x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Política antiterrorista

El PSOE pide al PP que no “cuestione la derrota” de ETA y al PNV, que no fracture la “unidad”

  • Rubalcaba aborda en su ejecutiva, por primera vez, la política antiterrorista, y lo hace para advertir de los dos "errores" que no deben cometerse
  • Valenciano subraya que hay que "administrar la victoria" sobre la banda "con la ley en la mano, con inteligencia política y con consenso"

Publicada el 13/01/2014 a las 16:32 Actualizada el 13/01/2014 a las 17:13
Elena Valenciano, en rueda de prensa en Ferraz este 13 de enero.

Elena Valenciano, en rueda de prensa en Ferraz este 13 de enero.

INMA MESA
Fue Alfredo Pérez Rubalcaba quien, en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE de este lunes, puso sobre la mesa la política antiterrorista. No había abordado este asunto la dirección del partido en los dos últimos años. Y si el secretario general mentó el asunto fue para advertir de que hay dos "errores" en la lucha contra ETA que no se deben "cometer". Uno es "cuestionar la derrota" de la banda. El otro, "fracturar la unidad" de todos los demócratas contra los pistoleros. 

Elena Valenciano trasladó la inquietud de Rubalcaba en la rueda de prensa posterior, subrayando que era la "primera vez" que su ejecutiva analizaba el tema, alarmada por lo que ha sucedido en los últimos días, razón por la que el líder quiso expresar "con claridad" su posición. La número dos no puso nombres a los responsables en ningún momento, pero indirectamente lo estaba haciendo: al PP, por poner en tela de juicio que la democracia ha vencido a ETA y al PNV (y al PP incluso) por acudir, el pasado sábado, de la mano de Sortu a una manifestación en Bilbao de apoyo a los presos terroristas. 

"No nos gusta la presencia pública de los presos"

La banda declaró hace dos años el fin de la violencia, y ahí, para Valenciano, "autoproclamó su derrota". "Estamos convencidos de que no habrá violencia terrorista", que "la democracia ha ganado". Ahora el país está en una segunda etapa, en la que hay que conseguir "la disolución" de ETA, y para ello "hay que trabajar como en la primera fase, todos juntos", y "con las mismas herramientas". 

Así que, en primer término, no se puede "cuestionar la derrota de ETA". "La presencia pública de presos [como la de Durango, el pasado 4 de enero] no nos gusta nada, no son personas ni imágenes a los que nos guste ver", pero esta presencia, abundó, no es más que "el fruto de la derrota de la banda terrorista". Y en segundo lugar, no conviene caer en el "error" de "fracturar la unidad" de los demócratas. De modo que hay que "administrar la victoria" sobre los pistoleros "con la ley en la mano, con inteligencia política y con consenso". 

"No va dirigido a nadie"

Tras la primera declaración inicial, se inquirió a Valenciano quiénes eran los destinatarios de ambas advertencias. "No va dirigido a nadie", respondió, con buscada indefinición. Lo que quiere el PSOE es que, ante un contexto de "cierta convulsión", quede clara su posición y que no se pierdan de vista los "instrumentos" que siempre ha defendido para combatir al terror, tanto cuando estaba en el Gobierno como ahora en la oposición. No se escuchará de su boca, dijo, ninguna "crítica" ni al Ejecutivo de Mariano Rajoy ni al PNV. "No atribuimos el error a nadie. La democracia venció a ETA. Necesitamos que se disuelva y que se utilicen las mismas armas" que en el pasado, replicó en otra ocasión.

Fuentes socialistas aclararon que, en efecto, el primer aviso iba dirigido al Gobierno y al PP, por sus interpretaciones de los movimientos de los presos o su rueda de prensa sin preguntas en Durango, dando a entender, a juicio de Ferraz, que ETA no había sido vencida aún. Y en el PSOE tampoco ha gustado el cruce de acusaciones entre los dos Ejecutivos (el central y el vasco) de los últimos días, así como la marcha de PNV y Sortu en Bilbao, el pasad sábado. Ya el PSE acusó a los nacionalistas vascos de ser "palmeros" de la izquierda abertzale.  
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión