x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Derecho a decidir

Rajoy advierte a Mas: “Esa consulta es anticonstitucional y no se va a celebrar”

  • "Apelo a la responsabilidad del presidente de la Generalitat y al compromiso político por él asumido de no violentar las leyes", señala
  • Rubalcaba incide en que la consulta no es más que "un referéndum de autodeterminación" que los socialistas rechazan. "Mas lleva a Cataluña a un callejón sin salida", avisa
  • Chacón lamenta que el soberanismo catalán levante "murallas" en un mundo en el que "se abren puertas"

Publicada el 12/12/2013 a las 14:54 Actualizada el 12/12/2013 a las 22:36
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir

Artur Mas comparece tras pactar las preguntas sobre la consulta.

Mas comparece tras pactar las preguntas sobre la consulta.

EFE
Sin esperar al turno de preguntas de la rueda de prensa que ofrecía este jueves en La Moncloa, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quiso dar respuesta al desafío lanzado esa misma mañana por el presidente catalán. "Quiero decirles con toda claridad que no se va a celebrar. Es incostitucional y no se va a celebrar. Es radicalmente contrario a la Constitución", arrancó un Rajoy serio y sereno con un mensaje muy enfocado que ya se habían encargado de ir perfilando a lo largo de la mañana destacados miembros de su partido y del Gobierno.

En una rueda de prensa conjunta con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, el presidente del Gobierno sostuvo que lo que habían planteado esa misma mañana "algunos partidos catalanes" es "radicalmente contrario a Constitución y a la ley". "Choca frontalmente con el fundamento mismo de la Constitución, que es la indisoluble unidad de la nación española", añadió.

Su mensaje tranquilizó al ala dura del PP que venía horas exigiendo al presidente que diese un golpe sobre la mesa llegando a apelar incluso a la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna. La reacción de Rajoy al desafío soberanista catalán ha sido una de las críticas internas más extendidas en los úitimos meses. Los más conservadores del partido le han echado en cara una excesiva tibieza.

"Solo a los españoles, el titular único de la soberanía, le corresponde decir qué es España y cómo se organiza", sentenció el presidente al tiempo que demandaba a Artur Mas actúe "en consciencia". "Apelo a la responsabilidad del presidente de la Generalitat y al compromiso político por él asumido de no violentar las leyes".

Frente a los listados de agravios, Rajoy defendió que desde su Gobierno siempre se ha trabajado para fortalecer los lazos económicos y sociales que unen a los catalanes y al resto de los españoles. En este sentido, dijo lamentar "profundamente" aquellas iniciativas "que fracturan a la sociedad" en un momento "necesitado de certezas".

En la primera rueda de prensa en diez años en la que se rompió el pacto para el turno de preguntas acordado entre La Moncloa y la prensa española, el presidente fue preguntado en dos ocasiones sobre la posible respuesta jurídica a este desafío. Rajoy dio la sensación de querer ir paso a paso. De rechazar desvelar su hoja de ruta. "No entro en mayores detalles. No corresponde al presidente hacer especulaciones".

Lo que sí quiso dejar claro es que va a dedicar todo su esfuerzo "para que los catalanes que siempre han sido una parte querida de España no se vean perjudicados por esa iniciativa". "No es cierto que en el resto de España no se quiera a Cataluña. Es falso", señaló.

La reacción del Ejecutivo llega horas después de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pactara con ERC, ICV-EUiA y la CUP la pregunta de la eventual consulta soberanista en Cataluña: "¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado?". La pregunta de esta consulta, que se celebraría el 9 de noviembre de 2014, de ser respondida en caso afirmativo, daría opción a una subpregunta que interrogaría a los ciudadanos sobre si quieren que este Estado sea independiente o no.

Por su parte, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón mantuvo en los pasillos del Congreso de los Diputados que "la consulta no se celebrará". "Y no se celebrará porque la Constitución no autoriza a ninguna comunidad autónoma a someter a referéndum cuestiones que afectan a la soberanía nacional –prosiguió Alberto Ruiz-Gallardón–. Pretender que una comunidad autónoma adopte una decisión sobre algo que nos pertenece a todos los españoles, como lo es nuestra soberanía y nuestra integridad territorial, es intentar hurtar a los españoles nuestra capacidad de decisión, es intentar que una parte de los ciudadanos no se pueda pronunciar sobre algo a lo que constitucionalmente tienen derecho. Es un intento de violentar la Constitución en contra de los derechos fundamentales de los españoles". 

Advertencia a Mas

Gallardón enhebró una respuesta muy medida, en la que quería dejar claro que la consulta no cabe en la Constitución –"El Gobierno garantiza que no se va a producir ninguna acción ilegal en España"–, pero también una clarísima advertencia a Artur Mas. "Una acción de esta naturaleza sería contraria a la Constitución y al Estatuto de autonomía. Quiero recordar que el presidente de la Generalitat es el representante ordinario del Estado en Cataluña y está obligado al cumplimiento de la ley. No se celebrará la consulta", dijo.

A los pocos minutos compareció ante los medios Alfredo Pérez Rubalcaba. El secretario general de los socialistas recalcó dos ideas claras, con la pretensión de evitar confusión o doble lenguaje. Uno: "La propuesta de Mas es un referéndum de autodeterminación con el que los socialistas no estamos de acuerdo". Y dos: "Mas lleva a Cataluña a un callejón sin salida". Con ello, Rubalcaba quiso salir de la expresión derecho a decidir que invocan los nacionalistas. Es "referéndum de autodeterminación", reiteró una y otra vez. 

Rubalcaba: "Todo hablado" con Rajoy

Rubalcaba expresó su total sintonía con el Ejecutivo: "El presidente del Gobierno y yo lo tenemos todo hablado, sabemos perfectamente cuál es nuestra posición, que compartimos, por supuesto", añadió, sin avanzar cuáles cree que serán los siguientes pasos de la Moncloa. "Vamos a dejar que el Ejecutivo tome las decisiones que estime oportunas", alegó, para después apuntar que también habrá que ver "qué decisiones toma" la Generalitat. 

El líder de los socialistas adelantó que "es probable" que en las próximas horas hable con Rajoy, aunque ya ha conversado con él sobre este asunto en ocasiones anteriores y "es bastante conocido" que comparten la misma posición. Dijo no haber hablado con Mas hoy. Tampoco hacía falta, porque en la entrevista que tuvieron hace unas semanas ya vieron la postura de cada cual. "Todo el mundo sabe que estamos en contra de ese referédum de autodeterminación". 

Rubalcaba sí habló con el líder del PSC, Pere Navarro, con quien las diferencias se han limado prácticamente del todo, toda vez que los socialistas catalanes se han apartado de la hoja de ruta soberanista. El secretario general invocó en todo momento la necesidad de que hoy tocaba manifestar "con claridad" las tesis de cada uno ante el "referéndum de autodeterminación" pactado por CiU, ERC, Iniciativa per Catalunya Verds-Esquerra Unida i Alternativa (ICV-EUiA) y la CUP. "Es muy importante que en un tema como este haya claridad en las posiciones y todo el mundo sepa a qué atenerse", insistió, tras advertir de que ya dijo en su momento que detrás del planteamiento de Mas descansaba "pura y sencillamente el derecho de autodeterminación".

La exministra de Defensa y cabeza de lista por Barcelona en las últimas elecciones generales, Carmen Chacón, criticó que el soberanismo catalán levante "murallas" en un mundo en el que "se abren puertas". Así se manifestó en Twitter, donde escribió este mensaje, en castellano y en catalán: "Mientras en el mundo se abren puertas y se construyen puentes, el soberanismo catalán levanta murallas y prepara fronteras".

Lara tiene "dudas" de que se recojan todas las sensibilidades

Desde IU, su coordinador federal mostró una postura más matizada que la de sus compañeros de ICV-EUiA. Tras subrayar Cayo Lara que defiende el derecho democrático de Cataluña a decidir sobre su estatus, algo por lo que viene abogando "desde tiempos inmemoriales", recalcó que tiene dudas de que el primero de los interrogantes acordados recoja "todas" las sensibilidades que hay que en esa comunidad. Sobre la segunda, da a entender que su voto sería contrario porque la federación defiende un Estado federal y no uno independiente, informa Europa Press.

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, tachó mientras de "cobarde y "engañosa" la pregunta pactada y acusó a los partidos que la han pactado de estar haciendo "el ridículo más espantoso". "Tanto reivindicar el derecho a decidir y son incapaces de decidir el texto de una pregunta y tienen que hacer dos", comenzó apuntando la líder magenta. Preguntada por los pasos que debería dar ahora el Gobierno de Rajoy, la diputada vasca subrayó que lo que debe hacer el Ejecutivo es que "la ley se cumpla en Cataluña", lo que significa obligar a las instituciones españolas a respetar todas las leyes.

"La Constitución da instrumentos a la democracia española para proteger el Estado de derecho y, por tanto, a todos los españoles", zanjó.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.