x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Hambre

España es el país que más ha recortado en ayudas al desarrollo para combatir el hambre

  • El 79% de los españoles considera que cada vez hay más personas que padecen hambre en el mundo
  • A pesar de la importancia de la inversión en ayuda oficial al desarrollo, las subvenciones han caído en los últimos años
  • "El mundo no cumplirá en 2015 su meta de disminuir a la mitad la proporción de personas que pasan hambre en el mundo", alertan desde Intermón

Publicada el 11/12/2013 a las 11:21 Actualizada el 11/12/2013 a las 13:56
El 79% de los españoles considera que cada vez hay más personas que padecen hambre, según revela el sondeo realizado por Metroscopia Percepción sobre el Hambre en el Mundo. Sin embargo, la FAO asegura que en las últimas décadas la hambruna se ha reducido en un 17%. Esta percepción "se debe a que cada vez más españoles pasan dificultades para cubrir las tres comidas básicas diarias", explica Violeta Assiego, responsable del estudio.

Una de cada ocho personas pasa hambre en el mundo según la FAO. "En el planeta se producen alimentos suficientes para alimentar a la población –señalan desde Intermón Oxfam– sin embargo, más de nueve millones de personas mueren cada año en el mundo por causas relacionadas con el hambre, 25.000 cada día, 17 cada minuto". Acabar con el hambre es posible, asegura el informe Acabar con el Hambre está al Alcance de Nuestras Manos de Intermón Oxfam. Ponerle fin pasa por la implantación de políticas que contribuyan al desarrollo rural y a la ayuda de la agricultura, señalan. A pesar de la importancia de la inversión en Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) para acabar con esta realidad, las subvenciones han caído en los últimos años. España es el donante que más ha recortado en AOD reduciendo su presupuesto en un 70% desde 2010.

"Las medidas de austeridad y la falta de inversión en ayuda al desarrollo son la principal amenaza de un sistema que lentamente había conseguido contener los datos de hambre en los últimos años", apuntan desde Intermón. Y es que, acabar con el hambre "no se evita con alimentos, sino que necesita de medidas políticas y económicas", explica Lourdes Benavides, responsable de seguridad alimentaria de Intermón Oxfam. El informe realizado por la organización apunta la necesidad de que gobiernos, empresas y ciudadanos promuevan cambios radicales en la forma en la que se producen, distribuyen y consumen alimentos. De no ponerse en práctica las medidas oportunas "el mundo no cumplirá en 2015 su meta de disminuir a la mitad la proporción de personas que pasan hambre en el mundo", alertan. 

Desde Metroscopia señalan que el 76% de los españoles considera que el hambre es un problema que "si realmente nos lo propusiéramos podría ser resuelto de forma definitiva para siempre". El 69% de los ciudadanos señala que podría hacer más para luchar contra la hambruna en el mundo. "Como ciudadanos tenemos que pedir al Gobierno más inversión en ayuda al desarrolllo, en ayuda a la agricultura, medidas que regulen los mercados financieros, presupuestos del Estado más justos", señala Benavides. También "está en nuestras manos cambiar la manera en la que consumimos, mirar dónde gastamos nuestro dinero, todo para apostar por un comercio más justo", recalca. 

Las políticas de austeridad no sólo están impidiendo que se frene el hambre en los países empobrecidos, hoy, uno de cada cuatro españoles está en situación de pobreza o riesgo de exclusión, según datos del Instituto Nacional de Estadística. "No se trata de que en nuestro país no haya alimentos suficientes, sino que parte de la población está teniendo más dificultades para acceder a ellos. Los bancos de alimentos y organizaciones sociales están casi al límite de sus capacidades –señala la portavoz de Intermón– cerca de dos millones de personas en España comen en comedores sociales". En los últimos años ha aumentado el número de familias "con problemas para acceder a alimentos suficientes en nuestro país, lo que ha puesto el hambre en la esfera de preocupaciones de los ciudadanos", apunta Violeta Assiego, coordinadora de los estudios de discriminación, pobreza y exclusión social de Metroscopia. 

Los ciudadanos consideran que los familiares, parientes, amigos, los Bancos de alimentos y las ONG son la ayuda más eficaz para afrontar las consecuencias de la actual crisis económica, según informa el estudio de Metroscopia. En este sentido, la mayor parte de los españoles piensa que los ayuntamientos y el Estado aportan pocas soluciones

"Para acabar con el hambre se necesita un triple reto: producir y consumir de forma más sostenible, reducir las desigualdades en el acceso a los recursos y disminuir la volatilidad de los precios de los alimentos", concluye el informe. Nada de esto será posible sin "una ciudadanía global consciente y activa, comprometida con los derechos humanos y la erradicación del hambre que muestre que puede cambiar el sistema alimentario presionando a los gobiernos y multinacionales", puntualiza. Todo para reducir la hambruna que afecta a 842 millones de personas en el mundo, según datos de la FAO. 















Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión