x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Plaza Pública

Carta abierta a un multimillonario español

Francisco Javier López Martín
Publicada el 13/01/2020 a las 06:00 Actualizada el 12/01/2020 a las 00:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Andáis revueltos los ricos del país con la llegada de un gobierno de la izquierda nacido de la coalición del PSOE y Unidas Podemos. No se trata exactamente de la tan anunciada caída del régimen del 78 a lo que estamos asistiendo, sino tan sólo al final de esa fórmula de turno de dos partidos en el gobierno, que se ha mantenido inmutable a lo largo de los últimos 40 años.

Es cierto que, a nivel territorial, o local, siempre se han producido alianzas entre partidos de derechas, de izquierdas, o entreverados, que aseguraban la gobernabilidad. Hemos visto gobiernos del PSOE con IU, del PNV con el PSOE, o del PP con otras fuerzas nacionalistas o regionalistas. Nunca ha pasado nada grave por ello.

Pero a nivel estatal, el PP y el PSOE se habían ido turnando en los gobiernos, bien porque obtenían una mayoría absoluta, o porque conseguían los apoyos de las fuerzas nacionalistas, fundamentalmente de Euskadi o de Cataluña.

Ya no lo recordamos, pero existieron, aquellos tiempos en los que Aznar hablaba, o balbuceaba, catalán en la intimidad de su hogar. En los que pactaba con el PNV sus gobiernos, o en los que llamaba Movimiento Vasco de Liberación a los terroristas con los que negociaba.

El problema es que todo se acaba y la crisis inaugurada en 2008 ha terminado poniendo en cuestión la capacidad de dos únicos partidos para representar una realidad marcada por la diversidad, la pluralidad, las tensiones sociales y los intereses distintos y a menudo confrontados entre colectivos y entre territorios. El bipartidismo imperfecto ha saltado por los aires.

España se ha cantonalizado al mismo ritmo en que nuestros derechos sociales y laborales se han deteriorado. España se ha individualizado a la misma velocidad con la que la crisis se ha instalado entre nosotros, con sus recortes, como atmósfera irrespirable y generando sus nuevos prototipos insolidarios, que se han ido asentado en la vida cotidiana y sustituyendo la solidaridad por el sálvese quien pueda.

La reacción social a la situación no ha sido violenta como en otros países, pero ha tenido otras expresiones. En el caso electoral, en forma de fraccionamiento del voto, descrédito de la política, rechazo de la corrupción, desprecio a los políticos. La fragmentación del mapa político por toda España es un fenómeno generalizado.

No es que las fuerzas políticas del bipartidismo hayan desaparecido, ni tampoco parece que vayan a hacerlo por el momento. Tienen una amplia base social y un consolidado aparato interno. Pero ya no podrán gobernar en solitario más que de forma ocasional y puntual.

Las derechas populares y ciudadanas han buscado la alianza de la ultraderecha franquista para gobernar ayuntamientos y comunidades autónomas hace medio año, tras las elecciones municipales y autonómicas. La izquierda socialista ha buscado ahora acuerdos con los podemitas, sus confluencias y las izquierdas nacionalistas.

Podrían, en ambos casos, haber optado por formulas de gran coalición en el centro, pero creo que a nadie le interesaba, a la vista de las convulsiones en curso, dejar la izquierda y la derecha en manos de quienes se han asentado firmemente en las fronteras extremas de esos territorios.

Cualquier fórmula de gobierno es democrática y posible, mientras no vulnere derechos esenciales de las personas, siempre que renuncie a imponer por mitades soluciones sectarias y agreda derechos humanos, o constitucionales. Cuestión de sentido común, mucha paciencia, diálogo. También de firmeza democrática y voluntad de cortar cualquier intento de degradación de la libertad y la solidaridad necesarias.

Por eso, no entiendo algunas reacciones desproporcionadas de quienes tenéis la fortuna y la vida asegurada. Ya sé que la crisis no os ha ido mal, nada mal. Parece ser que en el año 2010, cuando la crisis impactaba de lleno y dejaba empresas arruinadas, paro descontrolado, recortes en servicios públicos y derechos sociales, había 172.000 millonarios en España. Hoy, después de lo que ha caído, formas parte de los 980.000 españoles con fortunas superiores al millón. Ni tan mal os ha ido con este negocio de la crisis.

Tenéis que entender que las recesiones que van y vienen y la crisis permanente han dejado un panorama de pobreza enquistada y desigualdades agravadas, que pesan mucho más en la quiebra de España que todos los nacionalismos juntos. A fin de cuentas el nacionalismo, el cantonalismo localista, se ha nutrido de los sentimientos de victimismo ante el deterioro económico, del empleo y de los derechos sociales básicos. El abandono de las personas por parte de la política.

Esos problemas no se solucionan con donaciones. No es que esté mal donar millones para renovar equipos oncológicos en los hospitales, como no está mal dar una moneda a quien pide en la puerta de una iglesia, o la de un supermercado. No está mal apoyar a asociaciones deportivas, culturales, educativas o de carácter social. Pero es parte de vuestro negocio, porque luego lo utilizáis como publicidad de vuestras empresas y como parte de vuestra ingeniería financiera para cuadrar balances y conseguir desgravaciones fiscales.

En cualquier caso vuestras donaciones suenan a muy poco si las comparamos con las de vuestros compatriotas estadounidenses que donan miles de millones. Los 42.000 millones de Zuckerberg, el fundador de Facebook, los 30.700 de Warren Buffet, los 8.000 de George Soros o Charles Feeney, o los 3.700 del exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg. O la reciente donación de 4.600 millones realizada por Bill Gates, el fundador de Microsoft.

Tenéis que entender que el país necesita un gobierno que reequilibre España. Restañe los daños producidos en la sanidad, la educación, los servicios sociales, la dependencia. Que ponga medios para evitar la desertificación definitiva de la España vaciada. Que recupere cantidad, estabilidad del empleo y derechos laborales, derogando los aspectos más lesivos de las reformas laborales. Que apueste por la innovación y la calidad de nuestros productos y servicios. Que acabe con las brechas sociales y las desigualdades de todo tipo.

No va a ser fácil. No van a faltar obstáculos, errores y equivocaciones. Lo intentarán hacer con diálogo, con prudencia, sin crispar aún más a una sociedad y unas fuerzas políticas ya demasiado tensionadas. No lo pongáis más difícil aún. No financiéis, animéis, ni alimentéis, con vuestro dinero, con vuestras opiniones públicas, a quienes pretenden utilizar todos los medios a su alcance, desde el terrorismo y el independentismo, hasta la propia monarquía, para sembrar el miedo y vaticinar el fracaso.

Sería el fracaso de la libertad, la igualdad, los derechos, la justicia. Algo que no podemos permitirnos. Tampoco vosotros.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




Hazte socio de infolibre

12 Comentarios
  • Aserejé Aserejé 14/01/20 20:07

    Los ricos a pagar los impuestos q les toca y a cumplir las Leyes y no a hacer trampas, ilegalidades y q dejen de "optimizar " su riqueza, palabro q dijo el Ministro Piqué sobre su sistema oara pagar menos impuestos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 14/01/20 19:51

    Stephan. (S) Yo tuve vergüenza de mí mismo, una sola vez, y por culpa de otros. Cuando me azotaron. Porque me azotaron. ¿Sabéis lo que es el látigo? Vera estaba a mi lado y se suicidó como protesta. Pero yo seguí viviendo. Ahora, ¿de qué habría de tener vergüenza?

    Annenkov. (A) Stephan, aquí todo el mundo te quiere y te respeta. Pero, sean las que fueren tus razones, no puedo dejar que digas que todo está permitido. Centenares de hermanos nuestros han muerto para que se sepa que no todo está permitido.

    S. Nada de lo que puede servir a nuestra causa está prohibido.

    A. (En tono colérico)
    ¿Está permitido entrar en la policía y llevar un doble juego, como proponía Evno? ¿Lo harías tú?

    S. Si fuese necesario, sí.

    A. (Levantándose)
    Stephan, olvidaremos lo que acabas de decir, en consideración a lo que has hecho por nosotros y con nosotros. Pero recuerda una cosa por lo menos. Se trata de saber si, dentro de poco, hemos de tirar las bombas contra esos dos niños.

    S. ¡Niños! Es la única palabra que tenéis en la boca. Pero ¿es que no entendéis nada? Por el simple hecho de que Yanek no ha matado a esos dos, miles de niños rusos seguirán muriendo de hambre años y años. ¿Habéis visto a niños morir de hambre? Yo sí. Y la muerte por bomba es una delicia, comparada con esa otra muerte. Pero Yanek no los ha visto. Sólo ha visto a los dos perros amestrados del gran duque ¿Es que no sois hombres? ¿Vivís solo el momento? Entonces elegid la caridad y curad únicamente el mal de cada día, no la revolución que quiere curar todos los males. presentes y futuros.

    Dora. Yanek está de acuerdo en matar al gran duque, porque su muerte puede anticipar el día en que los niños rusos dejen de morir de hambre. Y eso ya no es fácil. Pero la muerte de los ..sobrinos del gran duque no impedirá a ningún niño morirse de hambre. Hasta en la destrucción hay un orden, hay unos límites.

    S. (con violencia)
    No hay límites.La verdad es que vosotros no creéis en la revolución (Se leventan todos menos Yanek) No creéis en ella. Si creyeseis total,completamente... Reconoceríais que tenéis todos los derechos, todos, ¿me oís? Y si esa muerte os detiene,es porque no estáis seguros de estar en vuestro derecho.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 14/01/20 19:52

      Es parte del 'acto segundo' de 'Los justos' de Albert Camus.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Epi Epi 14/01/20 17:27

    Suscribo de principio a fin su artículo Sr. Francisco Javier. ¡Enhorabuena!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • SUA SUA 13/01/20 23:17

    Sres Ricos: Me parece estupendo que sepan afrontar esta nueva etapa. De todas formas es verdad que vale más dar que recibir, por un lado es que quien da, es porque tiene y el que recibe es porque lo necesita.
    La satisfacción personal también tiene un valor añadido y espero que lo sientan y lo valoren por encima del dinero

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Atea Atea 14/01/20 18:44

      Los Sres Ricos dicen que no saben de qué les hablas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • GRINGO GRINGO 13/01/20 13:27

    Tributación justa, equitativa y progresiva....

    Donaciones, sean bienvenidas, pero que sean anónimas y después de pagar lo que es justo.

    De niño, cuando me obligaban a ir a misa, no recuerdo que nadie pregonara lo que echaba en la cesta.

    Con las donaciones, lo mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • paser paser 13/01/20 11:06

    A mí me ha gustado la buena voluntad para que cambien las cosas en este país, a través de esta carta que envías a los ricos de antes y a los nuevos ricos. Pero lamentablemente solo las leyes justas para repartir la riqueza, que puedan hacer cumplir los Gobiernos por la presión constante de la ciudadanía, harán que ese reparto de la riqueza sea posible. Y digo esto porque no cumplen ni las leyes en vigor, necesitamos mecanismo eficaces para hacérselas cumplir. La palabra solidadridad no entra en su vocabulario, no cederán en sus pretensiones si no somos capaces de obligarles.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • jositochema jositochema 13/01/20 11:04

    Hola.
    Buen título y buen artículo.
    Hay una cuestión clara, es como hablarle a un mancha de toros; por muy buen discurso y palabras bien colocadas y bonitas que se empleen, los animalitos como mucho miraran de vez en cuando, seguirán pastando felizmente, y si se les moleta con la charla, envestirán para quitarse de en medio a los que molestan su paz de vida.
    Ni más ni menos.
    Salud

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Fernandos Fernandos 13/01/20 09:54

    Parece una carta a los reyes magos, los millonarios se van a partir de risa, esto es como el trafico, solo hacemos caso con las multas, el capitalismo solo se puede equilibrar con mayor conciencia de clase, no es nada nuevo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Ayla* Ayla* 12/01/20 22:52

    Cuando echan sapos y culebras por el incremento del smi habría que preguntarles si se atreven a vivir un par de meses recibiendo esa cantidad, que estoy convencida que en dos comidas se lo funden.
    Y totalmente de acuerdo en que si no hicieran las donaciones como otra forma de marketing, sería más creíble su supuesta buena intención, pero aquí son más de la beneficencia e ingeniería financiera, que con lo que se desgravan realmente lo pagamos entre todos y ellos se ponen las medallas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    22

  • Atea Atea 12/01/20 20:48

    No te esfuerces, ningún multimillonario va a leer esto. Y si existiese la posiblidad de que alguno lo leyera, seguro que ni entendería ni compartiría eso de "el país necesita un gobierno que reequilibre España". Para ellos la solidaridad es la charity, donar un abrigo para una rifa, asistir a cenas benéficas donde lucen buenos rolex y poco más, así que o es por imposición mediante impuestos, o no hay tutía. Ojalá les aprieten las tuercas hasta que amenacen con largarse. A ver si tienen narices.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    35

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.