x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Escándalo de las tarjetas

IU Madrid suspende de militancia y expedienta al dirigente al que culpó del ‘caso tarjetas’

  • La ejecutiva regional decide, por 10 votos a favor y uno en contra, comenzar el proceso de sanción ante la negativa de Antero Ruiz a dejar su escaño
  • El diputado autónomo fue señalado por la comisión de investigación interna por su cargo de responsable de Política Institucional en 2009

Publicada el 03/11/2014 a las 21:00 Actualizada el 03/11/2014 a las 22:00
El diputado autonómico y vicepresidente tercero de la Asamblea de Madrid, Antero Ruiz.

El todavía diputado autonómico y vicepresidente tercero de la Asamblea de Madrid, Antero Ruiz.

TWITTER
Izquierda Unida-Comunidad de Madrid (IU-CM) halló un responsable político del escándalo de las tarjetas de Caja Madrid. Fue Antero Ruiz, diputado autonómico y vicepresidente tercero de la Asamblea de Madrid. Le pidió su acta y él dijo que no. Así que este lunes la Comisión Ejecutiva Regional determinó suspenderle provisionalmente de militancia y abrirle expediente sancionador. Este puede acabar en su expulsión definitiva de la organización.

"Ante el incumplimiento del acuerdo aprobado por la Presidencia Regional [el órgano intermedio de poder] del pasado 17 de octubre, en el que se solicitaba el acta al diputado Antero Ruiz, se procede a la suspensión cautelar de militancia y se solicita a la Presidencia el inicio del proceso de expediente sancionador", reza la resolución aprobada hoy por diez votos a favor y uno en contra (este, de Carlos Gutiérrez, perteneciente al sector que apoya al parlamentario, el aglutinado en torno al candidato a las primarias autonómicas Julián Sánchez-Vizcaíno).

La decisión se veía venir, porque Ruiz se ha aferrado al escaño y, de hecho, ha seguido haciendo una vida orgánica normal todo este tiempo. De hecho, este lunes se le pudo ver en el desayuno informativo ofrecido por Cayo Lara en el hotel Ritz de Madrid, sentado en la mesa de honor, junto con otros dirigentes de la ejecutiva federal y junto al portavoz de la federación en la Asamblea, Gregorio Gordo. 

Ruiz fue señalado por sus compañeros por ser el responsable de Política Institucional de IU-CM en 2009, el año en que, como desveló este periódico, la mano derecha de Miguel Blesa en Caja Madrid, Enrique de la Torre, pagó con su visa black el recurso interpuesto por la federación contra el Gobierno de Esperanza Aguirre. Ruiz, desde aquella cartera, tenía el poder de la negociación de todos los asuntos relativos a la caja. La comisión de investigación interna que abrió IU-CM le encontró por ello culpable, si bien no investigó ni uno solo de los pagos realizados por los consejeros de administración que la formación tenía en la entidad, ninguno de los cuales tiené carné de militante. Entre ellos, José Antonio Moral Santín.

Sigue siendo vicepresidente de la Mesa

El diputado no dio su brazo a torcer. Rechazó dejar su escaño desde el primer minuto. Así lo dijo en aquella Presidencia Regional, así lo manifestó en una entrevista con este diario y así lo expresó formalmente: "Mi conducta en el desempeño de mis funciones orgánicas y representativas ha estado en todo momento orientada por la aplicación de las decisiones tomadas en los órganos competentes y de ningún modo se derivan de las conclusiones del citado informe hechos que desacrediten mi comportamiento". 

El acta pertenece a los parlamentarios, no a los partidos bajo cuyas siglas concurrieron. Pero lo que sí era y es potestad de IU-CM es despojarle del cargo de vicepresidente tercero de la Mesa de la Asamblea. La federación ya pidió por escrito que se le sustituyese por el portavoz en la Comisión de Sanidad, Rubén Bejarano. Pero ese cambio aún no se ha materializado aún, según fuentes de dirección regional, por lo "rígido" del Reglamento de la Cámara autonómica. 

La resolución aprobada este lunes sólo recibió un voto en contra. La redacción inicial decía que se le suspendía ya de militancia a Ruiz y se le abría expediente. El secretario de Modelo de Estado y anterior responsable del Área Interna, Carlos Gutiérrez, sostuvo que la ejecutiva no es el órgano de dirección facultado para acordar ambas cuestiones: ha de hacerlo, dijo, el órgano superior, la Presidencia Regional. Al final, se pactó solicitar a esta la apertura del expediente, pero nada más. La baja provisional de militancia se aplicaría automáticamente, y por eso el dirigente se opuso. "Claro que creemos que hay que depurar responsabilidades políticas. Pero con Antero sólo se quiere camuflar el problema porque no se atreven con los que están por arriba, los que fueron coordinadores, Ángel [Pérez] y Goyo [Gordo]. La ejecutiva no puede practicar matonismo", explicó Gutiérrez a infoLibre.

Nada se dice del requerimiento del federal

Entretanto, el clima interno en IU se ha ido enrareciendo. Federaciones como Castilla y León, Murcia, Baleares, Valencia o La Rioja y el Comité Federal del PCE han exigido a la dirección federal más dureza, más cabezas para limpiar por completo la mancha de las tarjetas black y de la controvertida gestión de IU en Caja Madrid y Bankia durante años. Quieren que se eleve el listón de las responsabilidades políticas y algunas resoluciones aprobadas incluso señalaban directamente a dos poderosos excoordinadores regionales: Ángel Pérez, hoy portavoz en el Ayuntamiento de la capital, y Miguel Reneses, secretario federal de Organización. A ambos se les culpa de haber protegido a Moral Santín y a los otros dos consejeros en la caja (Juan Gómez Castañeda y Rubén Cruz). La iniciativa de varios territorios fue reprobada por el coordinador madrileño, Eddy Sánchez, quien en un comunicado dejó claro que todas las cabezas que tenían que rodar ya lo habían hecho. 

La cúpula de Lara acordó la semana pasada reclamar a IU-CM seguir investigando, ahondar en la relación de la federación con la entidad. La idea es que la comisión de transparencia federal ofrezca un dictamen más pormenorizado en el que proponga la depuración de más responsabilidades políticas antes de la reunión del Consejo Político, previsto para el 16 de noviembre. En el encuentro de la ejecutiva regional nada se dijo del requerimiento del equipo de Lara. Ni siquiera Eddy Sánchez lo citó. Así que no hay noticias de que se siga indagando.
Más contenidos sobre este tema




 
Opinión