x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Entrevista

Jonan Fernández: “Estamos en una situación de atasco”

  • "Estamos ante la posibilidad histórica de consolidar la paz después de décadas de violencia y esto merece una reflexión a nivel de estado"
  • "En el tema de la política penitenciaria correspondería al Gobierno español flexibilizar y avanzar"
  • "A la luz de las informaciones que tenemos es improbable que haya una escisión de ETA que se plantee volver a matar. Es una decisión sin vuelta atrás"
  • "ETA ha vulnerado los derechos humanos y debe a las víctimas y a la sociedad un reconocimiento del daño que ha causado"

Publicada el 20/10/2013 a las 06:00
Jonan Fernández, en una entrevista a los medios.

Jonan Fernández, en una entrevista a los medios.

Europa Press
El secretario para la Paz y Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, repasa en una entrevista con infoLibre los principales retos a los que se enfrenta el País Vasco dos años después de que la banda terrorista ETA anunciase que dejaba de matar. Considera que existe una situación de "atasco" que debe encauzarse por tres vías: desarme, nueva etapa de política penitenciaria y revisión crítica del pasado.

Fernández piensa que sería un error que el Gobierno central "actuara unilateralmente" en materia de paz. En cuanto al perdón, manifiesta que no hay que poner el listón en los máximos éticos, pero destaca que "ETA ha vulnerado los derechos humanos y debe un reconocimiento a las víctimas y a la sociedad por la injustica del daño que ha causado".

¿Cree que se ha avanzado lo suficiente en estos dos años?
Estamos en una situación de atasco. Hay que tomarlo con perspectiva. Se puede decir que ya han pasado dos años y que sólo han pasado dos años. Yo creo que en algunos ámbitos se podía haber avanzado más.

¿En cuáles se podría haber avanzado más? ¿Qué se ha gestionado mal para que exista este atasco?
Principalmente hay tres puntos de bloqueo. Por una parte está la cuestión del desarme, que afecta tanto a ETA como al Gobierno español. ETA debe dar pasos para el desarme y el Gobierno español debería facilitarlo. Por otro lado está el tema de la política penitenciaria, que en este caso le correspondería al Gobierno español flexibilizar y avanzar. Y el tercer punto es la revisión crítica del pasado, que constituye uno de los grandes nudos y entre todos debemos ir construyendo un relato crítico del pasado.

¿Cree que la banda terrorista ETA debe pedir perdón por los crímenes cometidos?

El perdón seguramente nos situaría ante la situación de un máximo ético, según explican los expertos en este tipo de procesos. Hay que situar el listón en los mínimos éticos y esto es el reconocimiento del daño injusto que se ha cometido por parte de quien ha vulnerado los derechos humanos. ETA ha vulnerado los derechos humanos y debe un reconocimiento a las víctimas y a la sociedad por la injustica del daño que ha causado.

¿En qué medida podría ayudar la eliminación de la doctrina "Parot"?
Sea cual sea el fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, habría que hacer una reflexión en este momento y aprovechar para comenzar una nueva etapa en materia de política penitenciaria. Lo que importa es la reflexión. Estamos ante la posibilidad histórica de consolidar la paz después de décadas de violencia y esto merece una reflexión a nivel de estado.

¿Por qué desde EH Bildu no se acepta el plan de paz propuesto por el Gobierno vasco?
Estamos en fase de tramitación. El Plan de Paz elaborado por el Gobierno vasco está abierto a cualquier aportación de los grupos parlamentarios. Ahora mismo estamos en diálogo. Hemos recibido aportaciones y es propio de la tarea de oposición presentar objeciones a la tarea del Gobierno, y es responsabilidad nuestra buscar respuesta a esas objeciones. Tenemos la esperanza de que EH Bildu y otras fuerzas parlamentarias como el PSOE y el PP puedan encontrar puntos de encuentro.

¿Cuáles son los ejes del Plan de Paz?
Un proceso que tiene que trabajar el pasado, el presente y el futuro. Lo más delicado es el pasado y tenemos que analizar lo que nos ha pasado y ser capaces de valorarlo de una manera crítica, dejando patente la injusticia de la violencia y la violación de derechos humanos. Esto tiene que formar parte de esa revisión crítica del pasado y debe representar un reconocimiento a todas las víctimas. Tenemos un eje que se refiere al presente. Hay que abordar las prioridades que se nos plantean a día de hoy en determinados ámbitos como el de la política penitenciaria. Y el tercer eje es el futuro, cómo consolidar una convivencia, y para ello las tareas en materia de educación, juventud y universidad son acciones prioritarias. 

¿Qué espera del Gobierno central y cuáles son los pasos inmediatos que debería dar?
El Gobierno español debería adoptar la decisión o el criterio de no actuar unilateralmente y buscar el consenso con las instituciones vascas sobre todas aquellas cuestiones que afectan de forma medular a la cuestión de la paz. Es un tema delicado que afecta de manera muy significativa a la sociedad vasca.

¿Existe alguna posibilidad de que haya una escisión de ETA que se plante volver a matar?
Parece improbable a la luz de las informaciones que tenemos de que haya una escisión en ETA que vuelva a la actividad armada. Si entramos en el terreno de los pronósticos y de la adivinación… Pero vamos, todas las informaciones fiables que se conocen hasta el momento, tanto de fuentes policiales como de otras fuentes, confirman que estamos ante una decisión sin vuelta atrás.

¿Qué necesita la sociedad vasca para cerrar heridas?
La sociedad necesita básicamente que se produzca el desarme y disolución de ETA y en segundo lugar necesita que los grupos políticos vascos nos pongamos de acuerdo en los principales ejes de lo que debe ser la paz y la convivencia; y en ese marco la cuestión de la política penitenciaria es esencial y ahí debe colaborar el Gobierno español.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión