x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

El fracaso de la coalición es el triunfo de quienes no se presentan a las elecciones

Publicada el 14/08/2019 a las 06:00 Actualizada el 13/08/2019 a las 19:13
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Desde hace un par de semanas se ha escrito mucho y muy bueno. Sobre la frustración del gobierno de coalición. Sobre la ‘tecnocracia demoscópica’, que obliga a determinados políticos a calcular a cada vez más corto plazo. Sobre las malas relaciones entre PSOE y Podemos. Y, también, sobre la responsabilidad de los protagonistas del simulacro de negociación.

Menos atención se ha dedicado, sin embargo, a tratar de iluminar otra parte del ecosistema social que también nos rige, esos poderes no sometidos al escrutinio electoral. Estos poderes que no pasan de moda han estado muy presentes durante estas semanas de tres maneras distintas: en primer lugar, de modo directo y público, con declaraciones a los medios; en segundo lugar, de manera manifiesta pero privada, con mensajes enviados a los distintos partidos; en tercer lugar y más preocupante: dichos poderes forman parte del cálculo político de todo partido de vocación íntegramente gubernamental, como en este caso ha sido el PSOE. Conocer esta tercera parte de la negociación permite completar una información de la que nos olvidamos si nos centramos únicamente en los perfiles de los negociantes.

‘Europa’: el poder disciplinario

España carece de soberanía monetaria y necesita ‘portarse bien’ para que el Banco Central Europeo siga protegiendo nuestra deuda pública, cosa que hace explícitamente desde 2012. Cuando Grecia iba a girar a la izquierda a principios de 2015, el BCE y el FMI interrumpieron el préstamo del rescate para condicionar los resultados; cuando en Italia se formó una coalición crítica con las condiciones de la Zona Euro, el Banco Central dejó la deuda italiana a los pies de los mercados, disparando la prima de riesgo y el pánico social. El entonces comisario de Presupuestos Günther Oetinger consideró irónicamente que esto sería bueno para reorientar las preferencias electorales de los votantes transalpinos. Su número dos en aquellas fechas era una alta funcionaria llamada Nadia Calviño, pocas semanas después, nuestra ministra de Economía.

La Unión Europea condiciona nuestro día a día, ‘recomendándonos’ converger hacia el déficit cero, como si una economía nacional fuera una familia de provecho. En 2007, el exministro de Economía y Hacienda Pedro Solbes, técnico comercial y economista del Estado (Teco) –por entonces jefe en el ministerio de Calviño, también Teco–, se mostró orgulloso de haber logrado un superávit fiscal del 2%. Para ello tuvo que pelearse –amenazando, incluso, con su dimisión– con medio gabinete gubernamental, a los que consideraba ‘la banda del gasto’. Si esto ocurrió con un gabinete políticamente homogéneo, podemos imaginarnos las disputas que se producirían en un consejo de ministros con dos partidos competidores; la lucha de clases, por así decirlo, mutaría en lucha ministerial, en una pelea constante entre ministros, secretarios de Estado y unos altos funcionarios que, en su mayoría, convergen hacia el cumplimiento de las reglas que aceptamos al incorporarnos a la moneda única.

El Ibex-35 y la inercia del bipartidismo

Desgraciadamente, no solo se trata de cumplir con Bruselas y ofrecerle confianza. También es preciso hacer eso mismo con las grandes empresas que, además, suscriben numerosos contratos públicos con las distintas administraciones. La gran patronal, la CEOE, ha expresado siempre que ha podido su interés en que no se conforme una coalición con Unidos Podemos. El Círculo de Empresarios ha hecho otro tanto. Ambas formaciones coinciden en que lo ideal es un ejecutivo PSOE-Ciudadanos, el mejor cambio para mantener los intercambios. Temen otra subida del salario mínimo, la derogación de la reforma laboral del PP y una reforma ambiciosa de las pensiones.

Las grandes empresas están fuertemente penetradas por fondos de inversión y grandes gestoras de activos que insisten mucho en que se genere un clima favorable a las inversiones. Uno de sus máximos dirigentes, el CEO de Blackrock, Larry Fink, expresó en 2015 que las democracias tenían que escoger a los líderes capaces de adoptar las decisiones correctas. En pocas palabras, el signo de los tiempos.

Las grandes empresas cuentan, a su vez, con numerosos exministros y antiguos altos cargos estatales exquisitamente conectados con los grandes partidos. El bipartidismo quiere volver. Un ejemplo de ello fue el encuentro celebrado por la patronal DigitalES en Madrid hace dos semanas, presentado por la ministra Calviño y protagonizado por Felipe González y José María Aznar. Lo más interesante de dicho encuentro era el moderador, Eduardo Serra, presidente de Everis que ha pasado por todos los consejos de administración posibles, que acompañó a Aznar como ministro de Defensa y a González como secretario de Estado de la misma cartera. Abogado del Estado, empresario tecnológico y armamentístico, Serra es la personificación de lo que en democracia no puede llegar a tocarse.

Para colmo, Bankia, que todavía cuenta con más de un 60% de participación estatal. Podemos pretendía que ejerciera como una verdadera banca pública, lo que atemorizaría a unos grandes bancos que, desde 1996, no cuentan con competidores estatales. Bankia se hace relevante, además, porque será objeto de las fusiones bancarias que vendrán en breve: una de las apuestas es con el Banco Sabadell, presidido por Josep Oliu. Oliu se refirió años atrás a la necesidad de que hubiera “un Podemos de derechas” y, además, organizó un encuentro entre Albert Rivera y Rosa Díez para que acordaran ser los protagonistas de esta alternativa. El tándem PSOE-Ciudadanos sería ideal para esta operación. Otra posibilidad acaba de salir a flote con la imputación del BBVA a cuenta del infinito caso Villarejo. Los bilbaínos del rico barrio de Neguri, apartados de la presidencia del banco por Francisco González en 2001, ya están moviendo ficha para recuperar esa plaza, y Bankia podría hacer de la antigua Argentaria, siendo adquirida por el segundo mayor banco de España. El apoyo ‘responsable’ del PNV –gran mediador de la élite económica vasca– a un gobierno ‘a la portuguesa’ presidido por Pedro Sánchez podría exigir esta contrapartida en primer lugar y de manera discreta.

Poder territorial: las redes del Estado de las autonomías

Pero hay más, y no menos importante. Generalmente concedemos mucha importancia a las redes de poder económico, pero las territoriales, si bien menos opulentas, son clave en un Estado como el español, que tiene en las autonomías y en las grandes ciudades una enorme fuente de dominación electoral, frecuentemente personalizada en los denominados ‘barones’, título que, no por casualidad, es de origen feudal.

Los altos dirigentes socialistas que están bien situados en estas plazas temen que la coalición con Podemos deprima sus expectativas electorales, más aún si dicha coalición implica una negociación arriesgada en el problema catalán. Por ello, sin amasar grandes capitales, ni pertenecer al Ibex-35, también son susceptibles de ver un acuerdo con Ciudadanos como más conveniente de acuerdo con sus intereses particulares y locales. Pese a que Sánchez ha mostrado siempre una cierta autonomía respecto a este poder inevitable, tanto el Comité Federal como la Comisión Ejecutiva del partido ejercerán de correa de transmisión de estas inquietudes. Del "no nos falles", podemos estar pasando al "no nos jodas". La democracia española es una red multidimensional de intereses electorales y los buenos secretarios generales deben cuidarlas.

Un resultado inesperado

Concluidos los días de buscar culpables –el PSOE, como el eterno traidor de la izquierda; Podemos, como un partido demasiado ambicioso y personalista, etc. –, llega el momento de escudriñar las causas de que muchas cosas no cambien. La política, la única solución democrática a la desigualdad de riqueza y poder, se encuentra castrada en un círculo de intereses que, por una razón o por otra, han terminado por constreñir definitivamente su rango de acción. Y el momento es peligroso: los partidos están siendo percibidos cada vez más como actores en guerra separados de los intereses de la población. Si este mes de agosto la relativa calma no despeja la mirada de algunos de nuestros estadistas, la gran abstención que vendrá al final del otoño nos legará más soluciones autoritarias. Quienes no se presentan a comicios algunos respirarán aliviados: su democracia, a la que más acostumbrados estamos, seguirá en pie. Como siempre.
 
____________________

Andrés Villena es periodista y doctor en Sociología. Ha publicado ‘Las redes de poder en España. Élites e intereses contra la democracia’ (Roca Editorial)
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

48 Comentarios
  • pescador pescador 15/08/19 21:37

    Hoy después de leer algunos panfletos tomare un  paracetamol y mañana será otro día , el artículo muy interesante.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    0

  • Perijubilota Perijubilota 15/08/19 20:47

    Excelente artículo que viene a sumar una clave, la presencia y actividad de los poderes fácticos, ya era hora, al debate sobre la “decepción” por la no formación de un gobierno de coalición. Así como a entender mejor el proceso previo y no ser tan ingenuos con los que nos viene: más de lo mismo con este Psoe que sigue en realidad sus propios pasos de los 40 años anteriores.
    Los medios dominantes han insistido en cuestiones de personalismos, sillones, confianzas, etc., haciendo muy superficial el debate. Incluso han reducido la importancia del programa de gobierno y la participación de los agentes sociales, en su sentido más amplio, a la nada.
    Los poderes económicos, públicos y privados, NADA OCULTOS, están efectivamente ahí y forman un muro de contención para el avance desde la democracia política reducida que tenemos, hacia la democracia económica, (en la que no hemos avanzado desde el importante salto inicial al tumbar el franquismo, en los 40 años de bipartidismo). Y como es lógico, el proceso de concentración económica va pudriendo la democracia política. Que solo podrían mejorar, ambas, con una creciente participación de “la gente” en la vida social. En esto habría que centrarse a fondo desde las izquierdas.
    Y este Psoe (con un programa económico de centro-membrillo) no es capaz de organizar una resistencia seria contra estos diversificadísimos poderes fácticos. Así que tenemos para rato y desde esta idea central hay que repensar los pasos convenientes y su ritmo.
    La importancia de las tácticas coyunturales a la hora de proponer formaciones de gobierno es relativa, y no conforman una raya precisa que distinga el bien del mal. Las diversas propuestas desde las izquierdas, al Psoe, centro-membrillo, serán más o menos acertadas pero no son principios, son tácticas provisionales en una larguísima marcha que no debería dividir a esta pequeña y maltrecha izquierda. Cuya mejor cualidad podría ser la de mantenerse unida en torno a sus propias decisiones, “errores” incluidos.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    0

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/08/19 20:35

    Siguiendo: El articulista presenta como un poder oculto que las grandes empresas presionen. A mi me parece lo normal. También me parece normal que presionen los sindicatos de clase. Y es normal que las 3 derechas se quejen de las presiones sindicales como que las izquierdas se quejen de las presiones de los empresarios. Pero ¿La pregunta real? Opinan o incluso presionan todos los empresarios grandes en el mismo sentido. Pues no. El presidente de la CEOE ha dicho que prefiere que gobierne el PSOE en solitario. El circulo de economia dice que gobierne un pacto PSOE-Cs y otro de los mayores empresarios ha dicho que se convoquen elecciones y no dice por qué pero seguro que es a ver si gobiernan las derechas. Incluso alguno ha dicho que se forme gobierno cuanto antes porque ni va a haber presupuestos ni estabilidad. En general, han dicho todas las posibilidades politicas reales que hay, todas ellas distintas, coalición con Cs, gobierno en solitario y nuevas elecciones. ¿Se puede decir que presionan todos para la misma ruta? En lo único que parece coincidir es en que no gobierne Podemos, para lo que lo tienen muy fácil pues siempre pueden decir que sería un gobierno débil, inestable y en minoria. Las empresas importantes españolas no tienen excesiva capacidad de presión sobre los gobiernos, nada mas que en su sector de actividad. Incluso los fondos de inversión que si tienen capacidad real de presionar por su potencia o no inversora tienen distintos objetivos. El potente fondo de pensiones noruego que ha desinvertido en petroleo (aun en el noruego) para invertir en energias ecologicás tiene intereses contrarios (también políticos) que los fondos de inversión que invierten en petroleo. A estos le interesa mas un gobierno de la derecha y al fondo noruego de la izquierda. Y debemos tener en cuenta que en esos fondos de pensión o inversión hay unos 12 millones de españoles y supongo que la inmensa mayoria no son ricos, son votantes, y tienen sus plurales opiniones. Y luego estan las técnologicas, las que mas mandan, a los que como corderos degollados les vendemos nuestra vida, nuestros gustos y nuestras necesidades para que no paguen impuestos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/08/19 17:02

    Siguiendo: Caso de Italia y la UE. Dice que cuando se formó un gobierno (vamos a darle nombre de populistas extremistas de izquierdas, MS5 y de neofascistas o populistas de derechas de Salvini) el articulista dice que fue la UE a través del BCE el que puso a Italia a los pies de los caballos. Eso es echar la culpa al exterior quitando responsables a los habitantes de un pais, a sus empresarios, sindicatos y politicos de Italia. Italia desde el año 2000 fue el pais con menor crecimiento economico con Japon del mundo desarrollado, mucho menor al español, al portugues, al francés, etc y tenia una deuda del 125% del PIB. ¿como no se van aponer nerviosos los acreedores y todos los europeos si llega un gobierno populista que dice que va a bajar los impuesto y subir las ayudas sociales? Como se sabe que es imposible si no aumentas la deuda terriblemente lo lógico es que el dinero al que pida prestado aumente su interés, por el temor a perder dinero los bancos acreedores y los italianos que tienen su dinero en los bancos. Si Italia no estuviera en la Union europea y tuviera un 130% de deuda, como ya tiene ahora, tendría que haber bajado el nivel de vida de los italianos, en particular el de los mas pobres una burrada, mucho, para reducir la deuda. Y tu no puedes decirle a los demas paises europeos, ni a los ciudadanos europeos, ni a la Comisión Europea. "Como tengo la deuda protegida por la UE voy a aumentarla mucho para intentar ganar las siguientes elecciones, os pongais como os pongais". En realidad supone un aumento del temor de los ciudadanos europeos por su nivel de vida, por sus prestaciones y ocurre que todos (incluidos los italianos) le piden a su gobierno mas dinero por tener prestado por ej en Bonos del Estado o en los prestamos. Eso que llaman la prima de riesgo. Si esta sometida a un nivel de riesgo importante con la deuda publica del 130% del PIB ¿Cual seria el terrible nivel de riesgo si la suben al 150% o queda incontrolada?. La UE puede tener fallos y para eso está la politica, para minimizarlos o resolverlos. Pero echar la culpa a la UE de que sus instituciones quieran parar el camino a la locura del gobierno italiano, es una temeridad, y además falso

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • GRINGO GRINGO 14/08/19 22:42

    Si las cosas son como las cuenta Andrés Villena, y tiene toda la pinta de ser así, deberemos enterrar de una vez por todas, la palabra "democracia", y sustituirla por otra que sea más apropiada y/o cercana a la realidad....

    "Mercadocracia" "Organismocracia" se admiten sugerencias...

    Como no nos pongamos las pilas, no soy capaz de imaginar el día siguiente al que hayan acabado con todos nosotros...., que harán a continuación , si no tienen a quién joder ?????.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    8

    • Arkiloco Arkiloco 14/08/19 22:50

      Está claro, Gringo, no habrá mundo o será una cosa muy rara y desahabitada. Antes de la democracia, creetelo, era peor y no se acabó para nada. Yo no me fiaría por las pintas ni creo que tu te conformes con ese "si las cosas son como cuenta Villena..." Puedes dar más de ti mismo y ponerte un poco las pilas. En plan majo te lo digo.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      9

  • Arkiloco Arkiloco 14/08/19 18:40

    No diré que me sorprende pero no deja de llamarme la atención la facilidad con la que se halaga y se contenta a personas que se consideran de izquierda o de la izquierda más a la izquierda con un discurso bastante inocuo y mayormente estéril. Que en realidad sea inocuo nada tiene que ver con que se presente como aparentemente subversivo, radicalmente diferente al de la izquierda que pretenden sustituir e incluso, entre los más pretenciosos, como antisistema y anticapitalista. Básicamente, la satisfacción y la conformidad se establece alrededor de quien señala las muchas deficiencias e imperfecciones de los sistemas democráticos y las innumerables injusticias y desigualdades que se producen dentro del mundo capitalista. Aún no son tan lejanos los tiempos en los que se creyó que había una disyuntiva entre reforma y revolución y ese legado sigue pesando en forma de ideas, construcciones teóricas y de identidades individuales. A falta de revoluciones vistas como imperativos históricos, con una visión del mundo y del progreso y las estrategias y herramientas que serían necesarias para llevarlas adelante, ahora parece que algunos propusiesen revoluciones sin revolución o que la revolución fuesen las reformas. Ignorando que las reformas, su reversibilidad y la confrontación en sistemas democráticos, con sus cargas y peajes, es el prolijo camino lleno de conflictos y dificultades que las revoluciones han pretendido soslayar de forma autoritaria y considerando que existen atajos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    10

    11

    • Arkiloco Arkiloco 14/08/19 18:42

      El acento o la reflexión no se pone en las insuficiencias y limitaciones teóricas y personales de quienes no logran formar unas mayorías favorables a reformas profundas y a esas casi revoluciones sino que se desplaza casi toda la responsabilidad al exterior que lo estaría impidiendo. Y así surgen “poderes ocultos” que impiden gobiernos de coalición, todo tipo de conspiraciones, personajes que deben tener poderes ilimitados o facilidad suprema para imponer sus criterios e intereses, Europas que disciplinan y organismos que determinan si un país debe o no debe girar a la izquierda. De todo esto se puede hablar y discutir pero está resultando de lo más absurdo y ridículo realizar semejante vuelo y tan precario para explicar que no haya un gobierno de coalición entre PSOE y Podemos. El punto de partida parece ser que un gobierno de coalición sería lo “natural” lo “lógico” o lo que “corresponde”. Y si no se produce lo natural, lo lógico y lo que corresponde, las causas de lo que lo impide tienen que ser de esa naturaleza oculta, conspiradora y que nos gobierna y dirige sin que nos enteremos y determinada exclusivamente por intereses económicos que administra una minoría de poderosos bien colocados y que consiguen lo que quieren. Las diferencias entre PSOE y Podemos, sus desconfianzas mutuas, algunas disparidades respecto al uso del gobierno, errores e impericias en la negociación y objetivos electorales y partidistas que pueden estar influyendo, serian cuestiones menores o intrascendentes. Un gobierno de coalición es lo natural, lo lógico y lo que corresponde y para nada un gobierno del PSOE con acuerdos con Podemos. Esto debe ser antinatural, ilógico o no se corresponde.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      10

      9

      • Arkiloco Arkiloco 14/08/19 18:52

        Anotemos que los “poderes ocultos” son tan ocultos que los conoce todo el mundo y además se expresan en público. Y que los personajes cuyos poderes deben ser decisivos para que el PSOE no prefiera un gobierno de coalición, van desde F González hasta Aznar, pasando por Calviño, Serra y barones territoriales que han comprobado que gobernar con Podemos no asusta a nadie. Si acaso a los votantes de Podemos que, allí donde han gobernado, han dejado de votarles a mogollón. Lo que no lograrán los poderes “ocultos” y aquellos personajes. Luego está lo de que los poderes ocultos forman parte del “cálculo político de todo partido con vocación gubernamental”. Así que nada como no tener vocación gubernamental para dejar fuera del cálculo a esos poderes y nunca estarán en tu cálculo ni los sentirás si no gobiernas. De cajón. Descubrimos que España no tiene “soberanía monetaria”. Y ¿qué es eso o cómo se puede tener soberanía monetaria? Los perjuicios de pertenecer a la UE y al euro han debido ser enormes para España y bien se sabe lo bien que le habría ido a Grecia estando fuera de la UE y del euro. Se pueden criticar las políticas de austeridad y que con una UE mejor, más unida, más solidaria y más armonizada en lo político, económico y fiscal, las cosas podrían ir mejor pero es complicado querer una cosa y la contraria y, además, una entelequia en la globalización como es la “soberanía monetaria”. La cuestión es, parece, rellenar los huecos, las insuficiencias, con palabras y más palabras para al final no proponer absolutamente nada y evitar la reflexión sobre las insuficiencias y los huecos que se rellenan con poderes ocultos, conspiraciones y Europas disciplinarias. Hablar de Syriza, de su programa tan escasamente reformista o su irrealidad o como de crítica con las condiciones de la Zona Euro era esa coalición italiana sería lo conveniente en vez de empaquetarlo en redes de poderes ocultos y conspiraciones que impiden un gobierno de coalición.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        9

        9

        • Arkiloco Arkiloco 14/08/19 19:45

          Y si acaba de entenderse que, igual, las primas de riesgo no suben ni las bolsas bajan por las decisiones caprichosas o conspiradoras de grupos minoritarios de ricachones que pretenden dirigir los giros políticos de un país. Puede ser porque los fondos soberanos de algunos países o fondos de inversión de los que dependen las pensiones y ahorros de millones de personas, deciden desinvertir o invertir en otros lugares por si acaso. ¿Poderes ocultos y que se pueden ignorar en los cálculos políticos? Si no hay una vocación gubernamental por supuesto y muchisimas más cosas las que se pueden ignorar.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          8

          10

          • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/08/19 16:44

            Extraordinarios estos comentarios. Permitame que se lo diga aunque se ponga usted un poco rojo.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            1

            4

            • Arkiloco Arkiloco 15/08/19 23:50

              Gracias Antonio y me sumo a los elogios por tus comentarios y tu formidable labor como comentarista.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              5

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 14/08/19 15:37

    Lo malo de su artículo es que se refiere a poderes ignotos a los que atribuye un superpoder parecido en su argumentación a los que los católicos, no se si antiguos o de ahora, atribuían al diablo. "El mal de todos los males que todo lo manda". Voy a refirirme a algunos de los comentarios 1ª Europa. Lo plantea usted como un poder superior, el poder. Y Europa es un poder compartido, al que los populistas pueden echar las culpas de cualquier cosa pero que, en realidad, es un poder compartido, con disfunciónes, pues claro, pero que corresponde a todos quitar. Se refiere a Grecia y se refiere incorrectamente a que Grecia quiso girar a la izquierda y alguien no se lo permitió. No es verdad. Cuando Tsripas subió al gobierno, subió con una mentira por delante: Iban a enfrentarse a Europa, es decir a un parte de Grecia porque Grecia es Europa y Europa es Grecia, y elevar el nivel de vida. Mentira cochina. Los problemas de Grecia vienen de Grecia y Tsripas no se atrevió a decirselo al pueblo griego: les engañö para ganar las elecciones. Si Grecia tenia una deuda publica del ciento y pido por ciento no era culpa de ese ente abstracto llamado Europa. Si el gobierno de derechas griego, engañó con los datos a los ciudadanos griegos, a la oposición y a los lideres europeos con el deficit, con el crecimiento, con todo, no es culpa de Europa: Y si los socialistas del Pasok fueron a decirle a las instituciones europeas que los gobiernos griegos les habian engañado a ellos y al pueblo griego, y como recompensa por mostrar la verdad, la realidad, tuvieron una bajada del 30% de votos al 8% no fue culpa de Europa. Y si la decadencia de las industrias, los poderes corporativos, el ejercito, legiones de funcionarios cobraban unas pensiones desmesuradas trabajando pocos años no se puede culpar a Europa sino a los propios griegos y a sus gobiernos. Cuando durante mas de diez años Europa transferia una media del 3% neto del PIB de Grecia a este pais y Grecia subia al 3% de crecimiento, significaba que todo el crecimiento griego era transferido por los pueblos europeos a Grecia, nadie puede decir que es culpa de Europa. es falso, es una coartada para el populismo. No es real.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    14

    9

    • CRJ CRJ 14/08/19 18:12

      Es cierto que la CE no fue la única culpable, pero fue cómplice. En las propias palabras de algunos de sus representantes tenían que dar un escarmiento a Grecia para asustar al resto de los PIGS. Es cierto que el gobierno griego hizo cosas irregulares, pero parece que con la connivencia de mucha gente de la CE y del mundo de las finanzas. Al final lo pagó el pobre ciudadano griego que debía haber sido protegido por su gobierno y por la CE.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      1

      4

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/08/19 16:03

        ¿Cómplice de que? Mire usted, yo creo que no se puede esconder que la UE (que somos los ciudadanos europeos) estaba dando neto durante años y años el 3% del PIB a Grecia. Quiere decir que durante mas de una decena de años toda el crecimiento de Grecia fue dado por La UE, por los ciudadanos europeos. ¿Que hizo Grecia durante esos años? Endeudarse para subir artificialmente el nivel de vida pero no de los griegos, sino de las corporaciones, de los navieros, del ejercito, es decir de todos los corporativismos posibles. ¿comos se puede subir el nivel de vida con deuda? es imposible, las deudas tiene que servir para invertir en sectores productivos. Cualquier particular sabe, usted mismo, que si pide un crédito para gastarselo en los dos o tres años siguientes, su nivel de vida sube esos dos o tres años pero baja espectacularmente cuando lo haya gastado y tenga que pagar el credito. La UE no fue cómplice del engaño de los datos que hizo la derecha griega, sino que fue engañada y lo normal es que se enfade, nos enfademos, cuando el responsable de un pais que ha engañado y que está tremendamente endeudado, se ponga chulito diciendo Ahora vamos a subir el nivel de vida artificialmente y os vais a joder con la amenaza de no pagar. Afortunadamente Tsripas dejó de hacer caso al cretino e irresponsable de Varufakis y aplicó una salida socialdemocrata para Grecia, que venia por reconocer el desastre donde estaba Grecia y la unica salida que era enfrentarse a ese desastre con realismo y procurando perjudicar menos a los mas necesitados, es decir a los mas debiles. Ese cambio le fue reconocido en las últimas elecciones donde sacó el 30% de los votos y si se hubiera presentado coaligado con la antigua socialdemocracia, probablemente seguira gobernando Grecia. El irresponsable Varoufakis que seguia defendiendo el desastre total para el pueblo griego al que lo llevaba el populismo sacó el 3% de los votos. Tenga usted en cuenta que cuando llevó Tsripas al corralito los primeros que sacaban el dinero de Grecia eran los militantes de Syriza. Aunque se echara la culpa a los europeos del desastre de Grecia, la culpa fue de los griegos y de sus dirigentes y de sus politicos.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2

      • GRINGO GRINGO 14/08/19 22:53

        Grecia falseó sus cuentas para entrar en la UE, y si no recuerdo mal fue Mario Draghi, entonces en Goldman Sachs, el que se encargó de preparar el regalo envenenado allá por el año 1981.

        El trabajo de MD, fue camuflar el desastre económico en el que habían sumido a Grecia los partidos que se habían alternado en el poder, homólogos de PP y PSOE en España.

        Como para no saber el BCE que se cocía en Grecia, y por añadidura el resto de países.

        Os espabilamos pronto, o aquí no va a haber nada que hacer.....

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        6

        7

        • Antonio Basanta Antonio Basanta 15/08/19 20:42

          Vaya. Estamos hablando de las trampas de los gobiernos de derechas griegos desde el 2003 al 2011 con datos desde el 2000 y usted nos sale por peteneras, hablando de la entrada de Grecia en 1981 y ademas de una banca privada que le ayudo a falsear las cuentas de 1981. Cuando el comisario del ramo europeo, el sr Almunia se enteró del falseamiento de las cuentas, montó en colera pero eran las del año dos mil para arriba. Es mentira que el sr Almunia y la Comisión Europea les ayudara a falsear las cuentas a los gobiernos griegos. Es mentira. Les estaban engañando a ellos y a partir de ahí hubo que reforzar las politicas de control sobre las cuentas nacionales.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          5

  • atilaXXI atilaXXI 14/08/19 14:06

    Me parece un articulo acertado en todo lo que comenta, aún así resulta incompleta la relacion de actores influyentes que nunca se someten a alecciones: La Casa Real y la Conferencia Episcopal, que también estarán muy interesados en que hubiese un acuerdo de centroderecha entre PSOE y Cs.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    7

  • Salva gece Salva gece 14/08/19 13:12

    Bien. Ha expuesto lo que es en realidad la política en España y quien gobierna en realidad. Ahora, y desde una perspectiva de izquierda, una izquierda que no se considere PSOE, me gustaría ver su idea de cómo puede atajarse esta política dictatorial de los grandes poderes económicos. Porque supongo que alguna posibilidad habrá de haber.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    4

    • CRJ CRJ 14/08/19 14:41

      Por lo pronto no engrosando la abstención. Esa es la manera más fácil de controlar a la sociedad. Si solo votasen los partidarios del bipartidismo. Es lo que se hace en los USA, rara vez se alcanza el 50% de voto y ganan los de siempre

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5

  • Larry2 Larry2 14/08/19 09:11

    Totalmente de acuerdo con este artículo. Así estamos, en este pais no mandan los ciudadanos mandan los de siempre. Una pena, que estemos al servicio de los de siempre. Está todo bién estudiado y bién atado. El miedo que nos meten es impresionante, los personajes que eligen los gobiernos son siempre los mismos o parecidos, trabajan para el mismo fin- . La gente de abajo no se si no se da cuenta, o no quiere entenderlo, en este artículo queda bién explicado. Agur.y gracias  por dejar las cosas mucho mas claras.  

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.