x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

¿Una hucha (para pensiones) diez veces mayor?

Albino Prada
Publicada el 28/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 27/09/2018 a las 20:07
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Ahora que se les dice a los pensionistas españoles, que están viendo cómo de forma acelerada sus ingresos se los come la inflación, que no hay dinero para que sus pensiones crezcan, al menos como los precios; cuando también se les dice que no queda más remedio que jubilarse más tarde, y con menores pensiones iniciales, para que los ingresos mensuales por cotizaciones alcancen para pagar las pensiones de cada mes…

Ahora que el Fondo de Reserva o hucha de las pensiones se está quedando sin los 67.000 millones que llegó a acumular entre el 2000 y el 2011, el Pacto de Toledo debiera decidir cubrir buena parte del déficit del sistema con impuestos generales.

Sin duda existe margen para ello, puesto que, si en España se recaudase en impuestos el mismo porcentaje sobre el PIB que la media europea, ingresaríamos 70.000 millones más. Una cifra que cubriría tanto el déficit actual del sistema de pensiones (aun actualizándolas con el IPC y sin diferir la edad de jubilación) como nuestro déficit público total (sin tener que hacer recortes en sanidad o protección social).

Podría, sin embargo, objetarse que no debe mezclarse un sistema de cotizaciones (pensiones) con la financiación del resto de los servicios públicos –como, por ejemplo, la sanidad universal, que se financia con impuestos–.

Sin embargo esto ya se mezcló en el pasado, usando las cotizaciones al sistema de pensiones para financiar nuestra red hospitalaria actual. Conviene hacer memoria.

Deuda histórica con la seguridad social (1980-1995)

Lo recuerdan en un reciente informe presentado por el sindicato Comisiones Obreras para el Pacto de Toledo: “Las cotizaciones han servido en el pasado para suplir la insuficiencia impositiva y sostener la sanidad y otras políticas públicas, por la vía de la transferencia al Estado de los superávits del sistema de Seguridad Social que durante décadas no se destinaron a dotar al Fondo de Reserva. Aunque solo sirva como ejercicio didáctico, pues ninguna deuda se ha generado, si esta utilización de las cotizaciones sociales para fines adicionales al del pago de pensiones, se hubiera acumulado, hoy se dispondría de un Fondo de Reserva de 519.104 millones de euros, y no habría problema para financiar el aumento del gasto en pensiones provocado por el envejecimiento de la población” (ver aquí apartado 4.2.).

De manera que, si en las últimas décadas del siglo XX los superávit de recaudación por cotizaciones a la Seguridad Social se hubiesen capitalizado (y no gastado en servicios que debían haberse financiado con impuestos), la hucha o Fondo de Reserva habría llegado al año 2011 con un volumen diez veces mayor del que llegó a alcanzar ese año. Y tendríamos margen para gestionar los actuales problemas de financiación de las pensiones durante no menos de quince años más.

Pero como en el pasado esos quinientos mil millones de euros en cotizaciones les ahorraron a la sociedad española otros tantos miles de millones de impuestos, parece de justicia que ahora nuestro sistema fiscal se ponga las pilas para cubrir las necesidades de sostenibilidad del sistema de pensiones. Digamos que la hucha de las pensiones tiene derecho preferente a una línea de crédito con los presupuestos generales. Una devolución diferida. Una súper deuda histórica.

Estimación de la deuda histórica

Por su parte, las estimaciones de dos investigadores universitarios (en este documento en internet, Lecciones del pasado: el fondo de reserva que pudo ser y no fue) cuantifican estos superávits, entre 1980-1995, en no menos de nueve veces lo depositado en la hucha entre los años 2000-2008.

Fondo de reserva real acumulado (en verde) de la seguridad social y el potencial con deuda histórica de 1980-1995 (en azul)
   
Fuente: Conde, J.I. y Jiménez, S. (2012) (aquí)

Pasaríamos así de menos de un 7% del PIB a más del 54% del PIB en la hucha. De 66.000 millones a más de 500.000 millones. En sus palabras: “ese hubiera podido ser el tamaño de la hucha si los excedentes de contribuciones se hubieran aplicado desde un buen principio en la sostenibilidad del sistema de pensiones y no se hubieran destinado a financiar parcialmente la sanidad”.

Conclusión

Se concluye que la hacienda pública del Estado tiene una deuda histórica acumulada con la seguridad social y, por tanto, con los actuales pensionistas por esa multimillonaria cifra. Por impuestos ahorrados en el sostenimiento del sistema sanitario universal entre 1980-1995.

Lo que, al menos, exige que –cuanto antes– los gorrones fiscales se unan al ejército de costaleros (por medio de una reforma fiscal y de no primar el fraude con amnistías) y que, con esos recursos, en vez de pobreza galopante entre nuestros pensionistas estos tengan pensiones dignas. Es una deuda histórica.

Ello al margen de que proceda acometer cuanto antes una reforma estructural de la financiación de un sistema público que, en un mundo de galopante automatización, digitalización, externalización y desalarización, no puede seguir descansando en un impuesto sobre los salarios (más aquí).
________________
Albino Prada es doctor en Economía y miembro de ECOBAS
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • leandro leandro 09/10/18 21:04

    Está clarísimo lo que el artículo dice . Y yo digo que el sistema es lo que es y si se hace lo que se debe hacer sirve para siempre sin otras historias pero el problema siempre son los políticos que de formación económica nada de nada y con sus burradas lo hunden todo .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Ambón Ambón 01/10/18 17:45

    Muy clarificador.

    Si no estoy equivocado, a dia de hoy de las cotizaciones también se pagan las pensiones no contributivas, se pagan los sueldos de los funcionarios que las gestionan y alguna otra cosa mas que también debería eliminarse ahora que no les salen las cuentas y sumarse a esa enorme deuda que la sociedad a acumulado con los dineros de los pensionistas, actuales y futuros.

    Por otro lado, niego la mayor, la pregunta no es si el sistema de pensiones es sostenible, la pregunta debe ser si la socidad española considera que sus mayores tienen derecho a una vida digna y aquellos que dicen que no se sostiene que se atrevan a decir públicamente que no quieren una vida digna para sus mayores.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • cexar cexar 28/09/18 21:59

    Muchas gracias por esta interesante información.
    Nos engañan como a niños.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.