X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




El azote del ébola

Sanidad sacrificará finalmente al perro de la sanitaria con ébola

  • La Comunidad ha emitido una resolución ratificada por la Justicia que habilita a que se proceda al sacrificio del animal mediante las medidas adecuadas "para evitar su sufrimiento"
  • Diferentes grupos han solicitado que se reconsidere la decisión y se agoten todas las vías antes de decidir el sacrificio del perro

D. R. Publicada 07/10/2014 a las 17:15 Actualizada 07/10/2014 a las 21:54    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 16

El perro de la trabajadora sanitaria contagiada de ébola.

El perro de la trabajadora sanitaria contagiada de ébola.

ASOCIACIÓN PROTECTORA VILLA PEPA
La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha decretado mediante una orden judicial sacrificar al perro de la auxiliar de enfermería contagiada por ébola para evitar así posible riesgo de contagio.

 

Así lo indica la Consejería en un comunicado, donde explica que ha optado por esa fórmula ante la negativa del marido de la infectada, que se oponía a practicar la eutanasia al animal. Por ello, se ha emitido una resolución ratificada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número 2 de Madrid. Dicho pronunciamiento judicial habilita a que se proceda al sacrificio del animal mediante las medidas adecuadas "para evitar su sufrimiento, utilizando las medidas de bioseguridad y biocontención adecuadas a este riesgo, y al traslado y posterior incineración del cadáver del animal".

La Consejería detalla que este perro estaba en la vivienda en "estrecho y permanente" contacto con la paciente afectada por el virus del Ébola y, de acuerdo con los hallazgos científicos disponibles, "supone un posible riesgo de transmisión de la enfermedad al hombre". Sanidad argumenta que existen datos que confirman el hallazgo de perros con anticuerpos positivos del virus del Ébola, lo que indica que los canes pueden sufrir un proceso de viremia aunque se muestren asintomáticos. En consecuencia, no existe garantía de que los animales infectados no eliminen el virus a través de sus fluidos orgánicos, con el riesgo potencial de contagio.

Por ello, previa consulta a las autoridades de sanidad animal del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y al director del Laboratorio de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal, se considera que "la única manera de eliminar el riesgo existente de transmisión de la enfermedad por la citada vía es proceder a la eutanasia del animal que ha estado en contacto con el virus".

El marido cede la custodia

El esposo de la auxiliar de enfermería contagiada ha cedido temporalmente la custodia de su perro a la asociación Mascoteros Solidarios para buscar una alternativa al sacrificio del animal. El abogado del presidente de Mascoteros Solidarios, Víctor Valladares, ha explicado que están buscando otra opción distinta y que está a la espera de una notificación judicial para ver que va a pasar con él. El marido de la enfermera ha enviado un vídeo al partido animalista PACMA desde el Hospital La Paz-Carlos III, donde está en observación, pidiendo que no se sacrifique a su mascota.

En declaraciones a los medios a la puerta de la casa de la mujer en Alcorcón, el abogado ha explicado que entienden que se ha tomado una resolución "poco premeditada" y de forma "precipitada" y han pedido que se realice un estudio "un poco más concienzudo". "Nos hemos enterado a través del portal de la Comunidad de Madrid de la orden de eutanasia del animal. Solicitamos que se agoten todas las posibilidades previas antes de matarle", ha subrayado el abogado de la asociación contra el maltrato animal, que ha afirmado que en caso de que no hubiese otra opción no se opondrían.

Valladares ha señalado que el motivo por el que ha acudido a la puerta de la casa de María Teresa Romero y Javier Limón es para pedir que se le comunique a su cliente, como propietario legítimo del animal, "qué se va a hacer con el perro". Además, ha afirmado que quieren saber "cómo va a ser el método" para sacrificar al animal y "en qué fundamentos" se han basado para tomar esta decisión.


Por su parte, la portavoz del Partido Animalista (PACMA), Laura Duarte, ha apuntado que con un animal se debe seguir el mismo protocolo que se seguiría con una persona. "Pedimos que el protocolo que se está aplicando con todo el mundo sea tenido en cuenta también para todas aquellas personas, en este caso Javier y Teresa [los dueños del animal], que están preocupados por los miembros de su familia como es su perro", ha subrayado.

"No existe ninguna prueba médica ni sanitaria de que el perro esté infectado por ébola", ha destacado la portavoz de PACMA. Por ello, según ha afirmado Duarte, Javier Limón ha exigido "que se aísle al perro en cuarentena, que se le diagnostique el virus y en ese caso, ver qué protocolo se aplica". Por último, ha recalcado que desde PACMA no van a permitir que un perro sano "vaya a ser sacrificado porque una sociedad como la nuestra no tenga protocolo de emergencia para los animales que viven con nosotros", ha concluido.

"¿Acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso?"

Horas antes, el esposo de la trabajadora sanitaria contagiada de ébola –que se encuentra en cuarentena junto a otras dos personas por haber estado en contacto con la infectada– ha explicado que un responsable de la Comunidad de Madrid se había "negado rotundamente" a dar permiso para sacrificar a su perro, tras lo cual un responsable de la Comunidad de Madrid amenazó con pedir "una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle". El perro se encuentra ahora mismo sólo en el domicilio, dado que sus dueños están aislados y recibiendo atención sanitaria.

"Me parece injusto que por un error de ellos quieran solucionar esto por la via rapida", remachaba el dueño en la nota que han difundido asociaciones protectoras como Villa Pepa o Amig@s X Los Animales (AXLA). El escrito propone que "si tanto les preocupa este problema" se busquen "otro tipo de soluciones alternativas, como por ejemplo poner al perro en cuarentena y observación". "¿O acaso hay que sacrificarme a mí por si acaso?", cuestiona el hombre. 

Este diario trató sin éxito de ponerse en contacto tanto con la familia como con la Comunidad de Madrid. Quien sí habló, sin embargo, es el presidente del Consejo General de Veterinaria, Juan José Badiola, quien aseguró que hasta el momento no hay ningún estudio que haya demostrado que el virus del ébola se pueda contagiar de seres humanos a perros. Según Badiola, el único estudio que ha notificado la exposición de estos animales al virus se realizó en África como consecuencia de un brote en humanos. Tras analizar varias muestras de sangre canina se vio que había un pequeño porcentaje de perros que presentaron "reacciones inmunitarias" pero "ni desarrollaron la enfermedad ni fallecieron".

Medidas de control

"El hecho de que un número bajo de perros desarrollaran anticuerpos frente al virus quiere decir que el ébola estuvo en contacto con su sistema inmune, pero el estudio no constató que los humanos fueran el origen de la transmisión", reconoció Badiola, que apunta a que estos animales podrían haberse expuesto al virus mediante el contacto con otros animales. De hecho, este experto recordó que por el momento lo único que se ha demostrado es la transmisión a humanos procedente de murciélagos, simios e incluso algún antílope.

En cualquier caso, y ante la posibilidad de que el perro de la trabajadora sanitaria ingresada pudiera contraer el virus, Badiola cree que al animal "en ningún caso se le puede dejar por la calle" y al menos debería ser aislado y desinfectado. "Puede estar contaminado de forma mecánica, lamen la piel, se acercan a la boca (...) habría que observarle y ser lavado para desinfectarlo", según explicó, para luego ser analizado durante un tiempo e incluso tomarle muestras para ver si desarrolla anticuerpos como se observó en el estudio africano citado.