x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Mossos d'Esquadra

Ocho mossos imputados por la muerte de un detenido en Tarragona

  • El juez imputa un delito de homicidio imprudente a ocho agentes
  • La víctima fue atada con correas y se le colocó un casco
  • Su familia dice que el joven estaba "señalado"

infolibre
Publicada el 04/12/2013 a las 17:21 Actualizada el 04/12/2013 a las 17:54
Manel Prat, director general de los Mossos d'Esquadra.

Manel Prat, director general de los Mossos d'Esquadra.

EUROPA PRESS
Un juzgado de El Vendrell (Tarragona) ha imputado este miércoles a ocho mossos d'esquadra y a dos profesionales del Servicio de Emergencias Médicas por el fallecimiento de Yassir El Younoussi el 31 de julio, cuando permanecía detenido en la comisaría de la misma localidad.

En concreto, el juez imputa un delito de homicidio imprudente a un sargento, dos cabos, cinco agentes, que declararán el 13 de diciembre. También deberán personarse como imputados un enfermero y una doctora, tras asegurar que El Younoussi simulaba su patología.

De acuerdo con la investigación, Yassir El Younoussi falleció el 31 de julio tras ser atado con correas por los mossos, quienes además le pusieran un casco. De acuerdo con la versión de la policía catalana, estas medidas son parte del protocolo habitual en caso de intentos de autolesiones.

Una hora después de ser ingresado en comisaría, El Younoussi fue visto tumbado en el suelo con convulsiones, y tres cuarto de hora más tarde intentó lesionarse golpeándose contra las rejas y paredes de la celda. Pocos minutos después, un agente comprobó que no respondía a sus llamadas y que el detenido no respiraba, por lo que procedió a practicarle maniobras de reanimación cardiovascular.

Finalmente, los equipos de emergencias médicas fueron incapaces de salvarle la vida al detenido, al que previamente habían revisado y del que habían dicho que simulaba una patología y que no sufría inguna lesión grave.

En el transcurso de la investigación, la policía catalana entregó al juez una grabación de lo ocurrido en los calabozos. Sin embargo, el abogado de la familia solicitó la grabación completa, ya que la entregada sólo abarcaba hora y media de las cuatro horas que permaneción detenida la víctima. El juez atendió la petición y otorgó a los agentes un plazo de 15 días para facilitar ese documento.

El fallecido, de origen magrebí, contaba con antecedentes delictivos y pasó quince meses en prisión preventiva por un intento de homicidio que después fue rebajado a falta, ha informado su familia. Asímismo, su padre ha afirmado que el joven estaba "señalado" por los Mossos desde una batalla entre agentes y personas de origen magrebí que tuvo lugar en 2010.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión