X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Otoño feminista

Sofía Castañón Publicada 13/09/2017 a las 06:00 Actualizada 12/09/2017 a las 20:23    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Quiero escribir septiembre como quien escribe inicio del año. Y escribo Federici. La increíble cola en Matadero Madrid para escucharla, las cientos de personas que se quedaron fuera. Escribo Federici y escribo sobre las brujas y lo que nos contaron de un exterminio, sobre los cuentos y el folclore para no mencionar la profundidad de la violencia durante siglos. Escribo Federici y entre la lengua y los dientes se pronuncia el presente.

Reanudo. Escribamos septiembre, me digo. Pero escribo agosto y escribo julio y escribo Juana Rivas y escribo entre líneas tantísimos nombres de mujeres que como Juana no quieren entregar a sus hijas, a sus hijos, a un padre maltratador. Quiero escribir Pacto de Estado pero todavía le faltan párrafos para ser el Pacto de Estado que un país con conciencia feminista en sus calles y en sus plazas demanda. Escribo septiembre pensado que estamos a tiempo de exigirle a ese Pacto que supere el marco de 2004, porque en trece años pasamos de ser estado de referencia en derechos humanos de las mujeres al justificado tirón de orejas de hoy. Escribo Pacto de Estado Feminista como quien necesita conjugar con contundencia y en presente un verbo de vida.

Vuelvo. Escribo septiembre pero Millett. Quiero decir gracias, por el pensamiento valiente y la conciencia de lo que hace la palabra enunciada. Quiero escribir genealogía, raíz y cuerpo teórico. Quiero escribir Historia y de nuevo escribir gracias. Pero también escribir “mientras nosotras amábamos, los hombres gobernaban”. Y desde ahí abordar la política que nos vive, que no es necesariamente la que queremos hacer y la que sí nos nombra, sino la sobrevenida, la que se lanza desde tribunas y mentideros, desde las mesas de las tertulias y mensajes de ciento cuarenta caracteres y sobrada desvergüenza. Escribo Millett y el pasado es un pretérito que nos conforma el habla.

Voy a escribir septiembre y escribo Fallarás. Y escribo que de nuevo la voz frente a la amenaza, que de nuevo nos quieren en soledad y nos tendrán en común, que de eso va el feminismo y el pensamiento comunitario. Que si se está amenazando al pensamiento que cuestiona los privilegios que otorga el patriarcado a costa de las vidas de las mujeres, será que estamos dando donde molesta y que ningún derecho se ha conquistado con un “claro que sí, qué despiste, tomad, tomad”. Escribo Fallarás y sé que cuando tocan a una, nos tocan a todas, y además de presente sé que hablo de futuro.

Septiembre pero Marías, pero Herrera, pero la poscensura. Septiembre pero una misoginia desde espacios privilegiados que le permite a una persona pendiente de procesos por denuncias de maltrato cargar contra una ley que puso sobre el papel los derechos de las mujeres, una ley que nos enorgulleció y nos permitió caminar en la lucha contra la violencia machista y que, aunque necesariamente mejorable, su crítica sólo muestra la necesidad de políticas feministas en el estado español.

Iniciamos el curso, como se suele hacer en septiembre, y de nuevo nos dirán que viene un otoño caliente de movilizaciones. De nuevo se volverá a mirar a distintos espacios y, mientras, los feminismos y sus movimientos seguirán gritando en las plazas y bailando en las calles, que para eso la revolución es nuestra y decidimos cómo la hacemos y la irreverencia siempre ha sido un grado a la hora de saber cómo articular la lucha. Otoño feminista, porque a algunos se les mueve bajo los pies lo que llamaron suelo y eran nuestros derechos. Y escribo otoño feminista con la certeza y el vértigo de quien sabe que está escribiendo deudora de quienes estuvieron, aprendiz de quienes están, responsable de lo que dejemos. La revolución no será porque ya es, y es feminista.
___________

Sofía Castañón es secretaria de Feminismos Interseccional y LGTBI de Podemos y diputada por Asturies
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • martín pérez martín pérez 13/09/17 17:32

    Desde aquellos tiempos en que la mujer mantenía una justa lucha que reclamaba los derechos que corresponden a los seres humanos de los que se veían excluidas en parte debido a que así lo mandaban los preceptos religiosos y las leyes civiles que gobernaban la sociedad en que se desenvolvía la vida de los seres humanos, hasta la actualidad de las sociedades occidentales en las que la igualdad de derechos y deberes ante la ley es un hecho normalizado entre hombres y mujeres, han transcurrido mucho años en los que la mujer y el hombre han arrimado el hombro para conseguir la sociedad igualitaria en la que vivimos.
    La actual lucha que se sigue, en los países más desarrollados, bajo el estandarte del feminismo y argumentaciones de patriarcado, machismo y otros señuelos propagandísticos tendentes a justificar un desafuero institucional inexistente para reclamar privilegios que no derechos compartidos debe ser examinada con detenimiento.
    Los derechos de hombres y mujeres están recogidos en cuerpos de leyes que no discriminan a unos y otras en lo concerniente al derecho legal reconocido, pese a voces que se alzan puntualmente sobre tal o cual aspecto denunciando situaciones que se van puliendo con la rapidez que la sociedad imprime a estos cambios, afecten a machos o a hembras (ley sálica, custodia compartida…).

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Bacante Bacante 13/09/17 14:32

    '..será que estamos dando donde molesta y que ningún derecho se ha conquistado con un “claro que sí, qué despiste, tomad, tomad”. '
    Con el aumento de los asesinatos de mujeres  y el renovado malestar que provoca  el feminismo,  sus palabras son más que necesarias y altamente refrescantes. 
    Estoy completamente de acuerdo: la revolución no será PORQUE YA ES, y es feminista. 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    España, fin de ciclo. ¿Reiniciamos?

    Si el marco político y jurídico del que nos hemos dotado no es capaz de garantizar la convivencia, tenemos la obligación imperiosa de modificarlo por procedimientos democráticos.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Bajo los escombros de la política

    Debajo de la ingenuidad y el descrédito, de la demagogia y la verdad, acompañada sólo por un fatigado instinto de supervivencia, espera la política.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    De calle

    Es previsible que sigan las manifestaciones y algaradas, igual que es previsible que la justicia siga actuando, y unos y otros se alimenten en el bucle que con tanto acierto había calculado el independentismo.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre