X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

La casa común frente a Actúa

Publicada el 09/03/2019 a las 06:00
Han sido un lugar común en campaña los llamamientos a la unidad y al voto útil por parte de los partidos del bipartidismo. Un voto útil funcional a la convergencia sustancial de programas y modelos de gestión que colapsó con la crisis económica, la austeridad y su amplificación en forma de crisis de la política y la democracia.

Sin embargo, lo extraño y paradójico es que en un momento pluralista, con nuevas sensibilidades y nuevos partidos que pretenden representarlas, vuelva esa llamada anacrónica al voto útil, esta vez más allá del bipartidismo, por parte también de alguno de los nuevos partidos de la izquierda como Unidos Podemos.

No está muy claro si se trata también de un reconocimiento implícito de la insatisfacción y la decepción provocadas por el contradictorio balance de su aterrizaje en la política real, de la fusión subordinada de relatos, culturas y políticas, o de unas prácticas que han dejado atrás las proclamas de la democracia participativa para sustituirlas por las viejas seguridades de la exclusión del discrepante y el personalismo.

En vez de leer en ella el trasfondo de una crisis de representación que se prolonga y amplía a lo largo de la década de la crisis y se acentúa con el ajuste, lo fácil es denostar la pluralidad como división y anunciar pérdidas electorales sin cuento, para a continuación responsabilizar de ello a los demás y añorar la seguridad de los partidos actuales como casa común imprescindible para superar las barreras electorales y disputar la mayoría.

Porque en los últimos días de precampaña, no es sólo el PP el que avisa de la división y canta a la unidad bajo sus siglas amenazadas por la emergencia de Vox. Tampoco resulta novedoso el intento del PSOE con una convocatoria electoralista, anticipada y prematura, de convertirse en el único partido que puede frenar la suma de las derechas y garantizar el progreso, de nuevo amenazando miedo, esta vez frente a la extrema derecha.

Lo que resulta paradójico es que se sumen con entusiasmo a esta campaña los autodenominados partidos de la nueva política en la izquierda. Una nueva política que se vuelve vieja por momentos. Poco queda del “no nos representan” y de la necesidad urgente de nuevos partidos y representantes para canalizar la indignación ciudadana y renovar la vida política. A no ser que, según éstos, las causas de la indignación hayan caducado, o que por el contrario los nuevos partidos y la nueva representación colmen ya con creces las necesidades actuales de representación. El clásico quítate tú para ponerme yo.

Da la impresión de que las causas no solo siguen operando, sino que se profundizan, y entre ellas, en particular, el malestar social con la desigualdad provocada por la ruptura unilateral del contrato social y la desconfianza y pérdida de credibilidad por la impotencia política frente al mercado y por los casos de corrupción de las instituciones democráticas.

Tampoco parece que el efecto del malestar y la desconfianza en la representación se haya terminado. No lo ha hecho en la derecha, donde el fulminante de la reacción autoritaria global y la corrupción interna han provocado la aparición de un nuevo partido institucional de la extrema derecha. Tampoco lo es en la izquierda.

Por mucho que se esfuercen no podrán ocultar con argumentos simplistas, como la manipulación de las encuestas o los medios hostiles, que las últimas elecciones muestran un cada vez mayor volumen de electorado huérfano en la izquierda, que no se siente representado ni por el pragmatismo del nuevo PSOE, ni por la gestualidad de Unidos Podemos. Nos encontramos ante un electorado de izquierdas que ha estado en las movilizaciones, que ha apoyado la investidura de Sánchez y luego la moción de censura, pero que esperaba una agenda al menos de cambios mínimos que recompusiese el contrato social, regenerase la política y defendiese la opción de una España federal sin dogmatismos, pero también sin ambigüedades.

Pero, al parecer, lo que es evidente e incluso virtuoso para movilizar los diversos electorados de la derecha se convierte por contra en estigma y desmotivación en la izquierda, según sus partidos institucionales y sus pensadores realmente existentes. Según ellos, la representación de la izquierda estaría ya completa con las dos grandes opciones o casas comunes, aunque con el reconocimiento eso sí de alguna fuerza ya existente adicional de ámbito territorial. Una suerte de bipartidismo imperfecto en la izquierda para hacer frente al tridente de la derecha.

El último argumento es el sistema electoral, precisamente por parte de aquellos que han olvidado la prioridad de su reforma desde la soberbia del veinte por ciento. Y sin embargo, nada más contradictoria esa llamada a la resignación con lo existente, con la necesidad de movilizar al electorado decepcionado de la izquierda para sumar una mayoría de gobierno sin hipotecas.

Porque de eso se trata, de sumar y multiplicar fuerzas, no de vetar o dividir. De eso trata el proyecto de Actúa. Y no entenderlo entre las fuerzas progresistas y de izquierdas es un error que podemos volver a pagar, cada vez con facturas más caras.
________

Gaspar Llamazares es candidato a la Presidencia del Gobierno por Actúa
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




19 Comentarios
  • ArktosUrsus ArktosUrsus 11/03/19 09:54

    https://www.youtube.com/watch?v=rbousGX3mlI La pureza de la idea por encima de la inteligencia social. ¡Qué bien se nos da justificar nuestras contradicciones en vez de asumirlas! Yo no divido aunque me vaya, dividen los que se quedan. Busco una nueva forma de unidad en torno a mi verdad absoluta.

    Lo único que siento es la época de oscuridad que se avecina. Mientras que la luz de la izquierda provenga de los faros inamovibles asentados en los farallones rocosos inaccesibles defendiendo la pureza de sus ideas, y no de los barcos que surcan el mar de la vida peleándose con la olas con mejor o peor fortuna, sumergiéndose a veces entre ola y ola gigante, estamos listos. O como se decía en mi tiempo infantil, vamos cuesta abajo y con patines sin frenos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • nidea nidea 10/03/19 21:20

    Llamazares, yo te he respetado y comprendido tu postura muchas veces aunque no siempre estuviera de acuerdo en todo. Ahora creo que te estas equivocando . Crear otro partido de izquierdas, minoritario claramente, Tu, con tu experiencia política sabes bien que solo servirá para perjudicar las posibilidades de que gobierne la izquierda porque efectivamente dividirá el voto, y sacareis muy pocos y ahora mismo todos son necesarios para sumar y no para restar.Es lo mismo que les dije ayer a unos chavales que trataban de recoger firmas para formar otro partido comunista "de izquierdas" en Lavapiés. Ellos eran unos críos y comprendo su insistencia porque a la juventud se le perdona casi todo. Pero a ti no. Te estas equivocando. El ego es peligroso . Y al final contribuyes aun mas en el desastre y la división de la izquierda. ¿Tan difícil te es ceder para unirte a alguno de los partidos ya existentes? Y si no pues pues....Hay que aprender a retirarse a tiempo y no dañar a los tuyos. Y conste que siempre me ha parecido que decías cosas sensatas , pero esto no.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Atea Atea 10/03/19 18:09

    Tan difícil era, Gaspar, decir ahí os quedáis que yo me largo a otro barco? No sé si es un barco mejor, lo que sé, es que al que compartías conmigo le has dado un bofetón, y eso me impide leer tus artículos con objetividad y que me resulten creíbles.
    Y tampoco tengo idea de a cuánt@s, de l@s que fuimos votantes tuyos, ha decepcionado tu forma de actuar, desde luego, y aunque sea un grano de arena, a mí sí.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    0

  • Salva gece Salva gece 09/03/19 21:18

    Resulta curioso que sea Gaspar Llamazares quien acuse, entre otros, a Unidos Podemos de pedir el voto útil y de dividir en vez de sumar. Él, cuando era Coordinador de Izquierda Unida, no es que pidiera con palabras el voto útil, es que lo llevaba hasta el máximo exponente con sus intentos de que el PSOE fagocitara a Izquierda Unida, de lo que acusa ahora a Alberto Garzón, en este caso, en Podemos. Las prácticas de muchos de los políticos actuales, es intentar procurarse un buen futuro disfrutando de un puesto en el Congreso de los Diputados apostando a Partido ganador. Es mi opinión.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 09/03/19 19:59

    Hasta el 28A voy a intentar no hacer sangre. A veces al haber dicho algo imprudente o tonto he sentido físicamente que mis labios no podían alcanzar las palabras apenas sueltas para reincorporarlas dentro, qué jodido.
    Lo bueno de los comentarios en infoLibre es que a veces los borramos y desistimos.
    Lo único que me importa es que PP y allegados+ Cs + vox no superen los 173 diputados y mejor que tengan menos porque 173 ya es mucho!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • pepedemiguel pepedemiguel 09/03/19 18:42

    Uno más que no entiende porqué cuesta tanto reconocer que se está en minoría y pese a ello trabajar modestamanete (y críticamente si fuera necesario) en un proyecto común. Creo de Llamazares se equivoca.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • gambo gambo 09/03/19 14:04

    Es evidente que, a diferencia de los viejos rocieros, los viejos políticos sí mueren. Esta última legislatura ha sido el entierro de casi todos ellos, a la izquierda y la derecha, nuevas caras aparecen en detrimento de las esfinges que han quedado cono meros voceros de un pasado mejor, para ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • JL Zurdo Palomero JL Zurdo Palomero 09/03/19 13:10

    Pues si Gaspar,tu partido político seguro que contaras votos,,pero yo también tengo seguro que con ellos no conseguirás un solo Diputado en toda España. Pero esos votos si se sumaran a UNIDAS PODEMOS,,quizás si tendrían valor para garantizar en alguna provincia un Diputado, .Pero tu un iluminado de la izquierda no te restes a quedarte ya en tu casa,, sigues queriendo iluminar, pero te puedes convertir en una hoguera que huela mal muy mal. Disculpar quizás la dureza de esta opinión.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    9

    • gambo gambo 09/03/19 13:59

      Probablemente esa era su idea inicial, buscar una plataforma para integrarse con cierta "dignidad" y aspiraciones de obtener algo, mediante la integración en otro más grande pero me parece que no le va a dar para eso.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

  • SrSantome SrSantome 09/03/19 12:28

    A mí me daría vergüenza escribir un artículo como éste, Gaspar. Y me daría más vergüenza presentarme a las elecciones por la circunscripción de Madrid, la cuál abandonaste hace años. Quieres hacer daño en Madrid y no en Asturias, dónde aún debes tener algún amigo. ¡Lo que has sido y representado en el pasado y en lo que te has convertido! Una retirada a tiempo siempre se ha dicho que es muy difícil. En tu caso ya es imposible.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    9

  • ACistero ACistero 09/03/19 11:36

    Asistí al acto de presentación de Actúa en Barcelona. El argumento era que no se quería "coger" votos de la izquierda, sino activar voto de izquierdas hoy en la abstención. Bueno, no es mal razonamiento, aunque fácilmente rebatible, si consideramos que muchos de los abstencionistas de izquierdas, lo son precisamente ante los patéticos rifirrafes de las opciones de izquierdas. Si pensamos en el Frente Popular de 1936, dice Santos Juliá ("Orígenes del F.P. en España". Ed. Siglo XXI): "inmediatamente volvió a encenderse, en aquella mitad de España que se sintió derrotada en las elecciones de 1933, la esperanza de un nuevo triunfo, inspirada no tanto por lo que el pacto decía, sino por el simple hecho de decirlo, por la escueta razón de su existencia".
    Pues eso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • GRINGO GRINGO 09/03/19 18:46

      Como Ahora Madrid....?.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



 
Opinión