x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Razones para rechazar las políticas de austeridad

Isabel Serra y Fernando Luengo
Publicada el 10/05/2019 a las 06:00 Actualizada el 09/05/2019 a las 20:14
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Conviene, en primer término, desvelar el lenguaje tramposo e interesado contenido en el término "austeridad". El capitalismo, en general, y el modelo de producción y consumo vigente en Europa, en particular, no son austeros, sino despilfarradores. Se alimentan de una utilización masiva, imposible de sostener, de recursos naturales no renovables y en un crecimiento de la demanda capaz de absorber y dar salida a un aumento continuo de las capacidades productivas. La desbordante expansión de las finanzas que abrió las puertas a una economía basada en la deuda, hasta el estallido del crack financiero, tampoco respondió al paradigma de la austeridad.

Pero llegó la crisis y el relato dominante convirtió el término "austeridad presupuestaria" (su ausencia) en el centro de explicación de la misma y en la clave para su superación. El poder económico y político encontró el "chivo expiatorio" idóneo: el sector público. ¿Cuál es la causa de la crisis?: el desorden presupuestario; ¿cómo superarla?: aplicando drásticas políticas de austeridad sobre las cuentas públicas. ¡Ahí quedó y todavía permanece encerrado el debate!

Una auténtica operación de camuflaje que ha conseguido que pasen inadvertidas la responsabilidad de las grandes corporaciones privadas y de la industria financiera, tanto en la generación como en la gestión de la crisis. También ha sido muy útil para llevar a cabo un formidable proceso de socialización de los costes de la crisis aumento de los impuestos para las clases populares y recortes sobre el gasto público social y productivo- en beneficio de las élites económicas y empresariales, los verdaderos responsables de la crisis, que han recibido una enorme cantidad de recursos públicos.

Han pasado los años y el poder mediático, económico y político continúa, sin pestañear, con el discurso de la austeridad presupuestaria; y el denominado "proyecto europeo" descansa en ese mismo postulado. No sólo hay toneladas de ideología conservadora al respecto –una confianza ciega e injustificable en el mercado–. Estamos ante una estrategia, cuidadosamente diseñada y brutalmente ejecutada, encaminada a convertir el sector público en mercado. Hay mucho negocio y enormes beneficios en juego –pensemos, a modo de ejemplo, en el dinero que se mueve en torno a los cuidados y al envejecimiento de la población– y los grandes grupos económicos, necesitados de espacios donde rentabilizar el capital y expandir los mercados, no quieren perder esta oportunidad. Y, de hecho, no la han perdido y han entrado a saco en un sector público privado de recursos y de legitimidad, como consecuencia de las políticas llevadas a cabo por las instituciones comunitarias y los gobiernos. No nos equivoquemos, el asunto no es tanto reducir el peso del sector público –ni, por supuesto, mejorar su eficiencia– sino apoderarse de él, mercantilizarlo y privatizarlo.

Por todo ello, las políticas de austeridad han llegado para quedarse, no son el producto de la excepcionalidad de la crisis o de una coyuntura financiera especialmente adversa, sino que forman parte de la estructura de un capitalismo especialmente depredador, en lo laboral, en lo ecológico y en lo público. Y por lo mismo, tenemos que rechazarlas con fuerza. No para abanderar un modelo productivo y de consumo claramente insostenible –como proclaman con toda la razón del mundo los jóvenes que han tomado las calles y las plazas con valentía y determinación–, sino para situar la vida, la decencia y el reparto en el centro de las políticas económicas. Para proteger y expandir derechos –como la salud, la educación, la igualdad de género y el cuidado de nuestros mayores–; para conseguir un reparto de la renta y la riqueza más equitativo y para reequilibrar las relaciones de poder claramente desniveladas en beneficio de las grandes corporaciones; y, por supuesto, como piedra angular de una política comprometida con el cambio climático.

En este escenario, la iniciativa privada puede y debe encontrar encaje, pero, en cualquier caso, la clave está en el decidido y decisivo protagonismo del sector público. Este es nuestro compromiso.
________________

Isabel Serra es candidata de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid y Fernando Luengo es miembro de la candidatura.

 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • subeChico subeChico 11/05/19 07:39

    Qué ilusión escuchar y ver a Isa en el vídeo de Youtube " Pegada de carteles para las europeas y las autonómicas de Madrid ". La batalla por la Comunidad de Madrid, que nos robó titaEspe en aquel pucherazo tan indigno, y codo a codo con los compañeros Gabilondo y Errejón. Deseo que le hagáis sorpasso a éste último para que entienda que no debió hacer la guarrada que montó con nocturnidad y alevosía. SI QUE VAIS A PODER.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • subeChico subeChico 11/05/19 07:44

      Y a InfoLibre decirle que me da pena que haya mandado a nuestros representantes de UP de Madrid a la Plaza Pública mientras que al evadido Errejón de Más Madrid le ofreció un artículo, aunque sin la firma del señor Ríos ni de ningún otro periodista de nuestro digital.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • Esthermonica Esthermonica 10/05/19 17:15

    Muy de acuerdo con el artículo, aunque la frase "la iniciativa privada puede y debe encontrar encaje" me inquieta, pero confío en que no signifique instituir la llamada economía colaborativa, para blanquear el desvío de fondos públicos a manos privadas, independientemente de la cantinela del ánimo de lucro. Hecha esta salvedad si quiero decir que esto mismo pasa en Madrid, y que la firmante, Isabel Serra, ha hecho unas declaraciones mas que tibias en su apoyo a la candidatura municipal encabezada por Sánchez Mato y desde luego nada satisfactorias. Señora Serra, uno de los grandes errores de Podemos ha sido dejar a Carmena desarrollar sus políticas tan alejadas del programa con el que fue votada. Por el momento, parece que Pablo Iglesias ha decidido persistir en esa actitud con unos apoyos débiles a la candidatura encabezada por Sánchez Mato, y usted le ha secundado con unas declaraciones mas que tibias y una falta de apoyo explícito de los militantes de Podemos a Madrid en Pié Municipal.
    En mi opinión, eso es inaceptable porque reforzar en Madrid a las grandes empresas con sus concesiones ha ce imposible un gobierno de progreso a nivel nacional, y porque, además eso resta confianza a los electores. Y, desde aquí le digo, no cuente con mi voto si ustedes siguen poniéndose de perfil en la campaña de Madrid Municipal. Artículos como éste, que yo suscribo despojan de significado lo que predican y lo convierte en el chao chao típico de la izquierda, cuando no ha llegado aún al poder.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • GRINGO GRINGO 10/05/19 15:02

    SI SE PUEDE.

    Ésta sociedad tiene solución, pero es más difícil convencer a la gente sin unos de medios de comunicación que colaboren, que aplicar las soluciones ad hoc.

    Que tiempos aquellos en que Lola Flores "trataba de socializar la pérdida", ella por lo menos lo pedía, ahora sin embargo te lo quitan por la cara, y además te abroncan porque has vivido por encima de tus posibilidades........

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • Larry2 Larry2 10/05/19 12:27

    Buen artículo, saludos desde mi comunidad, y suerte en las elecciones del 26 de Mayo. Totalmente de acuerdo, se socializan las deudas, y nos quieren convencer que hay que seguir con la austeridad y esto que no se puede cambiar. Trataremos con nuestra aportación de ciudadanos responsables apoyar el reparto de la riqueza, y un futuro mejor para todos, así como frenar la mala gestión de los recursos, agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Isabelle0651 Isabelle0651 10/05/19 12:03

    Muy interesante artículo, Isabel, Fernando. No hay nada como ver los manejos desde dentro, por eso creo que las cosas han cambiado sustancialmente con vuestro constante trabajo, estamos en buenas manos ni engañais con vuestras denuncias de lo que se cuece dentro y, además, ilusionais con vuestra fuerza e insistencia de que SÍ se puede cambiar la situación... éste, uno de vuestros impulsos que gracias a vuestra insistencia se ha conseguido.... el mundo: "La subida del salario mínimo a 900 euros pone en riesgo hasta 190.000 empleos"...y otros: "La subida del SMI enfada a PP, CEOE y FMI".

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.