x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Elecciones andaluzas 22-M

El segundo debate dispara la tensión entre Díaz y Moreno

  • Los candidatos de PSOE y PP vuelven a enzarzarse, esta vez en TVE, por paro y corrupción en un asalto más enconado que el de la semana pasada
  • El candidato de IU acusa a ambos de hacer "teatro" y les reitera que pidan "perdón" por los casos que lastran a sus partidos

Publicada el 16/03/2015 a las 22:08 Actualizada el 16/03/2015 a las 23:50
Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz, este 16 de marzo en el segundo debate televisado del 22-M, en TVE.

Juanma Moreno, Antonio Maíllo y Susana Díaz, antes del debate en TVE.

EFE
Mucha más tensión en el plató, pero pocas novedades respecto a los argumentarios escuchados en esta campaña de las elecciones andaluzas del 22 de marzo. Bofetadas de ida y vuelta, sobre todo, entre PP y PSOE a cuenta del paro, la corrupción y las políticas sociales. Los ejes del segundo y último debate televisivo antes de la cita con las urnas, esta vez en TVE y presentado por María Casado. El careo, aunque en ocasiones quedó revestido como una sucesión de monólogos, sí contó, a diferencia del encuentro de la semana pasada en Canal Sur, con mucho más fuego cruzado, más interrupciones... y algo menos de y tú más en cuestiones como la corrupción, ya que la socialista Susana Díaz, presidenta de la Junta, evitó arrojar a la cara de su oponente del PP, Juanma Moreno, los casos que lastran a su partido. 

Moreno acusó a Díaz de "soberbia", de necesitar una "cura de humildad", de tejer un discurso que "se parece" mucho al de sus dos antecesores en el cargo, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ambos citados a declarar como imputados ante el Tribunal Supremo por el caso de los ERE. Díaz, a su vez, interrumpió reiteradamente a su rival del PP cada vez que le lanzaba un dato que, a su juicio, era falso. "Miente, miente", "falta a la verdad", le iba tirando ella, queriendo mostrar autoridad y firmeza. La moderadora incluso le amonestó en varias ocasiones, a lo que la presidenta se revolvía porque consideraba que no podía dejar pasar una "mentira" de su principal contrincante. "Continúe, continúe", replicaba la presidenta de la Junta, visiblemente contrariada, al líder del PP andaluz, a quien se dirigía siempre como "señor Moreno Bonilla".

Aunque también hubo reproches y ataques entre Díaz y Antonio Maíllo, el candidato de IU. Ella le llamó "resentido" y él la acusó de haber roto el pacto de Gobierno por tener "miedo" a una gestión de izquierdas y por hacer favores a "sus amigos banqueros". Y a ambos, a Moreno y a Díaz, les afeó que se dedicasen a hacer "teatro" y de lanzarse "puñaladitas", con la intención de marcar distancias con los dos. 

Propuesta de supresión de los aforamientos

La corrupción salió incluso antes de que comenzara el bloque específico de regeneración democrática, sacada a colación por Moreno, aludiendo a que además de los problemas económicos, "encima" Andalucía tiene la "corrupción", que ha "machacado" la comunidad. Lo siguiente que hizo fue una propuesta que se sacó de la manga: acordar entre todas las fuerzas políticas la retirada del aforamiento a los 109 diputados del Parlamento andaluz, subrayando que no tiene "ningún miedo" a que se haga. "Llega tarde", le respondió Maíllo, advirtiendo de que ya IU lo había propuesto, defendiendo "siempre" el fin de los privilegios políticos para todos los niveles, desde el Congreso hasta el estrato autonómico. Díaz dijo que "comparte" lo dicho sobre los aforamientos, pero recordó a Moreno que rompió ese acuerdo a nivel nacional "cuando IU, PSOE y más fuerzas pidieron a [Mariano] Rajoy que lo hiciera y no quiso". 

Moreno proclamaba su voluntad de "abrir puertas y ventanas", acusaba a Díaz de no comparecer en el Parlamento andaluz, de tener a su Gobierno "investigado", de haber "perdido" 5.205 millones de euros de dinero público en los diversos casos de corrupción. La presidenta, mientras, insistió en su estrategia para combatirla: "Prevención, persecución y ejemplo". Línea que ha seguido "desde el primer día" al frente de la Junta, actuando "con determinación". "Si quiere dar ejemplo, hágalo con su comportamiento", le espetó Moreno, que en varias ocasiones subrayó que el euros presuntamente malversado se han hecho cosas como "ir a prostíbulos, karaokes, consumir cocaína o dar clases de salsa", ante lo que "nadie asume responsabilidades". 

El candidato del PP quería traer a la memoria de los espectadores los casos de Chaves y Griñán, para refrescar la imagen de lo peor del pasado. Por eso le dijo a Díaz que su discurso se parecía al de ambos expresidentes. "Probablemente su equipo habrá tirado de argumentario de otra época". La presidenta insistió en que su comportamiento "es nuevo" frente a la corrupción, que pretende "combatirla de verdad", acusó a Moreno de "mentir" al decir que todas las consejerías están siendo investigadas. E, intentando no caer en el y tú más –según contó, los andaluces le piden lo mismo que su padre: que se dedique a "solucionar" los problemas de los ciudadanos, y no a entrar en el reproche al otro–, recordó que la corrupción es un lastre que se vive en Valencia (caso Gürtel, caso de los trajes), Cataluña (caso Pujol), Baleares (caso Palma Arena) o Madrid (el ático del presidente Ignacio González). "No es una cuestión de Andalucía, es una cuestión de toda España". Sí hizo acto de contrición: ha habido casos que "avergüenzan a todos". 

No a que se "arrastre" el nombre de Andalucía

La aspirante socialista presumió de no llevar imputados en las listas y recalcó que no permitirá que se "arrastre el nombre de Andalucía" para "arañar un puñado de votos", cuando lo que sucede, a su juicio, es que al PP "llevan muchos años los andaluces diciéndole que no", dándole la espalda en las urnas. Díaz volvió a evocar el ejemplo de su padre, el que le marcó la medida de la "honradez": que nadie le hiciera "agachar la cabeza" por algo que ella hiciera. "Arrastrar a Andalucía por el suelo es robarles 3.000 millones", replicó Moreno. 

"¿Cómo pueden tener tanta cara?", se indignó Maíllo, refiriéndose a sus dos contrincantes, criticándoles por montar un "numerito" cuando "blindaron" la composición de la Cámara de Cuentas en el último pleno del Parlamento esta legislatura. "Están como en una especie de Pimpinela, con el tiqui-taca". Díaz se irritó: "En el tiqui-taca hemos estado hasta hace dos meses", le soltó, para recordarle que ambas fuerzas, PSOE e IU, compartieron Gobierno hasta hace dos meses, y se quebró porque IU quiso preguntar a su militancia sobre la continuidad del pacto, y ella prefirió dar la palabra a los ciudadanos. "No se crea la dueña del debate", le replicó el candidato de la federación, enfatizando que mientras IU estuvo en el Ejecutivo no hubo casos de corrupción.



Maíllo, como ya hiciera en el debate de la semana pasada en Canal Sur, instó a Moreno y a Díaz a pedir "perdón", y remarcó que la corrupción hay que combatirla "con el que coge el sobre, el que lo da y con el gobernaba a favor de grandes empresas", metiendo en el mismo saco a José María Aznar o Felipe González, contraponiéndoles a quienes son sus referentes, Pepe Mujica o Julio Anguita. "Estáis pringados de corrupción", dijo a ambos. Díaz se indignó: "No voy a permitir que nadie ponga en cuestión mi honestidad, honor y decencia". Y no se lo toleraría por mucho que estuviera "resentido" por la disolución anticipada de la Cámara. "Soy una persona decente, honesta, con lo que tengo es con lo que he venido y con lo que tengo me iré".  

"La presidenta del paro"

Moreno también buscó el titular en la primera parte del asalto a tres en TVE. Dijo de Díaz que es "sin lugar a dudas, la presidenta del paro", ya que la comunidad se está quedando "descolgada" por la falta de "ambición" de los Gobiernos socialistas y la "incapacidad" del bipartito de PSOE-IU. El candidato del PP machacó que la Junta no ha invertido 809 millones destinados al empleo (582 de los presupuestos y 227 millones recibidos del Estado para las políticas activas de empleo). 

La presidenta de la Junta lo negó y atacó al Ejecutivo central de "maltratar" a Andalucía". "Lo que ha pasado ha sido grave", señaló, en alusión a los recortes en partidas destinadas a dependencia o empleo. Ella insistió en que quiere una recuperación "justa", que el PP, aunque habla de una "Andalucía bonita", siempre "coge el mismo carril, el de la Andalucía ceniza y sombría", y que aunque ha "problemas", se siente "orgullosa" de los logros conquistados desde 1980. Díaz reiteró su promesa de bajada de impuestos en la próxima legislatura. "Lo que no voy a ir es con cuentos al ciudadano ni a prometer la felicidad, como hizo Rajoy, porque con el sufrimiento de la gente no se juega", atizó. Moreno criticó que la presidenta no haya "podido evitar" hablar de Rajoy en el debate porque "sueña con ser la presidenta de España". 

Ambos coinciden en bajar impuestos

Maíllo rubricó que el paro "es la primera preocupación de la gente", así que pidió abordarlo con "seriedad y rigor". Defendió la apuesta por el turismo y las energías renovables, por un crecimiento sostenible y trabajo "de calidad". Luego lamentó el "teatro" protagonizado por los dos candidatos y señaló cómo ambos habían coincidido en la necesidad de reducir los impuestos, entrando en una competición –"una especie de saldo"– por ver quién los baja más, cuando lo importante es que paguen más quienes más ganan. Y siguiendo con la idea de la impostura, criticó las "puñaladitas" entre Díaz y Moreno.

El último bloque estuvo dedicado a las políticas sociales. Nuevos reproches y más tensión en el debate. Para Moreno, era Díaz la que estaba recortando en políticas sociales, mientras para Díaz era el Gobierno central (y el propio Moreno, en su época de secretario de Estado, a las órdenes de Ana Mato) el que recorta en dependencia y en prestaciones. La presidenta insistió en que si sigue al frente del Ejecutivo la sanidad "seguirá siendo pública", porque es una joya, y acusó a su rival de mentir sobre las listas de espera: "Yo no voy a acabar con ellas como usted, dejando morir a 117.000 personas", le atacó. El candidato del PP le pidió "hechos y no palabras" y le acusó de haber expulsado a 8.000 profesionales sanitarios y 4.500 docentes. 

El aspirante de IU aseguró que la federación garantizará suministros vitales de agua y luz si llega al Gobierno y condenó a PSOE y PP: ninguno puede hablar, reprobó, de políticas sociales. Ninguno tiene "legitimidad", recordó, porque juntos reformaron el artículo 135 de la Constitución, que pidió derogar. "Su credibilidad es cero", espetó a ambos oponentes. 
Más contenidos sobre este tema




11 Comentarios
  • Ciro2 Ciro2 19/03/15 18:23

    Voy a parafrasear al Gran Wyoming y diré, de cara a las elecciones de Andalucía del domingo 22 de marzo: ¡Ya conocen las encuestas! Ahora, conoceremos la verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • vinicius vinicius 17/03/15 23:37

    investiguen un poco que es lo que ha hecho en estos ultimos 8 años ciudadanos de sanlucar de barrameda de donde es su lider desconocido todavia por la gran mayoria pero al que le hace la campaña el CATALAN ibex rivera con el que ya ha pactado susana traicionando de nuevo a los andaluces a cambio del sillón. llevan 8 años gobernando con el psoe y no se les escucha, solo cobran todos los meses y dejan gobernar al psoe y sanlucar sigue siendo una de las ciudades con más paro de españa. estas son las recetas de un catalan para andalucia. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • resteban75 resteban75 17/03/15 15:34

    Después de leer el artículo, lo único que saco en claro es que no hubo propuestas de futuro, sino como mucho de mínimos (sanidad, agua y luz). Lo del empleo es de risa. No se puede comparar lo que es tan diferente: hoy de un empleo se hacen 3. Luego la demagogia la hacen otros.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mabe mabe 17/03/15 13:36

    Un debate inútil, porque no hubo propuestas nuevas  sobre todo fue el de "tu mas", pero es que ladrones e imputados los hay en el PP y PSOE. Susana por mucho que los quieras esconder te persiguen Chavés y Griñan imputados por los ERES y tu marido que está bajo sospecha en los falsos curso de formación. Moreno Bonilla escondiéndose de los recortes en sanidad cuando trabajaba codo con codo con Ana Mato y ambos con muy poca vergüenza y demasiado descaro…,  penosa la actitud de Susana , esta señora que según dice es honrada y decente que más parecía una catequista que una política.  Vaya panda de políticos ineptos, por favor andaluces no os dejéis gobernar por ellos

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • alpastel alpastel 17/03/15 15:36

      A Moreno lo persigue la corrupcion de su partido que se financio y pago en B sobres a la cúpula y las reformas de la sede del PP. Lo persigue su proximidad con Bárcenas, pues éste fue senador por Cantabria y Moreno diputado cunero cántabro. Lo persigue la sombra de Ana Mato de la que fue secretario de estado y recortador de beneficios sociales y dependencia.  Con Bárcenas y Ana Mato está grabado paseándose con ellos. Esta secuencia la pueden ver en La 4 o entrando en Google y escribiendo Los Genoveses y Moreno. Véalo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Jorge Cruz Jorge Cruz 17/03/15 13:27

    El segundo debate de la pamplina que lo único que aclara respecto al anterior es que votar al PSOE va a equivaler a votar al PP, porque ya se repartieron sillones cuando Susana Díaz rompió su pacto con IU por ordenes del Ibex35. En manos, y en la conciencia, de los andaluces queda la decisión final.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Paco de la Calle Paco de la Calle 17/03/15 12:19

    "EL TU MÁS" como guión del programa y como solución "PEDIR PERDÓN", si perdón así de exigentes, no nos asustemos hay que ser radicales. Pero si piden perdón ¿Debemos perdonarlos? ¿Estaría solucionado? ¿Podríamos una vez reconocido su propósito de la enmienda pactar con ellos? . Triste "tripartito" imagen de la transición del 78 del que sólo hay cambios siglas de CDS a PP y de PC a IU. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • alpastel alpastel 17/03/15 12:13

    Moreno consiguió mezclando muy tranquilo verdades y mentiras, poner nerviosa a  Diaz  que no supo retenerse y ésta desaprovechó la ocasión para cuando Moreno sacaba cartelería con fotos de Susana entre Chaves y Griñán, ella debió sacar la FOTO INCONTESTABLE de  Moreno con Mato y Bárcenas, pues hay que recordar que fue entre esos dos siniestros personajes donde Moreno se crió, ya que fue secretario de estado de Mato (la presunta) y el que firmó los recortes en Dependencia y S.sociales. A este respecto, hay que recordar: 1- Moreno proclama mil veces su amor por Andalucía de donde nunca dice que se irá, cuando él no es andaluz ya que nacimiento y la juventud la hizo en Cataluña.  2.-Se vino a Málaga y con 19 años se apuntó a NNGG  donde medró hasta ser concejal malagueño cobrando buen sueldo. 3.-Luego se fué de Málaga a Sevilla como Diputado Autonómico (cobrar mas) 4.-De Sevilla se fué como Diputado a Madrid (pero cunero para cobrar más) 5.-Siempre huyó de Andalucía a la que TANTO AMA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Luisorro Luisorro 17/03/15 09:13

    Hace años que vengo oyendo que los andaluces mayoritariamente son de izquierdas, sin embargo observo la última encuesta de hace dos días para El País, donde se ve que entre PSOE, PP y Ciudadanos, suman aproximadamente un 70 % de los votos. ¿Son estos partidos de izquierdas? Una cosa es serlo y otra muy distinta pretenderlo sin serlo. Como claro ejemplo tenemos al PSOE, que desde el comienzo de la transición ha venido disfrazándose como partido socialista; su jefe el de la chaquetilla de pana, muchos años después, aboga por que se forme una amalgama que quedaría como PPSOE. ¿Fue Felipe alguna vez de izquierdas, lo es hoy? A mi personalmente me pudo engañar solo la primera vez. ¿Cómo hay tanto militante del PSOE que sigue creyendo que son de izquierdas?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AmErICaNo AmErICaNo 17/03/15 06:21

    En TVE, que pagamos todos, no todos estamos siendo tratados con la igualdad que legítimamente nos corresponde. Un porcentaje significativo de andaluces subvencionan la campaña a aquellos que no les representan. Se les llena la boca con palabras como democracia, igualdad, ciudadanía, participación, transparencia...pero se aprovechan de leyes que favorecen lo contrario, cuando se trata de sacar ventaja. Un síntoma de su concepción de democracia. Mas de lo mismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Giordano Giordano 17/03/15 00:32

    Si consideráramos el debate como un casting de vendedores de enciclopedias a comisión yo diría que Moreno trató con un cierto desparpajo de vendernos una enciclopedia de geografía con mapas de segunda, satisfecho con los errores de comunicación de su principal competidora, Díaz, quien, por su parte, representó a la cansina vendedora que usa en sus palabras ese tono irrespetuoso, por sentimental, para tratar de convencer a unos padres incautos de que su enciclopedia universal, más allá de la objetividad, es la única imprescindible para la educación de sus hijos, suponiendo decisivo su ejemplo como buena madre que consume el mismo producto que vende y revelando con su incapacidad para comprender una opinión distinta su deseo de ser la dueña de la editorial. Finalmente, para el comprador más ilustrado, Maíllo fue el vencedor porque se ganó el derecho a ser escuchado sin esa odiosa sensación de tener que perder el tiempo, para terminar, con educación, rechazando su enciclopedia ilustrada.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión