x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

26M: Jim Thompson, Sam Peckinpah y los nombres ilustres del PP

Publicada el 18/05/2019 a las 06:00 Actualizada el 17/05/2019 a las 15:19
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Yo no creo, te lo digo aquí en privado, entre tú y yo, que haya que hacer más cambio de rumbo que volver a mirarnos a nosotros mismos, recordar nuestros nombres y decirle a la gente los servicios que hemos prestado a nuestro país”. Son palabras del eurodiputado valenciano Esteban González Pons a Pablo Casado, su jefe de momento en el Partido Popular.

Leo esas palabras del nuevamente candidato del PP en las elecciones europeas y me acuerdo de La huida, la fantástica novela de Jim Thompson llevada al cine en 1972 por Sam Peckinpah y protagonizada por Steve McQueen y Ali McGraw. Están preparando el atraco a un banco el gánster Rudy Torrento y su joven y bastante tonto compinche Jackson. Como Jackson no para de decir gilipolleces sobre otros colegas muy poderosos, el jefe le suelta indignado: “Con uno como tú ya no querrían tener más. Esparcirías gérmenes de idiotez a tu alrededor y toda la población se volvería estúpida”.

La conversación entre González Pons y Casado tuvo lugar en València hace unos días, ya metidos en campaña para las elecciones del 26 de mayo. Durante veinticuatro años gobernó en la ciudad de València Rita Barberá, y en la Generalitat Eduardo Zaplana, José Luis Olivas, Francisco Camps y Alberto Fabra lo hicieron otros veinte. Una alcaldesa y cuatro presidentes. Si González Pons se gira con Casado para mirarse en el espejo de su partido lo que verá es una ciénaga llena de podredumbre, de mentiras a destajo, de un cinismo más grande que la cara oculta de la luna que cantaban los Pink Floyd. Si se pone a recordar los nombres de grandes compañeros de partido, sus noches y sus días se convertirán en una pesadilla que no la superan ni los relatos de terror de H. P. Lovecraft.

Por centrarme sólo en territorio valenciano, los expresidentes Eduardo Zaplana y José Luis Olivas han estado en prisión por casos de corrupción. Y Francisco Camps anda metido hasta las cachas en diversas ramificaciones del Caso Gürtel, por una de las cuales –la construcción del circuito de Fórmula 1– fue imputado por el juzgado número 17 de Valencia. Sin olvidarnos de aquellos famosos trajes que desatascaron los desagües de la pestilencia del PP y del escándalo que estalló con la visita del papa Benedicto XVI y supuso la imputación del mismo Camps con, entre otros, su amigo y compañero de rezos y secretos de confesión, Juan Cotino, acusados por la fiscalía de los delitos de prevaricación, malversación y fraude a la administración. No sé si finalmente se librará Camps de la cárcel, pero si lo hace será por uno de esos milagros que alguna vez tuvieron nombres de jueces amigos y la chiripa de un jurado popular que lo salvó por los pelos en el último momento.

Eso en lo que se refiere a los expresidentes del PP en el Gobierno valenciano. Faltan en la lista Rita Barberá y su equipo al completo en el Ayuntamiento de València: todo ese equipo, incluida la jefa, imputados por una corrupción que tiene que ver con el blanqueo de capitales, financiación irregular y hasta con el silencioso aeropuerto de Castellón que se construyó para goce particular el entonces presidente de la Diputación Calos Fabra, quien, por cierto, fue condenado a cuatro años de cárcel por defraudar casi un millón de euros a la hacienda pública.

Y aún otro nombre más para la historia negra del PP: Rafael Blasco. El que fuera hombre fortísimo en todos los gobiernos valencianos del PP fue condenado en 2014 a seis años de cárcel en una de las vertientes -sólo en una y le quedan pendientes unas cuantas- del llamado Caso Cooperación. Desde la Conselleria de Solidaridad y Ciudadanía dirigida por Blasco se tenían que enviar para ayuda a Nicaragua más de millón y medio de euros. Sólo llegaron poco más de cuarenta mil. El resto –según la sentencia– fue a parar a los bolsillos del propio Blasco y algunos de sus colaboradores.

Estos son sólo unos cuantos nombres de los cientos de imputados que el PP tiene –o tenía hasta que olían insoportablemente a chamusquina– en su nómina. No sé si cuando González Pons le decía a su jefe que había que volver a “recordar nuestros nombres” se refería a los que acabo de sacar aquí y tantísimos otros que no cabrían en un millar de artículos como éste.

Y vamos con la tercera sugerencia de González Pons al oído de Casado: “Hemos de volver a decirle a la gente los servicios que hemos prestado a nuestro país”. Pues vale, que empiece a dictar cuáles han sido esos servicios porque a mí sólo me salen los que han convertido nuestro país en un secarral de antiguas ilusiones, en el paraíso de la precariedad, en el mapa obscenamente manchado en rojo de los desahucios, en una calle con la libertad de expresión insoportablemente amordazada, en un paisaje moral y económico donde la austeridad ha supuesto que los ricos se hayan hecho más ricos y los pobres mucho más pobres, en un expolio económico provocado por las fugas de capitales y los perdones del gobierno a los defraudadores, en una cartografía política donde la corrupción acabó por expulsar de su cargo al mismísimo presidente del gobierno y del partido Mariano Rajoy.

Las palabras de González Pons caen en el saco mal remendado de su partido para las elecciones del 26 de mayo. Es por eso –por esas elecciones– que el PP y Ciudadanos andan a la greña. En cada farola levantan la patita y mean para señalar su territorio. Si no fuera porque la risa hace tiempo que desapareció de nuestros días cotidianos por culpa de gente como Casado y Rivera, la cosa sería para reírnos. Lo que haya de ser o no este país les importa un pito. Sólo desplazar al otro en el escenario oficial de la derecha les importa. Por mucho que quieran disimular, se trata de una lucha entre hermanos, entre viejos camaradas que escenifican para la concurrencia unos leves y descacharrantes rifirrafes. Los dos –con escasos y mínimos matices– significan lo mismo. Por eso cuando pasen las elecciones se juntarán como si nada en aquellos sitios donde su acuerdo pueda desplazar de los gobiernos municipales y autonómicos al progresismo o a la izquierda. Y para completar esos acuerdos –cuándo y donde les haga falta– ahí estará Vox para repetir tranquilamente la foto legionaria de la madrileña plaza de Colón.

Por cierto, que cuando el gánster Rudy Torrento le dice a Jackson que es un imbécil por decir las tonterías que dice, el compinche tonto le contesta: “Lo siento… no quería decir nada”. Y el jefe Casado (digo Rudy Torrento) le contesta: “Y no has dicho nada. Un cero así de gordo, eso es lo que eres”. Y Esteban González Pons agacha dócilmente la cabeza y se va a un rincón oscuro para purgar amargamente sus ridículas y tontas ocurrencias.
_________________

*Alfons Cervera es escritor. Su último libro publicado es La noche en que los Beatles llegaron a Barcelona (Piel de Zapa, 2018).
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

15 Comentarios
  • manel 60 manel 60 18/05/19 12:43

    de verguenza que un tipo como Pons, nos siga representando a los valencianos i diciendo recuperar viejos nombres del Partido Podrido, ahora que nuestra culpa es, tenemos lo que votamos, aunque se notara que no es mi caso

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • manel 60 manel 60 18/05/19 12:43

    de verguenza que un tipo como Pons, nos siga representando a los valencianos i diciendo recuperar viejos nombres del Partido Podrido, ahora que nuestra culpa es, tenemos lo que votamos, aunque se notara que no es mi caso

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • GRINGO GRINGO 18/05/19 11:12

    Tan católicos ellos, incumplen uno de los requisitos de la confesión, "el arrepentimiento".

    Es indignante la capacidad que tienen de mirar para otro lado, aunque ya no les queda ningún lado que mirar donde no encuentren corrupción y más corrupción, símbolo inequívoco del PP, cuyas siglas hacen honor a lo que son, "gaviotas carroñeras".

    Sencillamente se deberían de disolver (PP) y pasar a engrosar la historia de saqueadores de ésa España por la que tanto pelean, pero que les importa un huevo y la mitad del otro. Sólo les importa mantener su status y seguir viviendo de las mamandurrias.

    Que puto asco dan !!!!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Larry2 Larry2 18/05/19 11:06

    Tuve la oportunidad de encontrarme con el Sr Gonzalez pons en Lituania, concretamente en Vilnius, y me dió la impresion de que es un "vividor de la politica en los sucesivos años de la vida. Le pregunte por la corrupcion que campaba en este país de su partido, diciendome que asumía mi crítica pero que en Europa se respiraba otra cosa. Por cierto estaba de puente del Parlamento Europeo, unos dias que tienen libres, y aprovechan para conocer mejor europa. Conclusión, es un chollo ser parlamentario europeo, dandome la sensación de que este señor está muy a gusto ahí, eso sí comentaba que su hija estaba deseando que volviese a casa siendo muy duro tener que estar alejados. Mi respuesta fué que lo tenía fácil, dimitir, y tratar de ayudar a frenar la corrupción que habia en su propia casa. agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • GRINGO GRINGO 18/05/19 11:13

      Deberías haber aprovechado y soltarle un par de hostias............como si fueras un "lituano".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Pelias Pelias 18/05/19 08:29

    No se olvide que el abrevadero que construyeron los peperos en la Comunidad valenciana fue enorme y que muchos de los que se aprovecharon siguen pensando en que la tormenta pasará y volverán a utilizar las mismas o parecidas mañas para seguir aprovechándose de los dineros públicos. Si no es así ¿cómo es posible que tanta gente los siga votando? Gónzalez Pons lo sabe bien y confía en toda esa "gente de bien" y en "todo lo bueno" lo que hicieron por ellos ... y en que muchos o bastantes valencianos están ansiosos por continuar en el abrevadero y no quieren que desaparezca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/05/19 08:08

    En la peli El reino, el personaje de Manuel López Vidal me hizo pensar furiosamente a Zaplana.
    Por otra parte: respeto al hecho que padece una enfermedad temible.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    1

    • GRINGO GRINGO 18/05/19 18:12

      Un ladrón o un sinvergüenza lo es, esté enfermo o no.....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

    • Isa... Isa... 18/05/19 17:38

      "furiosamente" jajaja! Retrata muy bien R. Sorogoyen, en "El reino" crea adrenalina!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      1

      • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/05/19 19:50

        Es la primera peli que vi de él. Buenas tardes, Isa!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        1

        • Isa... Isa... 19/05/19 00:23

          Buenas noches tierry querido!!

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/05/19 08:59

      me hizo pensar furiosamente en Zaplana.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/05/19 08:08

    En la peli El reino, el personaje de Manuel López Vidal me hizo pensar furiosamente a Zaplana.
    Por otra parte: respeto al hecho que padece una enfermedad temible.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • pepelu. pepelu. 18/05/19 07:59

    Leo con verdadero deleite su artículo reflejado de forma clara, rotunda y amena la descripción que hace de uno de los `principales personajes del Partido Popular.
    José Félix Pons que hace gala de arrogancia y prepotencia, y a mi modo de ver, es uno de los políticos más preocupados de ser gracioso, servicial y caer bien en el partido para conseguir diferentes puestos como ha ostentado, naturalmente muy bien remunerados y le proporcionen un claro prestigio.
    Naturalmente cumple a la perfección el papel de Jackson.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 18/05/19 07:55

    Estoy expectante con lo que ocurre en la Comunidad valenciana después del largo invierno del PP.
    A ver si el invento aguanta y se desarrolla...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.