X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

La Constitución como garante de ciudadanía

Publicada 01/12/2017 a las 06:00 Actualizada 30/11/2017 a las 21:51    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 6

Necesitamos una Constitución feminista que impida las desigualdades crecientes, el desamparo de los jóvenes, la pérdida de músculo democrático por el Estado y el abandono que sienten millones de familias. Por eso tenemos que afrontar con urgencia los trabajos para la renovación del pacto de 1978. Se trata de garantizar a la ciudadanía un futuro con dignidad en un marco de cohesión territorial y estabilidad política. Aunque poco se podrá hacer con Rajoy en La Moncloa.

Una izquierda con vocación de gobierno, en medio de una crisis que ha debilitado el Estado del bienestar y restado legitimidad al Estado de derecho, tiene que defender con convicción la reforma de la Constitución frente al inmovilismo y los bloqueos de la derecha. No cabe otorgar credibilidad a un presidente incapaz de asumir su responsabilidad política por los casos de corrupción y que incumple cada día los acuerdos del Parlamento. Por tanto, nadie debería negar la conveniencia de reforzar con más democracia las reglas de juego constitucional en favor de la regeneración democrática como respuesta a tanta corrupción.

El modelo de país impuesto por el PP, con un relato tramposo sobre el crecimiento económico, ha fracasado en lo social, político y territorial, abriendo innumerables conflictos y convirtiendo partes de la Constitución en papel mojado. Sin embargo, la condición de ciudadanía exige tener no solo reconocidos sino garantizados una serie de derechos básicos, además de imponer deberes y acreditar a una persona como parte de un país.

Es evidente que a lo largo de estos cuarenta años la sociedad española ha cambiado mucho y el mundo globalizado y tecnológico nos plantea nuevos desafíos. Esa realidad deja al descubierto que la Constitución ofrece lagunas, artículos que han quedado desfasados y una lógica ausencia de miradas al siglo XXI.

Por otra parte, la Constitución dejó abierto el modelo de organización territorial por lo que hay que completar y regular constitucionalmente lo que en plena transición quedó sin precisar, actualizando y perfeccionando nuestro Estado autonómico de descentralización del poder. Los socialistas queremos incorporar principios federalistas como la cohesión, la cooperación y mecanismos de encuentro e integración del conjunto de pueblos que forman parte de un Estado plurinacional.

La reforma no podrá ser el resultado de la imposición de postulados por unos, ni soportará la exclusión de ninguno de los agentes políticos y sociales, ni será el fruto de una negociación de salón. En ese escenario, que se prevé complejo por el actual contexto político y la falta de cultura constitucional, la capacidad de diálogo será decisiva para alcanzar acuerdos equilibrados entre las fuerzas parlamentarias.

El debate protagonizado por el Parlamento ha de complementarse con la apertura a la sociedad de cauces participativos. La ciudadanía no va a asistir como espectadora a un nuevo pacto constitucional porque su concepción de la democracia ha evolucionado hacia la participación y se imponen la transparencia y la aprobación de la nueva Constitución en un referéndum.

La izquierda necesita una estrategia propia para conducir un proceso que requiere reflexionar sobre el perímetro de la reforma, la metodología a seguir y las propuestas concretas a plantear a debate, aplicando pedagogía constitucional. El PSOE lleva años defendiendo una reforma constitucional en sus programas. Pero se ha encontrado con la pared del inmovilismo político y con el miedo de sectores políticos y económicos a perder sus privilegios, sus amnistías fiscales y sus posiciones de poder.

La alternativa de gobierno que representa el PSOE con Pedro Sánchez a la cabeza significa un nuevo modelo de país que va unido a una renovada Constitución que refleje los anhelos de la gran mayoría ciudadana. Pero, previo al intento del deseable consenso, será imprescindible definir las posiciones socialistas sin renuncias de antemano y sin maximalismos. Porque es mucho lo que está en juego y lo que debiera incorporar la Constitución. Y no queremos correr el riesgo de provocar mayor frustración ciudadana y el despegue de los jóvenes de las posiciones del PSOE.
___________

Odón Elorza es diputado socialista por Gipuzkoa.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



6 Comentarios
  • Ángel S.B. Ángel S.B. 03/12/17 12:11

    Señor Empresa, no se entera usted..... Sólo tienen bonitas palabras...Lo que necesitamos los españolitos es un nuevo Proyecto Constituyente que no es lo mismo que una reforma para que todo sigua igual...no nos quiera engañar....Y este proceso lo debe liderar la sociedad civil, los ciudadanos... porque los partidos políticos harían un nuevo status Quo injusto.....Su partido es una empresa bien instalada en este estado de cosas y no es muy fiable para estos menesteres...Lo ha demostrado desde 1977... Ustedes los del PSOE han demostrado que están al lado de esta monarquía que deriva corrupta, al lado de los grandes poderes económicos y fácticos...y no son nada de fiar....Somos la izquierda...eso no se lo cree ni usted.... Ustedes han gobernado para los poderosos...porque son un partido clientelista y empresa con buenas puertas giratorias...solo falta empezar con Felipito y terminar con unos cuantos y cuántas más...Esto son datos reales y objetivos, no es opinable....Así es que a otro gato a engañar...Ah!! y deje de insultar a los andaluces!!! el más humilde de cualquier andaluz es más digno y honesto que usted...Quedese en su Euskadi por favor!!! .Los andaluces no solo sabemos vivir mejor que usted.. también somos trabajadores y los grandes sufridores de ésta España suya....Salud y República..... Haber si se entera....!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Dolores Sorondo Dolores Sorondo 02/12/17 12:13

    El señor Elorza nos habla de una nueva constitución garante de la ciudadanía y el PSOE junto con Ciudadanos y el PP elaboran una nueva ley de Seguridad Nacional en la que incluyen la desinformación y los problemas de cohesión territorial como amenazas para la seguridad nacional

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • luzin luzin 01/12/17 14:18

    El artículo no es más que un panfleto electoralista de unos de los bandos que mantienen los privilegios de su casta. Afirmar que la mal llamada Constitución Española, garante de los privilegios de unos españoles sobre otros, va a ser la garante de la ciudadania es como pedir peras al olmo. La Constitución del 78 fue el producto de las reuniones secretas de unos pocos, donde el pueblo español fue llamado a refrendarla, sin más opciones y sin ni siquiera abrir un proceso constituyente donde los redactores fueran elegidos para tal misión. La Constitución del 78 garantiza la corrupción, la desigualdad, los privilegios, la falta de democracia, la no de separación de poderes, la puesta de unas reglas de juego tramposas a favor de los poderosos. El gran problema de España es precisamente su Constitución. Sólo la apertura de un proceso constituyente sería una solución posible a los problemas políticos que enfrentamos los españoles.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    20

  • juan alvarez juan alvarez 01/12/17 12:00

    desde el art. 14, derecho fundamental (DF) a la igualdad y a la no discriminación, hasta el art. 29, DF de petición,- ni la ley de transparencia 9/2013 lo arregla, hay abogados del estdo sentqados en banquillos diferentes defendiendo a dos Admones Públicas, una de las cuales se niega a entregar la información pedida-, pasando por el art. 15, DF a la vida y a la integridad,- hay personas esperando 2 años para percibir una prestación de supervivencia denegada sin otra razón que ser pobres-, el art. 16: DF a la libertad ideológica,- veanse los delitos de rebelión y sedición de la Audienzia Nazional y Sala Segunda, el art. 17: toda PERSONA tiene derecho a LA LIBERTAD, veanse los CIES y ahora las cárceles para los pobres inmigrantes, art. 18, call centres, luz, telefonillos, desvergüenza legal y el Ministerio de Industria durmiendo o colaborando, art 20,libertad de expresión de tuiteros y chistosos, art. 21 y 22: ley mordaza, y multas idénticas para el que gana 600 €/mes o 60.000€/mes, art. 23. listas cerradas "igualdad de elegibles", sólo en los PPPP. art. 24. DF al juez natural. Véase la Audienzia y la caja B del PP. art. 25, DF a la presunción de inocéncia, véase la Adienzia y Oriol; art. 26, veánse las faltas y sanciones de jueces, art.28. sindicatos MAS representativos... DON ODON, de que Constitiución habla usted, de la del CONGO? Es burlesco. Que le vaya bien con sus amiguest del PNV y la pastizara.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Andres Niporesas Andres Niporesas 01/12/17 10:39

    Vd. mismo ha dicho que muchos artículos de la Constitución actual son papel mojado. ¿Con los nuevos cambios no lo serán?. No es sólo un problema de cambio constitucional, que lo es. También es necesario que las instituciones abracen esa Constitución. Sobre el papel todo puede ser democrático en la realidad no lo es. No parecen serlo nuestras instituciones fundamentales. Ayer sin ir mas lejos, ante la Armada Española, el presidente de este gobierno se jactó de no reconocer el cambio de una calle que rendía honores a un militar alzado en 1936. Con estos mimbres ¿Qué se espera de nuestras instituciones? Con ese ejemplo ¿Esos marinos serán demócratas? Ahora me explico lo de la Policía municipal de Madrid y muchas cosas mas que no digo por pudor.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20

  • frikeldon frikeldon 30/11/17 23:15

    Por mucho que renovemos la constitución, no arreglaremos nada si la reforma viene de políticos en quien no confiamos. Los españoles no necesitamos una constitución reformada, necesitamos una constitución propia, hecha por el conjunto de los españoles, y eso pasa por un proceso participativo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    17

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre