x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Elecciones europeas

Los candidatos de las primarias de Equo exigen aumentar el poder de la ciudadanía en la UE

  • Inés López-Dóriga denuncia que la única institución europea elegida por los ciudadanos –el Parlamento– es el "paraíso de los lobbies"
  • Florent Marcellesi defiende que la potenciación de las energías renovables podría crear "26 millones de empleos en Europa"
  • Reyes Montiel reclama una "auditoría del sector eléctrico" ante la "estafa" que están cometiendo las compañías de este sector.
  • Guillermo Rodríguez destaca la importancia del programa de empleo 'Garantía Juvenil' y lamenta que esté infrafinanciado

Publicada el 28/02/2014 a las 20:55 Actualizada el 28/02/2014 a las 23:07
De izquierda a derecha, Marcellesi, Rodríguez, Juan Ramón Lucas, Montiel y López-Dóriga.

De izquierda a derecha, Marcellesi, Rodríguez, Juan Ramón Lucas, Montiel y López-Dóriga.

D.R.
Este viernes se ha celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid un debate entre los cuatro finalistas de las elecciones primarias de Equo –Reyes Montiel, Guillermo Rodríguez, Inés López-Dóriga y Florent Marcellesi–, en las que se decidirá el número 2 de la lista con la que el partido se presentará, junto a Compromís, a las elecciones europeas del próximo mayo. Las votaciones finales comenzarán este mismo sábado y se extenderán hasta el día 10 de marzo, y en ellas podrán participar todos los ciudadanos mayores de 16 años a través de la página web de la formación.

El debate, que ha sido conducido y moderado por el periodista Juan Ramón Lucas, ha sido seguido por más de un centenar de personas, que han abarrotado la Sala Valle-Inclán del edificio y sus inmediaciones. El acto se ha dividido en tres bloques, en los cuales se ha hablado sobre regeneración democrática; propuestas económicas y para impulsar el empleo, y derechos humanos, juventud e igualdad, todo ello enfocado al ámbito europeo. Los cuatro candidatos han coincidido en reafirmar la importancia de las próximas elecciones y se han mostrado muy críticos con las políticas de austeridad aplicadas en los últimos tiempos por la UE y la troika.

"El paraíso de los lobbies"

Todos los ponentes han apostado por incrementar el papel de los ciudadanos en la toma de decisiones, así como las herramientas de democracia directa. Inés López-Dóriga ha recordado que actualmente "sólo una de las siete" instituciones europeas –el Parlamento– es elegida directamente por los ciudadanos y ha criticado que, para más inri, esta Eurocámara es el "paraíso de los lobbies". Por ello, la candidata ha abogado por incrementar los controles a estos grupos de presión y por establecer un registro para conocer cuándo se reúnen los eurodiputados con ellos.

Reyes Montiel ha compartido esta propuesta con el fin de "rescatar" a una UE que, a su juicio, se encuentra "secuestrada por los lobbies". En este sentido, la candidata ha hecho hincapié en la paradoja que supone que "la mayoría de las decisiones" se tomen en las instituciones europeas y que, sin embargo, cada vez exista una "desconexión" mayor entre éstas y los ciudadanos. Por ello, Montiel ha propuesto la creación de un escaño en el Parlamento desde el cual los ciudadanos puedan defender de forma directa sus propias iniciativas.

Para Florent Marcellesi, por su parte, el motivo de este desencuentro está claro: las instituciones de la UE se han conformado "a remolque de la construcción económica", lo que, unido a las políticas de la troika –acerca de la cual ha denunciado que ninguna de las instituciones que la componen es democrática y una de ellas (el FMI) no es ni siquiera europea– ha llevado a que, en la actualidad, la UE se esté enfrentando a un "proceso desconstituyente". Para solventarlo, el candidato ha propuesto una reforma del Parlamento Europeo para que éste adquiera "iniciativa legislativa" real. 

En la misma línea, Guillermo Rodríguez ha asegurado que "la crisis de las instituciones es la más profunda de las que existen actualmente, y la que ha atraído a todas las demás". Por ello, para el candidato la solución de la crisis económica debe pasar por "traer las instituciones a la ciudadanía" con el fin de "empoderar y politizar" a los europeos.

"Empleo y ecología van de la mano"

En el segundo bloque, los cuatro candidatos han debatido sobre la economía europea y el mercado laboral. Y los cuatro han coincidido en resaltar la necesidad de cambiar el modelo productivo por uno "sostenible" basado en planteamientos respetuosos con el medio ambiente. Implantando este modelo, según han dicho, se conseguiría no solo una mejora ecológica sino también mayor crecimiento económico y una mejora en las condiciones sociales. "Empleo y ecología van de la mano", ha asegurado en este sentido Marcellesi.

Rodríguez ha querido dejar claro que "hay alternativas" a las políticas que está llevando a cabo actualmente la UE, políticas que ha tachado de "democráticamente ilegítimas". ¿Cuáles son las opciones? Para el candidato, la implantación de un modelo económico que combine justicia social con sostenibilidad económica y ecológica. Y sobre este modelo ha ofrecido un ejemplo: si se redujese la dependencia de Europa de los combustibles fósiles –que suponen un gasto de alrededor de un 4% del PIB europeo, según sus datos– a través del desarrollo de las energías renovables, se reducirían estas importaciones y, de esta manera, el déficit y la deuda pública.

De igual forma, Montiel ha compartido la necesidad de cambiar el modelo productivo a medio y largo plazo para sentar las bases de un desarrollo sostenible, pero ha hecho hincapié en que la ciudadanía vive una "urgencia" que requiere "respuestas a corto plazo". Por ello, ha abogado por detener las políticas de austeridad, fomentar las renovables con el fin de crear empleo y combatir el fraude y los paraísos fiscales para aumentar los ingresos. "Esto se puede hacer ya", ha recalcado la candidata, que también ha propuesto una reforma de la fiscalidad y la implantación de la tasa Tobin [un impuesto sobre las transacciones financieras], con la cual podrían recaudarse "36.000 millones de euros que [ahora mismo] estamos perdiendo".

Por su parte, Marcellesi ha señalado que con propuestas como la adaptación de las viviendas con criterios ecológicos y la potenciación de las energías renovables podrían crearse "26 millones de empleos en el conjunto de Europa", cifra que, según él, terminaría con el problema del paro en el continente. López-Dóriga ha compartido estas propuestas y ha asegurado que, además, servirían para luchar contra la pobreza energética.

Asimismo, Marcellesi ha abogado por cambiar la Política Agraria Común para que sus subvenciones beneficien a la agricultura sostenible y no a los grandes terratenientes. "Necesitamos un plan de choque" que incluya "una renta básica" para luchar contra la pobreza, ha explicado igualmente Marcellesi, que ha abogado también por luchar contra los paraísos fiscales que cuestan, según ha cifrado, 2.000 euros al año a cada ciudadano.

Montiel propone auditar el sector eléctrico

En cuanto a derechos civiles y sociales, Montiel ha aseverado que Europa debe volver a ser "un vehículo de extensión de derechos". Y en este sentido, ha criticado que las políticas actuales violan los derechos civiles de los europeos y llevan a millones de ciudadanos a la pobreza, ante lo cual también se ha mostrado partidaria, al igual que Marcellesi, de la implantación de una renta básica que sirva para mitigar estos problemas. De igual forma, la candidata ha incidido en la importancia de la política energética y ha abogado por realizar una "auditoría del sector eléctrico" ante la "estafa" que, a su juicio, están cometiendo las compañías de este sector.

Otro de los temas que se han tratado ha sido la inmigración, una cuestión sobre la cual los cuatro candidatos han coincidido en repudiar las actuales políticas que se llevan a cabo en la UE. La más dura en este sentido ha sido López-Dóriga, que ha condenado la "trata de personas" y ha urgido a implantar políticas que le pongan fin, unas iniciativas que para Reyes Montiel deberían partir de Europa. López-Dóriga, además, ha criticado el auge de las políticas xenófobas en algunos países de la UE, y ha puesto como ejemplo las persecuciones a los gitanos en Francia o Hungría.

Además, los dos ponentes más jóvenes –la propia Inés López-Dóriga y Guillermo Rodríguez– se han centrado en defender la implantación de políticas para reducir el desempleo juvenil, que en países como España o Grecia supera el 50%. Ambos han alabado el programa europeo "Garantía Juvenil", por el cual las instituciones europeas se comprometen a que los jóvenes consigan empleo en un máximo de cuatro meses después de terminar sus estudios o dejar su anterior trabajo; no obstante, Rodríguez ha criticado la infrafinanciación que, a su juicio, sufre esta iniciativa: mientras que la UE ha destinado 6.000 millones para los próximos 7 años, el candidato ha estimado que serían necesarios 21.000 para paliar el problema.
Más contenidos sobre este tema




1 Comentarios
  • IRENE IRENE 01/03/14 21:03

    Tarde o temprano estas políticas tendrán que hacerse, pero el alíen (sector financiero) se va ha defender con uñas y dientes por seguir como hasta ahora, no produciendo nada más que miseria y sufrimiento, yo apostare por ellos porque creó que son aire fresco que puede mover algo por poco que sea.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión