x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Consulta catalana 2014

La Generalitat no sancionará a los ciudadanos que se nieguen a formar parte de mesas el 9-N

  • La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, apela al "deber ciudadano y compromiso democrático" pero excluye que quienes se nieguen incurran en delito electoral
  • La Generalitat pone en marcha la consulta: se convoca a participar a 5,4 millones de catalanes, mayores de 16 años, así como a todos aquellos extranjeros residentes que lo soliciten

infolibre
Publicada el 28/09/2014 a las 13:44 Actualizada el 28/09/2014 a las 14:28
Estelades frente al balcón del Palau de la Generalitat, este 27 de septiembre de 2014, día de la firma del decreto de convocatoria del 9-N.

Estelades frente al balcón del Palau de la Generalitat, este 27 de septiembre de 2014, día de la firma del decreto de convocatoria del 9-N.

EFE
La Generalitat puso en marcha este domingo la maquinaria para realizar la consulta del 9 de noviembre. Según datos ofrecidos por la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, se convoca a participar a 5,4 millones de catalanes, mayores de 16 años, así como a todos aquellos extranjeros residentes que lo soliciten y que tienen de plazo para hacerlo hasta el 7 de octubre. 

Se ubicarán 8.130 mesas de consulta en 2.718 locales y se pondrán 10.8000 urnas para poder votar. Casi siete millones de papeletas estarán en catalán y en castellano y otras 9.000 incorporarán el aranés. La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, dijo que no habrá sanción que penalice a los ciudadanos que incumplan el llamamiento a conformar las mesas para poder votar el 9 de noviembre y confió en "el deber ciudadano y el compromiso democrático" para conformarlas.

"El sorteo se realizará desde el departamento –sobre el grueso de votantes– y la obligación para poder asistir y estar al frente de una mesa es el deber ciudadano y el compromiso democrático, que es un deber cívico que tienen los ciudadanos", matizó en rueda de prensa Ortega, que confirmó que la ausencia no comportará delito electoral.

El subdirector general de Relaciones Institucionales, Jordi Barrat, recordó que la normativa aprobada establece la previsión de la renuncia de los ciudadanos a participar en la mesa, que no están expuestos a ningún delito, aunque sí prevé suplentes, y pese a que ha reconocido que "puede pasar que titulares y suplentes puedan renunciar", la ley prevé rellenarlas con suplentes de otras mesas o, si no es posible, construirlas a partir de las primeras personas que se presenten a votar.
Más contenidos sobre este tema




Lo más...
 
Opinión