x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Pablo Casado es la mejor imitación de Cayetana

Publicada el 06/09/2020 a las 06:00

Pablo Casado ataca la Constitución y las bases de la democracia al bloquear la renovación de los órganos constitucionales con la excusa de que Unidas Podemos está en el Gobierno. Es una posición descaradamente provocadora, una venganza cayetana y una estrategia para competir con la moción de Vox. Con ello impide el normal funcionamiento del Tribunal Constitucional, CGPJ, Tribunal de Cuentas, Consejo de Transparencia, Defensor del Pueblo, Junta Electoral Central y Consejo de RTVE. Es más, el PP desprecia el papel clave de estas entidades y lo hace violando la Constitución.

Son precisamente estos órganos los que por su naturaleza y funciones hacen posible la grandeza de un Estado de Derecho que debe garantizar desde la separación de poderes, el respeto al principio de legalidad y la neutralidad de las administraciones, hasta el cumplimiento de otros principios en una democracia avanzada como son la transparencia, el pluralismo, la participación, el control y la rendición de cuentas. ¿Qué cabe pensar de un PP que bloquea la elección de magistrados y vocales sabiendo que un acuerdo y sus votos son decisivos para alcanzar en Las Cortes las mayorías cualificadas exigidas de tres quintos?

La necesaria legitimidad democrática de las instituciones explica que la propia Constitución otorgue a las Cortes Generales, que representan al pueblo español (art. 66 CE), la función de nombrar a los miembros de diversos órganos constitucionales, como es el caso del Defensor del Pueblo (art. 54 CE), los miembros juristas del Consejo General del Poder Judicial (art. 122 CE) u ocho de los doce magistrados del Tribunal Constitucional (art. 159 CE). Además, está en el origen de que las leyes que regulan la creación de organismos especialmente importantes para el funcionamiento de nuestro sistema democrático también hayan optado por un sistema de elección parlamentaria frente a sistemas de nombramiento corporativistas.

Para que dichos nombramientos por el Congreso y el Senado reflejen de manera más fiel la voluntad de la ciudadanía, tanto la Constitución como las leyes establecen distintas mayorías reforzadas para proceder a los mismos. Desde la mayoría de dos tercios requerida para el nombramiento de los vocales del Consejo de Administración de RTVE hasta la mayoría absoluta necesaria para ratificar al presidente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, pasando por la mayoría de tres quintos con la que se debe contar para el nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional o los vocales del CGPJ y del Tribunal de Cuentas, así como del Defensor del Pueblo. El objetivo es que los candidatos nombrados lo sean de consenso, posibilitando a la minoría parlamentaria la participación en los consensos.

Una vez producida una vacante en estos organismos, las Cortes, especialmente el Congreso de los Diputados, tienen la obligación constitucional de proveer, mediante el procedimiento descrito, la renovación de la composición de los mismos. Solo así, procediendo en tiempo y forma a dicha renovación, se respeta la letra de la Constitución, que establece unos mandatos temporales de los miembros de los órganos constitucionales. Como ocurre con el Defensor del Pueblo y el Consejo General del Poder Judicial (cinco años en ambos casos) o el Tribunal Constitucional (nueve años). A su vez se acata lo señalado por las leyes que regulan la creación de otros organismos institucionales, que también establecen plazos tasados para los mandatos de sus miembros.

Para que una sociedad democrática funcione correctamente es fundamental conseguir que la ciudadanía respete y valore sus instituciones. Se trata de un intangible sin el cual la calidad de una democracia se resiente profundamente. Pero es responsabilidad del Parlamento ganarse el respeto y la confianza de la sociedad. Difícilmente se podrá esperar de la ciudadanía este necesario respeto si las propias instituciones no se prestigian al incumplir con las normas que las regulan. Lo que significa, entre otras cosas, cumplir los procedimientos y buenas prácticas de la democracia y acordar las renovaciones en los plazos constitucional y legalmente establecidos.

En este momento, casi todas las instituciones que necesitan la designación parlamentaria están pendientes, en distintos grados, de renovación desde hace más de un año: El CGPJ desde noviembre de 2018, el Defensor del Pueblo desde junio de 2017, desde enero de 2018 un puesto de vocal del Tribunal de Cuentas, que debe ser designado por el Senado y el Presidente del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno desde noviembre de 2017. También están pendientes de renovación, desde noviembre de 2019, los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional nombrados por el Congreso de los Diputados. El Consejo de Administración de RTVE lleva a su vez desde julio de 2018 pendiente del nombramiento de sus miembros.

Ante la actitud del PP, el Grupo Parlamentario Socialista presentó en mayo una Proposición para que el Congreso proceda, sin más dilación, al nombramiento de los puestos vacantes o pendientes de renovación en los órganos constitucionales. Pero los partidos han de hacer el máximo esfuerzo para lograr el consenso de mayorías reforzadas en torno a personas de mérito y capacidad demostrada, con trayectoria de prestigio y garantía de independencia e imparcialidad en el desarrollo de sus tareas. Por tanto, el procedimiento a seguir ha de ser profundamente democrático, alejado de un mero reparto de cuotas y de nombramientos subordinados a los partidos, lo que impediría la separación de poderes y la independencia de aquellos órganos.

---------------------------------

Odón Elorza es diputado del PSOE por Gipuzkoa.

Más contenidos sobre este tema




13 Comentarios
  • MIglesias MIglesias 07/09/20 20:26

    Imposible separación de poderes cuando el Legislativo nombra al Judicial. Otra cuña que nos colaron.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    1

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 07/09/20 18:58

    Señor Elorza, la situación real destapa que lo que usted quiere que ocurra "procedimiento a seguir ha de ser profundamente democrático, alejado de un mero reparto de cuotas y de nombramientos subordinados a los partidos, lo que impediría la separación de poderes y la independencia de aquellos órganos", es falso en nuestro país. Y hasta me atrevería a asegurar que imposible. Cuando los historiadores hablen de nuestra época espero que no sean tan cortos de miras como el señor Payne, que sólo ve con un ojo, y vean que el enfrentamiento avivado (el otro subyace en nuestra propia idiosincrasia, no sabemos hacer nada de lo razonable sin enfrentarnos encastillados) lo trajo el "váyase señor González" de Aznar. No es que no quisiera yo que se fuera, pero los motivos eran radicalmente distintos de los de Felpudo Maldito. Y sobre todo, había un razonamiento detrás de mis motivos, cosa que brillaba por su ausencia en el discurso aznarista. Y en ese enfrentamiento el PP metió la directa en 2004, cuando catalogó de "ilegítima" la victoria del PSOE (sin reconocer que fue su propia estulticia orgullosa la que les llevó a perder) y desde entonces no saben sino enfrentar afrentando. No dan un dato real, no construyen un discurso: sólo destruyen el de los demás. Y en ocasiones con un odio tan cerval que les ha llevado a ver cómo su parte más extremista se les ha marchado por la cloaca de VOX. Y pese a todo, siguen en las mismas. Han conseguido que su electorado esté tan ciego que admita todas las mentiras y las haga propias, que no admita la discusión y el debate si no es a cara de perro. Sinceramente no sé si el sistema de elección de los cargos vacantes es el mejor o el menos malo. Pero sí sé que con este PP es imposible acordar nada por mucho ánimo conciliador que uno lleve. En este momento de auténtica necesidad de trabajo en común en España, se han paseado por Europa diciendo poco menos que no nos den los fondos que precisamos. Sé que es usted un bienintencionado. Pero dudo muchísimo que salgamos de este impasse que dura ya 16 años, salvo que los poderes reales, los económicos, tiren de la brida de Casado y compañía para que se avengan a convivir razonablemente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Arce1145 Arce1145 06/09/20 20:14

    Queda claro que tanto Pablo Casado como el PP se pasan la Constitución y la Democracia por el forro de los c...
    Y luego quieren presumir de constitucionalistas

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Androide paranoide Androide paranoide 06/09/20 16:31

    Vaya dos, una que se pasa de lista, y otro que se pasa de corto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • alcornoque alcornoque 06/09/20 14:01

    Mientras se produzca esta bloqueo, los miembros del CGPJ, sobre todo los supuestamente progresistas, deberían, por ética profesional, abstenerse de cubrir los puestos titulares de miembros del Tribunal Supremo, Presidentes de Tribunales Autonómicos, etc. Deberían hacerlo incluso no acudiendo a las reuniones convocadas por el Sr. Lesmes para ese propósito, a fin de que no existiera el quorum preciso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    18

    • manuel14a manuel14a 06/09/20 20:28

      disculpe, pero eso conllevaría dejar sus sillones, sus prebendas y ser alguien que se cree muy importante, ademas de perder euros bastantes euros, también conllevaría ser alguien, con principios, dignidad y decencia, de los que muchos carecen, no digo todos pero si la mayoría, por ultimo cuando se esta en el sillón tan apetecible y cómodo, no apetece soltarlo, pues fuera hace mucho frió. salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Chovo1 Chovo1 06/09/20 13:33

    Todos estos organismo, hoy bloqueada su renovación por las ultraderechas, debieran cesar automaticamente en la convocatoria de elecciones generales. Si la maxima representacion de la soberanía popular decae ante esa convocatoria, no soy capaz de justificar las razones por las que estos entes, de muy inferior valos juridico y democratico pueden sobrevivir a la decisión politica del pueblo en cada eleccjon general. Si el pueblo vota derecha, esta estaria legitimada para disponer de mayoria en esos organismos y si el pueblo vota izquierda del mismo modo ha de ser legitimo conformar mayorias de izquierdas.
    En la forma que hoy se constituyen esos organos se favorecen bloqueos y adtitudes que llevan a extremos que como estamos viendo atacan no solamente al sentido común sino a la legalidad vigente.
    Hay que preguntarse que calaña personal, juridica y politica albergan, por ejemplo, los miembros del consejo general del poder judicial, en minusculas todo, para no heber dimitido en bloque y amarrarse a poltronas que evidencian al servicio de qué otros poderes nada democraticos sirven.
    Hay que exigir que todos los poderes del estado tengan una vigencia de cuatro años al igual que el poder de la ciudadanía, sus representantes en Congreso y Senado, y que el tiempo de su "alta magistratura" sea coincidente con el de la representación ciudadana.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • JOECAR JOECAR 06/09/20 12:28

    LA RENOVACIÓN de los Órganos pendientes de ello son el arma de Casado y Aznar en la sombra, para ejercer la Oposición. Esto es así por la forma de lección y sobre todo por que al cese se permite la interinidad. Cuando se discutía la Constitución en el 78, una de las cosas que más chirriaban era la forma de elección de los tres poderes. Se hicieron múltiples modelos y al final se miró a la formula que parecía menos mala. Pero se debió ser meticuloso para impedir que un Partido (para más inri el heredero del franquismo) bloqueara la renovación, cortando por lo sano y obligando al cese completo de los miembros del órgano si no había renovación. La interinidad debió suprimirse y hoy no pasaría lo que pasa. La interinidad es además una carcoma pues socava la credibilidad de las decisiones del Órgano. La próxima revisión de la Constitución debería impedir la renovación con interinidad. LOS CAYETANOS se frotan las manos, desgraciadamente, con un panorama como éste.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    13

    • manuel14a manuel14a 06/09/20 20:46

      JOECAR, Los partidos de derecha extrema y extrema derecha, se opondrán siempre a tocar la constitución, pues con el beneplácito de la izquierda, se hizo para ellos , los descendientes de los fascistas, y para lograr los. tres quintos de los votos de la cámara, o hay nana debacle electoral, de los fascistas, o nada de nada, a no ser que los que dicen ser de izquierdas(lease pesoe) vuelvan a la traición como hicieron con la reforma del 135, cuya finalidad fue que se pagara la deuda , aunque tuvieran que morir de hambre muchos españoles. salud

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • GRINGO GRINGO 06/09/20 09:01

    Hoy, como siempre, Odón está sembrado...., olvídese de FraCazado, de Cashetana, y analice la trayectoria del PsoE (M), pero desde una postura crítica, si es capaz y se atreve.

    "¿Qué cabe pensar de un PP que bloquea la elección de magistrados y vocales sabiendo que un acuerdo y sus votos son decisivos para alcanzar en Las Cortes las mayorías cualificadas exigidas de tres quintos?"....,

    Pues muy sencillo, que se aprovecha de un sistema que han creado entre ambos (PP-PsoE(M) para enredar y dilatar en el tiempo la toma de decisiones. Un sistema ideado para no hacer nada, haciendo que hacen algo más que criticar al partido opuesto, pero demasiado igual en sus estrategias.

    Otra "perlita, otro olé"...

    "Además, está en el origen de que las leyes que regulan la creación de organismos especialmente importantes para el funcionamiento de nuestro sistema democrático también hayan optado por un sistema de elección parlamentaria frente a sistemas de nombramiento corporativistas".

    Como si no fueran nombramientos corporativistas de los partidos cuando eligen a "sus representantes", no a los representantes del pueblo, ni a los que acrediten una trayectoria profesional, a los suyos, a los que pueden llamar para exigir éste u otro comportamiento en determinados casos.

    El entramado legal, el atado y bien atado, es obra de los partidos que se han alternado en la tarea de Gobierno de ésta República Coronada desde la T78, el PP y el PsoE (M).

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    14

  • GRINGO GRINGO 06/09/20 09:01

    Hoy, como siempre, Odón está sembrado...., olvídese de FraCazado, de Cashetana, y analice la trayectoria del PsoE (M), pero desde una postura crítica, si es capaz y se atreve.

    "¿Qué cabe pensar de un PP que bloquea la elección de magistrados y vocales sabiendo que un acuerdo y sus votos son decisivos para alcanzar en Las Cortes las mayorías cualificadas exigidas de tres quintos?"....,

    Pues muy sencillo, que se aprovecha de un sistema que han creado entre ambos (PP-PsoE(M) para enredar y dilatar en el tiempo la toma de decisiones. Un sistema ideado para no hacer nada, haciendo que hacen algo más que criticar al partido opuesto, pero demasiado igual en sus estrategias.

    Otra "perlita, otro olé"...

    "Además, está en el origen de que las leyes que regulan la creación de organismos especialmente importantes para el funcionamiento de nuestro sistema democrático también hayan optado por un sistema de elección parlamentaria frente a sistemas de nombramiento corporativistas".

    Como si no fueran nombramientos corporativistas de los partidos cuando eligen a "sus representantes", no a los representantes del pueblo, ni a los que acrediten una trayectoria profesional, a los suyos, a los que pueden llamar para exigir éste u otro comportamiento en determinados casos.

    El entramado legal, el atado y bien atado, es obra de los partidos que se han alternado en la tarea de Gobierno de ésta República Coronada desde la T78, el PP y el PsoE (M).

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Pernalonga Pernalonga 06/09/20 08:13

    Parece indudable que los condicionantes para el nombramientos de los miembros de estos órganos de gobierna están redactados de buena fe para garantizar pluralidad y una representatividad acorde con los votantes. Pero la realidad es tozuda e imaginar que cualquiera de estos los vocales de estos consejos de modo diferente al mandato de aquellos a quienes deben su nombramiento es utópico. A lo largo de 40 años hemos observado que en las votaciones trascendentes cada uno de los miembros ha lucido la camiseta del equipo que le ha fichado. Y no hay más.
    La reciente historia reciente demuestra que el objetivo primordial de los partidos políticos es, primero, conseguir el poder y segundo mantenerlo. Para ello utilizarán todas y cada una de las triquiñuelas legales, pero no legítimas legítimas que consideren necesario. El respeto de los ciudadanos a las instituciones se lo trae al pairo.
    Usted señor Elorza es un hombre con muchos años en un partido político y conoce perfectamente como se ejerce el poder y el contrapoder. De muchas maneras pero nunca de una forma verdaderamente democrática.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    11



 
Opinión