x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

25 de noviembre, mucho más que una efeméride para conmemorar

María Espinosa | Lola Amadeo
Publicada el 24/11/2018 a las 06:00 Actualizada el 23/11/2018 a las 19:26
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Como cada año, el 25 de noviembre miles de mujeres salimos a las calles para denunciar y reclamar políticas que acaben con la violencia machista y protejan a las víctimas de ésta.

El terrorismo machista ha supuesto ya en nuestro país más de 971 muertes desde que se comenzaron a contabilizar en 2003 y cada día que pasa se acrecienta el número de denuncias por violencia machista. A pesar del horror apabullante que arrojan estas cifras, muchos de los casos que se producen en nuestro país acaban en una especie de limbo al no poder ser considerados como delitos de violencia de género por no entrar dentro de los parámetros establecidos dentro de la legislación, algo que tanto los colectivos feministas como Podemos llevamos denunciando desde hace años.

Y es que aunque hablamos siempre de cifras, detrás de cada frío dato numérico hay una vida que se rompe, que se acaba. Cada uno de estos asesinatos tiene una historia detrás que debe ser contada. Cada una de las cifras, tiene un nombre y unos apellidos, un proyecto vital truncado. Y por ello es justo que a cada una de las mismas se le honre con la lucha y la defensa de las mujeres ante la violencia machista.

El compromiso de todos los partidos políticos parece ser compartido frente a la violencia machista. Sin embargo, las acciones marcan más que las palabras y a lo largo de estos años hemos podido comprobarlo. La dotación presupuestaria para combatir la violencia de género no es suficiente, como tampoco lo es la actitud de la derecha de este país, que ha contribuido a poner más piedras en el camino para acabar con uno de los principales problemas sociales de nuestra patria.

Un gravísimo problema que va mucho más allá de las escalofriantes cifras que cada año recuentan las víctimas de esta lacra. Porque no es solo el golpe, el insulto, el maltrato físico o el psicológico, son las consecuencias que van ligadas a ello. Mujeres que se ven obligadas a abandonar sus puestos de trabajo porque están abocadas a elegir entre el empleo y la vida, incluso en algunos casos son los propios empleadores quienes deciden despedirlas, antes de acreditar su condición de víctima, porque se producen problemas como el absentismo.

En Madrid el 80% de las mujeres que sufren maltrato se encuentra en situación de desempleo y es urgente que esta cifra se reduzca. Nuestro cometido debe ser garantizar una protección plena hacia la víctima, también de su estilo de vida, de su entorno y de su independencia. Es necesario proteger quienes son, y para ello deben contar con todas las herramientas posibles. La mejor manera para ello es articular un sistema de prevención en nuestra sociedad en el que se ataje el problema de raíz concienciando a nuestros jóvenes, puesto que las cifras sobre los comportamientos machistas en la juventud apuntan a que los casos de violencia de género, lamentablemente, no cesarán si no se actúa adecuadamente en materia de prevención. El dato es especialmente alarmante en este sector de la población: con respecto al año pasado, se han producido un 48% más de delitos de malos tratos en menores, algo que debe alertar a toda la sociedad, como parte importante de su educación y formación.

Lo mismo sucede con la educación sexual de nuestros y nuestras jóvenes. Recientemente el programa Salvados emitió el reportaje La mala educación en el que Jordi Évole entrevistaba a un grupo de jóvenes sobre la confianza con la que hablaban de sexo con sus padres, pasando por la educación dada a través de las aulas, hasta sus experiencias sexuales. En una de dichas intervenciones una de las jóvenes relataba con su experiencia cómo el machismo ha ocasionado que se comprendan como “normales” actitudes que no deben serlo. Dejando en el aire una pregunta clave: ¿por qué debemos ser nosotras quienes digamos no y no ellos quienes pregunten si estamos de acuerdo con ello?

El caso de La Manada supuso una conmoción social sin precedentes por las muchas y crueles connotaciones que lo definen. Las concentraciones se sucedieron en multitud de ciudades en solidaridad con la víctima ante la injusta resolución del Tribunal Superior de Justicia.

Por todo ello y porque sin un 8 de marzo histórico esto no hubiese sido posible, seguimos luchando para que el Gobierno tenga en cuenta nuestras propuestas y presente un proyecto de Ley para la protección integral de la libertad sexual y contra las violencias sexuales. Como bien defendió Sofía Castañón en su intervención ante la ministra de Justicia, es hora de que se entienda que la violación de una mujer es violencia machista, que nuestros tribunales deben tener formación de género y que la mujer debe tener recursos a su alcance, sea quien sea su agresor. Algo que cualquier persona entiende como lógico pero que en 2018 sigue sin producirse.

Es importante que este 25 de noviembre todas salgamos a las calles reclamando a instituciones y gobernantes que cualquier atentando a nuestra libertad es una agresión inadmisible e intolerable al conjunto de una sociedad justa y sana.
________

María Espinosa es diputada por Podemos en la Asamblea de Madrid.
Lola Amadeo es secretaria de Mediación, Respeto y Cuidados a la militancia en Podemos Madrid.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

4 Comentarios
  • Orlinda Orlinda 26/11/18 11:57

    Miles de mujeres en las manifestaciones del día 25 contra la violencia machista y LA PROSTITUCIÓN.
    Tenedlo en cuenta, Podemos, que os estáis topando con varios frentes de fuego valyrio, como dice Mimunt Hamido Yahia, y ese no hay quien lo apague.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 25/11/18 07:26

    Considero equivocada reivindicacion NO ES NO que he visto enarbolada por muchas mujeres en sus manifestaciones. Son un síntoma de hasta que punto el machismo ha calado en ellas y reaccionan de modo inconsciente a esos patrones que convierten a la mujer en algo al servicio de los varones a los que estos permiten oponerse. Deben reflexionar sobre el error de ese bienintencionado slogan. Espero que hoy no haya ninguna pancarta con ese slogan y en su lugar lleven otro: SOLO SI ES SI que revela que ellas se reconocen a sí misms como únicas dueñas de su propia capacidad de decidir; no sólo de rechazar al que decide.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • Orlinda Orlinda 25/11/18 12:46

      Así es. Por eso la violación a una niña no lo es, se considera solo abuso al no ser capaz de decir no, algo que deben cambiar en el Código Penal.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • pantera pantera 25/11/18 02:13

    Pues está claro, es mucho más que una celebración: valores, cultura, educación, leyes, tribunales...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.