x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Memoria histórica

‘Crowdfunding’ para conseguir derribar la cruz falangista de Vigo

  • La Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36 venderá "bonos de ayuda" de dos, cinco y diez euros para financiar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional
  • "No se pueden juntar víctimas y verdugos bajo un mismo símbolo", apunta a este diario el presidente de la asociación, Telmo Comesaña

Publicada el 30/03/2015 a las 06:00 Actualizada el 29/03/2015 a las 20:34
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La Cruz do Castro, un monumento falangista en el centro de Vigo.

La Cruz do Castro, un monumento falangista en el centro de Vigo.

La Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36 pondrá a la venta, durante los meses de abril y mayo, "bonos de ayuda" con el fin de recaudar los 3.000 euros necesarios para continuar su contienda judicial contra el Ayuntamiento de Vigo, gobernado por el PSdeG-PSOE, que se niega a derribar el monumento de exaltación franquista conocido como Cruz do Castro, una construcción de 12 metros de altura erigida por la Falange en 1959. "Para recaudar el dinero que necesitamos haremos una colecta ciudadana poniendo en circulación bonos de ayuda de 2, 5 y 10 euros", apuntó este domingo la asociación en un comunicado.

El pasado mes de septiembre, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de la ciudad gallega falló a favor de los demandantes y ordenó al consistorio retirar "de forma inmediata" el monumento por considerarlo un elemento de "exaltación propagandística de la sublevación golpista, de los vencedores de la Guerra Civil y de la represión franquista posterior". La sentencia judicial [consultar aquí en PDF] rechazaba que la cruz tuviera algún significado religioso. Por el contrario, destacaba que las cruces de los caídos levantadas durante el franquismo en toda España "surgieron siempre a iniciativa de Falange, al margen de la opinión del clero y de la autoridades eclesiásticas". De hecho su promoción obedeció, según el magistrado, a "la incorporación de los símbolos católicos tradicionales al ceremonial político fascista".

El juzgado consideró, por lo tanto, que la presencia de esta cruz contravenía la Ley de Memoria Histórica, que establece en su artículo 15.1 que "las Administraciones Públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, la Guerra Civil y de la represión de la dictadura".

Sin embargo, el Ayuntamiento de Vigo, gobernado por el alcalde socialista Abel Caballero, recurrió esta sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), que se pronunció el pasado mes de febrero dando la razón al consistorio, con el voto en contra de la magistrada Cristina María Paz Eiroa. El alto tribunal revocó la sentencia del juzgado de Vigo por considerar que ese monumento ya no tiene el significado original de exaltación de los héroes del bando franquista de la Guerra Civil, y que está "desprovista de toda simbología fascista". Según el TSXG, "no puede compartirse que siga teniendo ese componente de exaltación", ya que ha desaparecido su "carga política". "Puede ser contemplada como un elemento religioso, aunque no fuese su significado originario, puesto que es evidente que se trata de una cruz latina", rezaba la resolución, que añadía que "ha de conservarse esa memoria".

Tras la decisión del Tribunal Superior, la Asociación Viguesa pola Memoria Histórica do 36 estuvo a un paso de abandonar. Tras conocer la sentencia, hicieron pública su decisión de "no solicitar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional" por "la dificultad del mismo y por el coste económico que supondría", algo que no podían afrontar porque, según aseguró a infoLibre el presidente de la asociación, Telmo Comesaña, habían consumido "todos los fondos" de los que disponían "durante el proceso judicial".

"No dejamos de escuchar voces durante este tiempo que nos animaban a seguir, a no darnos por vencidos", aseguró Comesaña este domingo a infoLibre. Y añadió que, "sin ninguna duda", van a conseguir recaudar "el dinero" que necesitan para "interponer el recurso ante el Constitucional". Apuntó que no tienen pensado trasladar este crowdfunding a Internet, pero reveló que si se ven "apurados" no dudarán en "proponer a otras asociaciones por la memoria histórica de España que vendan estos bonos de ayuda". "Confiamos en la sociedad", reiteró.

"No se pueden juntar víctimas y verdugos"

Por su parte, Abel Caballero ha negado en reiteradas ocasiones que la Cruz do Castro sea un símbolo franquista. "No hay un sólo símbolo franquista en la ciudad", se limitó a decir el alcalde el pasado mes de septiembre, tras conocer la sentencia que obligaba al Ayuntamiento a derruirla. La estrategia del regidor se basa en un acuerdo plenario adoptado por unanimidad de todos los grupos (socialistas, centristas, comunistas y nacionalistas) en 1981. Dicho acuerdo modificó la finalidad de la cruz, convirtiéndola en un monumento a todos los caídos durante la Guerra Civil y la dictadura.

"No se pueden juntar víctimas y verdugos bajo el mismo símbolo. En este caso estamos ante un símbolo del fascismo", argumenta Comesaña al respecto. El presidente de la asociación recordó que su padre, socialista y secretario de una asociación durante la Segunda República, no murió "en una guerra", sino que fue "asesinado por el franquismo". "No podemos permitir las canalladas del alcalde. Se están mancillando las siglas del Partido Socialista Obrero Español", sentenció.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

3 Comentarios
  • mcn mcn 30/03/15 22:57

    También franquito metía en la cárcel en los años 40 a curas vascos...  y muchos rojos no curas...cayeron víctimas de los yijadistas católicos nacionales... 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Raúl Suárez Raúl Suárez 30/03/15 16:09

    Alcalde social listo, ¿no? Pro-Borbones, accidentalista, felipiano. Pues eso, de verguenza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Tubal Tubal 30/03/15 10:24

    Cabe poca duda sobre el significado de las "cruces de los caídos". Durante las cuatro décadas franquistas estuvimos oyendo diariamente aquello de "gloriosos caídos por Dios y por España...¡presentes! ¡Viva Franco! ¡Arriba España!". También es cierto que, con frecuencia, se asesinaba en nombre de "Dios", como hacen ahora los yihadistas bárbaros....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.