x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

"La Vox"

Miguel Lorente Acosta
Publicada el 09/11/2019 a las 06:00 Actualizada el 08/11/2019 a las 22:08
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El problema de Vox no es lo que dice sino el eco que consigue, y como bien se sabe, para que se pueda producir el eco es necesario una distancia mínima, que permita que las palabras puedan seguir sonando en mitad de la pasividad y el silencio.

La situación recuerda al programa de televisión La Voz, un programa en el que los protagonistas cantan ante el público, y quienes deben valorar sus canciones se giran o no, según interese. Lo del PP y Ciudadanos con Vox es algo parecido, y cuando la ultraderecha sale al escenario y habla de ciertos temas, unas veces Ciudadanos, otras el PP, otras los dos, pulsan el botón del acuerdo y se giran para hacer suyas las palabras. Y cuando no les interesa aparecer como socios se quedan de espaldas como si nada sucediera, aunque en realidad lo que hacen desde esa teórica distancia es permitir que sus palabras y sus mentiras se mantengan en el aire.

Los tres forman parte del mismo escenario para que sus argumentos se escuchen en todos los hogares y, además, como ocurre en el programa de televisión, cuando finaliza una canción sin que se hayan girado, nunca hay críticas a pesar del teórico “desacuerdo”, y al final sólo se oyen palabras de ánimo y justificación.

La ultraderecha ha llegado a las instituciones con el objetivo de parasitar la democracia y debilitarla. Se alimenta de ellas para sobrevivir a costa de su salud y supervivencia, tal y como se observa en algunas de sus propuestas para ilegalizar partidos, acabar con las autonomías o levantar muros en lugar de fronteras. Y para ello recurre a la mentira y a la manipulación a sabiendas de que su público les va a aplaudir, y que sus socios no se van a girar para llamarles la atención.

Las preguntas que surgen ante esta situación son sencillas. ¿Ustedes creen que desde la ultraderecha no saben que sus argumentos son falsos? ¿Piensan que PP y Ciudadanos no son conocedores de que Vox miente? ¿Consideran que los medios que difunden estos argumentos como ciertos no son capaces de contrastarlos?

Si todo el mundo es conocedor de las falacias que lanza la ultraderecha, ¿por qué callan? Dos son las razones fundamentales.

1. La primera, porque necesitan reforzar su sistema de ideas, valores, creencias… y privilegios. Porque no olvidemos que los argumentos de la ultraderecha están construidos sobre un modelo social jerarquizado de poder que les permite juzgar y catalogar a las personas por su condición y status, y, por tanto, premiar a través de los mecanismos que articulan a quienes consideran afines a su modelo excluyente.

2. La segunda revela su debilidad. Si utilizan la mentira para lograr seguidores, es porque son conscientes de que con la verdad no los conseguirían. Y esta es una de las claves para abordar la respuesta y entender la responsabilidad que tienen en el recorrido de estas falacias PP, Ciudadanos y el entorno mediático que no las contrasta.

Vox juega con un sector de la sociedad que necesita creer en lo que dicen, aunque sea mentira, porque hacerlo le aporta tranquilidad y seguridad en sus ideas y valores, pero sobre todo, porque le permite continuar asentado en sus privilegios.

Pero al mismo tiempo, quizás sin darse cuenta, están mostrando el sentido último de sus propuestas. Si la ultraderecha presenta como principales amenazas y enemigos al feminismo y la igualdad, a los extranjeros, a las autonomías y a la memoria histórica, significa que su modelo busca imponer la desigualdad de las jerarquías para que aquellos que son considerados “puros de raza” puedan mandar y gobernar sobre la totalidad del país, desde una posición central levantada sobre la negación de una historia que los muestra tal y como son, no sólo en las ideas, sino también en las acciones.

Sus argumentos de fuerza revelan sus debilidades, de ahí que tengan que recurrir a unas mentiras que la realidad niega de manera tozuda. Por eso quien hace creíble a la ultraderecha ante la sociedad no es Vox, sino el silencio y la complicidad de PP y Ciudadanos, que unas veces se giran para darle la razón, y otras continúan de espaldas y permiten que siga sonando su melodía del odio.
______________

Miguel Lorente Acosta es médico y profesor en la Universidad de Granada y fue delegado del Gobierno para la violencia de género.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • MASEGOSO MASEGOSO 09/11/19 08:34

    El Dr. Lorente nos expone lo que es el nacional católicismo en su base identitaria con la pasada dictadura del general Franco.
    Jerarquizar es integrar en un mismo lugar a distintas personas y equipararlas no en sus conocimientos, aptitudes o habilidades sino en quienes son y de donde proceden y su utilidad..
    Citada jerarquización es una piramide de personas que son utilizadas por la cúspide, en muchos casos, para suplir las deficiencias, en todos los sentidos, de los que están más altos.
    Tratar estos temas hoy cuando aún suenen los cañonazos de la II GM y los de la GC Española del siglo pasado es un aviso a navegantes.
    Sobre todo a esos navegantes incautos que están hartos de que la democracia no les solucione nada sin pensar en que sus empresarios siguen pensando en esa jerarquización que les deja en la calle o con salarios de hambre.
    El impulso de la sociedad española en los años 79 y 80 del siglo pasado, una vez liberados del silencio impuesto por la jerarquía, y con una Transición incompleta, pactada y fiel al reflejo de las Leyes del Reino no fue baladí ni se logró con sonrisas.
    Fue una dura lucha de las clases medias y trabajadoras que nos llevó a la consecución de logros que en el gobierno de José María Aznar y Mariano Rajhoy (este último el más desastroso de la democracia) se fueron perdiendo y privatizando lo poco que quedaba tras el gobierno de Felipe González cuando desmanteló una buena parte de la industria pesada por aquello de entrar en Unión Europea.
    La UE no ha resultado ser lo que era en un principio, pero ayudó a la modernización del país.
    El bipartidismo, reflejo fiel del implantado en la Restauración de la Monarquia del siglo XIX se ha demostrado poco útil desde el momento del surgimiento de nuevos partidos políticos, tanto en la derecha como en la izquierda con pretensiones más jerarquistas y más sociales según el lado que se asuma.
    Cambiar esto con cuatro elecciones en cuatro años es el ejemplo de la dificultad para crear un gobierno estable aun siendo posible y aceptable.
    Dejar que Vox alcance la cima de la derecha es dejar abierta la puerta ante un vendaval.
    Gracias Dr. Lorente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • jorgeplaza jorgeplaza 08/11/19 22:46

    Si a VOX le votaran solo los privilegiados que, como la ambigüedad y la contradicción son constantes en su discurso, es lo que dice el articulista unas veces pero no siempre, sacaría cuatro votos. Si saca muchos, como dicen las encuestas, será porque hay muchos votantes hartos de que los partidos tradicionales no les resuelvan sus problemas y prueben con estos a ver si les va mejor. Una parte importante del antiguo voto comunista en Francia se ha pasado a Le Pen: son las mismas personas, ni mejores ni peores que cuando votaban comunista. No se pueden compensar el paro y precariedad perennes con el feminismo y las políticas identitarias, que es lo que propone la ¿izquierda? que representa el señor Lorente. El que avisa... A

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    3

    • Grobledam Grobledam 09/11/19 18:22

      Y luego está el tema de las banderitas que si tú las sacas de paseo en tus hombros cual Superman Nacionalero, yo saco la mía "que es más grande" y además la "auténtica". Y que, según mi opinión, es el factor que más ha propiciado el resurgimiento de la Patria Única, donde no cabe lo de "Patria de Patrias", y porque Patria sólo hay una y a tí te encontré en la calle.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.