x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El futuro de la monarquía

El rey no podrá caminar “sin apoyos” hasta la primavera

  • Cabanela calcula que el monarca podrá andar sin muletas ni bastones dentro de "diez o doce semanas". No podrá hacer viajes cortos hasta dentro de seis semanas. Los trayectos más largos le llevará más tiempo
  • Cuenta con que pueda estar presente en el siguiente acto oficial importante en su agenda, la Pascua Militar, el próximo 6 de enero
  • La operación, en el hospital privado Quirón Madrid, ha durado dos horas y media, un tiempo similar a la anterior. Permanecerá ingresado de 4 a 7 días
  • Se le ha implantado la prótesis definitiva tras sufrir una infección de origen desconocido. Entró a la clínica con mejor ánimo que en septiembre
  • La de este jueves es su quinta operación de cadera y la intervención número 14 en sus casi 76 años de vida

Publicada el 21/11/2013 a las 13:57 Actualizada el 21/11/2013 a las 16:36
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

El rey Juan Carlos, a su llegada al hospital universitario Quirón Madrid este 21 de noviembre para ser operado de nuevo en su cadera izquierda.

El rey Juan Carlos, a su llegada al hospital universitario Quirón Madrid este 21 de noviembre.

EFE
El pasado 24 de septiembre, cuando el doctor Miguel Cabanela operó de la cadera izquierda al rey para quitarle su prótesis infectada y colocarle una temporal recubierto de antibióticos, predijo que tras la segunda intervención, cuando ya se le pusiera el implante definitiva, el monarca necesitaría unas seis semanas para poder andar con normalidad

Ahora, ese pronóstico se ha quedado corto. Juan Carlos pasó por el quirófano del hospital universitario Quirón Madrid este jueves para que el mismo Cabanela le alojara la prótesis permanente. Tras la operación, de dos horas y media, practicada con anestesia general y concluida "con éxito", el cirujano, traído por la Zarzuela de la clínica estadounidense Mayo, varió sus previsiones iniciales. "Su Majestad ha pasado dos años de problemas en sus extremidades inferiores. Esperar que una persona que ha necesitado muletas durante todo este tiempo se vea libre de ellas en seis semanas puede ser un poco optimista. No descartamos la posibilidad de que eso suceda, pero no nos sorprendería que se tomase diez o doce semanas para poder caminar sin apoyos". En ese periodo irá transitando de dos a una muleta, de una muleta a bastón y después ya sin soporte. "Los intervalos son variables de una persona a otra. El rey es un hombre muy vigoroso, con buena musculatura. Probablemente el equilibrio sea lo que más le obligue a usar una cosa u otra, pero es predecible que en la primavera pueda caminar bien, sin nada". 

Juan Carlos llegó a esta segunda operación "físicamente muy fuerte", porque había hecho un "buen trabajo" de recuperación. Los resultados de los análisis habían sido "normales", no había "ninguna evidencia" de infección, según las pruebas histológicas practicadas. Asimismo, los cultivos preliminares también habían sido "positivos". De modo que esta intervención fue "más reglada" y "predecible". Y también algo más corta: 2 horas y 32 minutos frente a las 2 horas y 47 minutos de la del 24 de septiembre.  "Todo parece indicar que las cosas van por el buen camino", auguró. Tras la cirugía, se administrarán al jefe del Estado antibióticos, en principio por vía oral, "durante cinco días", hasta que los cultivos sean "definitivamente negativos". En seis horas, podrá pasar de la UCI a planta, y permanecerá ingresado en el hospital "de cuatro a siete días". "No les digo nada nuevo –bromeó–. Es posible que se vaya a casa antes, pero no me atrevo a predecirlo". La rehabilitación posterior sí será "más agresiva" que en la anterior ocasión, porque la prótesis ha quedado tan "firme", "solidísima", que no importa a los médicos que desde el primer momento "haga carga total". Los ejercicios, pues, serán más intensivos dentro del agua, en piscina –adonde podrá ir "en diez días"–, y fuera de ella. 

Sin cobrar por la operación 

El doctor Robert Trousdale, colaborador habitual de Cabanela en la Mayo, desgranó qué tipo de actividades están contraindicadas en cualquier operación de prótesis de cadera: todas aquellas que sean "de impacto", como correr, saltar, jugar al baloncesto o al voleibol, pero en cambio sí le estaría permitido montar en bici o a caballo o incluso jugar al tenis. Juan Carlos I podrá hacer viajes cortos, de menos de dos horas, "muy pronto, en las primeras seis semanas". Pero tardará algo más en poder hacer traslados en avión más largos, de más de ocho horas, porque ese tipo de trayectos generan problemas circulatorios en las piernas. "No es buena idea" hacerlos en las primeras seis-ocho semanas. 


El jefe del Estado, previsiblemente, sí podrá asistir al siguiente acto importante en su agenda: la Pascua Militar, el próximo 6 de enero en el Palacio Real de Madrid. "Si necesita estar durante un tiempo no muy largo de pie, creo que podrá hacerlo perfectamente para entonces". El cirujano ya descartó en la anterior intervención que pudiera presidir los actos del 12 de octubre o viajar a la Cumbre Iberoamericana de Panamá. 

Las posibilidades de una nueva recaída, de que se reproduzca la infección, son bajas, del entorno "de un 5%", según cifró Trousdale. Los primeros tres meses son los más críticos, y superado el año, que se repita es "relativamente raro". El doctor, no obstante, rehusó poner la mano en el fuego. "Somos optimistas los dos. Pero recuerde que la medicina es una ciencia muy inexacta. Nadie puede predecir el futuro de sus caderas a diez años vista", confesó a los periodistas. 

"No está uno para cantar villancicos"

Cabanela no cobrará por ninguna de sus dos operaciones, como ya había confirmado tiempo atrás la Zarzuela. Sí recibirá sus honorarios Trousdale. El médico gallego regresará ahora a Estados Unidos y, como en el primer postoperatorio, mantendrá conversaciones frecuentes con el rey y con su equipo médico

El rey había llegado al hospital universitario Quirón de Pozuelo de Alarcón, en Madrid, poco después de las nueve de la mañana, y a las once entró en quirófano. A las 13.53, la Zarzuela remitió el mensaje SMS a los periodistas para informarles del término de la intervención. Según explicó el cirujano, había entrado a la Quirón con "mucho mejor" ánimo, más "optimista" que el 24 de septiembre. "Cosa perfectamente comprensible. Cuando a uno tiene una infección en la cadera, no está para cantar villancicos", razonó con humor.

La de este jueves fue la quinta operación de cadera y la novena desde mayo de 2010, cuando le extirparon en Barcelona un nódulo pulmonar benigno. Desde aquella fecha, tuvo que pasar por quirófano para que le implantaran una prótesis en la rodilla derecha, una rotura en el tendón de Aquiles izquierdo, para colocarle prótesis en sus dos caderas –primero, en la derecha, la que se fracturó en Botsuana, adonde viajó para una cacería de lujo– y de una doble hernia discal en la columna. El doctor Ángel Villamor le intervino hace un año la cadera izquierda, y fue esa misma la que sufrió la infección que ha tenido que ser cortada de cuajo este otoño en dos fases. Juan Carlos, que el 5 de enero cumplirá 76 años, contabiliza 14 operaciones quirúrgicas en su historial médico. 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.