X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

80 años del fusilamiento del President Companys

Mercè Rivas Torres
Publicada el 15/10/2020 a las 09:08 Actualizada el 15/10/2020 a las 09:43

El 15 de octubre se conmemora el fusilamiento de Lluis Companys en 1940. Ochenta años han pasado a la espera de que la nueva Ley de Memoria anule su consejo de guerra.

Exiliado tras la Guerra Civil, fue capturado en Francia por la Gestapo a petición de la policía franquista y trasladado a España, donde fue torturado, sometido a un consejo de guerra y finalmente fusilado en el castillo de Montjuic.

Abogado, hijo de familia noble, fue nombrado President de la Generalitat el 31 de diciembre de 1933. A Companys siempre se le consideró un hombre de izquierdas y se cuestionaba su catalanismo. Pero uno de los puntos que caracterizaron a su Gobierno es que tenían una amplia base política, ya que supo gobernar con otros grupos de izquierdas.

En 1910, año en que se casó con su primera mujer, Mercè Micó, tuvo una gran actividad periodística, llegando a ser redactor jefe de la cabecera La Publicidad. También fundó los semanarios La Aurora y La Barricada. Al mismo tiempo fue abogado de sindicalistas, lo que le hizo estar siempre muy cerca del movimiento obrero.

“Desde el primer minuto de la vida de Esquerra podemos detectar algunas constantes que han llegado hasta nuestros días. Su genética diversa, esa mezcla de diferentes sensibilidades del catalanismo” asegura el historiador y periodista Manel Lucas.

El partido que presidía Companys ha tenido diversas crisis internas siempre por estas dos almas: la de izquierdas y la nacionalista.

En la Navidad del 33 el President Francesc Maciá fallecía y era nombrado nuevo President Lluis Companys. El estallido de la Guerra Civil, el 18 de julio, le cogería al frente de la Generalitat.

ERC colaboró en todo momento con los gobiernos de Manuel Azaña y llegó a tener en el gobierno central hasta siete ministros. Entre el 12 de junio y el 12 de septiembre de 1933, Lluis Companys fue Ministro de la Marina en el Gobierno español.

Su primera ley como President, tuvo un importante carácter socioeconómico y fue aprobada por el Parlament de Catalunya, por unanimidad. Se trataba de la Ley de Contratos de Cultivos, cuya finalidad era proteger a los campesinos arrendatarios, pero dicha ley no llegó a aplicarse porque fue anulada por el Tribunal de Garantías Constitucionales y la negociación posterior entre los gobiernos español y catalán se vio interrumpida por la Revolución de octubre del 34.

En febrero de 1939, ante el inminente control de toda Cataluña por las tropas de Franco, Companys cruzó los Pirineos marchando al exilio en Francia. Llegó a París, pero en la capital francesa las autoridades le rechazaron por su radicalismo y por agitar a las masas de refugiados. Abandonó la ciudad en junio de 1939.

Ocupada una parte de Francia por los nazis, estos recibieron del nuevo Gobierno de Franco una lista con 800 nombres para su detención y entrega a las autoridades del régimen. Entre ellos figuraba Companys, que fue detenido por la Gestapo en Bretaña el 13 de agosto y entregado el 29 de agosto.

Tras pasar por la Dirección General de Seguridad de Madrid fue enviado a la prisión del Castillo de Montjuic donde fue juzgado en un consejo de guerra y condenado por "adhesión a la rebelión militar". El 15 de octubre fue fusilado al amanecer.

La nueva ley de Memoría Histórica que se comenzará a debatir próximamente en el Congreso de los diputados, anulará la sentencia que llevó al paredón a Lluis Companys. Bienvenida sea.

___________

Mercè Rivas Torres es editora de Catarata.

Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Mascarat Mascarat 15/10/20 23:08

    LLIBERTAT PRESOS POLÍTICS I RETORN DELS EXILIATS...!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 15/10/20 17:20

    ¡Qué gracioso resumen! Se le olvida que, por declarar la independencia de Cataluña el 6 de octubre del 34, la República podría haberlo ejecutado antes que Franco, aunque finalmente fue condenado a "solo" treinta años de cárcel que le fueron indultados cuando llegó al Gobierno el Frente Popular en febrero del 36.

    Que lo fusilara Franco no convierte a Companys ni en una persona inteligente ni en un buen político, que no fue ninguna de las dos cosas. Conviene recordar que al general Batet, tan catalán como Companys (aunque no sé si sería tan "noble" como Companys: ¡curiosa manera de abrir el artículo, como si fuera uno de "Hola"!) también lo fusiló Franco y no por eso le pusieron Paseo de lujo en Barcelona ni se conmemora el aniversario de su fusilamiento (el 18 de febrero, por si a alguien le interesa, que supongo que no).

    Companys fue, en mi opinión, un completo cretino y un sujeto desleal a la Segunda República desde su fundación: el 14 de abril de 1931 ya fue cómplice de Macià en su primera intentona separatista. Naturalmente, ser un cretino no justifica que te fusilen ni, menos aún, hace bueno el régimen tiránico y sanguinario de Franco, pero tampoco te da la razón si nunca la tuviste. Y Companys nunca la tuvo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    15

    1

    • ncvc ncvc 16/10/20 13:31

      Desagradable comentario si los hay, llamar "completo cretino" a Lluis Companys no sólo parece algo atrevido sino también tan irrespetuoso que me produce la misma sensación de repudio que tengo al oir los políticos de Vox, Partido Popular o Ciudadanos insultar día sí y otro también a Pedro Sánchez y los miembros de su gobierno: me parece que ante todo se les debe tratar con respeto por los mismos cargos que ocupan. Una de las primeras cosas que se enseña a los niños es el amplísimo concepto de respeto, y hay que ver cuantísimos adultos se han olvidado completamente de ello en lo más básico. Horror!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      10

      • jorgeplaza jorgeplaza 16/10/20 19:22

        Ya.

        Verá usted: yo soy una de esas bestias con forma humana que dice el Molt Honorable Testaferro (testaferro se dice igual en catalán, creo) Torra, así que mi motivación para ser respetuoso con los separatistas, vivos o muertos, no es excesiva. También me acuerdo de Heribert Barrera y de otros separatistas desconocidos que he tenido la mala suerte de conocer y confirmo mi punto de vista. Además, un imbécil no pasa a ser una mente preclara porque muera, incluso porque muera fusilado. Creo que Companys fue, además de traidor reincidente a la Segunda República, bobo, cortito de inteligencia. Y como lo creo y no encuentro ninguna razón para respetarlo, lo digo. Otros los hubo más listos aunque su postura política fuera igualmente deleznable, pero no es el caso del santificado Companys del que, de no haber sido fusilado por Franco, creo que se hablaría bastante peor.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        7

        0

        • ncvc ncvc 16/10/20 19:28

          Pués sí que lo arregla Ud.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • jorgeplaza jorgeplaza 16/10/20 20:26

            Las bestias con apariencia humana somos así.

            Responder

            Denunciar comentario

            3

            0

  • BASTE BASTE 15/10/20 12:42

    40 años de postfranquismo,la izquierda española se lo tiene que mirar y tratar de curar.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    7

 
Opinión