x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Financiación autonómica

Rajoy busca el consenso de sus barones sobre el ‘déficit a la carta’

  • El presidente del Gobierno, Sáenz de Santamaría y Montoro se reúnen este lunes con los barones autonómicos para buscar un mensaje unitario
  • Rajoy es partidario de marcar objetivos de déficit diferenciados y adecuarlos a la situación de cada comunidad autónoma
  • Presidentes autonómicos conservadores consideran que tras esta medida hay "parte de cesión a Catalunya"

Publicada el 27/05/2013 a las 06:00 Actualizada el 26/05/2013 a las 19:42
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Rajoy junto a los barones del PP en una imagen de julio de 2012.

Rajoy junto a los barones del PP en una imagen de julio de 2012.

PACO CAMPOS
Sin haber cerrado la rebelión de los alcaldes del PP a cuenta de la reforma local, que la semana pasada recibió el visto bueno de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), Mariano Rajoy tiene este lunes una cita con los barones regionales en la sede nacional del partido. Pretende frenar otra de las peleas internas que alteran la vida de la formación que preside: la de la financiación autonómica.

Los dirigentes autonómicos conservadores viven en un permanente cruce de declaraciones desde el último Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), cuando el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció la creación de dos grupos de trabajo. Uno, para estudiar un sistema de financiación autonómico. Otro, para poner sobre la mesa la posibilidad de fijar objetivos de déficit diferenciados para las comunidades. 

También contribuyó a que se incrementara la tensión ver cómo en los nuevos planes remitidos por el Gobierno a Bruselas, el objetivo del déficit autonómico pasaba del 0,7% al 1,2%. Una relajación a la que no se resiste ninguna comunidad.

Desde el CPFF, celebrado a mediados de marzo, el PP, que presume de discurso único independientemente del territorio en el que gobierne, ha sido incapaz de lanzar un mensaje claro y unitario. De un lado, Mariano Rajoy, presidente del partido y del Gobierno, no ha disimulado su apuesta: objetivos de déficit diferenciados. Esto es: a la carta. Tampoco ha ocultado que buscará el consenso, pero que la última palabra la tiene el Gobierno.

De otro lado, los barones han ido tomando diferentes posiciones a favor o en contra de estos objetivos diferenciados. Los que están a favor piden generosidad a sus compañeros para echar una mano a aquellas comunidades que, pese a los esfuerzos realizados, no han sido capaces de llegar a los objetivos marcados. Los que están en contra se confiesan indignados por haber hecho los deberes y no ser premiados. Y sospechan que detrás del déficit a la carta está el interés de Mariano Rajoy de contentar a Cataluña.

Antes del almuerzo con los barones, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, mantendrán un encuentro con los consejeros de Presidencia de las comunidades en las que gobiernan. Será una forma de buscar un mensaje unitario y de convencer a sus territorios de algo que pocos ven posible: el nuevo reparto de los objetivos de déficit no perjudicará a nadie, ni a las comunidades cumplidoras ni a las que necesitan hacer todavía más esfuerzos.

"Es surrealista. Parece muy difícil que se diga que se nos quiere premiar a nosotros, que hemos hecho los deberes, y que, de otra parte, se diga que también se va a ayudar a quienes no han cumplido. No se puede soplar y sorber a la vez"
, reflexionan desde Madrid, una de las comunidades que se oponen frontalmente a los objetivos de déficit diferenciados.

En el fondo de estos enfrentamientos hay cierto temor a lo que pueda pasar en 2015, cuando tienen que celebrarse elecciones autonómicas en gran parte de los territorios. Los barones del PP creen que en el tema de la financiación autonómica se la juegan. Consideran que las políticas del Gobierno a nivel nacional ya les están desgastando lo suficiente como para no dar la batalla en este campo. Temen ser los primeros en sufrir el desgaste de Rajoy en forma de derrota electoral. Y alertan al Gobierno que lo que ocurra en sus territorios es un termómetro de lo que puede suceder, meses después, en las elecciones generales.

¿Cuáles son las posturas con las que llegan a esta cita las comunidades autónomas gobernadas por el PP que se oponen a los planes del Gobierno?


Madrid: un mismo objetivo para todos los territorios


El pasado lunes Ignacio González protagonizaba un acto en Madrid en el que, con contundencia, volvió a oponerse al 'déficit a la carta' y abogó por que todas las comunidades autónomas tengan el mismo objetivo. Lo hizo en presencia de la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, y de la vicepresidenta del Gobierno.

Para el presidente de la Comunidad de Madrid, "a priori" establecer topes de déficit diferenciados "no es bueno", porque se traslada la "sensación" de que da igual cumplirlo que no.

No obstante, dijo entender al Gobierno y a algunas comunidades que requieren medidas extra para evitar situaciones dramáticas. En este caso, apostó por explicar esas situaciones y tomar medidas diferenciadoras. Siempre y cuando no supongan tratos de favor a Cataluña. "No cabe cambiar independencia por financiación", aseguró González en clara alusión a la sospecha que comparten otros barones del PP: la de que la disposición de Rajoy a un déficit diferenciado es una concesión a Cataluña.

La postura de González es muy similar a la que sólo dos días antes había mantenido el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. El líder de los conservadores castellanoleoneses exigió en presencia de Rajoy en la interparlamentaria que su partido celebró en Salamanca el mismo objetivo de déficit para todas las comunidades.



Extremadura: compensar los esfuerzos y negociar en el cpff


"El Gobierno de Extremadura advierte al Gobierno de España que no permitirá que se beneficie a Cataluña a costa de las comunidades autónomas cumplidoras con los objetivos de déficit. El Ejecutivo extremeño sostiene que la lealtad y el cumplimiento deben ser recompensados en aquellas regiones que han hecho un esfuerzo especial para reducir sus desequilibrios", rezaba un comunicado del Ejecutivo regional que preside José Antonio Monago el pasado 13 de mayo. La postura es hoy la misma: no al déficit a la carta.

En el mismo texto, el Gobierno extremeño reiteraba que la aprobación de los objetivos de déficit para el periodo 2012-2014 "contó con el consenso y compromiso de las comunidades autónomas, y es ese consenso el que debe sostener las actuaciones futuras". A juicio del Ejecutivo de Monago, "c
ualquier comunidad que quiera excederse del 1,2% de déficit debería pedir el voto de las demás regiones en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que es el órgano competente en la fijación del déficit".

Para Monago, por encima de la flexibilización del déficit Rajoy debería priorizar "las políticas de crecimiento, ya que es la condición que permite a las comunidades lograr la estabilidad y cumplir los compromisos futuros sin incurrir en un crecimiento desmedido de la deuda".



Galicia: criterios iguales para todas las comunidades


El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, acude este lunes a Madrid con el rechazo a la fijación de objetivos de déficit diferenciados para las comunidades autónomas debajo del brazo. Pero dispuesto al "diálogo" y a acordar una postura que agrade a todos, según señalan fuentes del Ejecutivo autonómico.

En línea similar a la defendida por otros de sus compañeros de partido, Feijóo considera que a la hora de negociar nuevos objetivos de déficit, los criterios a aplicar deben ser iguales para todas las comunidades. En este sentido, Galicia no entendería que se premiara a las regiones incumplidoras y no se tuviese en cuenta el esfuerzo de aquellas comunidades que se han acercado a los objetivos marcados por Hacienda en los años anteriores. Se trata pues de que cualquier nuevo escenario pase por
criterios "objetivos" y no "políticos".



Aragón: el 1,2% de déficit, intocable


Hace unos días, el consejero de Hacienda y Administración Pública del Gobierno aragonés, José Luis Saz, fue contudente: el reparto del déficit "debe ser igual" para todos. Esa es la postura que defiende el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi.

A juicio de Saz, si el déficit se establece en el 1,2 por ciento "todas deben tener ese porcentaje". "El esfuerzo de los aragoneses tiene que ser similar al de los demás", insistió, al igual que el esfuerzo presupuestario del Gobierno de Aragón y, "sobre todo, porque no puede salir perdiendo ninguna comunidad autónoma que haya realizado bien sus consolidaciones fiscales y presupuestarias, como Aragón".

Al igual que Extremadura, el Gobierno de Aragón considera que el tema debe dirimirse en el seno del CPFF. Esto da una señal de que la reunión de este lunes puede que no deje cerradas del todo las heridas en el PP.


Los matices de las otras comunidades


En el extremo contrario se ubican la Comunidad Valenciana, Baleares o Murcia que, en principio, ven con buenos ojos que el ministerio de Hacienda abra la puerta a cumplir objetivos de déficit autonómicos diferenciados. Coinciden estas comunidades en que no se trata sólo de negociar los criterios para el próximo año, sino que la negociación debe ir más allá y debe reformarse por completo el sistema de financiación autonómica.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

Lo más...
 
Opinión