X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Cataluña: empecemos por recoger los pedazos

Publicada el 21/02/2021 a las 06:00

(Contra el cordón sanitario a la mitad de los catalanes)

La afirmación de que “de esto saldremos más fuertes” suele tener más de consoladora expresión de un deseo en momentos de infortunio que de vaticinio justificado. Por un lado, está claro que las dificultades a las que se suele aludir con el “esto” del que hay que salir ponen a prueba a quienes las sufren. Obligan a movilizar recursos personales y colectivos de los que a veces los propios individuos y grupos no terminan de ser conscientes, o de aquilatar la auténtica importancia de los recursos de los que se sabían poseedores. Pero, por otro, también está claro que el éxito de la empresa no viene garantizado, por más empeño voluntarista que pongan sus protagonistas. El sendero de la historia se encuentra empedrado de derrotas y fracasos irreversibles que testimonian que quienes los vivieron no consiguieron salir en mejores condiciones de ellos.

Tal vez lo único que sí quepa afirmar sin demasiadas posibilidades de error es que determinadas situaciones constituyen, como se suele decir de un tiempo a esta parte, auténticas pruebas de estrés que permiten determinar, entre otras cosas, el grado de consistencia de las creencias que posee un determinado grupo social. Ahora bien, conviene añadir, para que no parezca que las afirmaciones anteriores se predican solo de un tipo de situaciones, que tales pruebas de estrés pueden ser de variada naturaleza o, si se prefiere, que una sociedad puede ser puesta en tensión de diversas maneras. En el caso de España, donde tan profusamente se ha utilizado la frase inicial, parece claro que lo que más recientemente la ha tensionado, alcanzando extremos difíciles de imaginar hasta hace bien poco tiempo, ha sido una pandemia que no deja de provocar sobresaltos a cada poco.

En el caso de Cataluña, la situación que ha puesto a prueba el arraigo, la solidez y la consistencia de sus creencias compartidas ha sido de naturaleza muy diferente. Empecemos por advertir, para evitar innecesarios malentendidos, que lo que ha colocado a la sociedad catalana en dicha tesitura no ha sido la manifiesta incompetencia de los gobernantes que ha tenido que padecer en la última década (que ha sido la del procés), ni el fanatismo de buena parte de ellos, ni el cinismo de otra parte no menor de este mismo grupo (que reconocía en privado lo contrario de lo que proclamaba en público), o cualquier otra causa ajena a los propios ciudadanos. De ser así, hubiera bastado con que estos, a través de sus votos, hubieran desalojado a aquellos del poder. La prueba de estrés a la que se ha hecho referencia es la que se produce cuando dichos ciudadanos no tienen forma humana de eludir la cuota de responsabilidad que les corresponde en el mantenimiento de una situación insostenible. Cuando no pueden seguir apelando a que han sido objeto de algún engaño y ya no les queda otra opción que reconocer el fundamento último (o, en algún caso, la falta de él) de cuanto han defendido y promovido, incluso con ardor, a lo largo de este tiempo.

Se trata de una prueba tan relevante como imposible de obviar. En efecto, por más que sepamos que la historia nunca se detiene, hay ocasiones en las que parece necesario tirar la raya y hacer la cuenta, aunque solo sea para llevar a cabo un saldo provisional y poder proseguir con más conocimiento de causa. Deberíamos tener claro que las situaciones límite sacan de nosotros, como individuos y como grupos, lo mejor y lo peor. En España, decíamos antes, se ha visto (y se continúa viendo) con la pandemia. Para el caso de Cataluña, no creo que haya la menor exageración en afirmar que en algunos momentos del pasado reciente (especialmente el 6 y 7 de septiembre de 2017, el 1-O de 2017 y octubre de 2019, tras la sentencia del procés) ha llegado a estar en una situación límite como comunidad.

Es sobre esto último sobre lo que ahora más importa poner el foco de la atención. O, si se prefiere, sobre el dato incontrovertible de que aquella “unidad del pueblo de Cataluña” (un sol poble), tan celebrada antaño, ha saltado por los aires. No podemos continuar haciendo como si nada hubiera pasado, como si en su seno no se hubiera producido ninguna fractura ni división. Las ha habido, por descontado, y han sido alimentadas por comportamientos sectarios y declaraciones xenófobas y supremacistas, como las de sobras conocidas por todos a estas alturas (precisamente por lo generalizadas que han llegado a ser: vid. a este respecto el artículo de Steven Forti Evitar la normalización del discurso del odio es una urgencia democrática. También en Cataluña, publicado en el último número de la siempre interesante revista política & prosa). Carece por completo de sentido negar esto, como se empeña de manera obstinada en hacer el independentismo, sin duda para eludir su enorme responsabilidad en la situación generada. Pero tiene todo el sentido del mundo intentar repararlo. Y no por buenismo ingenuo, sino por puro instinto de supervivencia en tanto que sociedad. Porque nada garantiza, como decíamos al principio, que de aquí vayamos a salir más fuertes, sobre todo si nos empeñamos, tozudamente, en lo contrario, a saber, en desangrarnos.

Esto último representa, con toda claridad, el mayor peligro que nos acecha en el momento actual. Tanto el desarrollo de la pasada campaña como el resultado mismo de las elecciones, sin olvidar las primeras declaraciones de algunas fuerzas políticas tras conocerse el escrutinio final, no auguran precisamente un horizonte de tranquilidad y de voluntad de encauzamiento de los problemas. No solo hay motivos, sino también indicios de que a quien tiene la llave para formar govern, ERC, le pueden volver a temblar las piernas por enésima vez y darse el caso de que optara por perseverar en ese conocido camino que no conduce a ninguna parte denominado procés. De cualquier forma, el hecho de que el peligro de desangrarnos (y desgarrarnos) como comunidad sea por completo real constituye el más sólido argumento para intentar poner los medios que permitan evitarlo.

Probablemente no sea esta la hora de exigir aparatosas autocríticas destinadas al regocijo de los adversarios. Pero sí de una cierta grandeza y generosidad por parte de todos. Los líderes políticos vienen obligados a reconocer, especialmente ante los suyos, qué decisiones del pasado consideran ahora que fueron un error, esto es, deben asumir su responsabilidad o, si se prefiere, hacerse merecedores del término “responsables políticos” con el que se les acostumbra a denominar. Aunque hay que puntualizar, en honor a la verdad, que no todos se han comportado de idéntica forma a la hora de juzgar su propio pasado.

Así, mientras los hubo que asumieron su equivocación al firmar el llamado “pacto del Tinell”, que pretendía excluir a una fuerza incuestionablemente democrática como el PP, otros, como Artur Mas, se fueron a ver al notario para certificar que jamás pactarían con ese mismo partido, cosa que, habrá que recordarlo, hicieron sin pestañear para aprobar sus primeros presupuestos en cuanto alcanzaron el poder. Por no hablar de unas fuerzas independentistas que, a tres días de las elecciones del pasado domingo, anunciaron su acuerdo de dejar fuera de cualquier eventual pacto de gobierno futuro a un partido de izquierdas como el PSC, dando así varias vueltas de tuerca respecto a las exclusiones anteriores. Porque si algo quedaba manifiestamente claro con esta última iniciativa es que ya no se trataba de excluir a Vox, al PP, a Ciudadanos o a cualquier otra fuerza política que se declarara contraria al independentismo, sino que lo que de verdad se pretendía era tender un cordón sanitario alrededor de la mitad de los ciudadanos de Cataluña. Es de suponer que esa era la razón por la que los independentistas celebraban con tanto alborozo (y con la televisión pública catalana oficiando de preceptivo amplificador) haber superado por fin, aunque fuera por una uña, el cincuenta por ciento de los exiguos votos emitidos.

De idéntica manera, a algunos de los que últimamente tanto se les ha llenado la boca elogiando la Transición como modelo que salvaguardar (aunque en su momento no se entusiasmaran en exceso con ella) habría que recordarles que todas las grandes fuerzas políticas que participaron en la misma, sin excepción alguna (desde Alianza Popular al PCE, pasando por UCD y PSOE, e incluyendo a los nacionalistas), tuvieron que asumir importantes renuncias programáticas que en algún caso levantaban auténticas ampollas entre los propios seguidores. Pero lo cierto es que sus dirigentes nunca se escondieron ni trasladaron a sus bases o a sus votantes la responsabilidad que a ellos les correspondía. Cosa que en Cataluña, por desgracia, se han dedicado a hacer tantos y tantas durante estos años. Es la hora de la responsabilidad, la grandeza y la generosidad. Y para quienes la tengan, de la inteligencia.

___________

Manuel Cruz es filósofo y expresidente del Senado. Autor del libro "El virus del miedo" (La Caja Books)

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema
Etiquetas




24 Comentarios
  • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 14:27

    Según las prácticas y recomendaciones europeas y que en España se solicitan, un partido como Junts, al que pertenece un xenófobo como Torra y dónde abundan mensajes que llaman a la "limpieza de españoles" y de "putas histéricas" como Colau, debería ser un partido a aislar, a evitar. El partido ultra finlandés "Verdaderos finlandeses" tendría una copia en Cataluña y Junts bien podría llamarse "Verdaderos catalanes". Pero así son las cosas en las comunidades nacionalistas, Vox es ultra y xenófobo y Junts es, nada más, un partido catalán, independentista y de verdaderos catalanes. Admisible, votable, tratable y con el que sin mayores remilgos se puede aceptar, con el que se quiere gobernar y pactar lo que haga falta. Entre "verdaderos catalanes" todo es posible, todo es admisible y hasta que los xenófobos y ultras sean reconvertidos si son "verdaderos catalanes". ERC, CUP, que grandes, que izquierdas para Cataluña. Es normal, ellos son también, ante todo y sobre todo, los "verdaderos catalanes". Y donde esté lo auténtico allí acudirán los exjosman que llegaron de una pobre aldea del Alto Aragón. Y que hasta que descubrieron lo verdadero eran españoles y hasta españolazos.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    16

  • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 12:07

    Excelente articulo o articulazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    8

    13

  • DR JOHN DR JOHN 21/02/21 12:04

    Ya se le pueden dar las vueltas que se quieran y seguir perdiendo el tiempo, pero en el punto que está la sociedad catalana la única solución bajo mi humilde opinión es un referéndum pactado aprobado y legitimado por Europa.
    Para esto hace falta políticos de verdad y no la pandilla de vividores que tenemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    14

    8

    • jorgeplaza jorgeplaza 21/02/21 15:26

      ¿Qué se hace si sale 51-49, me da igual en qué sentido? ¿Qué se hace si 60-40? Si sale 70-30 a favor de la independencia, ¿se condena al 30 perdedor a pasar por el aro? ¿Esa decisión es temporal o definitiva y para siempre? ¿Habrá que dividir el territorio en partes proporcionales a los votos obtenidos e intercambiar las poblaciones cuya casa esté en el lado "equivocado", como después de la primera guerra mundial?

      Esas preguntas son obvias, pero los que pían sin parar por el referendo jamás se las plantean, mucho menos las responden. De hecho, no tienen respuesta satisfactoria y, por eso justamente, un referendo no haría más que complicar más las cosas, además de que todos sabemos que los separatistas no aceptarían más que un resultado favorable. El referendo habrá que repetirlo tantas veces como lo pierdan más una: la primera vez que ganen será la buena, la definitiva, como eran las asambleas de facultad teledirigidas por el PC en los setenta. Desde entonces no trago a los PC y descendientes. A los separatistas no los trago desde antes, desde el año 1960 en que empecé a vivir en Barcelona durante dos años.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      6

      7

      • Dver Dver 21/02/21 20:17

        Normalmente no estoy de acuerdo con sus planteamientos y le pongo negativo. En este me abstengo porque esas preguntas tambien me las hago yo. No es de recibo que pra modificar, por ejemplo, la ley electoral sea necesario 2/3 de diputados que lo aprueben y que para una supuesta independencia de ¿un territorio? pretnden que valgan unas décimas, y eso al margen de la ilegitimidad e ilegalidad de una separación territorial en la que a la otra parte, el resto de ciudadanos de españa, que queramos o no compartimos intereses de todo tipo con la población que reside en Cataluña, no se les dá voz ni voto. ¿Sería bueno que la Vall d'Arán se independizara de Cataluña? Porque allí también puede haber una mayoría secesionista que propugne la secesión de su comarca. Por ese camino no sabemos cómo ni cuando ni dónde habría que trazar rayas por otro lado arbitrarias. Si algunos se pudiesen secesionar por unas décimas de los habitantes dentro de esa delimitación territorial, ¿que ocurriria si a los dos años, por ejemplo, la mayoría fuese la contraria por las mismas décimas?
        No le pongo el positivo por el último párrafo del cual disiento. No mezclemos tiempos de dictadura con los actuales. Si el PC daba más la cara en aquel entonces, también lo pagaba más caro. Julián Grimau, Arturo Ruiz, y tantos otros. El PC de entonces, a estos efectos, se puede asimilar a la Resistencia francesa o lospartisanos italianos. No eran momentos de tener internamente grupos de resistencia basados en la democracia, sino de captar adeptos y enfrentarse al poder franquista. Eso tuvo un alto precio.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        4

      • jorgeplaza jorgeplaza 21/02/21 18:26

        Los que me han votado negativo, que me parece muy bien, ¿por qué, además del dedito arriba o abajo no intentan contestar las inevitables preguntas que hacía yo en mi comentario? ¿Qué se hace con los resultados? ¿Qué resuelve el referendo?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        6

        5

        • Dver Dver 21/02/21 20:19

          Le he contestado, sin ponerle ni positivo ni negativo, y lehe dicho el porqué.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • jorgeplaza jorgeplaza 21/02/21 23:55

            Me da igual que me voten negativo pero no me da igual que no expliquen por qué si he hecho unas preguntas obvias que carecen de respuesta satisfactoria, como usted mismo reconoce, y que los separatistas, precisamente porque lo saben, eluden por sistema.

            Con respecto al PC, me pasa exactamente igual que con la Iglesia católica y por los mismos motivos: reconozco y admiro el valor y el sacrificio personal de muchos de sus militantes individuales, pero detesto la disciplina militar que les hace (más bien les hacía) a católicos y comunistas acatar ciegamente las consignas de sus respectivos mandos, ya fueran Stalin, Pío XII, Juan XXIII o Jruschev. La detesto a pesar de que esa disciplina haya sido la base de su éxito. No aguanto que me impongan una doctrina en aras de un supuesto "bien superior" al alcance supuestamente de unos pocos elegidos cuyas decisiones no se discuten. En eso no he cambiado desde niño.

            Responder

            Denunciar comentario

            3

            4

    • Antonio Basanta Antonio Basanta 21/02/21 14:31

      La mitad de los catalanes no quieren ese referendum manipulado, ilegal e inmoral que pretende los secesionistas. Desde luego el 50% de los que no han votado a los secesionistas lo admiten. ni siquiera todos los secesionistas, según encuestas. No se puede pactar con el Estado la posible rotura de este a través de una inmoralidad e ilegalidad como proponen los que viven en otro mundo diferente al democrático. es decir los secesionistas totalitarios de ERC, JUNTs o la CUP. Hay 0 posibilidades de hacer un referendum de autodeterminación. Ningún Estado se suicida.

      Responder

      Denunciar comentario

      7

      7

    • Grobledam Grobledam 21/02/21 13:19

      Por muchas vueltas que se le quiera dar la democracia tiene unas reglas. La primera es que el poder lo detenta el "Pueblo Soberano" que se expresa a través de las urnas.
      Hasta ahí creo que todos estamos de acuerdo. No puede ser de otra forma. La que no cabe en cabeza demócrata es que el "pueblo soberano" sea seleccionable, acotable, limitable....hoy votan y deciden los calvos, mañana los que viven en Cataluña.
      Por supuesto dentro de esas reglas se define claramente cuáles son los campos o materias para los cuales sólo una parte de el pueblo soberano puede decidir.
      Por supuesto dentro de la Norma Superior acordada y refrendada por todo el pueblo soberano se explicita el modo y manera de modificar cualquier apartado de dicha Norma.
      Todos estos apartados están dentro de la Ley de Leyes del Estado Español: la Constitución de 1978, refrendada mayoritariamente por el pueblo español y dentro de él "muy mayoritariamente" por los habitantes de Cataluña y reconocida internacionalmente por todos los países del planeta y por los Organismos internacionales competentes en la materia, como se ha demostrado reiteradamente desde su ordenamiento y, en especial, en respuesta a algunos antidemocráticos acontecimientos recientes por parte de algunos responsables delegados y juramentados del Estado español en Cataluña.
      Votar y decidir -sólo una parte- sobre lo que es competencia y derecho inalienable de todos los españoles es inviable en Democracia, salvo que así lo acuerde el conjunto del Pueblo Soberano, caso del Reino Unido y Canadá y explicitado una y otra vez como norma ineludible en otros casos: Babaria en Alemania, Véneto en Italia, etc, etc.
      Lo expuesto hasta aquí no es una particularidad de la democracia española, es así en todas los regímenes democráticos del planeta y en especial en los de nuestro entorno más cercano y definido.
      Puede Vd, Dr Jhon, y los que como Vd intentan vestir la mona de seda, que la mona mona quedará. Y por más que lo repitan tienen que saber que una parte del pueblo español no puede cercenar o vetar el derecho que asiste al resto del PUEBLO SOBERANO y para velar por que así sea están el resto de Instituciones Democráticas.
      No vale hacer trampas.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      5

      11

      • DR JOHN DR JOHN 21/02/21 19:16

        Ni visto monas ni hago trampas, llevo casi 40 años cotizados y cada día me levanto a trabajar como la mayoría de las personas. Escribo lo que creo que podría ser una solución que igual tiene usted razón y no lo es. Espero su propuesta para solucionar un problema que es ya muy pesado o si la solución es seguir como hasta ahora.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        2

        • Grobledam Grobledam 21/02/21 23:06

          La solución, Dr Jhon, en mi humilde opinión, creo que ya se la he expuesto: pasa inevitablemente por respetar las reglas del Sistema Democrático y el juego de mayorías/minorías y el dictamen de las Instancias Judiciales y el diálogo en el Parlamento y en el Parlament. La separación de poderes de Montesquieu que se aplica en todas las democracias de nuestro entorno. Los secesionistas afirman que así nunca conseguirán sus objetivos, pero lo cierto es que el juego democrático de la Transición (tan vilipendiado) les ha otorgado beneficios y grados de autonomía que no podían ni soñar partiendo del Régimen franquista y que hoy están entre los más abiertos de los sistemas políticos del planeta. El Parlamento escocés se consiguió ya en este siglo y si Escocia tuviera transferidas las competencias de Cataluña probablemente no se hubiera planteado el Referéndum "pactado" que además perdieron. El juego loco de entradas y salidas y referéndums en el Sistema Político Británico es de vergüenza ajena con contradicciones de cachondeo. Si te separas del RU pierdes tu adhesión a la UE, votas para seguir en la UE y luego el Brexit te saca y se te queda una cara de gil que no puedes disimular. La formación y desarrollo de Estados en la dinamica mundial actual tiene que tener en cuenta la praxis politica globalizadora del momento a favor de la creación de Supraestados y abandonar las herramientas del siglo XIX y sus Estados-Nación étnica, cultural y/o religiosamente constituidos. Los EEUU, China, la India o la propia Unión Europea son la evidencia de lo absurdo de perseguir una justificación etnicista o cultural como motivador de secesiones absurdas que traen más problemas que ventajas o soluciones a los ciudadanos o pueblos que las suscitan y encima con una escasa, muy escasa implantación y apoyo en los territorios secesionables y por supuesto en los escindibles.
          Los sistemas federales y confederales unieron lo disjunto o separado. Ello propició el éxito de aquellos sistemas que lo aplicaron en América: los EEUU, mientras que fracasó al separar lo que ya estaba unido, las independencias latinoamericanas. Ahí está la respuesta a la famosa pregunta de cuándo se jodió el Perú.

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          5

  • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 11:44

    Gipsy Love, exjosmanbuisán y extolerante, exeducado, ha exudado esta mañana esa cosa que les sale a algunos o bastantes nacionalistas por los poros de forma natural y que produce una glándula propia de esa especie xenófoba y supremacista en general: un cubo de bilis mañanero y mucha rabia intestinal. La que evacuan para despreciar a otros catalanes que no sienten ni piensan como ellos y que decidieron degradar desde el lenguaje. "Españolazo" no es más que el grado superlativo de lo que se pretende un insulto, la manera corriente de señalar y excluir, de significar a los inferiores a los impropios, a los incorrectos, a los no catalanes o menos catalanes. Y este exjosman habla de criminalizar. Españolazos. Y alla va este bidón de bilis del que se sentiría halagado si le llaman "catalanazo". Y ya verán como se cabrea y dirá que no insulta y que los intolerantes y autoritarios son los demás. Para mierda la que has soltado aquí con esta diarrea. 70 años y para acabar diciendo estas mierdas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    9

    11

    • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 21/02/21 12:02

      ¡¡ hombre !!
      ya esta aqui, el que persigue a los que opinan, los acorrala, y los denuncia, los señala, y les pone una diana, un saludo cordial.
      Pues si, mi bilis es mia, igual que la tu mla leche si es que la tienes es tuya.
      Es mas, para que veas que te doy la razón, no solo mi bilis, si no tambien mi odio, para los que, "fusilais" a los que no opinan como os gusta, cosa que según parece yo no tengo derecho a hacer, ni siquiera cuando se trata de enmendarle la plana a un "politicucho" del PSC que cobra por decir que los catlanes que votan independentismo son malos.
      Tu, amigo Arkiloco, heroe del "tiro en la nuca" verbal a los que no opinan según tus criterios, me llamas de todo, me insultas me ofendes, me denigras, y lo haces porque yo opino contra otros... pues, veo tu cubo de bilis y subo a cubo y medio.
      Y no es Gipsy Love, es Jigsaw (rompecabezas) Lo.
      supongo que eso tambien te ofende, y si me he tenido que cambiar de nic. porque tu y los tuyos me descuartizáis cada vez que opino, y lo seguiré haciendo mientras siga tu acoso y tus insultos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      9

      5

      • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 12:26

        Pobrecillo, me rompes el alma con tus desventuras y acosos. El matón que quería partirme la cara se pone llorón y quiere dar pena. Lo de victimita va con la glándula

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        9

      • Arkiloco Arkiloco 21/02/21 12:21

        Tu no descuartizas, guarreas, lloriqueas, insultas y desprecias al modo nacionalista xenofobo y odiador. Tu portas guadañas, el fusil está en tus manos y llevas contra la pared a los odiados y degradables: españoles, apunten, españolazo, disparen. Tu no atacas, no muerdes, no controlas, no vigilas. La razón es tuya y también el argumento civilizado: españolazo. Lo normal en un nacionalista que necesita odiar y quiere expulsar a los inferiores. Españoles y españolazos de los catalanazos. 70 años y así

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        10

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 21/02/21 11:05

    Por cierto, sr. Manuel Cruz, ya que es usd. intimo de Iceta y buen subordinado de La Moncloa, hablando de "cordones" que ahogan, ¿ esta su partido y sus jefes en Madrid, chantajeando a los lideres de ERC con que si no llegan a acuerdos con el SALVADOR, no habrá indultos?.
    ¿esta ordenando su partido de Madrid, a la "fiscalia te lo afina" que si, ERC llega a acuerdos con JuntxCat. pongan en marcha de inmediato "las acusaciones" sobre Laura Borras?...
    ¿ esta su partido y su amigo Iceta, desde Madrid, manipulando la agenda jurídica de la Fiscalia para que recurra el tercer grado de los presos, sí no aceptan "coronar" a su amigo el filosofo Illa?.
    ¿ si no Gobierna el Delegado del Psoe en la Generalitat, van usd. a boicotear el Gobern de Generalitat negándole los presupuestos económicos que le corresponden?....
    Son sencillas preguntas de un xenófobo, supremacista, que se dedica a romper España y Catalunya casi cada día. NO como usd. los "catalanes buenos", del PSC que el día 1oc. salían a "sus balcones" a gritar con vehemencia....."A por ellos, oe,oe,oe,".

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    16

    5

    • Grobledam Grobledam 21/02/21 11:28

      Jigsaw Lo, más conocido entre amigos por el "suponedor".

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      8

  • Jigsaw Lo Jigsaw Lo 21/02/21 09:23

    AQUI, EL ESPAÑOLAZO, Manuel Cruz, que criminaliza a la mitad de los catalanes para "defender" su idea política de que SOLO, existe la unidad, el derecho, el orden y la ley cuando esta esta impuesta por los Catalanes que no quieren ser catalanes si no solo españolazos.
    Lo que no dice es del dedo acusador que llama xenófobos y supremacistas a todos los que no son españolazos en Catalunya es que, "el cordón sanitario" POLITICO, NO es a los ciudadanos, es a los partidos políticos y sus dirigente, que apoyaron el 155, la violencia contra los ciudadanos, y el intento de exterminio de las instituciones Catalanas.
    Es cierta la fractura, porque existen terroristas informativos y opinadores que medran en el Odio, como por ejemplo el que suscribe este articulo, que para decir algo de interés, tiene que llamar criminales o insinuarlo, la mitad de los catalanes.
    El sr. "filosofo" que pone una diana en la espalda a los Catalanes que quieren ser catalanes en Catalunya, y los trata de CULPABLES de lo que "están sufriendo" los pobrecitos españoles que viven en Catalunya y que escupen sobre su lengua, su cultura, y sus símbolos, y tratan a los demás como perros, por decir que están orgullosos de ser Catalanes, ....""" mira que pone en tu DNI...idiota"".... no explica que en Catalunya, jamas se ha repudiado a nadie, jamas se ha humillado a nadie, jamas se ha tratado a nadie con menosprecio, hasta que ciertos ESPAÑOLES decidieron que les venia muy bien, convertir a los Catalanes en EL ENEMIGO, y empezaron a intentar exterminar su identidad, su lengua y su cultura.
    El autor de este libelo estará muy satisfecho de haber soltado aquí su mierda, espero que su odio no sea contagioso.
    Un saludo cordial de un xenofogo, supremaciasta, separatista, que pone cordones a los españoles con los que convive desde hace 70 años..

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    21

    5

    • Grobledam Grobledam 21/02/21 11:33

      Jigsaw Lo, además de ser reconocido por "el suponedor"; ahora también es "el insinuador".

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      7

  • Canija Canija 21/02/21 08:08

    Creo que los partidos independentistas de Cataluña no han demostrado en ningún momento “responsabilidad, la grandeza y la generosidad. Y para quienes la tengan, de la inteligencia” únicamente fanatismo, por tanto, poca esperanza me queda para una posible solución a corto plazo  

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    9

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/02/21 09:35

      Entiendo lo que dices. En lo autonomico me parece que ERC baila agarrado con JuntsperCat y que eso no tiene visos de cambiar en este momento.
      Lo unico, espero que Aragones sea algo mâs constructivo que Torra, no parece tan dificil... Buen domingo.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 21/02/21 00:20

    Leo en infoLibre este titular: ERC considera "muy lógico" que la Presidencia del Parlament sea para Junts; parece claro que ERC estâ loca por conseguir la presidencia del govern.

    Cruzemos los dedos para que la responsabilidad, la grandeza, la generosidad y la inteligencia asisten a Pere Aragones!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    6

  • Artero Artero 20/02/21 22:58

    TRAS EL RESULTADO EL 14F, EL ÚNICO DIALOGO FACTIBLE, ES ENTRE INDEPENDENTISTAS

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    4

Lo más...
 
Opinión