X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Una consulta dentro de la Constitución

Alfonso Villagómez Cebrián
Publicada el 12/02/2020 a las 06:00

La consulta a los ciudadanos es una manifestación de la democracia directa que la Constitución española no desconoce. A lo largo de su texto se recogen algunas de las instituciones más extendidas de esa forma de democracia directa, como, por ejemplo, la iniciativa legislativa popular o el ejercicio del derecho de petición. Pero, sin duda, es en la consulta popular o referéndum donde mejor se plasma el derecho a la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. Junto a tipos específicos de referéndum (como los de aprobación y reforma de los estatutos de autonomía), el artículo 92 de la Constitución establece que las decisiones políticas de especial trascendencia podrán ser sometidas a referéndum consultivo. Es decir, una consulta en la que quien tiene la iniciativa de autorizarla no queda, sea cual fuere el resultado de la misma, vinculado para ejecutar la decisión que tome el cuerpo electoral. Pero la autorizacion de estás consultas es una competencia exclusiva del Estado (artículo 149. 1.32) que no puede ser transferida ni delegada a las comunidades autónomas. 

La ley orgánica de 1980 reguladora de las distintas modalidades de referéndum supuso el desarrollo de la Constitución y canalizó todo el procedimiento en los órganos centrales del Estado (Rey, Gobierno y Congreso de los Diputados). Sin embargo, no se impide que la consulta quede limitada a una parte del territorio nacional, porque entre las condiciones y las prohibiciones establecidas para poder llevarse a cabo este tipo de consultas no está que no pueda quedar circunscrita su celebración a una comunidad autónoma. Más bien en la citada ley orgánica se apunta lo contrario: "El referéndum se decidirá por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto en el ámbito que corresponda a la consulta".

El problema queda entonces reducido al contenido material de lo que se pueda someter a consulta de los ciudadanos de Cataluña. En este sentido, no deja de ser llamativo que el único tipo de referéndum mínimamente regulado en la Constitución sea precisamente el conocido como referéndum consultivo. Es decir, una consulta en la que quien tiene la iniciativa de autorizarla —el presidente del Gobierno— no queda, sea cual fuere el resultado de la misma, vinculado para ejecutar la decisión que tome el cuerpo electoral. De ahí que una cosa sea resolver sobre quién puede constitucionalmente convocar esta consulta y otra distinta determinar cuál sea la pregunta  que se someta a los ciudadanos catalanes. No cabe duda de que no es constitucionalmente posible consultar a los ciudadanos si están favor o no de la independencia o autodeterminación  de Cataluña, pero sí lo sería consultarles por medio de una novedosa fórmula que sirviera para reforzar la solidaridad con el resto del Estado español y al tiempo posibilitara una solución a la singularidad de Cataluña.

Esta consulta se configuraría cómo una "tercera vía" entre el reconocimiento del derecho a decidir y su negación absoluta. Una novedosa fórmula que desde Cataluña dejará trazado el camino hacia la reforma y actualización de la Constitución española de 1978.

_________________

Alfonso Villagómez Cebrián es Doctor en Derecho Público por la USC y magistrado del Juzgado 14 de lo Contencioso-administrativo de Madrid.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




6 Comentarios
  • Antonio Basanta Antonio Basanta 13/02/20 16:38

    Sr Villagomez: Usted da por supuesto que un referendum es una manifestación de una democracia directa y yo creo que es una falsedad total. 1ª ¿por qué entonces los mayores propaladores de los referendums son los dictadores crueles?. Hitler inició su andadura criminal con un referendum sobre la ley habilitante en 1933, Referendum era la forma de democracia directo del dictador criminal Franco, de Stalin, de Fidel Castro, etc. Habrá que defender que los mayores dictadores, los genocidas, defendian una democracia directa en contraposición a las verdaderas democracias, las occidentales. 2ª En referendum, lo que usted llama pueblo, supuestamente decide sobre una pregunta pero los pequeños dictadores deciden el sentido de la pregunta, la pregunta misma, las bases de votantes a las que afecta, si el referendum es SÍ-No, el lenguaje de la pregunta. Ninguna de esas cosas, las verdaderamente importantes las define ese ser al que usted llama pueblo. Son manipulados por preguntas trampas, por manipulaciones del lenguaje, por ocultaciones, por preguntas interesadas de los poderosos, por la elección de quienes pueden votar y quien no, etc. 3ª ¿que se podría decidir en un referendum? ¿Se podría decidir sobre los derecho humanos o sobre los derechos individuales de las personas? ¿Se podría decidir sobre los derechos garantizados por la ONU? Pues no, porque esos derechos son de las personas y no los puede decidir un colectivo o una nación. Pongamos algún ejemplo Si todos los paises o estados del mundo tienen derecho, asi reconocido en el mundo por la ONU, a la integridad territorial ¿Se podría hacer un referendum para quitar a millones de ciudadanos el derecho a la integridad territorial garantizado por la ONU? Si todos los españoles son ciudadanos españoles ¿Se `podría hacer un referendum en toda España o en una comunidad autónoma para eliminar ese derecho individual garantizado por la democracia constitucional? Yo pienso que ese referendum sería un referendum contra la democracia, contra la libertad individual y no seria democratico hacerlo. Sería propio de dictadores como lo intentaron los totalitarios secesionistas con la ley de transitoriedad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    2

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 13/02/20 16:56

      Siguiendo: 4ª La pregunta ¿Quien la formula? ¿Es binaria o es multiple?Fijese que los manipuladores secesionistas han estado comiendonos el coco o intentandolo con eso de que el 80% de la población catalana estaba a favor del derecho de autodeterminación de los catalanes y que, por desgracia han conseguido comer el coco a mentes débiles, acríticas y borreguiles. ¿Como lo conseguian? Pues manipulando las preguntas de las encuestas, preguntando sobre un desconocido derecho a decidir en vez de preguntar por el derecho de autodeterminación con referendum SÏ-NO. En la última encuesta de la Vanguardia, periodico catalán, hace tres días, encuestada la población catalana sobre como resolvería el conflicto en Cataluña el 30% respondió que con el ejercicio de la autodeterminación, el 25 % con cambios constitucionales que evidentemente son incompatibles con el derecho de autodeterminación y el resto otras variables que preguntaban en la encuesta. Pues cuando nos cuentan sus rollos esos totalitarios nos siguen diciendo que 2/3 de la población está a favor de la autodeterminación, lo que es una trola del calibre de las armas de destrucción masiva de Irak. 5ª ¿quien debiera votar? Es terrible pero en un supuesto referendum de autodeterminación de Cataluña, los dirigentes secesionistas no defienden que voten los catalanes sino solo los que les convienen a ellos. No hay ningun dirigente secesionista que defienda que voten el millón y medio de catalanes que viven en otras partes de España. Quieren un referendum en el que solo voten los catalanes que les conviene a esos pequeños tiranos. En resumen ni los referendums son democracia, ni directa ni indirecta, ni puede haber un solo referendum donde se decida sobre las libertades y derechos de todos y cada uno de los ciudadanos. Porque, en la democracia y en su origen histórico lo mas importante son los derechos individuales y libertades publicas de todos los ciudadanos iguales, luego es la aprobación masiva (como en 1978) de las Constituciones como protección de esos derechos y luego los repartos de poder, ejecutivo, legislativo, judicial y por otro lado, estatal, autonomico y municipal. No existen derechos de territorios.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 13/02/20 17:15

        Acabando. En la política democrática está como uno de los principales conceptos la responsabilidad política de los dirigentes, responsabilidad que no se podría recabar de un referendum porque supuestamente decide el pueblo y no los politicos. Es una rotura más de la democracia como forma de articulación civilizada desde la Ilustración y Kant hasta nuestros dias. 6ª Un referendum no pregunta sobre las consecuencias de una decisión, por lo que necesariamente es una manipulación y una trampa. Pongamos el ej de Cataluña. ¿Admitirían los dirigentes secesionistas una pregunta en la que se ponga que la independencia exigiría que las empresas españolas o extranjeras, Ej SEAT, radicadas en esa parte de España que es Cataluña pudiera elegir irse cerrando sus fabricas o empresas en Cataluña sin coste de despido por lo que se llama fuerza mayor, es decir, por cambio obligatorio, por la fuerza, de pais ? ¿Admitirian los secesionistas una pregunta donde se dijera la verdad y se dijera que la independencia exige la salida inmediata de la Unión Europea? ¿Admitiria una pregunta donde se diga que la fontera francoespañola, que es de todos los españoles y franceses desde hace siglos, seguirá en manos de los francoespañoles, creando corredores de seguridad y de comunicación con Europa para el resto de los españoles? No lo admitirán porque son manipuladores, tramposos que quieren con preguntas etéreas sobre sentimientos, sacar conclusiones políticas de los totalitarios y de sus poderosos dirigentes. Es inmoral preguntar sobre los deseos y no sobre las consecuencias. Preguntas del estilo ¿Quiere usted que todos los españoles sean predominantes en la unión europea? o ¿Quiere usted la igualdad total economica de todos los españoles? son tan inmorales como preguntar en abstracto sobre si quiere la independencia de Cataluña o si quiere usted que todas las autonomias sean iguales. Si no se vota sobre las consecuencias es una inmoralidad, es una rotura de la democracia y se abre el camino no sobre la democracia directa sino sobre la dictadura directa con la eliminación de los derechos y libertades individuales de los ciudadanos, es decir de ese conjunto al que podemos llamarle pueblo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Domingo Sanz Domingo Sanz 12/02/20 16:57

    El artículo 23.1 y el 53.1 son, en mi opinión, más claros a favor de la democracia directa, y la incluye entre los derechos y libertades fundamentales. La Constitución se elaboró en un momento de gran participación social y tras el referéndum de 1976, por lo que es hija de ese ambiente. Después, volvieron a tomar el poder los autoritarios, me refiero al PSOE de Felipe González y, en medio de una sociedad que continuaba destrozada por el trauma de la guerra civil y la victoria de los golpistas, y cuyos nuevos dirigentes no quisieron expulsar de la política a los criminales que gestionaron la dictadura, pues esto es lo que hay. Si nos basamos en la indecencia con que Irene Montero justíficó el aplauso de los ministros de Podemos al rey, la situación no cambiará. Excepto que en Catalunya sigan progresando los independentistas y se cumpla que, en España, o tercera República o Monarquía sin Catalunya.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    0

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 12/02/20 13:55

    Lo importante es dejar de lado encuesta y elecciones anomalas. Un referéndum consultivo en Catalunya con una pregunta clara y tres opciones: Sí, No u abstención.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

  • W. SMITH W. SMITH 12/02/20 09:19

    Muy oportuno recordatorio de algo que nunca entendí como, con tantos expertos, no se abrió camino hace tiempo. Debiera ser posible ampliar algunos de los actuales Estatutos de Autonomía hacia el encaje foral del País Vasco. Sería éste un encaje de Estatuto Federal que evitase (con los ajustes legales precisos) la inconstitucionalidad del proyecto de Estatuto catalán que está en el origen de su actual y creciente deriva independentista.
    Podría y debiera pulsarse la voluntad de ampliación de autogobierno en un referéndum consultivo (art. 92 de la Constitución) de todos los ciudadanos de las provincias afectadas (art. 3 de la Ley 2/1980 sobre regulación de distintas modalidades de referéndum). Referéndum consultivo para el que se aprobaría su realización en el Congreso de los Diputados por mayoría absoluta (art. 6 de la citada Ley).
    En relación a lo dispuesto en el artículo 3 de la citada Ley en su apartado Uno (“El Real Decreto de convocatoria contendrá el texto íntegro del proyecto de disposición o, en su caso, de la decisión política objeto de la consulta; señalará claramente la pregunta o preguntas a que ha de responder el Cuerpo electoral convocado”), la pregunta podría versar sobre si se está o no de acuerdo con la ampliación del Estatuto de Autonomía hacia un Estatuto Federal.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    0

Lo más...
 
Opinión