X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

El daño de la violencia de género en menores: 23 asesinados y 185 huérfanos en cinco años

Judith A. Pérez Publicada 19/02/2018 a las 06:00 Actualizada 19/02/2018 a las 13:06    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 2

Cuando se piensa en asesinatos machistas lo primero que viene a la mente son las mujeres que cada año mueren asesinadas a manos de sus parejas y ex parejas. Sin embargo, no son las únicas personas que sufren este problema. En el último año 8 menores han sido asesinados y 27 se han quedado huérfanos. Los datos recogidos en 2017 suponen un aumento considerable con respecto a los 4 años anteriores.

La violencia de género es un problema que cada año deja decenas de víctimas en España. Sin embargo, hasta que no se vive de cerca no se le otorga la importancia necesaria. Según el último barómetro publicado por el INE en octubre de 2017, se trata de un problema que apenas preocupa a los españoles. Según la Organización de las Naciones Unidas, se define como “todo acto de violencia de género que resulte o pueda resultar en sufrimiento físico, sexual o daño psicológico o sufrimiento a la mujer, incluidas las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea que ocurra en público o en la vida privada”. El problema en España recae en establecer qué víctimas han sufrido violencia de género y cuáles no.

2017 ha sido un año con los peores datos desde que se tienen registros, con un total de 8 niños asesinados. El último dato oficial es del 12 de noviembre en Alzira (Valencia). A pesar de que en los últimos años se venía observando un claro descenso en cuanto a los menores asesinados, seis en 2013, cuatro en 2014 y 2015 y uno en 2016, la cifra de 2017 cambia la tendencia y es muy alarmante. Supone un aumento del 700% con respecto al año anterior. Esto quiere decir que de un año a otro los menores asesinados se han multiplicado por 8. Todos los niños tenían menos de 15 años. Asimismo, un 17% de ellos no había llegado a cumplir su primer año de vida antes de ser asesinados, porcentaje más alto junto con el de menores de entre 5 y 6 años y los niños de entre 9 y 10 años. En total, en los cinco años del periodo 2013-2017, han sido asesinados 23 menores.

Esta no es la única forma por la que un niño se ve afectado debido a la violencia de género. Según los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en los últimos 5 años, 185 menores se han quedado huérfanos. Antes de 2013 tampoco se tenía en cuenta si las mujeres asesinadas eran madres o no.
 
En la actualidad, están consideradas víctimas de la violencia de género las mujeres parejas o exparejas de sus agresores y los hijos menores de estas. Según varias asociaciones feministas, el problema recae en que son más las mujeres que han sido asesinadas y no están contabilizadas, como por ejemplo familiares de las víctimas. Los que hacen referencia a los menores asesinados aparecen recogidos en los registros oficiales desde 2013. Desde entonces, son 23 los niños que han sido asesinados, el 91% a manos de sus propios padres. Los datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad no hacen referencia a la relación de los menores con sus asesinos en el otro 9%.

Los datos de las mujeres son más desalentadores

Los datos de las mujeres asesinadas son más alarmantes si cabe. En los últimos 15 años, 917 mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas. Sin embargo, en los últimos 7 años puede observarse un pequeño descenso de los asesinatos. Entre 2003 y 2010 la media de asesinatos era de 68,1, mientras que entre 2011 y 2017 la media desciende a 53,1. A pesar de dicho descenso, las cifras no son nada tranquilizadoras. Según expertos en la materia, el dinero destinado a la lucha contra la violencia de género es insuficiente. En mayo de 2017, el Partido Popular decidió no incrementar la partida destinada a luchar contra la violencia de género. Plataforma Impacto de Género Ya junto a varias asociaciones feministas vienen denunciando en los últimos meses que desde el año 2008 el presupuesto dirigido a la lucha contra la violencia de género se ha reducido a la mitad.

El 91% de las mujeres asesinadas que habían denunciado a sus agresores habían obtenido algún tipo de medida de seguridad. A pesar de que este dato demuestra que son muchas las mujeres que acceden a medidas de protección, algo tiene que fallar en su ejecución si aun así los agresores consiguen arrebatarles la vida. De las 134 mujeres que contaron con seguridad, solo 95 de ellas, el 71%, estaban en vigor en el momento del asesinato. Entre las medidas de protección más comunes están las órdenes de alejamiento. El problema reside en que los agresores no respetan los mandatos policiales. El 52% había quebrantado, sin el consentimiento de la víctima, las medidas impuestas en al menos una ocasión.
__________________

Judith A. Pérez es alumna del Máster en Periodismo de Datos de Villanueva C.U.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



2 Comentarios
  • ArktosUrsus ArktosUrsus 19/02/18 12:14

    La orden de alejamiento sin una pulsera GPS que no sea retirable salvo por la policía, es inútil. El maltratador se pasa la orden por donde le parece oportuno. Y por supuesto, un seguimiento de esa pulsera. Y con todo y con eso es muy difícil, a no ser que se le ponga otra pulsera a la maltratada y que ambas reacciones cuando están a menos de la distancia prevista en la orden, avisando a la maltratada de que su maltratador está cerca, y a la policía que se ha vulnerado la orden de alejamiento. Y cuando le cojan habiendo vulnerado la orden, que no le suelten. Que se aplique otra medida (que puede ser incluso el internamiento preventivo en prisión por desobediencia) que garantice que no se puede acercar a la mujer. Y por supuesto, y más que eso, educación. A las personas de determinada edad es difícil reeducarlas, pero es incomprensible que entre los jóvenes siga habiendo el porcentaje escalofriante de personas que creen que cierto "maltrato" es cariño, o es normal. Algo falla en la forma en que presentamos los roles en el campo de la educación. Y mientras eso no avance, las posibilidades de que el maltratador se salga con la suya y asesine a su víctima, son muchas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Isabelle0651 Isabelle0651 19/02/18 11:44

    Unas cifras escalofriantes, las asociaciones reclaman más acción y fondos para que el Gobierno tome medidas concretas contra esta lacra, mientras, Rajoy se pierde entre frases pomposas y su ineficacia política contra estos crímenes: “la sociedad se conmueve con razón por cada mujer asesinada por violencia de género", y hasta la próxima...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.