x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Carta abierta a Esperanza Aguirre, descubridora de la 'Gürtel'

Francisco Javier López Martín
Publicada el 16/06/2018 a las 06:00 Actualizada el 15/06/2018 a las 17:49
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Esperanza,

Llegó por fin el momento. Eras una de las destinatarias de estas cartas desde el principio, pero mes tras mes se me ha cruzado alguien en el camino, de forma que lo urgente me ha impedido atender lo necesario.

Cada vez que miro alguna de esas fotos de hace años en las que aparecemos juntos, me hundo más en mi incapacidad de comprender la condición humana. Por allí andan Gerardo Díaz Ferrán y su concuñado y sucesor al frente de la patronal madrileña, Arturo Fernández. Mi inseparable compañero José Ricardo Martínez. Tus manos derecha e izquierda, Ignacio González y Francisco Granados. El eterno concejal, luego consejero menor en tu gobierno y todopoderoso conseguidor, Alberto López Viejo. Casi todos cuantos aparecieron contigo en esas fotos se encuentran condenados, o cuando menos imputados.

Siempre he pensado que llegaste al poder madrileño, tras aquella maniobra del Tamayazo contra Simancas, cuando deberías haber realizado el gesto de renunciar a dos de tus votos para contrarrestar el transfuguismo inaceptable de aquellos dos siniestros personajes, de los que aún no sabemos qué beneficio sacaron y quién lo pagó. Pero sí sabemos quién se benefició.

Aquel verano, entre intrincadas comisiones de investigación y la repetición de las elecciones, los corruptos de España recibieron la señal inequívoca de que todo era posible y, si no lo era, siempre se podía torcer la voluntad popular hasta que lo imposible se convirtiera en viable y hasta deseable.

Tu Manuel Lamela y tu cachorro Güemes, emparentado con el capo de la corrupción valenciana, se convirtieron en adalides de las privatizaciones sanitarias. No importó que por el camino quedasen profesionales como Luis Montes, recientemente fallecido, pese a demostrarse lo infundado de los casos de asesinatos de pacientes del hospital Severo Ochoa de Leganés.

Nunca enmendaron tus escuderos aquel entuerto. Nunca pidieron perdón, ni tan siquiera disculpas, por los daños que causó aquella denuncia “anónima” contra los profesionales de la sanidad pública, a la que se dio publicidad y credibilidad, siguiendo el más puro estilo inquisitorial. Hoy, aquellos dos pícaros granujas, se ganan magníficamente la vida con lo que aprendieron a tu lado.

Granados parece que se especializó más en poner precio a las concesiones de colegios privados. A Ignacio le apasionaban los negocios del Canal. López Viejo bastante tenía con atender las timbas de Correa y demás. Unos cobraban y otros pagaban. Unos se enriquecían y otros conseguían contratos y concesiones.

Te empeñaste en convertir Telemadrid en una carcasa, en cuyo interior las productoras y los compadres afines a tu gobierno hacían su agosto, alejados del servicio público, pero con pingües beneficios privados. No importaba, tampoco, que los estudios previos dijeran que el MetroSur sería una ruina. Había que hacer más kilómetros de metro que Gallardón y había que inventar nuevos negocios radiales, peajes en sombra y modelos sanitarios privatizadores a la carta, como ensayo general de dónde, cuándo y cómo corre más el dinero desde las arcas públicas hasta los bolsillos privados.

Perdidas en las hemerotecas, han quedado tus aventuras de una Ciudad de la Justicia, tu amigo Sheldon Adelson con su Eurovegas, las donaciones empresariales a Fundescam, el campito de golf en terrenos del Canal, o aquel Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama que dejaste reducido a la mínima expresión.

Los sindicatos éramos una excelente víctima propiciatoria, un gran espectáculo de entretenimiento, una gran cortina de humo. Mientras laminabas la oposición política, llegaste a decirme que nosotros éramos la verdadera oposición y la emprendiste contra los “liberados sindicales”, a cuenta de las supuestas mamandurrias que recibíamos.

El principio de tu fin comenzó cuando quisiste controlar Cajamadrid. Ahí topaste con Gallardón, atrincherado en el Ayuntamiento, con el Partido Socialista y con los sindicatos. El Constitucional te paró preventivamente los pies, durante todo un año, hasta que un acuerdo entre la socialista Elena Salgado y el popular De Guindos, su sucesor al frente del Ministerio de Economía, colocó al inefable Rodrigo Rato al frente de la Caja y relegó a Ignacio González a seguir siendo incierto aspirante a presidente de la Comunidad. En la búsqueda de alguna pequeña venganza personal, le confesaste al propio González, a micrófono abierto, "hemos tenido la suerte de poderle dar un puesto a IU, quitándoselo al hijoputa".

Han pasado los años y, como le pasaba a Alberti, me siento tonto, pero afortunado. Salí del cargo como Secretario General de CCOO de Madrid sin más fortuna que la que tenía al llegar al mismo y nunca entendí que debiera haber sido de otra manera. No sé cómo te sientes tú. Tampoco te juzgo. Imagino que sigues conservando algo de aquella niña traviesa y agitadora de la que hablaba tu tío, el poeta Gil de Biedma, al recordar a sus sobrinas madrileñas.

Lo cierto es que no tenías sólo un problema de responsabilidad in vigilando, sino un problema de ética política que demasiada gente no quiso ver, ni afrontar. Pienso que, sin tus maneras y sin esas formas que tienes de entender el gobierno (no exclusivamente tuyas, por desgracia), convertidas en receta de éxito empresarial y político, bajo la égida de Aznar, la política española no hubiera caído en este pozo sin fondo de descrédito, corrupción y cinismo en el que nos hemos instalado y del que esperemos que la moción de censura nos ayude a comenzar a salir. No será fácil, por más que me parezca tan urgente como indispensable.

Fuiste, Esperanza, la lideresa de la capital del Ruedo Ibérico, la más castiza imitadora de la Dama de Hierro, la campeona del ultraliberalismo mesetario, eso que más allá del Atlántico llaman Tea Party y en su versión española, Carajillo Party. Aquella que presumió de destapar, ni más ni menos, que el caso Gürtel. La responsable última, en consecuencia, de la caída de Mariano.
_____________

Francisco Javier López Martín fue secretario general de CCOO de Madrid entre los años 2000 y 2013​​​.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • cromwell cromwell 17/06/18 16:33

    Primero pedir perdón a Larry2 por haber puesto el dedo en lo rojo en lugar de lo verde. Dicho esto felicitar a Javier por su brillante exposición de los "meritos" de la deleznable Esperancita asi como agradecer tu honradez y buen hacer a lo largo de tu dilatada militancia sindical en el sindicato de Marcelino.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Caminante Caminante 16/06/18 21:18

    Bien definido. Era necesario (y espero que no seas el único) denunciar a esta.....("busco y no encuentro la palabra justa para definirla como se merece. Así que lo dejaré en ) INDIVIDUA.
    Lo que mas me duele de esta Reina de la Fachosería, es la tranquilidad, alegria y desfachatez con que sigue riendose y despreciando desde su su segura posición a los que no son de su calaña. No se siente ni culpable, ni responsable, de haber sido la capitana de la rapiña económica y moral, efectuada y dirigida desde su poder. Poder obtenido, como el resto de su PP (Partido Partido) con elecciones truncadas. Hábitos propios de las Mafias, Ladrones, y demás ejemplares pertenecientes a la delicuencia. Todos ellos, que tienen en común no respetar las normas de convivencia y usar su poder (mal adquirido) para su beneficio y el de su banda. En USA los conocen como Gansters.
    Espero y deseo que pague (por lo menos algo) de los delitos contra la DEMOCRACIA cometidos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • MBT MBT 16/06/18 20:30

    Casi en todo de acuerdo contigo, compañero. Yo, incluso acentuaría más la ignominia que supuso para la más elemental decencia ciudadana la actuación de ese personajillo llamado Esperanza Aguirre. ¡¡Hay Wyoming que engendro contribuiste a crear, por el jodido cachondeo, en Tele Cinco¡¡. Dicho esto, lo de José Ricardo, y también lo de Rodolfo Benito (padre de la ortodoxia sindical de CC.OO. en Madrid y que parece se te ha olvidado) también es abominable, sobre todo si tenemos en cuenta a quién representaban en Caja Madrid. Debo decir. porque así me consta, que en la Comunidad de Madrid se hicieron muchas más tropelías que contaron con el consentimiento de esos "liberados sindicales" a los que pareces echar en falta. Véase, entre otros muchos casos, la privatización de la ITV de Getafe. En este caso, por ejemplo, se transfirió al ámbito privado una empresa pública que generaba beneficios a las arcas públicas, pero, aquí está la madre del cordero, además libre de trabajadores- Estos pasaron a engrosar la fila de empleados públicos de la Administración Comunitaria sin el más mínimo estudio acerca de la necesidad o no de su encaje en la Administración. Es decir al sujeto privado que compró las acciones de esa Sociedad Anónima Pública, no sólo se le transfirió una empresa que generaba beneficios, sino que además, antes de la compraventa de las acciones, se dejó el camino totalmente expedito para que pudiera contratar otros trabajadores, cabe intuir, esto ya no me consta pero es lo esperable, en más precaria situación laboral. Esta operación la firmaron, entre algún otro, los delegados sindicales de CC.OO. y UGT,
    Hay muchos más casos de corrupto colaboracionismo. Me viene a la memoria la descriptiva frase de un compañero: no le busques tres pies al gato, lo público es un negocio entre los políticos, los sindicatos y los empleados públicos. Lamento enormemente haber dedicado más espacio a la crítica de mis compañeros de clase que a la constante prevaricación de los gestores de la Comunidad de Madrid, pero pienso que esa gentuza no merece el más mínimo esfuerzo intelectual por mi parte. Los juzgados harán su labor.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Javi M Javi M 17/06/18 01:25

      Muy de acuerdo contigo, compañero. La connivencia e incluso la complicidad de los sindicatos más potentes de la región con esta clase política abusadora ha sido clamorosa durante éstos años oscuros de señorío pepero. Lamentablemente tengo pocas esperanzas de que cambie el signo del gobierno después de las últimas elecciones en Madrid, cuando la pelota estuvo a punto de atravesar la red, pero los traidores a Izquierda Unida se enzarzaron en luchas que a muchos nos dejaron desconcertados y aquel caudal de votos que podría haber sumado con el resto de la izquierda se perdió en la irrelevancia. Votos tirados a la basura al no superar ni el umbral del 5%. Una pena.




      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

  • HEREJE HEREJE 16/06/18 19:15

    ¿Cómo es posible que no esté en la cárcel si su gestión corrupta es un clamor desde hace años? ¿Prescribirán todos sus delitos antes de que la pillen? Ya tiene 66 años y sigue riéndose de nosotros. La carta es una buena síntesis del recorrido de quien siempre estuvo por encima de la ley.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • chono chono 16/06/18 18:51

    Buena simplificación de los hechos (porque la descripción, incluso no novelada, da para no menos de 500 páginas). Con todo, echo en falta una afirmación que, de una vez por todas, acabe con las disquisiciones bizantinas de si son galgos o podencos. El centro-derecha o el neo-liberalismo, ambos auto-denominados como ESPAÑOLES (pues el resto de partidos no es ESPAÑOL, ya que ese espacio está ocupado desde los tiempos de Felipe V) es la representación exacta de la extrema-derecha española,
    - sostenida y aterrorizada por el MIEDO (a no sabe QUÉ),
    - defensora obtusa de un CAPITALISMO que va en contra de los intereses de la inmensa mayoría de esa misma extrema-derecha,
    - católica (nominal) y agnóstica (real),
    - apoyada por lo más tridentino de la Institución Administrativa de la religión católica en España, sólo interesada en mantener su inmensa área de poder,
    - feliz con los dogmas (religiosos y laicos) e
    - incapaz de debatir con razonamientos
    - poco leída (excepto ABC, La Razón. HOLA y similares) e instruida
    - sin haber leído un libro de HISTORIA (Pío y César no son historiadores, seamos serios) sobre los últimos 100 años de España
    - y convencida de que defraudar a la Hacienda (sea Estatal Autonómica o Municipal) es un DERECHO y no un DELITO.ç
    Y , a partir de ahí, hablemos de lo que sea

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    16

    • Caminante Caminante 16/06/18 21:23

      Chono. Muy bien resumido. Gracias por tu aportación. Hay que conseguir que termine pagando por todo el mal que hizo.
      Un abarzo

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

  • El chipionero El chipionero 16/06/18 18:24

    Una magnífica carta, señor López. Esperanza ha cometido delitos suficientes como para estar el resto de sus días en la càrcel. Si a ella le gusta España, es porque vivimos en el país de la impunidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Larry2 Larry2 16/06/18 10:26

    Es una pena que Doña Esperanza Aguirre, corrupta hasta el fondo no lea esta carta .Han hecho esta gente tropelias en Madrid. Y ahí están, ella la primera viviendo gozosamente. Se creian que Madrid era suyo, y todavia han tenido suerte con sus vidas. Verguenza , no debieran ni salir a la calle. No merecen mas que rechazo de los ciuddanos madrileños. Todo empezón con el Tamayazo. Así nos ha ido.  

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    29

  • Pelias Pelias 16/06/18 08:45

    Posiblemente el personaje de Esperanza, paradigmático para escribir cualquier historia que haga referencia a la corrupción, sea uno de los que mejor representa la forma desalmada y carente de toda conciencia ética de actuar del PP. Pero también uno de los que más daño ha causado y está causando al propio partido y a bastantes de sus miembros, como buena capitán araña. ¿Por qué no la denunciaron? Ya lo sabemos. Estaban chupando del bote y creían que eso duraría siempre. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    42

  • platanito platanito 16/06/18 08:21

    Bella y certera estampa, (mejor sería decir aguafuerte) de la dama de los batracios. Pero una cosa me chocó en el caso que la encumbró a Presidenta de la Comunidad de Madrid. Y es que no aprovechó directamente la traición de los dos tránsfugas y fue capaz de embaucar al pueblo madrileño y ganar la repetición de elecciones unos meses después, por el otoño. Entonces canal+ nos ofrecía el canal autonømico y seguí con asiduidad tal vergonzoso asunto. La pareja de tránsfugas tuvo la desfachatez de fundar un partido político Nuevo socialismo y del soborno no se supo nada en claro. La enemiga de Gallardón tomó el poder y Rafael Simancas se quedó con tres palmos de narices. Y el charco los batracios vio la luz.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    33

  • OCHOALU OCHOALU 16/06/18 00:42

    Sr López...estupefacta me he quedado con su impresionante carta...tan cierta como certera. Gracias por ser capaz de escribir con tanto tino la verdadera cara de esta persona tan falsa, malvada, corrupta y desagradable y que tanto daño le ha hecho a esta sociedad española de la que se llena la boca como si su hacer fuese lo mejor que se podía hacer con esta España a la que le pidió sacar las banderas.....se los tendría que juzgar a todos por traición a esa patria a la que han destruído en beneficio propio.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    47

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.