X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

En 2009, el Perú se jodió en 2009

Óscar López Agueda
Publicada el 20/09/2020 a las 06:00

Somos legión los que nos repetimos la pregunta de la novela de Vargas Llosa entendiendo por Perú la evolución social, política y económica en nuestro modelo occidental, que básicamente es una mezcla del Estado del bienestar europeo y del sueño americano.

Si algo ha caracterizado dicho modelo, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ha sido una mezcla de prosperidad económica y protección social que se fue extendiendo a mayores capas de la población: el famoso ascensor social y la expansión de las clases medias. Tampoco podemos olvidar que dicho modelo se ha desarrollado en Occidente a lomos del tercer mundo: nuestro crecimiento económico a costa de la explotación o la contaminación de los países mas pobres, nuestras libertades a costa de dictaduras en dichos países…

Sin embargo, no solo no estamos consiguiendo exportar dicho modelo a terceros países, como sucedió a lo largo de la segunda mitad del siglo XX, sino que lo estamos recortando en el mundo más desarrollado. Estamos ante una involución, un fallo grave en el sistema que puede tener consecuencias catastróficas donde la realidad se confunda con la distopía.

Se trata pues de analizar no solo el cuándo, también el cómo, el porqué y el para qué se jodió el Perú.

Lo cierto es que no nos acabamos de explicar cómo alguien como Trump puede ser Presidente de EEUU, cómo los británicos han podido votar a favor del Brexit, o cómo han reverdecido el populismo y el nacionalismo en Europa. Todos ellos son cambios disruptivos que no se podían prever hace tan solo una década.

Sinceramente creo que el cambio se produce en 2009, siendo esta la verdadera fecha que señala el cambio de siglo y de milenio aunque el calendario diga que fue nueve años antes.

Para explicar el cómo y el porqué hay que mezclar los dos acontecimientos que se produjeron en esa fecha: la brutalidad de la crisis financiera internacional surgida a finales de 2008 y la expansión masiva de las redes sociales a partir de 2009.

Ambos fenómenos comparten globalidad, interconexión, inmediatez, complejidad, opacidad… la combinación de ambos es lo que nos está convirtiendo en consumidores satisfechos y ciudadanos infelices. En un capitalismo orwelliano que ya no se basa en estudiar nuestros gustos y comportamientos sino en modificarlos a su antojo.

En esta sociedad, el único Dios es el dinero y su Biblia son los datos. Cuando uno echa la vista atrás recuerda viejos y manipulados debates como el del canon digital y por fin puede afirmar que cuando se ofrecen servicios "gratuitos" donde no se ve el producto, es porque nosotros somos el producto que se vende a quien le interesa pagar por dicho producto.

Tenemos que volver a levantar la vista de nuestras pantallas antes de que sea demasiado tarde. El odio y la polarización creados por las noticias falsas, la falta de apego a los hechos y a la verdad, la simplicidad y eficacia del populismo binario de la sociedad digital están provocando estragos en nuestras sociedades.

No podemos avanzar si no nos ponemos de acuerdo en los hechos. No se pueden combatir las pandemias si no creemos en las vacunas, no se puede combatir el calentamiento global si nos parece un invento, no podemos crear sociedades más justas si encumbramos al egoísmo, no podemos conversar si nos dedicamos a escuchar solo a los que piensan como nosotros y es imposible acordar si nuestra tarea consiste en destruir al que piensa diferente.

Nuestras sociedades están internamente enfrentadas y enconadas. Estados Unidos vive la mayor división social que ha sufrido en su historia y todo está en cuestión. Los informativos nos muestran los disturbios en sus calles todos los días, pero están ocurriendo muchas otras cosas que no se ven tanto y cuya gravedad es muy preocupante: hay ciudadanos arrancando el buzón de sus vecinos para que no puedan votar por correo, incluso hay gente que usa o no mascarilla en función de si vota republicano o demócrata. Recientemente escuché el razonamiento de un votante republicano: "Lo que pasa es que los republicanos amamos América y los demócratas sólo se dedican a atacar a Trump". Tras ese razonamiento se esconde la destrucción del contrario, la negación absoluta de cualquier hecho basado en la racionalidad y la imposibilidad de construir nada juntos para el futuro.

Frente a la abrumadora potencia de fuego de unos pocos ocultada bajo la apariencia de pluralidad en las redes y la brutal capacidad de manipulación de unas élites amparadas en el anonimato, alimentando contradictoriamente discursos subversivos, solo nos queda apostar por la pedagogía. Es mucho más lento, pero mucho más sólido.

Por eso es tan importante leer libros y viajar. Y por eso quiero utilizar estas líneas para recomendar dos documentales que funcionan gracias a que cuentan con testimonios de quienes han estado en el origen de la crisis financiera, el verdadero funcionamiento del nuevo capitalismo: Inside Job y de quienes han causado el tsunami de las redes sociales que está provocando la mayor polarización pública y manipulación masiva de la historia: The social dilemma.

Descubrirán ustedes que bajo la sofisticación de ambos artificios y la complejidad de sus tramas se esconden motivos tan viejos como el mundo: ganar dinero y controlar el poder.

Eso sí, más poder y más dinero que nunca antes en la historia y con menos controles y contrapesos que en cualquier otro modelo.

Quizás todavía estemos a tiempo de evitar que el Perú se joda del todo.

_______________________________

Oscar López Agueda, presidente de Paradores de Turismo de España, fue secretario de Organización del PSOE y es autor de Del 15M al Procés, de Ediciones Deusto. 

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




6 Comentarios
  • Pernalonga Pernalonga 21/09/20 00:10

    Lo que Varguitas no dijo.
    Rescato aquí el título de la publicación de Julia Urquidi, tía y primera esposa del nóbel, que apuntaba que Vargas Llosa tiene una memoria selectiva que le lleva a ocultar lo real para apuntalar con argumentos selectivos sus tesis.
    Es evidente que Perú se jodió mucho antes de 2009. ¿Acaso un país que en el siglo XX padeció a tres presidentes condenados y fue gobernado en múltiples períodos por militares golpistas no estaba ya jodido? Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kucynski, últimos presidentes, están condenados, investigados o prófugos de la justicia. Alan García ya no, se levantó la tapa de los sexos cuando iba a ser detenido. Tal vez a Vargas Llosa ciertos periodos de extraordinaria corrupción le parecerían estupendos. Creo que aquí se sentía muy bien en el franquismo. Escribir muy bien no es incompatible con el facherío

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    2

    • marcelo noboa fiallo marcelo noboa fiallo 21/09/20 10:42

      Efectivamente Toda la razón. Ya he comentado que el "pecado" del artículo es haber citado a este converso. Cuya memoria selectiva está al servicio de "purgar" su pasado comunista. Desde muy joven he leído al Gabo y a Vargas Llosa, han sido mis escritores favoritos. Gabo mantuvo su coherencia intelectual hasta el último momento, el peruanito ha tenido una deriva impresentable, sobre todo desde que perdió las elecciones en su país. No les ha perdonado que no lo eligieran. lo vivió como una afrenta porque va de divo por la vida, encantado de salir en las portadas de las revistas de corazón, que es para lo que ha quedado.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • leandro leandro 20/09/20 21:15

    Artículo valiente viniendo de alguien con un cargo público . Estoy de acuerdo en lo que dice .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • marcelo noboa fiallo marcelo noboa fiallo 20/09/20 20:56

    Para desarrollar la tesis, cuyo contenido comparto en buena medida, no hacía falta citar la frase de Vargas LLosa, personaje que desde hace mucho tiempo ya, no esconde su tufillo neoliberal y su odio enfermizo a todo lo que "huela a izquierda". Colaborador indispensable de la fundación FAES, amigo ínitmo de Aznar, defensor de su musa política Esperanza Aguirre y hasta de !Cayetana Alvarez de Toledo!!. Comparte foto de familia con Jiménez Losanto...¿alguien da más?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • tarrul tarrul 20/09/20 10:51

    Genial articulo. Muchas gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • passarola passarola 20/09/20 09:09

    Estupendo y sencillo articulo. Todos deberiamos pensar mas en quienes, como, y porque se generan situaciones que conducen a la humanidad al retrocesos sociales. Los famosos "think thank" que tantas antipatias generan, fueron parte del comienzo del retorno a la barbarie que pretenden. Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión