x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Transición

Muere una de las supervivientes del atentado contra los abogados de Atocha en 1977

  • "Lola representa o representaba como nadie todo el sufrimiento de una generación que decidió plantar cara a la dictadura franquista y que pagó cara su osadía", manifiesta el comunicado emitido por CCOO Madrid
  • El atentado, llevado a cabo por terroristas de extrema derecha, acabó con la vida de cuatro abogados y un sindicalista

infolibre
Publicada el 31/01/2015 a las 18:44 Actualizada el 31/01/2015 a las 18:45
Número 55 de la calle Atocha, donde en 1977 un grupo de terroristas de extrema derecha asesinó a cuatro abogados y un sindicalista.

Número 55 de la calle Atocha, donde en 1977 un grupo de terroristas de extrema derecha asesinó a cuatro abogados y un sindicalista.

CCOO
María Dolores González Ruiz, abogada y presidenta de honor de la Fundación Abogados de Atocha, y una de las supervivientes del atentado contra los abogados de Atocha el 24 de enero de 1977, falleció este sábado a los 69 años, según informó CC.OO Madrid en un comunicado recogido por Europa Press.

El atentado, llevado a cabo por terroristas de extrema derecha, acabó con la vida de cuatro abogados y un sindicalista. La fallecida, que contaba por encontes con 31 años, fue una de las cuatro supervivientes del suceso, mientras que su marido, Javier Sahuquillo, pereció en el mismo.

"Lola representa o representaba como nadie todo el sufrimiento de una generación que decidió plantar cara a la dictadura franquista y que pagó cara su osadía", manifiestaba el comunicado del sindicato.
Más contenidos sobre este tema




2 Comentarios
  • HADES HADES 01/02/15 12:03

    Solo recordar: "Como lema del homenaje de las victimas  figuró la frase de Paul Eluard, Si el eco de su voz se debilita, pereceremos"

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Bruna Bruna 31/01/15 20:13

    Conocía a Lola de vista. Desayunaba todos los días en la misma cafetería en el Paseo de Pereda, en Santander y allí iba ella con alguna amiga a tomar café mañanero. Su cara reflejaba todo el sufrimiento vivido, pero se la veía animosa y vital.  Mis condolencias a su familia y mi recuerdo a una persona valiente hasta el infinito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión