x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Caso Facturas falsas

El exsecretario de UGT-A Fernández Sevilla se niega a declarar ante el juez

  • El abogado de Francisco Fernández Sevilla argumenta que su patrocinado se niega a declarar porque la Guardia Civil tiene documentación "de interés" para la causa que todavía no ha sido remitida al juzgado
  • El juez investiga al exlíder sindical por un posible fraude en subvenciones por parte del sindicato mediante facturas falsas

infoLibre
Publicada el 03/11/2014 a las 10:07 Actualizada el 03/11/2014 a las 11:58
El ex secretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla, a su llegada al Juzgado.

El ex secretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla, a su llegada al Juzgado.

EFE
El exsecretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla se acogió este lunes a su derecho constitucional a no declarar ante el juez de Sevilla que investiga un posible fraude en subvenciones por parte del sindicato mediante facturas falsas, aunque ha defendido su inocencia en relación a los hechos que se le imputan.

Al término de su comparecencia, el abogado del exlíder sindical, Manuel Pérez Cuajares, informó a los periodistas de que su patrocinado se ha negado a declarar porque la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tiene en su poder determinada documentación "de interés" para la causa que todavía no ha sido remitida al Juzgado de Instrucción número 9 de Sevilla.

Fernández Sevilla defendió su inocencia y, al concluir su comparecencia, ni la Fiscalía Anticorrupción ni ninguna de las partes personadas en el procedimiento solicitó ninguna medida cautelar para el imputado, que ha quedado por este motivo en libertad con cargos. La comparecencia de Fernández de Sevilla se celebró en una sala de vistas y no en el despacho del juez instructor para poder acoger a la veintena de partes personadas.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión