de sus afiliados... y la herencia Hollande.

La militancia en un partido, proyectada hacia la sociedad es aún más necesaria para ganar la hegemonía política e ideológica. Y más aún para construir una alternativa al neoliberalismo capitalista que fractura  la sociedad y debilita la democracia.

El renacimiento del PSOE  requerirá una ampliación de sus filas. Pero el triunfo de la voluntad de la militancia permitirá lanzar una campaña de afiliación. Sobre todo en las ciudades y entre la juventud. Y podrá tener éxito si se acierta con ofrecer un modelo de partido al tenor de los tiempos.

No pocos, en la izquierda, esperan la señal de que el PSOE vuelve a ser un cauce para una participación política efectiva.

4. El PSOE puesto en paz con su pasado inmediato podrá comenzar la reconstrucción de la unidad partidista

Es bien sabido que quienes avalan a Susana y López arguyen frente a la candidatura de Sánchez que con su reelección se volvería  al pasado. Como si los otros dos candidatos no fueran parte del mismo. El sábado negro de octubre, en que se condensaron todos los errores (en el modo de afrontar las contradicciones internas) es algo que cualquiera quisiera dar al olvido. Pero no se puede borrar del tiempo como si no hubiera existido.

El PSOE para reconstruir su unidad necesita, más que enaltecer sus glorias antañas, ponerse en paz con su pasado inmediato. Solo se puede aplicar el "borrón y cuenta nueva", dejar atrás errores y pensar en el futuro, cuando ya se ha identificado el error y cuando la militancia ha decidido democráticamente como superarlo. Y tratándose de un partido decir "error" obliga a examinar la posición política mantenida en el debate, y ponderar el modo en el que se ha defendido. Esa identificación del error es lo que habrán resuelto los militantes con su voto. A partir de ahí, borrado el error, sí podrá comenzar la cuenta nueva. La unidad entonces dependerá de la actitud de todos.

Cierto es también, a mi parecer, que las dos posiciones alternativas (intentar formar gobierno o abstenerse ante el PP) se antagonizaron: por falta de flexibilidad, por un exceso de supuesta coherencia que llevaba al fracaso de ambas; y también por primar en exceso la lucha por el poder interno. Mi opinión personal es que el error político de este último exceso fue no entender que la suerte del partido estaba vinculada a la de su SG, elegido por la militancia. Quien ponga el acento en que no fue así sino que fue "designado" por Díaz, y otros notables apadrinados, revela poco talante democrático y poco respeto a la libertad de criterio de los votantes.

Nadie piensa que la tarea de reconstruir la unidad vaya a ser tarea fácil. Y se ha destacado por muchos analistas el hecho de que la mayoría de los socialistas que tienen poder institucional (señaladamente en las Comunidades Autónomas) están sobre todo, más que a favor de otro, en contra de Sánchez. Pero la razón política democrática impone: a) que los presidentes autonómicos se deben al compromiso con sus ciudadanos y con el parlamento que los eligió ; b) que el SG apoyará el cumplimiento de ese compromiso.

Parece obvio añadir que el éxito de esos gobiernos –sustentados en diversas alianzas, sobre todo con Podemos y sus confluencias– conviene  a la tarea de construir una alternativa de gobierno a nivel estatal nacional; y que su fracaso la perjudica.

Por último habría que señalar que la unidad en un PSOE capaz de renacer con nuevos bríos tendrá que dar parte, también en su dirección, a la diversidad ideológica, política, social que inevitablemente acompaña a un partido que pretende una representación mayoritaria de la actual sociedad española. Lo cual no contradice ni su clara ubicación en la izquierda ni la permanencia de su matriz identitaria original socialista y obrera.

En esta perspectiva la tensión importante, a medio plazo, no es la ubicación personal de cuantos ocupan hoy cargos en los órganos directivos del partido. Su comportamiento y su propia libre decisión también cuentan. La tensión importante es atreverse y acertar con un modelo de partido para este primer cuarto del siglo  XXI. Es evidente que ni con Rodríguez Zapatero (que tuvo tanto tiempo y tantísimo indiscutido poder hasta que entró en barrena política desde 2010) ni con Rubalcaba, ni con la primera etapa de Sánchez, el PSOE afrontó en serio esa tarea.

Ahora, para la nueva dirección, será tarea inaplazable, pero de largo alcance. No podrá salir del Congreso utilizando las manidas frases de "nos hemos renovado " y "ha triunfado la unidad". Únicamente se habrá establecido una base. Porque un partido de izquierdas del siglo XXI no puede surgir con fuerza, desde sus históricas raíces, si no se acompaña de un reverdecer del compromiso activo con la democracia de una parte importante de la ciudadanía española.

5. La elección de Sánchez convierte al PSOE en el factor más determinante de las interacciones en el sistema de partidos

Por eso no la quiere Rajoy, puesto que contribuye a desestabilizarle; ni Rivera puesto que todo acuerdo a tres, aislando a Podemos, parece situarlo en el eje central; ni Iglesias, encantado en ese aislamiento, que contribuye a dar pábulo a su anhelado papel de adalid de la izquierda. Dicho de otra forma, el día de la reelección de Sánchez como SG puede empezar a descuajeringarse el funcionamiento del nuevo sistema de partidos, actualmente bloqueado en la hegemonía de la derecha. Tal y como expuse en "España en su laberinto".

Si el amable lector, lectora, ha llegado hasta aquí y juzga que lo expuesto está influido también por el deseo de que suceda tal como se pinta aquí el futuro reconozco que lleva razón.
_______________

José Sanromá Aldea 
formó parte del equipo de expertos designados por el PSOE para elaborar
la propuesta de reforma de la Constitución.


Hazte socio de infolibre



17 Comentarios
  • nika_iru nika_iru 13/05/17 22:26

    Vaya Camarada Intxausti, que bajo has caído, de la ORT al PSOE. Y encima atacando a Podemos, supongo que hay que buscarse un hueco a costa de lo que sea, no?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • M.Marshall M.Marshall 10/05/17 18:23

    El Psoe se abstuvo en la votación porque democraticamente el PP ha ganado las elecciones, y lo que no se puede pretender es perder y luego ""adaptar tus ideas"" con la intencion de ganar, y eso es lo que se ha pagado, ponerse al servicio de un partido que empieza regalando naciones tiene estas cosas, España arrastra su unión desde siempre y la mayoría de españoles está a favor de que siga junta, así que todo el que la intente romper perderá , haga lo que haga, y hable lo que hable, Podemos si analiza su situación se dará cuenta de que el dia que habló de regalar naciones empezó su decadencia ...... y hablando de ""adaptar tus ideas"" solo hay que ver lo que ha vuelto hacer Sánchez , tras conocer el resultado de los avales salió corriendo a comprar a Pachi........la cabra tira al monte , y por el bien del Psoe que no salga Sanchez porque le ocurrirá como en Francia, se habrá enterrado solo,

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cepeda cepeda 09/05/17 10:32

    Sin acritud... y sin segundas:1.El Sr Sanromá Aldea es el mismo que en época de la transición era alto dirigente de la ORT?.2.Si es el mismo... estaría bien que nos explicara que ha aprendido de la experiencia China desde entonces y hasta ahora...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Wantoo Wantoo 08/05/17 00:50

    Pues si, se nota que es Ud. del PXXE y que no se ha enterado ni le interesa saber porqué yo y unos cuantos millones más hemos dejado de votar a ese partido descuartizado por la falta de honestidad, para votar a otro que nos hace más felices, exacto: a Podemos. Nos agrada, sin embargo, que cada vez que hablan de lo suyo, nos saquen a relucir, contando nuestras bondades (por ejemplo, que no les dejamos dormir tranquilos o que no nos pueden quitar de la cabeza)Un saludo desde la izquierda que no se venderá nunca ni a la derecha (ustedes) ni la ultraderecha (el PP).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • yoka yoka 07/05/17 20:17

    En parte estoy de acuerdo,solo se puede aplicar el" borrón y cuenta nueva" cuando se ha identificado el ERROR,( Comite Federal de Octubre) y a continuación tomar una nueva psición politica y no solo esto,sino además un nuevo modelo de Partido abierto a la sociedad. Pero para ello una de las cosas a eliminar es la castración del militante en aras a un mas facil gobierno interno del Partido,sin utilizar métodos de premio y coaccion,que han ido a mas conforme han ido a menos los cargos a repartir, y cuyo trabajo se ha encargado a la organización de fontaneros con premio. Abrir el partido a una mayor participación social,como lo estuvo en los 70 y 80,dar mayor impotancia a la ética,al debate abierto,a una moral que se aleje de lo fácil,,que es pariente de lo corrupto, y que ha sido utilizado y aceptado como método para el éxito politico.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pawis Pawis 07/05/17 19:31

    Cebrian quiso humillar a es este joven ,diciéndo que apenas tenía altura política....Nadie nace aprendido excepto el y su confesor..parece y sus amigos Felipe , etc... Por su edad Pedro tiene tiempo para aprender y de ello se puede beneficiar este país que bien lo merece. El proyecto cósmico sigue su proceso y lo que sucede en la tierra no le afecta , pero bueno a lo ochenta años de titubeos.....a lo mejor este pueblo engrana y acoge una cultura para compartir " todos y cada grano de trigo"....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Arouet Arouet 07/05/17 13:00

    Hola camarada Intxausti. Que viejos somos. Quien te ha visto y quién te ve. Anticomunista visceral, militante de la desunión ante el dictador. Ahora socialisto convencido y considerando al PSOE de Felipe, Solchaga, Solbes, Salgado, Sebastián y un largo etcétera, una referencia para la gente de izquierdas en este país. Estamos viejos y apoltronados, pero las nuevas generaciones destruidas por el social liberalismo de tus amigos y por su complicidad con las oligarquías extractivas que nos han llevado a dónde estamos no consideran al PSOE como el instrumento adecuado. Es verdad que Pablo hace todo lo posible por torpedear al increíble instrumento que se llama Podemos. Ya te hubiera gustado que tu patética organización llegara siquiera al tobillo del Podemos actual. Creo que algunos como Felipe deberíais volver al cajón de la historia y quedaros callados que estáis más guapos. Hoy se me ha atragantado el desayuno con la entrevista de Daniel en el Mundo, también está viejo y sin embargo hay que seguir siendo realistas pidiendo lo imposible. La playa está sin duda debajo de los adoquines. Sin acritud pero sin intoxicación oligarquica también.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Argaru Argaru 07/05/17 08:29

    Cuando era joven, allá por los años setenta, se decía que los comunistas tenían prisa, los anarquistas, mucha prisa y los socialistas-socialdemócratas, ninguna prisa en alcanzar el principal objetivo de la IZQUIERDA: la SOCIEDAD SIN CLASES. Por esta razón, las políticas de un partido de izquierdas deben ir encaminadas en la defensa del "bien común", de la "cosa" pública, que atañe a la inmensa mayoría de la población. La triste realidad es que la socialdemocracia, en general, ha sido el PRINCIPAL muro de contención del sistema capitalista para "impedir" alcanzar ese anhelado objetivo. ¿El PSOE es y quiere ser un partido de izquierdas o, es el Partido de izquierdas de un sistema de derechas, como el sistema capitalista? Si es y quiere ser el primero, debe combatir un sistema que premia al dinero sobre las personas; si quiere seguir siendo, en mi opinión, lo segundo espero que desaparezca. No necesitamos un Partido de derechas con el marchamo de izquierdas.En el apartado 3 habla del renacimiento del Partido. ¿De qué renacimiento hablamos? ¿Del Partido que fundó Pablo Iglesias, el "auténtico", o del Partido que refundò Felipe González? Tengo muy claro lo que es y representa Susana Díaz. ¿Y Pedro Sánchez? ¿Piensa acabar con los conspiradores de la vieja y nueva banda felipista que ha corrompido ideológicamente al Partido Socialista? Lamentablemente, lo dudo. No quiero ser agorero, pero el panorama es bastante negro, porque, gane quien gane, habrá "una noche de cuchillos largos". Y esto, señor Sanromà Aldea, lo sabe.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • PericoPan PericoPan 06/05/17 16:27

    Pedro Sánchez y la 'posverdad' de sus apóstoles. El gran problema del PSOE ante los retos del principal partido de la izquierda.http://ciudadanopan.blogspot.com.es/2017/05/hay-partido-hay-reto.html

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • individualiberal individualiberal 06/05/17 14:50

    He leído hasta el final un poco en diagonal es verdad pero en lo más estoy de acuerdo. Si Sánchez llega a SG nada estará solucionado pero seguro que pronto habrá posibilidades ya que últimamente las cosas se mueven muy rápido en muchos países. Con Podemos tenemos que hacer gobiernos de coalición primero en las autonomías y después en el gobierno de España, lo que no es muy defendible es negar esas coaliciones a nivel autonómico y luego pretenderla para el gobierno del Estado como lo han hecho ellos. Un saludo cordial y viva la república de Portugal.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    0

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 06/05/17 17:13

      Mire si Sánchez llega a Secretario Genaral del PSOE el PSoe va a perder mucho apoyo popular, le apoyaran mucho los partidistas y las minorias militantes ( y los ilitantes de Podemos que apoyan al sr Sanchez para que se despeñe el PSOE) pero dejaremos de apoyarlo millones de personas de izquierdas pero mas moderadas. No me invento nada, acaba de pasar en Francia con Hamon-Pedro Sánchez que ha batido todos los records negativos de apoyo de la población aun habiendo ganado las primarias. Millones de personas simpatizantes y votantes del socialismo han visto un peligro en Hamon y han cambiado el sentido de voto. Acaba de pasar (ayer en Gran Bretaña) con la tremenda derrota laborista del lider de las primarias Corbyn, porque millones de británicos no se identifican con la línea radical y retórica, no práctica, de Corbyn. Los radicalismos de izquierdas son un sueño para la derecha, les asegura los gobiernos por decadas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      0

      • individualiberal individualiberal 06/05/17 22:19

        No veo que Pedro Sánchez sea radical. Al descubrir a Díaz en las elecciones andaluzas del 2012 me interesé por su trayectoria pero desde que la vi decir "el congreso cuando toca" tengo mal concepto de ella y me temo que sea irremediable. Por otra parte entiendo que el grueso de los votos no se ha perdido en diciembre 2015 si no en 2011 y que con Sánchez no ha habido ni de lejos lo mínimo de lealtad exigible.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        0

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 06/05/17 23:25

          El sr Sánchez no ha tenido lealtad con sus compañeros de partido. 1ª No la tuvo con Madina, que quedó segundo al que trató como un apestado, poniendole en lugares en las listas electorales donde no saliera. Es una persona que tiene miedo a que los demás destaquen. 2ª Mando hacer a Jordi Sevilla un estudio sobre las condiciones de la posible abstención al gobierno de Rajoy, del que nos hemos enterado por Jordi Sevilla que lo ha publicado en su libro. Pero ese estudio fue escondido a sus compañeros de dirección. ¿Usted cree que eso es lealtad a los compañeros de partido a los que luego echo la culpa de la abstención? 3ª En ningun momento consultó a la militancia socialista si estos apoyaban que el PSOE forzara unas segundas o unas terceras inmorales elecciones. Les escondió que él lo prefería. Se lo escondió a los militantes, a su ejecutiva (nombrada por él) y al Comite Federal, el mayor organo democrático del partido 4ª Intentó hacer un congreso express, antidemocratico, de ratificación plebiscitaria de sí mismo, un congreso al tipo comunista, poniendo unas urnas ocultas. Fue cuando le dijeron "Te estás pasando" ¿Usted cree que eso es lealtad con los compañeros del partido y con los compañeros de la dirección? Pues yo creo que no, que el solo trabajo para él mismo, intentando echar rivales, a escondidas, intentando convertirse en caudillo. En cuanto a cuando perdió el PSOE votos es lo mismo. La cultura socialista democratica y la cultura de cualquier partido democrático europeo de gobierno nos dice que cuando se pierden elecciones bajando votos y escaños, el secretario general se hace responsable politico y dimite, para que sus votantes y militantes visualicen la derrota y puedan recomponerse con otra persona. Así lo hicieron Felipe Gonzalez, Almunia, Rubalcaba, con dignidad, asumiendo la derrota y haciéndose responsables de ella. Pero el sr Sánchez hizo lo contrario de la cultura democrática: Echó la culpa a todos los socialistas menos a él. A unos socialistas les llamó traidores, a otros vendidos etc. con tal de seguir en el poder. Eso pertenece mas bien a la cultura totalitaria de los partidos comunistas y fascistas. Vea usted Le PEN que si pierde seguirá.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 4 Respuestas

          0

          0

          • individualiberal individualiberal 06/05/17 23:40

            Buf qué cosa, no veo ni siento las cosas como tu, no es grave no puedo votar. ¿Estás a favor de Diaz?

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            0

            0

            • Antonio Basanta Antonio Basanta 07/05/17 13:39

              Yo tampoco puedo votar, porque no soy ni he sido nunca militante del PSOE pero que si respondo a la amplia corriente del socialismo democrático. Me pregunta usted que si estoy a favor de Diaz. Pues no, porque no me gusta ninguno de los 3, pero lo que seguro es que estoy contra Sánchez y me gusta desenmascarar sus tremendas mentiras o postverdades porque son peligrosisimas para el socialismo democratica e incluso para los ciudadanos. Le voy a decir unas cuantas cosas: 1ª Sanchez hizo una primera manifestación con una enorme bandera de España, de la que presumió ¿Estaba mintiendo o no? ¿Como ahora dice que es una nación de naciones y claro, casualmente lo dice en CATALUÑA? ¿Por que no tuvo el minimo coraje de sacar la bandera en Cataluña y de decir lo de nación de naciones con la gran bandera de España? ¿Es un dirigente político o un impostor? 2ª Dice que el "aparato" le impuso la abstención. Jordi Sevilla su economista de cabecera dice que le pido (e hizo) un estudio sobre lo que se podía pedir a cambió de la abstención. Felipe González ya ha contado varias veces que le dijo que iba a proponer la abstención tras las inmorales segundas elecciones. ¿Es un dirigente político o un impostor que solo hace aquello que le conviene a él, no al partido ni mucho menos a los ciudadanos? 3ª Dice (ahora) que el comite federal y los barones le dieron un golpe. Es mentira. ¿No es un golpe querer imponer un congreso express a la bulgara, un congreso caudillista y plebisicitario donde los militantes se le prohibiera discutir de politica profunda sino solo ¿Estas con Sanchez o contra Sánchez? como hacen los dictadores caudillistas y los populistas. 4ª No se si sabrá usted que cuando subió a la secretaria general los asesores le tenian que modular o cambiar sus discursos porque daba una imagen de demasiado liberalismo economico y ahora se presenta como la rama mas izquierdista ¿Votaría usted a un candidato tan mentiroso y farsante?Como doy por supuesto que no le votaría en esas condiciones, solo se puede votar a cualquiera de los otros dos, aunque no nos gusten e intentar que a las campañas electorales se presente otro socialista no sectario intelectualmente avanzado, sincero.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              0

              0

              • graci graci 13/05/17 09:50

                Cambiamos mocos por babas?

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

              • individualistaliberal individualistaliberal 07/05/17 21:48

                Que cascada me envías, no es una queja sino una constatación Hago una hipótesis: desde el 20 de diciembre 2015 Pedro Sánchez ha tenido una formación política aprendiendo cosas a marcha forzada, si eso es cierto no procede echarlo ahora que ha aprendido algo. Lo que subyace de tu argumento es que no solo es malo de malo sino que va a seguir tan malo sin remedio alguno. Lo siento pero de poder votar elegiría a él. En todo caso para mi lo mejor del Psoe es con distancia Meritxel Batet. En el País leí una entrevista de Diaz en la que no decía nada, lo más relevante era su foto en medio, un caso similar al de Raul Romeva cuya mayor aportación política parece ser el color de la montura de sus gafas.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre