X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

El golpe del 23F y los números redondos

José Luis López Bulla y Javier Tébar Hurtado
Publicada el 20/02/2021 a las 06:00 Actualizada el 20/02/2021 a las 14:05

Lo que llamamos números redondos suelen atraer, por lo general, a la mente. Se establecen de manera convencional como los más adecuados para diferentes actividades: celebraciones, conmemoraciones o ventas y compras en el mercado bursátil. Se acerca uno de estos números: el próximo martes 23 de febrero habrán pasado 40 años redondos desde el intento fracasado de golpe de Estado que se produjo en España en 1981.

En el actual contexto de turbulencias de todo tipo en el que estamos, cabe esperar que antes, durante y después de ese número redondo —ya saben, la mente humana tiene estas cosas con esas cifras— comience a darse vueltas sobre este asunto. En enero de 1981 se habló del "tejerazo", aludiendo a un antihéroe derrotado como el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero Molina, pistola en mano. Un titular que sirvió para ocultar más que esclarecer aquella trama golpista. Se puso fin al continuado ruido de sables desde los años de la Transición, redujo tensión y ofreció una salida a la crispación política. En todo caso, aquel momento fue crucial en la consolidación de la democracia española, dejándose también ésta más de un jirón en la solución judicial del asunto. Aquí no vamos a historiar aquel golpe fracasado. Pero sí queremos recordar que, después de los "felices noventa" —otro número redondo—, hace ya unos años, aquel acontecimiento de nuevo suscitó interés a partir de la particular novela de Javier Cercas, Anatomía de un instante (2009), sugerente pero a la que le faltó, sin duda, tener una información más amplia sobre las respuestas ante el golpe. A esta siguió un producto de diferente signo y formato, el falso documental sobre el 23-F, la "Operación Palace" de Jordi Évole, que en 2014 arrasó en las redes sociales con opiniones a favor y contra. Otro momento, otro contexto, sin duda. Y, no debemos olvidarlo, aparecieron en momentos sin número redondo que lo adornara, por decirlo de alguna manera.

En esta ocasión está por ver durante estos días qué uso político del pasado se va a hacer con el yugo y las flechas de los cruzados de hoy, de los influencers de la nostalgia de las corralas mediáticas que van empujando a la "Gran irritación". Estamos expectantes, con o sin razón, ante el desafío que representa integrar aquel nefasto acontecimiento en la “Gran irritación” de esta troupe. Camino, mucho nos lo tememos, del gran nihilismo. Con o sin razón, estamos a la espera de ver cómo las voces "subestatales", en particular en la Cataluña declinante de hoy, se enfrentan a la fecha del 23-F para seguir insuflando el discurso post-procesista que está en clave de guerracivilismo en sus propias filas. También nos suscita curiosidad el modo de "conmemoración" que decidirán todos aquellos que han venido echando mano del espantajo del Régimen del 78, ese constructo disfrazado de categoría huera —de bolero cacofónico— para analizar y comprender el itinerario histórico de la democracia española, como sabemos ya, con nulos resultados. Vamos a ver si la izquierda en el Gobierno es capaz de valorar de manera adecuada y crítica el significado de la superación de aquel golpe de Estado hasta cierto punto estrafalario, pero sólo hasta cierto punto, retransmitido de manera fragmentaria y accidental por RTVE. Nos parece que sería útil que no hubiera ni "conmemoración" ni rápida mención para "cubrir el expediente". En tiempos de populismos irritados o, como dijo Blas, de punto redondo, conviene preguntarse sobre el significado de aquellos acontecimientos que hace cuarenta años mostraron la fragilidad de la democracia, que no es un lugar al que se llega sino un lugar al que se va, que nunca está totalmente construida sino que está en permanente construcción por las reformas necesarias ante el peligro de transformarse en caserones deshabitados o bien en palacios o capitoles de invierno, todos amenazados por la oclocracia (el gobierno del gentío, no de la ciudananía) de la que ya nos habló Polibio hace unos cuantos siglos en su historia pragmática.

_____________________________

José Luis López Bulla es sindicalista y Javier Tébar Hurtado es historiador.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




6 Comentarios
  • JOECAR JOECAR 20/02/21 14:54

    En mi opinión y ya que el 40 tiene para éste país muchas remembranzas (cuarenta años de franquismo p.ej.), sería muy de desear que los intervinientes "vivos" en aquel día de febrero, pasaran por el detector de mentiras a ver que dijeron y que dicen hoy, incluido Don Juan Carlos desde luego. Alfonso Guerra, F. Gonzalez, Bono, Herrero de Miñón, Tejero, Pardo Zancada y los descendientes de Armada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    5

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 20/02/21 19:37

      Yo creo que usted ve demasiada televisión, demasiados realities. La politica y la democracia no tiene que ver con sus aprendizajes televisivos. Piénselo

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 20/02/21 12:24

    Maravilloso articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    3

    2

    • Luisko Luisko 20/02/21 20:39

      Exactamente, maravillosa la descripción que hace del Régimen del 78: "También nos suscita curiosidad el modo de "conmemoración" que decidirán todos aquellos que han venido echando mano del espantajo del Régimen del 78, ese constructo disfrazado de categoría huera —de bolero cacofónico—"

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      1

      2

      • Antonio Basanta Antonio Basanta 22/02/21 16:23

        Entre otras cosas, usted no sabrá que la expresión "Régimen del 78" no viene de ninguna izquierda sino de la extrema derecha, del fascismo residual franquista. En los años 78,79,80,81 era normal que los periódicos y semanarios fascistas como "El Alcazar" "El Heraldo Español", "Fuerza Nueva " y un semanario católico en el que escribía el cura fascistón Venancio Marcos y algún otro que no recuerdo se refirieran así, como "Régimen del 78" a la democracia Constitucional Española. ¿y por qué hablaban así? Porque la democracia había ganado al verdadero "Régimen" que era el "régimen franquista" y como odiaban la democracia y se sentían vencidos, en sus escritos no hablaban de democracia y Constitución sino que le llamaron "régimen del 78" a la democracia, intentando comparar y escribiendo luego que el régimen del 78 era peor que el régimen franquista. Esa fue una de las cosas que se acabó con el fracaso del Golpe de Estado fascista, de MIlans, Tejero y Armada. Se escondieron, cayeron sus periódicos, el Alcázar cerró y se abandonó esa terminología. Para mi fue terrible que hace unos años, personas o grupos que se denominaban de izquierdas (atacando de manera furibunda la memoria histórica) o contra las castas, pero que en realidad es lo que conocíamos extrema izquierda que unidos con secesionistas volvieron a sacar el término "Régimen del 78". Pero por lo menos, deberían tener mas imaginación, porque el término "Regimen del 78" tiene un copyright fascista, de extrema derecha aunque haya grupos de extrema izquierda a los que le es igual el origen y grupos que pretenden que el mundo no existía hasta 2011 o 2015, en que inventaron ellos el mundo, inventaron una nueva terminología como "régimen del 78", terminología viejuna y de orígenes malolientes.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        1

      • Luisko Luisko 21/02/21 12:25

        Por si no ha quedado suficientemente claro, es seguro que volveremos a oir/leer a los espantajos del R78 (que tan bien ha citado JOECAR) con sus cacofonías siempre ensalzadas por el enamorado adulador del R78 y de FGlez en este foro.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2

Lo más...
 
Opinión