x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Vacaciones y desigualdad social

Publicada el 17/08/2019 a las 06:00 Actualizada el 16/08/2019 a las 20:13
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Dejando a un lado la cruda realidad de que para una buena parte, y creciente, de la población española el tiempo de ocio (aquel en el cual no están disponibles para un trabajo) se está convirtiendo en algo imprevisible y a cada paso más infrecuente, conviene evaluar si la desigualdad social se traduce también en desigual disfrute de ese tiempo cuando está disponible.

En una primera aproximación usaremos los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida que elabora nuestro Instituto Nacional de Estadística. Según esta encuesta, en el año 2017 las dificultades para llegar a fin de mes alcanzaban a más del 25% de las personas con menor renta, mientras que para los de mayor renta esas dificultades no alcanzaban ni al 5%. Si tales dificultades evalúan la desigualdad social, habría que concluir que en España estamos ante un asunto de primer orden.
 

Pero, como observamos en el primer gráfico que presentamos, las dificultades para llegar a fin de mes se traducen en unas muy superiores dificultades para poder permitirse unas vacaciones de al menos una semana de duración.

Para la clase alta esa dificultad se mantiene en un nivel muy bajo (el 7%), mientras que para los estratos de menor nivel de ingresos las dificultades para disfrutar de salir una semana al menos de vacaciones se sitúan muy por encima, en un nivel nueve veces superior (63%).

Pasamos de una desigualdad social de cinco veces para llegar a fin de mes, a otra de nueve veces en lo relativo a disfrutar de vacaciones.

El porcentaje medio total en España con dificultades para poder irse una semana de vacaciones alcanza así a algo más del 50% de la población, muy por encima del 42% europeo y de buena parte de los países de la UE, como visualizamos en un segundo gráfico.

Baste añadir que en países como Rumanía o Bulgaria este indicador supera el 70% para el conjunto de la población, y que se supera el 60% en países como Grecia o Hungría. España: 50,4%.
 
En España ambas dificultades (para llegar a fin de mes o para disfrutar de vacaciones) tienen no poco que ver con la muy desigual incidencia, sobre unos niveles de ingresos tan distantes, de algunos gastos muy particulares. Pongamos por caso el impacto de lo que se ha dado en llamar pobreza energética.

Para evaluar la desigual incidencia de los gastos energéticos de los hogares (electricidad, gas, calefacción, …) en función del nivel de ingresos mensuales de los mismos, presentamos un nuevo gráfico elaborado con datos de la Encuesta de Presupuestos Familiares del INE.

Mientras para los hogares de clase baja (serían los de menos de mil euros de ingresos mensuales) el capítulo de la energía supone más de cinco unidades de cada cien de sus ingresos, para los de clase alta (más de tres mil euros de ingresos) apenas alcanza a tres unidades de ingresos. Casi la mitad.
 
Es muy importante resaltar que no sucede tal cosa con los gastos médicos, ambulatorios y hospitalarios respectivos, pues debido a la cobertura pública de los mismos su acceso no supone, al menos, un mayor porcentaje de los ingresos de los hogares de clase baja que en los de clase alta (en ambos casos en torno al 1%). Lo que sugiere que en España no habría, de momento, pobreza sanitaria (gracias a su financiación pública), mientras sí hay pobreza energética (un mérito de su oligopolio privado).

Claro que si combinamos la inicial dificultad para llegar a fin de mes con el mayor impacto de los gastos de la energía en los hogares de menos ingresos, nos explicaremos muy bien tanto por qué más del 60% de los hogares de clase baja no pueden permitirse en España disfrutar ni de una semana de vacaciones (vea de nuevo el primer gráfico), como el que los hogares de clase alta puedan destinar cuatro veces más (1,6% frente a 0,4% en el segundo gráfico) de sus ingresos a este tipo de gastos.

Si al gasto energético añadimos la incidencia de los asociados al alquiler de la vivienda (con doble impacto en los de clase baja) también nos explicaríamos porqué aquellas partidas de gastos para ocio (por ejemplo en alojamientos o servicios recreativos si uno se va de vacaciones) son necesariamente muy escasos para unos y mucho más accesibles y cuantiosos para los otros.

Es así que en España las dificultades para irse una semana de vacaciones afectan a más de la mitad de la población (muy por encima de la media europea), y porqué esas dificultades son singularmente intensas en los sectores de menor renta. Un asunto muy poco transversal.
______________________

Albino Prada es economista y ensayista. Su último ensayo se titula Crítica del hipercapitalismo digital (2019)
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

8 Comentarios
  • Isa. Isa. 17/08/19 21:00

    Bueno, para no sentir envidia de los pudientes, yo viajo con la lectura. Pedazo de viaje la de bolsillo y de segunda mano. Sin hipoteca. Deudas 0. Táctiles y bien manoseadas, viajeras y compartidas, las vacaciones y las lecturas.

    Pobres, los que ni saben lo que se pierden.. ;_)

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    0

    7

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 18/08/19 18:59

      ¡Bien, Isa!

      Me encanta tu comentario y el de W. Smith.

      El objetivo ¿es hacer mas desgraciada a la gente, si cabe?

      Las 'vacaciones masificadas' como 'INDICE DE DESIGUALDAD SOCIAL'???
      RAE. 'vacación' Del lat. vacatio, -ónis.
      1. f. Descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios.
      2. f. Tiempo que dura la cesación del trabajo.
      3. f. Acción de vacar (quedar un empleo sin persona que lo desempeñe)
      4. f. Cargo o dignidad que está vacante.

      Ese tiempo -sin trabajo remunerado- cada cual lo puede utilizar para lo que estime pertinente, o ¿no?

      ¿Refieren personas que 'no pueden descansar' en su trabajo remunerado? o, ¿Personas desempleadas? o ¿trabajadores que al disfrutar de sus vacaciones, prestan sus servicios a otro empleador?

      ¿También viene estipulado qué debemos entender por DESCANSO/OCIO?

      Para el gusto, los colores...

      Desigualdad social consistente en: mentes abiertas, desarrolladas, en pleno crecimiento...NO: CERRADAS, CONSUMISTAS, ESTANDARIZADAS.

      Salu2 y fuerza, mucha fuerza y confianza en ti misma.




      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Isa. Isa. 18/08/19 22:22

        Jajaja! El objetivo ¿es hacer mas desgraciada a la gente, si cabe? me has hecho reír y pensar a la vez, es genial.

        Gracias irreli, de vuelta también te mando mucha salud y más fuerza. si, cabe!! ;))

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

    • W. SMITH W. SMITH 18/08/19 11:55

      Y sin contaminar a lo loco como los numerosos avión dependientes (low cost y no) ... y ya si el libro sale de una biblioteca miel sobre hojuelas. Acabo de estar con tal agencia de viajes entre Jerusalén y Trinidad y Tobago ... muy bien acompañado por cierto

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      4

      • Isa. Isa. 18/08/19 12:38

        Gran encuentro, bello amanecer y relax compañía de un venturoso día!

        Buendía, Wisi! Buendía, W. SMITH!

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

    • Wisi Wisi 17/08/19 23:47

      Bonito de viajar; seguro, cómodo y barato.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Prometeo46 Prometeo46 17/08/19 14:02

    En el artículo se habla de los hogares que no llegan a 1000 euros y de los que pasan de 3000, y los que estamos en medio, en torno a los 2000, ¿qué pasa con nosotros?, lo digo porque ante el dato de los gastos médicos, el porcentaje que gasto es muy superior, diez veces superior, que el que se da en el artículo, el 1,1%, tanto a los hogares de clase baja como a los de clase alta, y el motivo de ese desfase es la realidad de mucha supuesta clase media que ante el deterioro de la sanidad pública, sobre todo en lo referente a las listas de espera, se siente obligada a suscribir un seguro médico privado. Y otro problema que distorsiona la igualdad es el asunto de la vivienda, pues no es lo mismo una familia que tiene solucionado el problema por haber pagado ya su piso o que tenga la suerte de pagar un alquiler social o de renta antigua, que otra familia con los mismos ingresos pero que tiene que dedicar el 40% o más de sus ingresos a pagar el alquiler o la hipoteca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • paco arbillaga paco arbillaga 17/08/19 06:42


    Unos no pueden irse una semana de vacaciones y otros llevan en ellas desde que fueron elegidos en las elecciones generales de 2019 ya que desde entonces no han dado ni un palo al agua. Por supuesto que además son unas vacaciones pagadas con nuestros impuestos. ¡Qué morro! Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.