x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Carta en memoria de Antonio Bonet

Lola Jiménez-Blanco
Publicada el 23/05/2020 a las 06:00

Queridos compañeros.

Os escribo para comunicaros la triste noticia del fallecimiento del Dr. Antonio Bonet Correa, uno de los grandes pilares intelectuales de la disciplina de historia del arte en España, que supo despertar y mantener entre sus discípulos –muchos de los cuales han sido y son, a su vez, grandes maestros– una curiosidad infinita y un rigor investigador profundo como cualidades irrenunciables. Su pérdida provoca una enorme tristeza entre todos los que le hemos conocido, admirado y querido, por lo que en primer lugar envío desde aquí mis condolencias a todos sus familiares, amigos y compañeros en las distintas instituciones a las que ha estado ligado a lo largo de su fertilísima carrera. El Sr. Decano, por su parte, me ha pedido que transmita su pésame a todo el Departamento.

Pero no podemos, al mismo tiempo, dejar de celebrar, y sobre todo agradecer, una vida intensa de cuyos frutos nos hemos beneficiado todos los que formamos parte de la comunidad de historiadores del arte, y muy especialmente de quienes estamos ligados al Departamento de Historia del Arte de la Universidad Complutense, al que él llegó para doctorarse en los años cincuenta procedente de la École du Louvre y de la Sorbona de París, y en el que culminó su carrera académica como Catedrático Emérito ya a comienzos de los noventa. Entre tanto había sido también catedrático en las universidades de Murcia y Sevilla (donde ocupó la Cátedra de Historia del Arte Hispanoamericano). En ambas dejó como legado, igual que haría aquí, una nueva manera de entender la historia del arte de acuerdo con su formación cosmopolita y sus avanzados intereses intelectuales.

Si pensamos en la historia de nuestro propio departamento, es evidente que Antonio Bonet ha sido una figura fundamental en muchos sentidos, un historiador del arte de referencia y una pieza clave de la consolidación estructural de la disciplina en nuestra Universidad. La amplia visión de Antonio Bonet impulsó el ensanchamiento de la esta disciplina en direcciones impensables en su momento en nuestro país, aunque ya claras en universidades internacionales con las que él seguía en contacto. Desde su propio trabajo como investigador y docente, y muy especialmente en su tutela de tesis doctorales, alentó y acompañó a las primeras generaciones de historiadores del arte interesadas en adentrarse en territorios como la cultura visual contemporánea, el feminismo, la teoría del arte, el urbanismo, la sociología o las interferencias de la política en la cultura, el coleccionismo institucional, el arte de las vanguardias históricas o el arte prehispánico americano, entre otros muchos campos.

Los profesores y estudiantes de historia del arte de aquellos años tuvieron, además, la oportunidad de acercarse, por primera vez, a la obra de historiadores del arte internacionales inéditos en nuestro país mediante su trabajo en la Editorial Cátedra, al tiempo que pudieron a su vez publicar sus primeras investigaciones en ella. Mediante su trabajo en dicha editorial puede seguirse no sólo la evolución de la historia del arte en la España de los setenta y ochenta, sino también la evolución política del propio país, abriendo el camino a publicaciones corales pioneras en el estudio del franquismo y sus repercusiones en el arte y la cultura. Pero además de la generosa y estimulante apertura de sus conocimientos y su biblioteca a los historiadores del arte de sucesivas generaciones, además de sus iniciativas editoriales al servicio de la apertura intelectual y de la difusión del conocimiento desde perspectivas actuales e internacionales, si pensamos en su figura ahora desde el marco institucional de la Universidad Complutense, debemos recordar entre otras muchas aportaciones su trabajo como Vicerrector de Extensión Cultural, crucial para la ordenación, exposición pública y puesta en valor del patrimonio histórico artístico de la universidad.

El ingente trabajo de Antonio Bonet no se redujo, con ser muchísimo lo realizado, al entorno universitario al que dedicó tantos esfuerzos en España y fuera de ella, pues fue también profesor extraordinario en la Universidad de Estrasburgo, recibió Doctorados Honoris Causa en diversas universidades, y dirigió de los cursos de verano de arte en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, donde abrió el camino, una vez más, a novedades intelectuales y dió proyección a jóvenes profesores, artistas y críticos. Su presencia institucional, que contribuyó a cambiar igualmente el panorama de la época en campos como la crítica de arte, los museos o las Academias, ha sido una muestra inequívoca de su claro compromiso con la cultura en su dimensión social y política. Centrándonos en los dos últimos aspectos, hay que mencionar su trabajo como director del Museo de Bellas Artes de Sevilla o su valiosísima presencia en el Real Patronato del Museo del Prado, y en su comisión permanente, así como su responsabilidad directa en el impulso de iniciativas como ARCO, que dinamizó y visibilizó el mercado artístico español, y su presidencia de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Artístico Español. Ha sido académico, entre otras, de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, de la Real Academia de San Jorge de Barcelona, de la Academia Nacional de Bellas Artes de Lisboa, y, muy especialmente, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en la que ha ejercido los cargos de académico-delegado de su museo, académico-bibliotecario y director.

En todas estas facetas fue brillante, generoso y elegante.

En todas ellas le recordaremos como se merece.

_______

Lola Jiménez-Blanco es directora del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid y ha dirigido este texto, enviado a infoLibre para conocimiento público, a todos los miembros de su departamento tras el fallecimiento de Antonio Bonet Correa.

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




 
Opinión