X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Plaza Pública

Israel, EEUU y el genocidio de Gaza

Juan José Torres Núñez
Publicada el 26/05/2021 a las 06:00

Al asesinar a niños [en Gaza], dónde está la ONU, UNICEF, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la Liga Árabe [y] la Unión Europea para exigir (…) que se lleve a los mandos militares y políticos [de Israel] a la Corte Penal Internacional. Pablo Jofré Leal

El asesinato de miles de judíos en campos de concentración fue un genocidio, igual que el espectáculo televisivo que hemos visto estos días con el exterminio de los palestinos en la Franja de Gaza: el campo de concentración al aire libre más grande del mundo, como se ha dicho. Yo escribí una breve introducción en este periódico, Israel y la tierra prometida, para comprender la actitud racista, arrogante y sangrienta del régimen israelí de apartheid en la actualidad. En el artículo cito las palabras de Ajamu Baraka: “el sionismo es hitlerismo”. Y llego a la conclusión de que las matanzas de palestinos que estamos viendo hoy son una continuación de lo que Israel ha hecho a lo largo de su historia.

Ana Frank, de 14 años, nos cuenta en su Diario el miedo y el horror del Holocausto nazi, igual que la niña palestina Nadine Abdel-Tait, de 10 años, cuando se dirige al mundo hablando inglés desde Gaza para explicar el sufrimiento de los niños palestinos y de su pueblo. El trauma de su mensaje se puede resumir con estas palabras: “No one can sleep at night. I try to sleep, but I can’t because of the missiles and the cries of children” [Nadie puede dormir por la noche. Yo intento dormir, pero no puedo debido a los misiles y a los gritos de los niños]. Un misil israelí destruyó la casa de un vecino suyo, matando a 8 niños y 2 mujeres. Nadine se siente aterrada y nos confiesa el miedo que tiene a que le ocurra algo así a su hermano menor. En medio de todo este horror, causado por Israel, ella expresa su dolor cuando ve tantas casas destruidas y mirando a la cámara y al mundo, declara: “Quiero hacer algo, pero no puedo. Tengo solo diez años”. Nadine sueña con ser médico para ayudar a su pueblo, pero como señala: “Nadie está a salvo en Palestina”.

Esta es una cuestión muy importante. Israel no solo está masacrando al pueblo palestino, sino que también está destruyendo su futuro. Los niños no pueden ir a la escuela. La aviación israelí bombardea todo. Según la Oficina de Naciones Unidas para la Cooperación de Asuntos Humanitarios, los daños de las redes eléctricas permiten solo un suministro de unas cuatro horas al día. Y muchísimas personas en Gaza tienen problemas para el acceso al agua potable. Se tienen que refugiar en las escuelas de la ONU. Los gazaríes han visto el bombardeo de sus escasos hospitales y hasta el principal laboratorio de vacunas para la pandemia de covid-19. Israel está haciendo todo lo posible para que no puedan vacunarse los palestinos, utilizando la pandemia como arma biológica. China, sin embargo, ha donado 200.000 dosis de covid-19 y un millón de dólares de ayuda, según ha manifestado el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Zhao Lijian.

Con el supuesto bombardeo de las estructuras militares de Hamás, Israel quiere exterminar al pueblo palestino. Ana escribe en su Diario que “los alemanes bombardean sin ninguna misericordia”. Y “a personas inocentes las meten en la cárcel para esperar su destino”. “Hitler nos quitó la nacionalidad hace ya tiempo”. Hoy, Nadine nos cuenta que los israelíes bombardean Gaza sin ninguna misericordia. En realidad, los sionistas les han arrebatado a los palestinos su nacionalidad, su dignidad y les han robado sus tierras. Nadine nos habla de los videos que ha visto sobre niños en Estados Unidos, Rusia y otros países. Siente envidia de verlos jugar y divertirse, mientras que en Gaza solo puede oír el ruido atronador de los misiles cada día.

Ana escribe que se imagina “los campos de concentración y las celdas solitarias”. El sábado, 12 de febrero de 1944, dice en su Diario que sueña muchas cosas, como la libertad, los amigos, el sol, el azul del cielo. Se siente confusa y solo quiere soñar porque va a explotar. Para ese sentimiento de angustia y ansiedad cree que lo mejor es llorar. Y eso es lo que le ocurre a Nadine: “Sueño con poder ayudar a mi gente. Pero, ¿cómo puedo hacer eso? No tengo el derecho de seguir aprendiendo (…) Solo lloro cada día”. También sueña el Dr Yasser Abu Jamei, un psiquiatra palestino, cuando escribe una carta en This Must End [Esto tiene que terminar] y advierte que “los palestinos han vivido décadas de humillación y de maltrato”. “En 1948 nos expulsaron de nuestra tierra; más de 600 pueblos fueron destruidos; cientos de miles fueron asesinados o desarraigados; casi 800.000 terminaron viviendo como refugiados en diferentes sitios del mundo”. Y termina diciendo: “Sueño que mis hijos puedan vivir, crecer y aprender en un lugar seguro. Este es el mismo sueño que tienen los pacientes que yo veo”. “Se necesita una acción política AHORA para acabar inmediatamente con estos bombardeos mortales y también con la ocupación ilegal y el sitio de Gaza”. Ya se ha alcanzado un alto el fuego, pero no hay nada que celebrar hasta que no se cumpla la resolución de la ONU de 1947, donde se aprobó la partición de Palestina en dos Estados, uno hebreo y otro árabe. Y hasta que Israel no se retire de los territorios ocupados. El ministro de Asuntos Exteriores palestino, Riyad al Maliki, ha declarado: “Queremos ver a los palestinos libres, en un Estado palestino independiente con Jerusalén Este como su capital”.

Biden ha repetido que “Israel tiene derecho a defenderse”. Y también ha confesado que él no es judío, pero “sí sionista”. Israel no se defiende, sino que ocupa territorios palestinos y comete crímenes de guerra, como estamos viendo. Todo con la ayuda de EEUU. Noam Chomsky ha subrayado que “Israel sigue la estrategia de terror y expulsión”. Esta guerra se libra entre un país que recibe de EEUU millones de dólares en armamento, contra una población ocupada que no tiene fuerza aérea ni armada ni artillería. Así, Israel puede matar a miles de palestinos inocentes indiscriminadamente y dejar a miles de familias sin casa. Esta verdad no implica una defensa del lanzamiento de cohetes desde Gaza, no. Pero si estudiamos las causas de esta guerra permanente, vemos que los palestinos sí tienen derecho a defenderse. El Dr Abu Jamei lo deja bien claro: “Vemos una Cisjordania dividida y ocupada por cientos de colonos viviendo en asentamientos construidos sobre los escombros de casas palestinas, que además han hecho un infierno viviente de las vidas de los palestinos”. La creación de un Estado palestino, implicaría el desmantelamiento de los asentamientos ilegales, la soberanía efectiva de los territorios palestinos y el cumplimiento del derecho internacional.

En su artículo Israel, the Big Lie [Israel, la gran mentira], Chris Hedges cuestiona la honestidad de EEUU como bróker porque financia y defiende los crímenes de Israel contra el pueblo palestino. “Israel no defiende el estado de derecho. No es una democracia. Es un régimen de apartheid. Ambos países “se han envenenado con la psicosis de guerra permanente”. Según Hedges, en Israel se ha producido un giro hacia la derecha y los movimientos por la paz y la izquierda, que protestaban contra la ocupación israelí, ahora están casi “moribundos”. El gobierno de derechas de Netanyahu miente cuando afirma que lucha contra el terrorismo, pues la realidad es otra, ya que se alía con regímenes represivos como Arabia Saudita. En Israel hay grupos matones de derechas, como el Im Tirtzu, que asalta a disidentes, palestinos, árabes israelíes y a los inmigrantes africanos de los suburbios de Tel Aviv. Hedges informa que “estos judíos extremistas han fijado como objetivo a los palestinos del barrio de Sheikh Jarrah, pidiendo su expulsión”. A estos extremistas los apoyan grupos antiárabes como el Partido Otzma Yehudit y el movimiento Lehava, que exige que todos los palestinos de Israel de los territorios ocupados “sean expulsados a los estados árabes de los alrededores”. La palabra “lehava” significa: “prevención de asimilación en la Tierra Santa”. Vimos en televisión a estos grupos radicales, protegidos por la policía, gritando: “Muerte a los árabes”.

Hedges, que ha trabajado siete años como corresponsal en el Oriente Próximo, señala que en el sistema educativo israelí se usa el Holocausto desde los primeros cursos para describir a los judíos como “víctimas eternas”. En realidad, se trata de una “máquina de adoctrinamiento” para justificar el racismo y el odio al otro. Encontramos, pues, un paralelismo entre Israel y EEUU. “Los dos países caminan a gran velocidad hacia el fascismo del Siglo XXI, envueltos en una lengua religiosa que revocará nuestras libertades civiles y extinguirá nuestra anémica democracia”.

_____________________

Juan José Torres Núñez es escritor.

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • Aynur Aynur 26/05/21 19:50

    Juan José, se me ha pasado: gracias por tu artículo, por tu reflexión, por tu postura, por tu análisis, en fin, por tus palabras en forma de letras. Gracias y un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Aynur Aynur 26/05/21 19:45

    Opinar sobre esta cuestión requiere de una templanza fuera de lo común. Porque aquí no hay medias tintas. No hay puntos intermedios. Esto es blanco o negro. Ni buenas palabras, ni posturas neutrales, ni comprensión, ni razones historico-religiosas o políticas. Ya se, que cualquier adocenado periodista, u otro político derechoso, o algún dirigente político, tendrá mil explicaciones, para hacernos comulgar con ruedas de molino. Biden, Obama y antecesores son, simple y llanamente, unos asesinos, unos criminales que se refugian detrás de la diplomacia, y detrás de los millones de dólares con que el estado israelí financia sus campañas, y al que vende armas para masacrar al pueblo palestino. Poner en un mismo cartel a Netanyahu a Hitler y a los mencionado norteamericanos puede parecer, simple, ignorante, fácil, cómodo, pero no falso: el estado de Israel es un estado terrorista, y los que lo apoyan de una u otra manera, también lo son. Sin más. La respuesta violenta contra el estado de Israel está más que justificada. Sí, ya se que la violencia engendra violencia, pero si la paz es el exterminio, el apartheid, la colonización y la eliminación ¿qué hacer? ¿qué ha sido de las resoluciones de la ONU? ¿qué de los acuerdos internacionales? Palestina vale lo que valen los artículos en prensa, es carne de titular, casquería de telediario. No, no caben medias posturas. Mientras no salga un dirigente político en los medios, con el retarto de Netanyahu con su bigotito hitleriano, nada cambiará. Y se, que "eso no se puede hacer", pero precisamente por eso también, se nada cambiará. Y si cambia, será porque esos criminales de judios hortodoxos, con sus ridícilas levitas y sus infames patillas flotantes, hayan acabado de masacrar a los palestinos, y victoriosos celebren la concordia, el exterminio y la paz. A pesar de la literatura, o se está con el estado israelí o con el no reconocido estado palestino. Ya digo, a pesar de la democracia, del periodismo, de la diplomacia, de la libertad o del estado de derecho.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • nosé nosé 26/05/21 18:29

    Nadine Abdel-Tait, pobre niña, pobre futuro que nunca tendrá, su historia es igual de cruel que la de Anna Frank, pero a diferencia de esa última, su historia nunca ira a la empresa de películas americanas, nunca se hará una y otra vez películas sobre el holocausto de los judios, la historia de Palestina será enterrada por todos los poderes fácticos de este mundo. Los judios se han hecho amo y señor de las mayores fortunas del mundo, los que mandan, los que deciden quienes mueren y quienes viven. La industria del cine siempre "encuentra" una historia para llevar a la gran pantalla y grupos de distribución de series y peliculas para que nadie se quede sin su gota de veneno, sin su gota del sudario del holocausto judio, siempre habra alguna historia en cualquier rincon del mundo donde se describa de nuevo el holocausto, pero, Palestina, eso que és?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Fernandos Fernandos 26/05/21 12:02

    Un genocidio mas, con el agravante de que lo está causando el pueblo de Israel, que sufrió en sus carnes los campos de concentración de la muerte, para ser el pueblo elegudo por Dios, menuda charca.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Larry2 Larry2 26/05/21 10:13

    Gracias por el artículo. Análisis que hago, Israel sigue machacando y ahogando, así como matando lentamente, y acabando con el futuro de los palestinos. Eso lo hace con la colaboración de EEUU, no les importa como, bombardeos, muertes de todo tipo de personas, axfisia, terror, armamento potente contra cohetes caseros, el cuento de nunca acabar. Una pena y una verguenza, despues de conocer el holocausto judío, es demencial que ocurra esto, y que se salten todas las resoluciones firmadas sobre este asunto. Ahogo y axfisia lenta para el pueblo palestino, consignas del Netanyahu, y su gobierno,agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 26/05/21 09:38

    En estos últimos ataques a Gaza, el ejército israelí ha matado a unos cientos de palestinos cuando la población de aproximadamente millón y medio que tiene la franja. Redondeando por arriba, menos del uno por mil. Que yo sepa, a pesar de los pesares, la población palestina sigue creciendo en vez de disminuir. Un genocidio muy poco eficaz el israelí, por lo que se ve. Bastantes más republicanos vencidos masacró Franco (un orden de magnitud por encima calculo yo) y tampoco fue un genocidio. Son matanzas sin posible respuesta, ataques abusivos contra un enemigo casi indefenso, son injustos y hasta contradicen las propias leyes del Estado de Israel, pero no son un genocidio, salvo que, como ya prevé la definición del DLE, la expresión se utillice en sentido figurado: 1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad. U. t. en sent. fig.

    Desorbitar el lenguaje y sacar las cosas de quicio hasta límites grotescos no beneficia la causa palestina sino al revés.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    6

    1

    • Aynur Aynur 26/05/21 20:22

      ¿Crees que se puede hablar de sentido figurado? ¿Crees que es posible someter a la semántica lo que pasa en Palestina (o pasó en España? ¿Crees que las palabras definidas, acotadas y sistematizadas por los que dictan las normas del lenguaje pueden reflrejar lo que allí pasa? ¿Crees que podemos estar "más tranquilos" sabiendo que no es un genocidio según los doctos del lenguaje? Por se camino no habría violéncia de género, ni migrantes, ni desplazados, ni guerras, ni pobres, ni fascismos, ni racismo, ni machismo. Con todos mis respetos jorgeplaza, no deberíamos caer en la trampa ideológica del lenguaje. Llamar a las cosas por su nombre, ser claros y transparentes, no ha de darnos miedo. Lo del estado israelí es, con muy pocas diferencias, lo mismo que hizo Hitler con ello. Y ahora ponle el adjetivo que quieras. UN saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • jorgeplaza jorgeplaza 26/05/21 23:57

        Genocidios de los que me acuerde están el archiconocido de los nazis contra judíos, gitanos y algún grupo más; el de los turcos contra los armenios; y el de los estadounidenses contra los indígenas de Norteamérica, que probablemente fue el más eficaz en términos de extinción aunque se hable poco de él. Es absurdo hablar de genocidio cuando solo se producen esporádicamente unas cuantas víctimas insignificantes en términos de la población del grupo que supuestamente padece el genocidio. La población palestina, con todas las miserias y penurias que se quiera, crece. Crece más que la israelí pese a la fecundidad conejil de los judíos ultraortodoxos: ¿dónde está el genocidio? Los israelíes abusan de su poder inmensamente superior, pero no cometen ningún genocidio. Eso no significa que lleven razón ni menos que haya que aplaudirlos, pero tengo la impresión de que los que os llenáis la boca de palabras altisonantes estáis tratando de compensar verbalmente la impotencia real ante esa superioridad apabullante de los israelíes, de la misma manera que Hamás se proclama vencedora después de tener mil muertos y haber producido, como mucho, ocho o diez entre sus enemigos que, además, son muertes aleatorias porque disparan a bulto.

        No es un recurso lingüístico. Si no se diagnostica bien es imposible aplicar un tratamiento adecuado. Y los que recurrís a melodrama estáis diagnosticando mal.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        0

  • Canija Canija 26/05/21 08:26

    Es una absoluta vergüenza cómo todos los países miran hacia otro lado mientras los judíos exterminan al pueblo palestino. Biden que parece un presidente más honorable que Trump, en el tema israelí está actuando de la misma manera 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • F.Santos F.Santos 25/05/21 23:40

    No hay peor mentira que una verdad medias. Juan José, creo que los lectores de Infolibre mercecemos que las opiniones estén mejor respaldadas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    7

    2

    • jorgeplaza jorgeplaza 26/05/21 09:42

      No es una verdad a medias. Es una utilización del término en sentido figurado ya prevista por la RAE en su diccionario. Atención a la abreviatura que cierra la definición: 1. m. Exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad. U. t. en sent. fig.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      1

 
Opinión