x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Consulta catalana 2014

Rajoy defiende tender “puentes de diálogo” y abandonar “imposiciones y órdagos”

  • En un artículo publicado en El País insiste en que la ley "no es un capricho de la democracia, es parte consustancial de ella" y agrega que "el camino de la concordia es el diálogo y la ley"
  • Subraya "la propia Cataluña ha sido también protagonista indiscutible" de los avances en materia económica de España

infolilbre
Publicada el 12/10/2014 a las 13:38 Actualizada el 12/10/2014 a las 14:02
El presidente Mariano Rajoy durante el pleno de este martes en el Congreso.

El presidente Mariano Rajoy durante un pleno en el Congreso.

EFE
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió este domingo su voluntad de "tender puentes de diálogo" y abandonar actitudes como son las "imposiciones y órdagos", en alusión al proceso soberanista iniciado en Cataluña.

"Abandonar, por ejemplo, imposiciones y órdagos, buscar soluciones realistas y atender a un signo de los tiempos que –en el mundo y, muy notablemente, en Europa– pasa por más y mejor integración. Y, junto a ello, impulsar el espíritu de moderación, mostrar predisposición al entendimiento y ser todos capaces, al mismo tiempo, de compatibilizar los gestos de generosidad y de lealtad", escribe en un artículo publicado en El País.

En este sentido, asegura que el Gobierno quiere "dar vigencia a esos puentes del diálogo que se sustentan sobre los pilares de la ley", desde el convencimiento, "bien aprendido en la lección de la Transición, de que todo avance es posible y todo cambio a mejor es susceptible de debate dentro del marco seguro que nos ofrece la legalidad".

Rajoy insiste en que la ley "no es un capricho de la democracia, es parte consustancial de ella" y agrega que "el camino de la concordia es el diálogo y la ley". "Es precisamente nuestra experiencia democrática la que nos invita a resolver nuestras diferencias en común, a sabiendas de que dicha actitud nos hace crecer en tolerancia y apertura, o –dicho de otro modo– nos invita a entendernos en positivo", remacha.

Dicho esto, advierte de que "sólo así, en efecto, puede cuajar el ideal de una democracia como la española, hábil para asumir gentes, tradiciones e identidades muy diversas" y añade que, todo ello, "desde el reconocimiento de que esta diversidad" hace de cultura "mucho más rica", al tiempo que la economía y la política son "mucho más fuertes en un mundo globalizado".

"Son estos los principios y valores que, en poco más de una generación, han hecho posible que España dejara de ser un país replegado en sí mismo, ganara 'su difícil y merecida libertad' y se convirtiera en una de las economías más importantes y uno de los países con mayor bienestar del mundo", argumenta. A su juicio, "la propia Cataluña ha sido también protagonista indiscutible de este progreso", informa Europa Press.

Con motivo de la celebración este domingo del día de La Hispanidad, indica que "casi un millón de latinoamericanos" viven en España, lo que, en su opinión, "representa el vínculo que durante siglos ha abrazado pueblos y culturas distintas con los lazos de una historia de fuertes afectos compartidos".

"Ese mismo vínculo, fortalecido gracias a la generosidad de todos sigue dando sentido hoy a nuestra España actual, enriquecida por quienes han querido acompañarnos desde todas partes para hacer de nuestro país la casa de todos. Felicidades a todos", señala.
Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • Luisorro Luisorro 13/10/14 17:46

    Mariano, el Presidente, pasará a la historia como el Don Tancredo de la política que no entendía lo que previamente había escrito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • viaje_itaca viaje_itaca 13/10/14 09:08

    La ley no es un capricho de la democracia, pero tiene cagadas como la imposibilidad de cambiar la Constitución si hay una minoría de bloqueo bastante exigua, método de seguridad contra los intentos de sacarse de encima el artificial predominio de la derecha en España, pero en cambio, es posible cambiarla sin consultar al supuesto depositario de la soberanía, el pueblo, por un acuerdo entre las cúpulas de los partidos, que encima tienen un poder ingente por la ley electoral salida de las cortes franquistas y que han evitado minuciosamente retocar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

Lo más...
 
Opinión