x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Inmigración

El 52% de los inmigrantes cree que las condiciones laborales de los extranjeros son peores que las de los españoles

  • El paro, la calidad del empleo y la vivienda son las tres cuestiones que más preocupan a los inmigrantes
  • Cobrar un subsidio por desempleo, votar en las elecciones municipales y obtener la nacionalidad española son tres de sus principales reivindicaciones 

Carmen Valenzuela
Publicada el 10/12/2013 a las 14:40 Actualizada el 10/12/2013 a las 15:26
Antonio Gutiérrez Resa e Ileana Ligia Mihaila, autores del informe.

Antonio Gutiérrez Resa (derecha) e Ileana Ligia Mihaila, autores del informe.

EUROPA PRESS
El paro, la calidad del empleo y la vivienda son las tres cuestiones que más preocupan a los inmigrantes. Son datos arrojados por el informe Claves de la integración de las personas inmigrantes en España en 2013 que ha presentado la Fundación SM este martes. Un texto que aborda la inmigración desde la mirada y el punto de vista de los propios emigrantes y que pretende analizar el papel que juegan dentro de la sociedad española. Cómo viven, quiénes son, cómo se ven, cómo contemplan a los españoles, cuáles son sus necesidades y preocupaciones y su nivel de integración, son algunos de los interrogantes a los que responde el documento.

En un contexto de crisis económica los inmigrantes son el colectivo que soporta con mayores dificultades la crisis. Del estudio presentado por la Fundación SM se desprende así que sus principales preocupaciones giren en torno a cuestiones económicas. Así, el informe apunta que más de la mitad de los inmigrantes (52%) considera peores las condiciones laborales para los extranjeros que para los trabajadores españoles.

Entre los principales obstáculos que se encuentran en la práctica para integrarse, aparece el desempleo, tal y como han manifestado el 60% de los encuestados, seguido de la adaptación a las lenguas autonómicas (45%) y el idioma español (43%).

¿Por qué vienen? “Para llevar una vida digna”, responde Ileana Ligia, autora del informe y experta en formación intercultural. A pesar de que las dificultades económicas por las que atraviesa España son un obstáculo añadido para la integración laboral de los inmigrantes, la coyuntura político económica de sus países de origen es aún peor, señala Ligia, quien ha dedicado gran parte de su discurso a romper los estereotipos en torno a la población rumana, la comunidad extranjera mayoritaria (19%). “Hay que conocer a los colectivos”, ha señalado. A lo que ha añadido, “actualmente el número de rumanos empadronados ocupa el primer lugar en España”.

Entre las reivindicaciones más destacadas de los inmigrantes, señala Ileana Ligia Mihaila, están, además de la de “ser visibles” ante la sociedad, el acceso a las distintas prestaciones estatales indistintamente para inmigrantes en situación legal o ilegal (50%), poder cobrar un subsidio de desempleo (95%), votar en las elecciones municipales (80%) y obtener la nacionalidad española (85%).

Antonio Gutiérrez Resa, Doctor en Filosofía y Sociología y autor también del informe, ha afirmado que los inmigrantes “se sienten más de su país de origen”. Así, el estudio apunta que la mayoría de los ciudadanos extranjeros (42%) procura mantener las tradiciones y la lengua de su país. En este sentido, Gutiérrez Resa se ha referido al velo o hiyab, del que un 37% de los encuestados se muestra favorable a la prohibición. “Más las mujeres que los hombres”, ha matizado Gutiérrez Resa.

En la tarea de integración, es la comunidad magrebí la que tiene mayores dificultades (36,9%), seguida de la subsahariana (13,8%) y la china (13%). En este sentido y según se reseña en el informe, la mayoría de los inmigrantes (78%) considera que la integración es una labor de toda la sociedad.

Más contenidos sobre este tema




 
Opinión