x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Gibraltar

La UE recibe cerca de cien quejas por los controles de la Verja de Gibraltar

  • El Ejecutivo comunitario asegura que los escritos proceden de personas de distintas nacionalidades, y advierte de que "no habrá un trato especial"
  • La Comisión leerá las reclamaciones y verá "si contienen elementos que puedan servir para preparar la misión" que viajará en septiembre a la zona

INFOLIBRE
Publicada el 22/08/2013 a las 14:11 Actualizada el 22/08/2013 a las 17:16

Los bloques los hizo una empresa hispano-gibraltareña

La empresa que fabricó el hormigón de estos bloques es mitad española y mitad gibraltareña. La fábrica está afincada en el Peñón y es capitaneada por dos socios. Uno es llanito, el otro, español. Hace varios meses una empresa les pidió fabricar 70 metros cúbicos de hormigón. Tras saber que Gibraltar lanzó 70 bloques que medían un metro de largo por otro de ancho, todo cuadraba. Era ese el hormigón que ellos habían fabricado. El paso siguiente fue negarse a hacer más hormigón para esos fines y comunicar después los hechos a la Delegación del Gobierno en el Campo de Gibraltar. Esos bloques, siguen sin ser retirados y se investiga si hay más en otras zonas. Según Trinidad Jiménez, secretaria de Política Social del PSOE, “Margallo se ha equivocado y ahora estamos viendo las consecuencias de su error”. Mientras, en los dos caladeros que el Gobierno español abrirá para la pesca, no hay ningún movimiento Es una zona tranquila, pero no es tan rica en pescado y marisco como el área del 'Quitahambres'. La Guardia Civil va a retirar las embarcaciones que fondean en la zona. Hay una treintena de yates y veleros, pero desde hace tiempo entran a menudo algunos pesqueros para faenar.

ATLAS
La Comisión Europea ha recibido "un centenar de quejas" de ciudadanos de distintas nacionalidades denunciando retrasos excesivos en el paso fronterizo a Gibraltar que vigilan las autoridades españolas y serán examinadas por el procedimiento habitual, lo que obliga a Bruselas a dar respuesta a estas denuncias pero no en un plazo concreto, según informó este jueves la institución comunitaria.

"Hemos registrado una serie de quejas de personas de distintas nacionalidades que se quejan de retrasos en los controles en la frontera. Hemos recibido aproximadamente un centenar de quejas de este tipo", indicó en una rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario Olivier Bailly. Este explicó que los servicios de la Comisión reciben cada año "miles de quejas" de ciudadanos europeos y que el procedimiento habitual establece que deben ser estudiadas y atendidas, aunque no especifica en qué plazo.

En este caso, "no habrá un trato especial" para las quejas relacionadas con Gibraltar, por lo que legalmente no hay una fecha límite para darles respuesta, aunque la tendrán. Y además se publicará un resumen de estas reclamaciones en el Diario Oficial de la Unión Europea para que los ciudadanos puedan comprobar que han sido atendidas. El Ejecutivo debe ahora "leerlas, examinarlas y ver si contienen elementos que puedan servir para preparar la misión" que viajará en septiembre a la zona para verificar lo sucedido, añadió el portavoz.

Los servicios de Interior que dirige la comisaria Cecilia Malmström son los que coordinan con las autoridades españolas y británicas el trabajo preparatorio de la misión técnica que desplegará Bruselas en la frontera y en la que se examinarán los controles fronterizos, pero también el contrabando de tabaco y otros tráficos ilícitos denunciados por España. Los planes iniciales fijaban este viaje a mediados de septiembre, aunque Bruselas está dispuesta a "adelantarla en lo posible", según indicaron fuentes comunitarias a Europa Press. La Comisión espera haber definido un formato "más preciso" de la misión a mediados de la semana y poder acordar entonces con Madrid y Londres la fecha definitiva y la modalidad de la delegación.

Tráfico fluido estos días

Mientras estos trabajos continúan y desde hace varias semanas, la Comisión sigue el tráfico del paso fronterizo gracias a una cámara fija instalada en la zona que puede seguirse a través de Internet. Ello ha permitido a Bruselas constatar que el tráfico "parece relativamente fluido en los últimos días", pero admite que no realiza una vigilancia constante ni desde el inicio de la crisis, por lo que se muestra prudente para evitar ofrecer conclusiones.

"Tenemos que ir sobre el terreno para comprobar si hay razones objetivas que hacen que el paso se ralentice en ciertos momentos de la jornada o por alguna particularidad de esta frontera", advirtió Bailly tras señalar que no habían observado retrasos significativos en los últimos días. También apuntó algunas de las primeras explicaciones públicas ofrecidas por el Gobierno español para justificar los controles como, por ejemplo, que en verano hay "más camiones" cuya mercancía hay que comprobar y un aumento de motociclistas que deben quitarse el casco al pasar el control para verificar que su rostro corresponde con el de su carné de identidad.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión